_____________________

_____________________

miércoles, 17 de enero de 2018

LA PLAZA DEL MONUMENTO Y SU HOMENAJE A LOS HÉROES DE MAIPÚ: A LOS "VENCEDORES DE LOS VENCEDORES DE BAILÉN"

El monumento hacia 1930, con du aspecto original. Imagen hoy perteneciente a las colecciones del Museo Histórico Nacional.
Coordenadas: 33°30'26.62"S 70°45'29.32"W
El llamado Monumento a los Vencedores de los Vencedores de Bailén, ubicado en avenida Los Pajaritos entre calles Maipú y General Ordóñez, debe ser uno de los más curiosos de todo Santiago y, de entre los asociados a la Independencia, también de todo Chile.
Se encuentra en la Plaza del Monumento, que desde hace unos años es denominada también Plaza Monumento, ubicada enfrente del Edificio Consistorial y a sólo una cuadra de la Plaza de Maipú, en el mismo barrio histórico. Es imposible no distinguir desde el entorno su maciza estructura, semejante a una pirámide trunca.
Suele decirse que este monumento es un homenaje del General Bernardo O'Higgins a los soldados que participaron del cruce de la Cordillera de los Andes y de la Batalla de Maipú, que le librara tan cerca de este lugar. Sin embargo, es mucho más que eso: está dedicado a la memoria perpetua de aquellos patriotas pero con referencia a su victoria sobre los mismos españoles que, una década antes, habían propinado la primera gran derrota al poderoso Ejército Napoleónico del General Dupont en la Batalla de Bailén, España, el 19 de julio de 1808, llenando de orgullo la soberbia militar de la Península.
Lo recién expuesto, explica su título, el que se le ha dado tomando impropiamente el texto de una de las placas del mismo: A los Vencedores de los Vencedores de Bailén, aunque en principio fuera bautizado como Monumento a los Guerreros de Maipú, a los Héroes de Maipú o, simplemente, de la Victoria allí lograda. Popularmente, sin embargo, suele ser llamado también Monumento Conmemorativo de la Batalla de Maipú.

viernes, 5 de enero de 2018

HÚNGAROS EN LA CAPITAL CHILENA: LA PLAZA SAN ESTEBAN Y UN MONUMENTO AL LEVANTAMIENTO DE 1956

Coordenadas:  33°26'46.67"S 70°37'50.34"W
En la prolongación verde del Parque Balmaceda de Santiago, está la Plaza o Parque San Esteban de Hungría, llamado también Esteban I o Rey Esteban. Ocupa el bandejón de ancha avenida General Bustamante, entre el parque grande del mismo nombre y las cuadras situadas en el sector de calles hacia el Sur, hacia los deslindes entre las comunas de Ñuñoa y Providencia.
En esta área verde con arboledas, palmeras, juegos y senderos, justo enfrente de la calle Santa Victoria y del Liceo Arturo Alessandri Palma -a pocos metros de la Estación Metro Santa Isabel-, existe un singular monumento cuyas líneas estilísticas, si bien resultan sencillas, son extrañas e inusuales a lo que puede hallarse más regularmente en la capital de Chile, ya que evocan a rasgos artísticos y culturales de pueblo muy distante del nuestro, pero que quedó más cercano en este mismo lugar.
El conjunto corresponde al Monumento al denominado Alzamiento de Budapest o Levantamiento del Pueblo Húngaro de 1956, célebre episodio de la historia de la Guerra Fría que, en cierta forma -como sucedió antes con el Octubre Polaco y como sucedería después con las aplastadas reformas de la Primavera de Praga-, anticiparon por muchos años el mal destino que esperaba al bloque soviético de Europa, que acabaría derrumbándose a inicios de los noventa.
El monumento fue levantado allí por la Ilustre Municipalidad de Santiago y la Colectividad Húngara Residente en Chile, con algunos de sus integrantes exiliados de la dictadura de la República Popular de Hungría, en esos años. Esto se hizo en 1976, cuando se cumplían 20 años desde el aludido levantamiento húngaro. Y por supuesto, la conmemoración que involucró este monumento tenía mucho que ver con el clima político que se vivía tanto en Chile y como en el mundo, en el contexto de la división planetaria entre los dos bloques.