viernes, 28 de octubre de 2016

LA PLAZA MAC LEAN Y EL MONUMENTO DEL "ÚLTIMO ALCALDE" TACNEÑO

La plaza hacia el 1900, antes de ser rebautizada Mac Lean. El Teatro Municipal está de fondo, y se observa la fuente de aguas que aún existe en la plaza.
Coordenadas:  18°0'36.37"S 70°14'57.79"W
La ciudad de Tacna está llena de alusiones a la Guerra del Pacífico y a la resistencia de sus antiguos habitantes peruanos a la incorporación que dejó Arica y Tarapacá en territorio chileno. Diría que pocas ciudades viven con un acento tan enfático e insistente sobre el asunto de la Guerra del 79, alcanzando museos, casas históricas, monumentos y reiteraciones en los discursos para los días conmemorativos o de desfiles.
Obviamente, hay un sentimiento nacionalista en este destacador de la identidad heroica de la ciudad, pues sus habitantes consideran un episodio epopéyico dicha resistencia y la posterior reincorporación a Perú, en 1929, incluso capaz de ensombrecer el peso de la derrota en la Batalla del Campo de la Alianza de 1880, cuando Tacna pasa por casi 50 años a soberanía chilena. Sin embargo, también hay un acervo esencialmente localista en este asunto: mucha de la historia de Tacna se escribe a partir de entonces, pues el crecimiento material y estratégico de la ciudad se afianza también durante la ocupación chilena y se prolonga así hasta nuestros días, dadas la situación geopolítica en la que quedó.

lunes, 24 de octubre de 2016

PICHICUY, LA CALETA ENCANTADA DE LA PROVINCIA DE PETORCA

Caleta Pichicuy vista desde el camino superior de acceso, hacia 2007. Fuente imagen: Panoramio - Mario Navarrete (panoramio.com/photo/4725697).
Coordenadas: 32°20'43.18"S 71°27'36.72"W
La Caleta de Pichicuy es un rincón costero de enorme atractivo en la comuna de La Ligua, en la Provincia de Petorca, al Norte de la Región de Valparaíso. Se ubica cerca de la Ruta 5 Norte, al Norponiente de La Ligua, en una península y bahía de poco tamaño que da nombre a esta localidad, pues traducida del mapudungún Pichicuy significa Pequeño Brazo de Mar o Pequeña Bahía.
El poblamiento de este sitio es ancestral, según lo confirman hallazgos de ciertos materiales arqueológicos locales. Por otro lado, la historia de Pichicuy ha estado muy relacionada, hasta tiempos más recientes, con la de Los Molles, poco más al Norte, casi en el límite con la Región de Coquimbo.
Es un contraste asombroso el que vive este balneario durante el período estival y el resto del año. En las estaciones más frías es un lugar calmo, casi lánguido, con sus calles transitadas por vehículos pequeños o camionetas de quienes van o vienen a la caleta de pescadores, los que allí operan desde tiempos inmemoriales, acompañados de perritos callejeros que viven en el sector. Fuera de las gaviotas y los pelícanos, sus habitantes humanos son pocos, y en ciertas horas del día incluso cuesta encontrarlos subiendo o bajando a la caleta. Alguno está en la entrada de su residencia, tomando mate mientras mira con curiosidad a los extraños.

lunes, 17 de octubre de 2016

BASÍLICA DE SANTA PRASSEDE: UN VIAJE POR LA HISTORIA Y LAS TRADICIONES DE LA ROMA CRISTIANA

Basílica y edificios conventuales de Santa Prassede en Roma, en ilustración de Giuseppe Vasi, siglo XVIII. La vista corresponde al costado del templo por la calle que lleva su nombre, pues la fachada quedó oculta entre los edificios residenciales de la cuadra. Sin embargo, hay diferencias notorias con respecto al aspecto actual, como el desaparecido portalón con arco que aparece en la imagen, y el pasadizo con escalinatas a la izquierda.
Coordenadas: 41°53'46.91"N 12°29'54.71"E
Recientemente, mientras algunos utopistas de la sociología global insisten todavía en negar los choques culturales que han encontrado escenario en las principales capitales del mundo occidental, sucedió algo que se veía venir para cualquiera que haya estado alguna vez en Roma: un fundamentalista religioso de origen africano, inmigrante ghanés adulto para ser más preciso, no tuvo mejor ocurrencia que atacar el interior de cuatro iglesias de la ciudad, durante un delirante tour de frenesí destructivo contra las imágenes "paganas".
El viaje colérico del personaje, ocurrido en la noche entre el viernes 30 de septiembre y el sábado 1° de octubre pasados, arrasó con muchas de las valiosas figuras religiosas de la Basílica de Santi Silvestro e Martino ai Monti, la Iglesia de San Vitale in via Nazionale, la Iglesia de San Giovanni Battista dei Fiorentini y la Basílica de Santa Prassede all'Esquillino. Curiosamente, para esta última tenía planeado publicar un texto que, ahora, deberá incluir actualización sobre este nuevo caso de terrorismo cultural que muchos intentan reducir cándidamente a meros casos de vandalismo religioso.

martes, 4 de octubre de 2016

EMBALSE PUCLARO DEL RÍO ELQUI: DONDE SE JUNTARON LA INGENIERÍA, LOS DEPORTES NÁUTICOS Y UNA PROLONGADA SEQUÍA

Coordenadas: 29°59'40.30"S 70°51'39.35"W
Avanzando hacia el interior del Valle de Elqui, pasado el sector de El Molle por la Ruta 41, se llega a la gran obra de ingeniería de la Región de Coquimbo: el Embalse Puclaro "Intendente Renán Fuentealba Moena", ubicado unos 50 kilómetros al oriente de la ciudad de La Serena y a unos 10 al poniente de Vicuña, a cuya comuna pertenece.
Recién este año subí al paseo que existe sobre la corona de su cortina y represa, visitada por muchos curiosos y turistas diariamente. A pesar de este retraso en acercarme a su enorme obra, vi nacer este embalse durante mis viajes al Valle de Elqui en los años noventa, desde que comenzaron las obras en agosto de 1996. Recuerdo cuando se estaba construyendo el actual tramo más alto de la Ruta 41, por el borde del camino del sector conocido como La Polvada o la Polvadera, pues el tramo de la carretera original quedaría bajo las aguas. Por entonces, a los viajeros nos obligaban a detener los vehículos y esperar en cada descarga de explosivos, las que iban abriéndole paso al nuevo trazado de la ruta.
El Embalse Puclaro nació de la necesidad de represar aguas potables para regadío de los vastos campos elquinos de viñedos, fundamentales para la rica industria pisquera y vitivinícola de la zona. Cerca de 20 mil hectáreas sería regadas con esas aguas, abasteciendo a más de 2.500 predios del valle. Curiosamente, sin embargo, ya existía un estudio de septiembre de 1972 para la Dirección de Riego, presentado por la firma Salzguitter, como antecedente de la construcción del Embalse Puclaro en el valle y que sirvió también al nuevo plan.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook