miércoles, 30 de diciembre de 2015

LAS AVENTURAS DE LUIS OMAR PAGE RIVERA, UN PILOTO CHILENO ENTRE LOS PIONEROS DE LA AVIACIÓN MUNDIAL Y SUS PRIMEROS HÉROES

Fuente imagen: Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas.
Durante el año 2003 y con motivo del centenario del vuelo de los hermanos Wright, tuvo lugar en Santiago de Chile un interesante ciclo de charlas organizadas por el Centro de Estudios Históricos Lircay  y el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, con participación de miembros del Instituto de Investigaciones Histórico-Aeronáuticas de Chile y de algunos de los descendientes de los próceres de la aviación chilena, con quienes tuve el gusto de compartir ilustrativas mesas de charlas, exposiciones y algunos almuerzos. Con el mucho material que por entonces cayó en mis manos redacté después, acá mismo, un artículo dedicado al primer vuelo chileno realizado por el aviador César Copetta.
Impresionante la desidia de la memoria histórica chilena para con sus propios aviadores civiles y militares, que tuvieron papeles protagónicos en el impulso de la aeronáutica mundial. Sorprende también cómo se repiten tantos eslóganes antibélicos y pacifistas de moda en toda clase de asuntos históricos y conmemorativos, con pretensiones "revisionistas" forzadas hasta en instancias en que llegan a lucir absurdas, mientras que los verdaderos héroes de paz pasan rápidamente al olvido o el desconocimiento por estos mismos predicadores. De entre la larga lista que podría reunirse, destacan como ejemplos:

lunes, 28 de diciembre de 2015

LA CONFESIÓN DE NERUDA SOBRE SU OSCURO EPISODIO EN CEYLÁN Y ALGUNAS OTRAS OBSERVACIONES A ESTA MÁCULA EN LA VIDA DEL POETA

Fotografía de Neruda en el Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.
Acaba de terminar el festival con características de verdadera procesión religiosa de dos días, titulado "Neruda viene volando", que recorrió parte de Recoleta, Independencia y el sector de Santiago Centro con un muñeco gigante del vate y batucadas al estilo de la "Fiesta de los 1000 tambores" de Valparaíso, incluyendo las carretadas de basura dejadas a su paso. Debe reconocerse el esfuerzo del ministerio, la intendencia, las municipalidades coordinadas para la realización de estas grandes presentaciones públicas, sin duda. Tengo la mejor impresión de su gestor, además: el diseñador Jorge Soto Veragua, a quien conocí en persona hace unos años, durante el lanzamiento de una obra suya en Recoleta. No obstante, me parece que no deja de percibirse cierto vaho de propaganda para un propósito bastante concreto, en este "festival ciudadano" de un caluroso fin de semana.
El evento, además de la propuesta del gestor y los organizadores, se relaciona quizás con el conocido encanto nerudiano profesado desde el Consejo de la Cultura, pero -aunque nunca será admitido- también con la necesidad de dar argumentos pasionales y popularizar el interés en ponerle el nombre de nuestro Premio Nobel de Literatura de 1971 al principal aeropuerto de Chile. Convengamos en que es legítimo, por cierto. Sin embargo, extraña que los mismos críticos online que hace sólo dos semanas reprochaban ácidamente el paso de los globos gigantes del "Paris Parade" (entre los que estaban el Chavo del 8, Batman, Shrek y Optimus Prime) también bajo importantes auspicios y por céntricas calles santiaguinas, ahora caían rendidos de encantos por este gran carnaval colorido haciendo ostentación de sus propios muñecos colosales (un esbelto Neruda acostado de guata y con 22 metros de largo) al estilo de las dos visitas de "La Pequeña Gigante" hace pocos años, y cargado de un cuidadoso sentido publicitario subyacente (Metro S.A.) que no lo aleja mucho del mismo espíritu del anterior pasacalle en la Alameda. Ambos fueron autorizados como la misma clase de eventos culturales públicos y callejeros.

viernes, 25 de diciembre de 2015

SÉMOLA CON TINTO... YA NO SÉ SI LO INVENTÉ O LO REDESCUBRÍ, PERO ACÁ LO DEJO

He dicho antes que hay muchas recetas del bajo pueblo y del campo chileno que no aparecen en ninguna parte, y que uno llega a conocer casualmente cuando anda de tránsito por esos ambientes. Tristemente, muchas viejitas se llevarán a la tumba innumerables delicias de cocinería si no se preguntan a tiempo por sus recetas en franca extinción: desde dulces de ají acaramelado hasta pastas de papas que parecen una versión sureña adaptada del sabroso gnocchi italiano; desde ponches de pipeño con fruta y merengue hasta salsas a base de quesos de campo y hierbas; desde bocadillos hechos con la suculenta doca azucarada hasta cremas de limones hervidos con cáscara y todo.
En estas mismas andadas, hace algunos años, me enteré de la existencia de un postre que alguna vez se comía en los campos chilenos, de acuerdo a lo que supe tras conversar con una ex trabajadora de cocinerías populares sureña. Según mi interpretación, correspondería a lo mismo que la sémola (harina gruesa de trigo) con leche y azúcar, pero con vino tinto en lugar del lácteo. Nunca lo llevé a la práctica hasta hace pocos meses, sin embargo, cuando a prueba y error llegué hasta lo que me pareció una buena receta que incluye pasas, manís y trocitos de nueces en la mezcla, más un poco de canela, esencia de vainilla y ralladura de nuez moscada si se desea un toque más aromático.

jueves, 24 de diciembre de 2015

PASEANDO SOBRE LA HISTORIA Y BAJO LA SOMBRA DEL PARQUE SAN BORJA

Iglesia y Parque San Borja (aún árido) hacia 1970. Atrás, las torres de la Remodelación y a la izquierda arriba el ex convento y mercado, hoy Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Imagen de la colección fotográfica del Archivo del Instituto de Historia y Patrimonio de la FAU y del Archivo Personal del Profesor de la FAU don Ignacio Salinas (Fuente: uchile.cl/u86147).

Coordenadas:  33°26'26.31"S 70°38'15.49"W
El Parque San Borja de Santiago se constituye como el único terreno de este tipo en tal sector de céntricas cuadras. Si bien el barrio está próximo también a otros pulmones verdes centrales, se halla un tanto segregado de los mismos por las características del plano urbano de la capital chilena. En el caso del Cerro Santa Lucía y del Parque Forestal, por ejemplo, los separa la Alameda Bernardo O'Higgins; en el caso de Plaza Baquedano (a sólo una cuadra y media), hace lo propio la aislación de este punto y la propia configuración del tráfico vehicular que lo ha convertido en isla; y para el caso del Parque Bustamante, éste se encuentra en el sector Norte de Vicuña Mackenna, más distante. De esta manera, el Parque San Borja es un ojo verde principal y muy propio del sector de la Remodelación del mismo nombre y de sus inmediatos.
Ubicado así a pocos metros de la Alameda y rodeado de torres y edificios históricos, desde hace unos años está cercado con rejas metálicas, por las mismas razones de seguridad llevaron a hacer lo propio en el Cerro Santa Lucía. Su perímetro está contorneado por las calles Marcoleta, Barón Pierre de Coubertin, Jaime Eyzaguirre y Carabineros de Chile, esta última antes llamada José Alfonso y rebautizada tras la construcción de la Plaza y el Monumento a los Mártires de Carabineros. De alguna manera, es el corazón de la Remodelación San Borja.

viernes, 18 de diciembre de 2015

"AGUA, HARINA, SAL Y LEVADURA": UN LIBRO PARA DEVORARLO COMO AL PAN CALIENTE

Ha llegado a mis manos y gracias a su propia autora, un nuevo trabajo para la biblioteca patrimonial de folklore y tradición chilena: "Agua, harina, sal y levadura. Relatos del oficio panadero en Santiago de Chile". Con sello de Ocho Libros Editores y cofinanciamiento del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la joven diseñadora Gabriela Diéguez Santa María (gabrieladieguez.cl), devenida con este trabajo también en probada buena investigadora, ha lanzado recientemente tan notable trabajo sobre una de las artes más tradicionales pero menos sondeadas de nuestro país: la alquimia dorada del pan.
Ya de entrada se nota la mano diestra de una diseñadora gráfica en este trabajo de verdadero y romántico homenaje a la panificación. Y sospecho que intuye el enorme valor de lo que está presentando en sociedad:
"Por qué una diseñadora comenzaría a desarrollar un proyecto editorial sobre el oficio panadero. Una primera relación tiene que ver con el objetivo de hacer un libro. Como producto de diseño éste tiene muchas capas de información: el material con que está hecho, las tipografías, ilustraciones y colores, lo transforman en un cuerpo tridimensional, no sólo físicamente, sino por lo que su contenido es capaz de crear: mundos complejos, distantes del presente e incluso surrealistas. Quizás lo más importante del libro es que permanece en el tiempo, como un manifiesto dispuesto a perdurar para siempre".

martes, 15 de diciembre de 2015

EL "FORTÍN MAPOCHO" Y LOS OLVIDADOS DÍAS EN QUE FESTEJÓ A LA JUNTA MILITAR

La publicación del "Fortín Mapocho" de septiembre de 1974.
Sí, así fue... Tal cual suena, sucedió: el recordado periódico "Fortín Mapocho", símbolo de una época, apoyó el derrocamiento de la Unidad Popular y aplaudió la llegada de la Junta Militar al Palacio de La Moneda.
No era el mismo "Fortín Mapocho" de los años 80, elevado a bastión de lucha por Jorge Lavandero y la oposición al Régimen Militar, pero sí es su antecedente directo: su etapa originaria como órgano de trabajadores y comerciantes de los mercados de Mapocho, y hasta con el mismo nombre. Ocurrió poco después del 11 de septiembre de 1973.
Aunque hubo posteriores ediciones en los años setenta, la evidencia se encuentra justo al final del primer rollo microfilmado disponible a los usuarios de la Biblioteca Nacional. Curiosamente, es la publicación siguiente a un gran vacío que hay en la tira de película lit el registro, saltando desde el año de 1969 al de 1974, con lo que queda ausente del rollo en todo un período correspondiente al Gobierno del Presidente Salvador Allende en la Unidad Popular, por razones que me resultan misteriosas.

lunes, 14 de diciembre de 2015

REPORTE DE UNA VISITA AL MERCADO BENEDICTO DE ARICA Y SU BOLICHITO DEL BUEN COMER

Coordenadas: 18°28'50.49"S 70°18'30.89"W
El Mercado Benedicto de Arica se reconoce por sus característicos galpones de calle Esmeralda 1190, en un terreno a la altura de la Población Pacífico y frente al Consultorio Médico Dr. Remigio Sapunar. Surgió a partir de una feria de abastos instalada allí hace unos 60 años, después dividida en poco más de 50 puestos. El ex militar, investigador y escritor J. Hugo von Gierke Kittsteiner recordaba en "Arica: presagio del futuro" que este sitio ocupado por el mercado había sido el "lugar en que tenía mi propiedad en el año 1950 y la noria que construí fue de diez metros de profundidad hasta llegar al nivel de agua". Dos años después de la fecha que señala, el terreno fue convertido en el actual mercado, colocándose sus primeros techos. Estaban por comenzar los buenos días del Puerto Libre, además.
Conocido también como Mercado Agustín Benedicto o Mercado Coronel Bendicto, su nombre es un homenaje al ex Comandante de Regimiento "Rancagua" y ex integrante de la Junta de Adelanto de Arica, el Teniente Coronel Agustín Benedicto. Con entradas por Esmeralda y por Juan Noé, sería el mercado más antiguo de la ciudad que permanece funcionando hasta nuestros días, proveniente de esa primera generación de ferias permanentes hechas para facilitar el abastecimiento de las crecientes poblaciones ariqueñas que iban creciendo alrededor del sector central e histórico.

domingo, 13 de diciembre de 2015

EL GRAN BRONCE DEL PATIO DE LA PIÑA EN EL VATICANO Y LOS CONTENIDOS ARCANOS DE UN POPULAR SÍMBOLO NAVIDEÑO

La piña de bronce, la fuente de aguas y sus escalinatas, hacia los años 20 ó 30. Se observa un pedestal escultórico de la Columna de Antonio Pío, detrás de la piña, obra artística que ya no se encuentra allí (Fuente imagen: fotografia.iccd.beniculturali.it).
Coordenadas: 41°54'22.21"N 12°27'16.72"E (Fontana y Plaza de la Piña en el Vaticano)
Cerca de la sala donde está la Escalera de Giuseppe Momo en el Vaticano de la que hablamos ya en la entrada anterior, se puede encontrar la última plaza interior que aparece en el recorrido por los Museos Vaticanos, hacia el sector adyacente a la Via Pio X. Ostenta un curioso nombre: Patio de la Piña (Cortile della Pigna), identidad que le da un inmenso piñón conífero o estróbilo de bronce allí instalado, que se observa sobre la doble escalera monumental de su cabecera. Se llega a este sitio pasando el Patio de las Corazas y el Atrio de los Cuatro Canceles, más cerca de la conclusión de una jornada de visita en los museos.
Hace algunos años, publiqué acá un artículo relativo al símbolo recurrente de la piña o coco de pino en la ornamentación arquitectónica y mobiliaria, repasando algunos casos de Santiago de Chile. Dijimos allí que el icono muy usado en la religión, el hermetismo y las logias, provenía de un antiguo criptosímbolo que fue particularmente usado en el Egipto de los tiempos faraónicos, pasando también por grupos gnósticos y orientalistas. Repasando materias, tenemos entonces:

miércoles, 9 de diciembre de 2015

UN POCO DE LUZ SOBRE LA ESCALERA DE GIUSEPPE MOMO EN LOS MUSEOS VATICANOS

Coordenadas:  41°54'23.62"N 12°27'14.73"E
Hace sólo unos días, específicamente el 5 de diciembre, el sitio web de "El Huffington Post" de la agencia Prisa Noticias de España (huffingtonpost.es) publicó una lista de las más atractivas e interesantes escalas espiral que existen. Bajo el título "¡Qué mareo! Las escaleras de caracol más espectaculares del mundo", aparecen allí la del Ayuntamiento de Londres, del Castillo de Liubliana en Eslovenia, de la Abadía de Melk en Austria, del Museo del Pueblo Gallego en Santiago de Compostela, del Arco del Triunfo en París, de la Basílica de San Esteban en Budapest, de la Quinta da Regaleira en Lisboa, del Palazzo Boncompagni de Bolonia y de la Galería de Arte de Ontario.
Sin embargo, la primera de la lista, correspondiente a la Escalera Monumental de los Museos del Vaticano (ya quedará claro por qué prefiero este nombre), traía apenas esta minúscula reseña:

martes, 8 de diciembre de 2015

LA CRUZ DE LAS TRAGEDIAS DE LA FLORIDA

La Cruz de lo Cañas, en fotografía que tomé hacia el año 1996.
Coordenadas: 33°31'20.11"S 70°33'23.26"W
Nota: este texto de mi autoría fue el ganador del tercer lugar en categoría narrativa adultos (31 a 59 años), en el Concurso Nuestras Culturas 2014-2015, de la "Red Cultura" del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El resultado fue hecho público en Valparaíso el 29 de septiembre de 2015 y las certificaciones y premios entregados durante el presente mes de diciembre. Lo publico acá pero recordando que ya tengo una entrada completa sobre éste y otros monumentos asociados a la tragedia de la Masacre de Lo Cañas de 1891, que puede ser visto en este enlace.
Una enorme cruz soportó, por un siglo o más, su vetusta corpulencia de ladrillo y adobe blanqueados con cal, allí al borde de avenida Tobalaba en La Florida, en el origen de calle Walker Martínez y el límite del sector Lo Cañas.
Existen dos cruces conmemorativas oficiales de la infame Masacre de Lo Cañas, ambas en el escenario de aquella atrocidad ocurrida al interior del Fundo El Panul, además de un bello monumento en el Patio 38 del Cementerio General. Mas, el imaginario popular prefirió esta mole de dos metros y medio para el recuerdo. Leyenda urbana y folklore la escogieron como principal símbolo de homenaje a los cerca de 40 jóvenes que, tras ser descubiertos conspirando, fueron brutalmente asesinados el 18 y 19 de agosto de 1891, en el ardor fratricida de la Guerra Civil y al brío sediento de sangre que parece estallar en los ciclos de nuestra historia, como un impulso incontenible en la sombra misma de la chilenidad.

lunes, 7 de diciembre de 2015

"EJE SAN DIEGO": LAS NUEVAS CRÓNICAS DE LOS VIEJOS BARRIOS

Coordenadas:  33°27'37.23"S 70°38'56.72"W (calle San Diego)
Hace tiempo debía un artículo referido al libro titulado "Eje San Diego. Arqueología de una calle mágica", de Ricardo Chamorro, salido de prensa hace justo dos años con sello de La Polla Literaria y presentado en sociedad en diciembre de 2013. Un ejemplar me fue obsequiado gentilmente por su autor, durante el año pasado, pero por hallarme en un retiro de varios meses no pude publicar antes mis impresiones sobre esta obra, sino hasta ahora.
El libro me trae al recuerdo muchos episodios de juventud en este barrio que no es, exactamente, un barrio como tal; por eso la atinada preferencia por definirlo como "eje", explicada por el propio autor en la contratapa. Mis años de estudiante del Liceo Manuel Barros Borgoño y luego de la Universidad Central quedaron en esas calles y, ya en otra casa de estudios, participé de una exposición que describía calle San Diego en una analogía al río Nilo, corriendo en un sentido opuesto a todas las demás calles comerciales de Santiago (como el Nilo en relación a los otros grandes ríos del mundo) y fomentando un gran comercio popular con su "légamo cultural" de historia y prosperidad en las riberas: recreación, espectáculos, bares, cafés, sombrererías, centros de ventas populares, juegos electrónicos, parques de diversiones, cabarets, libros usados, restaurantes, etc.

sábado, 5 de diciembre de 2015

UNA NOCHE EN EL "FRIAR PUB RIPA", EL CURIOSO BAR FRANCISCANO DE TRASTÉVERE

El lugar del pub, frente a la Plaza de San Francisco de Asís y junto a la iglesia del mismo santo. Se observa justo en el vértice del edificio una figura de Jesús con inscripción de los feligreses de San Francesco a Ripa (1962).
Coordenadas: 41°53'6.51"N 12°28'22.03"E
¿Cuántas veces en la vida se tendrá la oportunidad de pasar una noche de fin de semana bebiendo cerveza artesanal con sacerdotes franciscanos, en el alegre sótano de un monasterio de siglos? Bueno, entre muchas otras particularidades de Roma, la ciudad única e inimitable, esta extraña posibilidad existe también para locales y visitantes.
Se debe partir señalando que las mejores formas de conocer Roma son: 1) perdiéndose, cosa bastante fácil para quienes hemos crecido en ciudades trazadas en la sencillez de las cuadras de "damero"; y 2) siguiendo a los amigos romanos sin preguntar siquiera hacia dónde te llevan, confiando en su probado buen juicio. Con esta segunda opción, caminando en la cola del grupo en el que me encuentro, pasamos el Puente de Garibaldi sobre el río Tévere (Tíber) y avanzamos por la Viale di Trastévere, para luego entrar por una diagonal hasta este lugar impensable e insólito en la Piazza di San Francesco d'Assisi: un pub y cervecería en los subterráneos del edificio conventual de la Iglesia de San Francesco a Ripa. Uno de mis santos favoritos, ofreciendo uno de mis vicios favoritos, juntos en esta noche de sábado.
El nombre Ripa es, originalmente, el que se daba desde antaño a esta ribera del Tévere, borde del barrio de Trastevere que es famoso en la ciudad por su abundante oferta bohemia y recreativa, la que por las noches genera verdaderos gentíos de muchachadas y turistas reunidos en algunos puntos más centrales del mismo, como en la plaza frente a la Basílica de Santa María. Nuestro sitio, sin embargo, está levemente apartado de la zona más turística y neurálgica.

viernes, 4 de diciembre de 2015

TRES ÉPOCAS DE UNA CÉNTRICA ESQUINA FRENTE A LA PLAZA DE ARMAS, PARTE III: LA TIENDA DE "LOS GOBELINOS"

La esquina y el edificio de la tienda "Los Gobelinos" de Compañía con Ahumada, hacia 1970. El tránsito vehicular aún estaba abierto en calle Ahumada hacia Puente. Fuente imagen: Flickr de SantiagoNostalgico (Pedro Encina).
Coordenadas: 33°26'19.74"S 70°39'4.77"W
En las dos entradas y partes anteriores de este artículo, hicimos un pequeño viaje por la historia de la céntrica esquina santiaguina de Compañía con Ahumada, frente a la Plaza de Armas, pasando por la época en que allí se alojó la casa fotográfica Díaz & Spencer y luego el llamado Palacio de la Luz de Chilectra. Cuando esta última compañía abandona el establecimiento en los años treinta, el edificio pasará a ser sede de una de las más famosas tiendas que haya conocido la ciudad: "Los Gobelinos", fundada en 1933 por el comerciante español Severiano García Carro.
Don Severiano había llegado a Chile muy joven, en 1911, asociándose con su hermano Joaquín en la firma García y Cía. Su primera aventura comercial fue con la "Casa García", en Alameda de las Delicias 2386. Luego, en Ahumada 147 la sociedad instaló los "Almacenes García" vendiendo telas, tapices, catres, pijamas, cortinas y artículos de dormitorio en general, además de menaje y sanitarios. Habiendo dado en el clavo con este rubro, los hermanos fundarían después una tienda similar bautizada con el nombre de los célebres tapices franceses. Nacía así "Los Gobelinos", cuya primera ubicación fue en los bajos de un edificio de calle Bandera 533.

TRES ÉPOCAS DE UNA CÉNTRICA ESQUINA FRENTE A LA PLAZA DE ARMAS, PARTE II: EL PALACIO DE LA LUZ DE CHILECTRA

El Edificio o Palacio de la Luz en 1929, en el mismo día en que se colgó el cartel luminoso que se observa promocionando la venta de planchas eléctricas. Nótese los trabajadores aún encaramados en el mismo gran cartel.
Coordenadas: 33°26'19.74"S 70°39'4.77"W
Pasó la época del viejo establecimiento colonial y de sus locales comerciales del siglo XIX en la esquina Sur-poniente de Ahumada con Compañía, que hemos revisado en la entrada anterior destacando a la casa fotográfica de Díaz & Spencer como principal referente de la época en este lugar, frente a la Plaza de Armas.
Avanzando ya el siglo XX con todas sus exigencias europeístas de la arquitectura, la siguiente época colmaría esta esquina de rasgos neoclásicos impregnados del modernismo que adquiría cuerpo en el estilo art decó. El nuevo y luminoso edificio allí levantado también se volvería una atractiva y conocida referencia para reunirse o ubicarse en este punto exacto de la ciudad, desde la segunda mitad de los años veinte aunque su duración fue corta, cercana a las dos décadas.

TRES ÉPOCAS DE UNA CÉNTRICA ESQUINA FRENTE A LA PLAZA DE ARMAS, PARTE I: LA CASA FOTOGRÁFICA DE DÍAZ & SPENCER

Vista de la Plaza de Armas hacia la esquina de Compañía con Ahumada donde estaba el edificio que acogió a la casa fotográfica Días & Spencer. Fotografía de 1855. Al fondo, a la derecha, se alcanza a ver la torre de la Iglesia de la Compañía de Jesús.
Coordenadas: 33°26'19.74"S 70°39'4.77"W
En la entrada de texto anterior a ésta, publiqué algo relativo al Portal de Sierra Bella que engalanó por largo tiempo el costado de la Plaza de Armas de Santiago en donde está actualmente el Portal Fernández Concha. Ahora, quiero dejar publicado también el material del que dispongo con la historia de un punto adyacente al recién mencionado: la esquina Sur poniente de las calles Compañía y Ahumada.
Este vértice ha sido uno de los sitios más famosos y útiles para reunión "al paso" en la ciudad, hoy recordada como la esquina de "Los Gobelinos" por la famosa casa comercial que se encontraba allí hasta fines de los setenta, una de las primeras de Chile en el formato moderno de las multitiendas con productos para el hogar. Me sorprendió saber, sin embargo, que en etapas anteriores a la existencia de "Los Gobelinos" la esquina ya había sido considerada también un importante punto para acordar encuentros, por la importancia del comercio que viene alojando en ella desde 1890 cuanto menos.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

HISTORIA Y PERSONAJES DEL PORTAL DE SIERRA BELLA: EL MÁS AUSENTE DE LOS EDIFICIOS DE LA PLAZA DE ARMAS DE SANTIAGO

Portal de Sierra Bella, en el costado Sur de la Plaza de Armas de Santiago. Fuente imagen: Flickr de Santiago Nostálgico (Pedro Encina).
Coordenadas: 33°26'19.11"S 70°39'1.32"W
El gran edificio actual del Portal Fernández Concha, uno de los símbolos más característicos de la Plaza de Armas de la capital chilena, se ubica en donde antes estaba la casa colonial y centro comercial de don Pedro de Torres y Saá, ciudadano de ascendencia portuguesa que llegaría a ser Tesorero de la Santa Cruzada en Chile durante la segunda mitad del siglo XVII y las dos primeras décadas del XVIII, además de ostentar el título de Conde de Sierra Bella.
Conocida como el Portal de Cierra Bella, esta construcción destacó por sus varias arcadas recorriendo de la lado a lado el largo de la cuadra entre Ahumada y Estado, y su concepto introducido en la Plaza de Armas se mantiene hasta nuestros días, de alguna forma, con los actuales portales que allí existen. De hecho, pasados muchos años desde que fuera reemplazado por el Portal Fernández Concha, todavía se le seguía llamado a éste con el nombre del antiguo y desaparecido Portal de Sierra Bella.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook