jueves, 27 de septiembre de 2018

EL MONUMENTO AL DOCTOR LUIS CALVO MACKENNA EN EL PARQUE BALMACEDA

Fuente imagen: Scielo.conicyt.cl (artículo "Escultura pública y la cúpula de la Basílica de Lourdes de Santiago" de Enrique Solanich Sotomayor).
Coordenadas: 33°26'04.9"S 70°37'46.4"W
Hay una característica que me gusta mucho entre los monumentos en Chile: no se olvida en ellos a los médicos que han construido parte importante de la historia nacional. En todas las principales ciudades del país encontramos, en efecto, algún busto, placa o monolito recordando a algún célebre facultativo cuya impronta en la semblanza local trata de seguir siendo reverenciada, aunque sea tibiamente, más allá de que sus nombres también sean asignados a los más importantes centros de salud de cada provincia (y que pocos identifiquen de quién se trata, además).
En el Parque Balmaceda de Santiago, a sólo metros del Café Literario y del Puente Racamalac, se encuentra el monumento para uno de los médicos más importantes de la historia galena nacional. Llamado "La Maternidad", de acuerdo a Liisa Flora Voionmaa Tanner en "Escultura pública: del monumento conmemorativo a la escultura urbana, Santiago, 1792-2004", hay quienes lo señalan también como "Madre e Hijo".
La escultura está dedicada al insigne Doctor Luis Calvo Mackenna (1882-1837), reconocido pediatra chileno, impulsor del movimiento higienista en el país y sucesor del prestigioso médico Roberto del Río en la dirección del Hospital de Niños de Matucana, además de ser un destacado dirigente del Patronato de la Infancia y de la Casa de los Huérfanos, que rebautizó Casa Nacional del Niño.
La dedicación de Calvo Mackenna por los infantes daría para un artículo propio y extenso, tal vez alguno para el futuro de este blog, pero se destaca en su inmenso currículo el haber convocado a los médicos pediatras chilenos, en 1922, para formar con ellos la Sociedad Chilena de Pediatría, asumiendo como primer presidente de la misma. Su aporte a la rama médica fue enorme, como se advierte, dejando sentadas las bases para la fundación del centro médico que, en forma póstuma, tomaría su nombre: Hospital de Niños Doctor Luis Calvo Mackenna.

lunes, 24 de septiembre de 2018

LOS 80 AÑOS DE LA GENERACIÓN LITERARIA DEL 38 Y SU EXPOSICIÓN EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

Despedida de Santiago del Campo en el restaurante "Da Osvaldo", con los presentes de la Generación del 38 sentados en las escaleras del Portal Fernández Concha, en 1934. Abajo a la izquierda, Julio Molina Müller y a su lado Iván Romero. Sentados en la fila del centro, el segundo a la izquierda es Manuel Salvat Monguillot (organizador del encuentro e hijo del librero Salvat), junto al "Chico" Vega y Santiago del Campo. Arriba, Héctor Barreto y Miguel Serrano. Fuente imagen: sitio oficial de M. Serrano.
Coordenadas: 33°26'31.5"S 70°38'44.7"W
Desde el mes de junio, está montada en la Sala América de la Biblioteca Nacional de Santiago la exposición sobre la Generación Literaria del 38, dedicada a la prolífica camada de escritores chilenos que muchos consideran la mejor de todas las que han tenido nuestras letras nacionales. La muestra permanecerá montada durante todo este período de 2018 en que se celebran los 80 años de la misma generación.
Así es presentada la muestra, en el panel introductorio que recibe a los visitantes de la gran sala central del edificio:
"A 80 años de la Generación del 38, la reflexión respecto de cómo se constituyó y quiénes conformaron este movimiento literario tan importante para nuestro país, vuelve a ser pensada y trabajada.
Hablar hoy de esta Generación nos plantea nuevas interrogantes a discutir. Creer que simplemente fueron escritores quienes de manera aislada y descontextualizada se posicionaron como los representantes de la vida intelectual del país, sería perder de vista la realidad literaria y editorial existente por aquellos años. La Generación del 38 no hubiera podido nacer sin el trabajo de hombres y mujeres al interior de las diversas editoriales; sin la pluma de los ilustradores y grabadistas; sin los espacios que otorgaban las revistas literarias, y sin un contexto político que posicionaba al arte y la cultura como motor de la visa social. Sin duda alguna, el trabajo literario-editorial es el soporte para la conformación de esta Generación literaria.
La Biblioteca Nacional y la Fundación Nicomedes Guzmán los invitan a recorrer esta muestra que propone esta nueva lectura de la Generación del 38, basada en la caracterización de cuatro movimientos literarios y cuatro puentes socio-culturales.

jueves, 20 de septiembre de 2018

EL ARCO DE CONSTANTINO: UN MONUMENTO TRIUNFAL ENTRE EL COLISEO Y EL FORO ROMANO

Arco de Constantino en óleo de Herman van Swanevelt, hacia 1645. Se observa que el monumento está integrado a una fortificación particular de tiempos medievales, con un inmueble a su costado y cerrando con murallones una propiedad. Se puede ver un parcial abandono de la mantención del arco, también, sobre cuyas estructuras crece vegetación. Fuente imagen: Dulwich Picture Gallery.
Coordenadas: 41°53'23.16"N 12°29'26.15"E
A metros de la Vía Sacra y la Piazza del Colosseo en Roma, entre la majestuosidad de las ruinas del Foro Romano y de la loma del Monte Palatino a su izquierda, y el enorme Coliseo a la derecha, el visitante se encuentra con la elegante imponencia del Arco de Constantino o Arcus Constantinianus, otro de los monumentos del mundo clásico más característicos de la capital italiana.
Este arco triunfal es conmemorativo de la victoria del Emperador Constantino I en el Puente Milvio, con la batalla del 28 de octubre del año 312. Está situado en la Piazza del Arco di Costantino, de cara a la vía peatonal que bordea el Foro Romano conectando sobre la Via di San Gregorio, calle señalada -a su vez- por una columna sólida con inscripciones justo al lado del mismo monumento, en la falda del Palatino, hito instalado en los tiempos del reinado de Vittorio Emanuele III, con Benito Mussolini a la cabeza del gobierno, según se lee en sus inscripciones.
El arco es en realidad triple y muestra un diseño muy parecido al Arco de Septimio Severo, ubicado no lejos de éste: un paso central mayor y dos laterales menores menores. Fue inaugurado el 25 de julio de 315, en las fiestas celebrando los diez años de reinado de Constantino, aunque puede que su construcción haya comenzado el mismo año de 312, de acuerdo a lo que reportan autores como Hugh Honour y John Fleming en su "Historia mundial del arte"‎.
Éste fue uno de los últimos arcos de triunfo levantados en Roma y, además de homenajear a Constantino El Grande como figura central, el monumento rinde tributo a los otros buenos emperadores previos a la liberación de Roma por parte del mismo soberano, tras derrotar a Majencio con sus ejércitos: Trajano, Adriano y Marco Aurelio estarían aludidos en la iconografía del mismo.

jueves, 13 de septiembre de 2018

LA LAGUNA DEL PARQUE FORESTAL Y SUS ATRACCIONES: EFÍMERA Y YA DESAPARECIDA, PERO NUNCA OLVIDADA

Imagen de una postal de la romántica laguna del Parque Forestal. Se observa su terraza con balaustras, el kiosco artístico y, al fondo, el Palacio de Bellas Artes y parte del obelisco francés obsequiado a Chile para el Centenario.
Coordenadas: 33°26'9.21"S 70°38'27.86"W
Quienes tengan el hábito de transitar a pie por el Parque Forestal de Santiago, específicamente en la manzana verde enfrente del Museo de Bellas Artes, allí en la proximidad del edificio apodado el Castillito (y su café Castillo Forestal), notarán con facilidad que hay un gran cambio de altura o depresión del terreno entre los árboles y senderos ubicados justo a espaldas de la plazoleta del monumento al Primer Centenario de Chile, obsequiado por la colonia francesa en 1910.
Esta característica del terreno existe allí desde los orígenes de Santiago, pero se recuerda especialmente cuando su lugar era ocupado por la Laguna del Parque Forestal, encantador y romántico sitio del pasado de la ciudad que hoy sólo sobrevive en algunas imágenes antiguas de postales y fotografías de la capital chilena.
A pesar de haber desaparecido en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, hace más de 70 años, persisten intereses en reponer su elegante presencia en este sitio, pues la suntuosa laguna aportaba una característica que nunca volvió a tener el parque riberano, con la frescura de sus aguas y las belleza de los reflejos del entorno en el barrio sobre ella, incluyendo el Museo Bellas Artes, surgido con el mismo espíritu y en el mismo período que este estanque desaparecido.
La vida de esta laguna fue corta pero intensa, entonces, combinando en su semblanza elementos del romanticismo centenario, del paisajismo francés, de la vida urbana santiaguina de principios del siglo XX, de la recreación, de la navegación en bote y de los grandes festejos bohemios de la época, entre muchos otros aspectos que trataremos de repasar acá.

jueves, 6 de septiembre de 2018

EX SANATORIO LAENNEC: EL GRAN CONJUNTO PATRIMONIAL DEL COMPLEJO HOSPITALARIO SAN JOSÉ DE MAIPO

El antiguo edificio del hotel-sanatorio, sector calle Comercio con Uno Sur adyacente a la Plaza de Armas de San José de Maipo. Fotografía de Juan Pablo Yánez, de los archivos de la Unidad de Patrimonio Cultural de la Salud. Fuente imagen: Lugaresdeciencia.cl.
Coordenadas: 33°38'28.67"S 70°21'7.48"W
Dos son los edificios principales que conforman el complejo conocido como Hospital o ex Sanatorio Laennec, en la localidad cordillerana de San José de Maipo, de la Región Metropolitana. El conjunto ocupa toda una manzana entre la calle Comercio, el Camino del Cerro, y las calles Uno Sur y Dos Sur, a sólo metros de la Plaza de Armas de la ciudad.
La dirección precisa del acceso principal al exsanatorio, es calle Comercio 19856, y no cabe duda que, con más de 5.200 metros cuadrados, es uno de los principales atractivos culturales e históricos de San José de Maipo.
El edificio más antiguo del grupo fue inaugurado hacia el período 1894-1896 y corresponde a las dependencias que pertenecieron al antiguo Gran Hotel Francia, de propiedad de un ciudadano de origen francés residente en Chile, Luciano Magnere, aunque en otras fuentes aparece como dueño Emilio Goujon Fournier (incluyendo la reseña histórica del propio sitio del Complejo Hospitalario San José de Maipo), confusión cuyo origen no me he propuesto tratar de resolver, por ahora.
Se trata de un inmueble de un sólo nivel, del que sobrevive la parte por el lado de la calle Uno Sur hacia la plaza, aunque con aparentes intervenciones exteriores posteriores. Un par de placas informativas se encuentran empotradas en este vértice, para resaltar hoy su valor patrimonial. De influencia neoclásica ya coqueteando con el modernismo que se gestaba entonces en el arte, los muros de este nivel primitivo son de adobe en un piso, con molduras de paredes y altas ventanas con antepechos y alfeizares de mármol en sus vanos, además de pasillos solariegos internos, corredores bien iluminados naturalmente, y altas puertas con tragaluz. Los dos patios principales al interior, provienen de la época de este primer edificio.

lunes, 3 de septiembre de 2018

LOS PORTALES DE LA PLAZA DE ARMAS DE AREQUIPA: ESPLENDORES QUE SUPERAN TRAGEDIAS Y DESGRACIAS

El Portal Nuevo, después llamado Portal de Flores o De las Flores. Imagen tomada hacia 1880, cuando había sido recientemente reconstruido y aún tenía uno sólo nivel o piso de arcadas. Atrás, el imponente volcán Misti, cumbre tutelar de Arequipa.
Coordenadas: 16°23'57.2"S 71°32'13.6"W
Siendo la ciudad peruana de Arequipa una urbe con un casco histórico rotundamente colonial barroco, tanto en estéticas como en estilos, justo al centro de la llamada Ciudad Blanca está un elemento más bien republicano, pero de definitivo valor turístico e iconográfico para la misma: las monumentales arcadas de los portales o portadas, como también se les llama, que rodean la Plaza de Armas por tres de sus cuatro costados.
Se trata de tres edificios que, junto a la fachada de la Catedral de Arequipa, cierran el cuadrante de la plaza, cuya posición está bastante girada con relación a los ejes cardinales, casi como un rombo. Son líneas frontales de cada cuadra (con otras construcciones a sus espaldas) y sus respectivos nombres se dan a las calles correspondientes que rodean la plaza, además:
  • Portal de la Municipalidad, ubicado al Sur-poniente, en donde está el Palacio de la Municipalidad, aunque antes estuvo la sede local de la administración virreinal, siendo el más relevante e histórico de los tres.
  • El Portal de las Flores, ubicado al Sur-oriente, nombre heredado de cuando destacaban en él las pérgolas y jardines florales, según cuentan algunos arequipeños, aunque otros lo asocian al apellido de algún residente ilustre.
  • El Portal de San Agustín, del lado Norte-poniente, así llamado porque alguna vez fue el cierre de la propiedad de los agustinos, cuya iglesia se encuentra a la vuelta de la manzana, por calle Sucre.

domingo, 2 de septiembre de 2018

SELECCIONES DE RAÚL MORALES ÁLVAREZ (PARTE IX): "EL POETA QUE VIENE VOLANDO"

Retrato fotográfico del poeta Alberto Rojas Jiménez. Fuente imagen: escritorjorgearturoflores.wordpress.com.
Este texto es parte de una selección de artículos del periodista chileno Raúl Morales Álvarez (ver el anterior acá: "Mató de cinco martillazos al amigo que lo envenenó con el amor que no muestra el rostro"). Fue uno de los últimos escritos del autor y pertenece a un proyecto de la Agrupación Cultural El Funye (ir al Facebook del grupo), exclusivamente dispuesta para los lectores de este blog. Para más información en nuestro blog sobre el poeta Alberto Rojas Jiménez y su trágica muerte, clic aquí.
¿QUÉ DÍA VA HOY POR EL CALENDARIO? EL 25 DE MAYO, NATURALMENTE. Es la fecha nacional de Argentina. He aquí, sin embargo, que no voy a ocuparme para nada del país vecino.
Me preocupa más un suceder distinto, tatuándome el corazón desde más cerca. El 25 de mayo de 1934 murió en Santiago el poeta Alberto Rojas Jiménez, asesinado por una pulmonía fulminante. Ese fue, al menos, el diagnóstico de los médicos que lo atendieron en la Posta Central de la Asistencia Pública. El 25 de mayo del 34, separado del presente por 59 años de distancia, llovió de modo torrencial en nuestro Santiago de todos los extremos.
El cuerpo de Rojas Jiménez fue recogido en el Parque Forestal, ya en estado agónico, sin chaqueta, sin abrigo y sin sombrero, esto es, sin nada para precaverse de la terrible lluvia que terminó por matarlo casi con cariño, empapándolo primero, para luego hacerlo dormir en su húmedo regazo, botado en un recodo cercano al Bellas Artes, sin que el poeta siquiera pudiese despertar.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook