miércoles, 8 de octubre de 2014

UN EXTRAÑO Y RÚSTICO INSTRUMENTO CHILENO: EL "CHARRANGO"

Un "charrango" artesanal y auténtico. Fuente imagen: Archivo de Música Popular de la Universidad Católica de Chile (AMPUC), 1979. Publicado en el portal Memoria Chilena.
Este texto es de mi autoría y había sido publicado en otro sitio web ya desaparecido, hace unos años. Lo he recuperado gracias a la intermediación de un buen amigo que conservaba una copia y lo republico acá aunque con fecha actual, porque no tengo exactitud de cuándo fue originalmente subido a internet por primera vez, ya que no queda registro de él en el caché de Google ni en las fechas de información de los archivos. Desgraciadamente, además, se perdieron los aportes y comentarios de lectores. Las imágenes y videos que agrego no son los originales, pero de todos modos sirven para ilustrar el artículo.
Hay localidades del Sur de Chile donde las tonadas y cuecas campesinas van acompañas de un rústico instrumento de cuerdas distinto de arpas, vihuelas, guitarrones o guitarras cogotudas: el "charrango", alegre residente de territorios determinados por la vida agrícola, contemplativa y alejada de los males de la ciudad, permitiendo que esta curiosa presencia permanezca aún vigente entre los cultores de la música tradicional del Chile más rural y prístino.
Este artilugio sonoro corresponde a un instrumento totalmente artesanal y de aspecto primitivo, siendo llamado impropiamente también charango, o bien charango "de tabla", pero mucho más corrientemente "charrango" (¿mezcla de charro con charango?), título que ha producido algunas confusiones en la literatura y que ha llevado a más de algún viajero a confundirlo con el legítimo charango altiplánico.
Maestros charanguistas como el eximio músico chileno Héctor Soto, consideran que el charango no tiene en Chile el rasgo popular necesario para ser considerado parte del folklore nacional. Sin embargo, perturba la existencia de un instrumento con nombre tan parecido, en estas localidades rurales y comunidades modestas chilenas, lo que ha inducido a algunos a especular también sobre un posible vínculo. Así, el "charrango" ha sido mencionado por autores extranjeros como Carlos Vega y Clemente Hernando Balmori, precisamente cuando han hablado del charango altiplánico deslizando la idea de algún nexo.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook