lunes, 29 de octubre de 2012

EL MISTERIOSO OBELISCO VERDE DE LA SALITRERA HUMBERSTONE


Coordenadas: 20°12'33.20"S 69°47'45.13"W

Quienes hayan visitado la hermosa Salitrera Humberstone (ex La Palma) unos 46 kilómetros al Interior de Iquique y a unos 5 de Pozo Almonte, habrán notado que en el pueblo salitrero declarado Monumento Histórico Nacional y Patrimonio Cultural de la Humanidad se encuentra una solitaria y muda animita justo frente al Patio de las Locomotoras, atrás del actual Museo de Marcos y Ventanas del complejo, muy cerca de la Plaza Central del ex poblado.

La animita perdió hace tiempo la placa que señalaba el nombre del fallecido, la que, a su vez, también había perdido su inscripción desde mucho antes de desaparecer, de modo que el homenajeado en esta antigua animita es un ente anónimo desde hace por lo menos veinte o treinta años ya. Corresponde a un pequeño obelisco o "pirámide" trunca, rematada por una cruz y rodeada de cuatro postes, en los que antaño había cadenas cerrando el perímetro cuadrangular de la misma animita. Todavía quedan flores de plástico resecadas y desteñidas por el Sol de la pampa tarapaqueña, atadas a su cruz metálica, probablemente en una de las últimas ofrendas que algún fiel le hizo al recuerdo del fallecido antes de ser olvidada.

jueves, 25 de octubre de 2012

EL "INDIO PÍCARO": UN HÉROE VIRIL DE LA ARTESANÍA POPULAR CHILENA

A pesar de la inclinación un tanto sombría y gris de nuestro pueblo, el humor "falocrático" todavía ocupa parte del infantilismo y la travesura casi cultural del chileno medio: desde el niño que estropea los cuadernos del compañero dibujando penes bailarines hasta el conspirador que raspó una vez la última "A" del gran cartel carretero anunciado: "SALIDA A EL PAICO". Diría que, tradicionalmente, la mitad o más de los chistes contados por compatriotas concluyen directa o indirectamente entre los calzoncillos de varón... Lo mismo en la pared del baño, el asiento de la micro y hasta en la boca del candidato municipal. Para todos los casos se trata de una especie de sabotaje destructivo, de lo que Edwards Bello llamaba "invunchismo". Es decir, estamos frente a un vandalismo irreverente y humorístico: arruinar las cosas con una sorpresa tan golpeadora como encontrarse de bruces con un inesperado falo.
Un "juguete" que resume esta obsesiva fascinación por ruborizar o escandalizar al prójimo por esta vía es, sin duda, el famoso "Indio Pícaro" de nuestras ferias artesanales y centros de venta de recuerdos para turistas, por algunos más conocido con el mote de Pichulonko, que en algún momento incluso contó con página web propia y animaciones flash sobre sus aventuras, hechas por una agencia. Todavía sigue causando entuertos y sustos a los turistas curiosos (especialmente las damas) que llegan hasta estos lugares de venta e intentan tomarlo, intrigados preguntándose cuál puede ser la utilidad de tan extraña pieza de madera tallada a mano, sonriendo con su dentadura equina y sus ojos invisibles mientras, casi como un Alien de Giger, oculta su potente secreto. En su caso, un secreto erecto bajo el poncho. Lo compren o no, los turistas nunca lo olvidarán después de esta experiencia.

sábado, 20 de octubre de 2012

EL CHARANGO: DESDE EL ALTIPLANO CON AMOR

Un típico charango boliviano, con base de caparazón de quirquincho.
Éste texto de mi autoría estuvo publicado en el blog principal de Urbatorivm por un breve tiempo, y lo cambié después de lugar al no coincidir completamente con las temáticas que en ese tiempo definí para el sitio. Hoy, sin embargo, cuando he devuelto a este blog un carácter más misceláneo, he decidido traer de regreso a él este artículo y republicarlo con su fecha original en que habían sido subidos los archivos, aunque no me fue posible recuperar los pocos comentarios que había al final en el foro. Le agrego algunas imágenes complementarias y lo dejo disponible acá a la lectura y consulta, entonces.
El charango llama y emana a las pasiones; a las notas de sentimientos profundos y a los acordes de romántica "ancestralidad". No es tan curioso, entonces, que en alguna ocasión se haya tratado de abrir un visceral y apasionado foco de controversia patrimonial entre un grupo de países sudamericanos, sobre el patronazgo del conocido instrumento andino. Esto se debe, además, a los celos culturales que es capaz de despertar y a que su presencia como elemento integral del folklore se ha extendido en Bolivia, Perú, Norte de Chile, Norte de Argentina, Ecuador, Colombia y aun más lejos.
Mas, los argumentos sobre monopolios patrimoniales no aplican con exactitud en territorios donde la sábana folklórica ancestral ha ido siendo dividida en las actuales líneas de fronteras internacionales demarcando cada república de la región, con todos sus intercambios y dispersiones connaturales que quedaron bajo esas líneas a lo largo de la historia.

jueves, 18 de octubre de 2012

EL TRISTE NOMBRE DE LA LOCALIDAD DE CARIÑO BOTADO

Coordenadas: 32°47'56.09"S 70°33'29.18"W
El caserío de Cariño Botado se encuentra en la Comuna de San Esteban al interior de la Región de Valparaíso y por la frontera cordillerana con Argentina, un poco más al NE de Los Andes. Forma parte de la Provincia de Los Andes, además.
Muchos de los que pasan por allí se preguntan por el origen de tan curioso nombre y la leyenda histórica tiene su propia explicación: durante las guerras de la Independencia, el Ejército de Los Andes se dividió en dos columnas para atravesar la cordillera desde Cuyo a inicios de 1817, una al mando del General José de San Martín y otra liderada por el Brigadier Juan Gregorio Las Heras. Este último debía pasar por el Paso Uspallata, a diferencia del primero que lo haría por Los Patos, así que la noticia de la proximidad del Ejército causó gran expectación entre los habitantes de las aldeas del sector de Santa Rosa de los Andes, quienes habrían organizado -con esfuerzo y espontáneamente- un gran banquete con fiesta patriótica incluida, para recibir de manera calurosa a los libertadores en uno de los caseríos alrededor del sector de las Piedras Paradas que quedaba en el camino de los viajeros.

miércoles, 17 de octubre de 2012

BENJAMÍN GONZÁLEZ CARRERA: ENTRE LOS "RECUERDOS DE UNA FAMILIA" Y "UN CHILENO DE TOMO Y LOMO"

La semana recién pasada, falleció don Benjamín González Carrera, veterano investigador histórico, ex profesor, genealogista y escritor, integrante de varios centros de investigación histórica, ex-miembro del equipo de investigadores del Centro de Estudios Históricos Lircay, ex director del Comité Patria y Soberanía y del Instituto de Investigaciones Históricas José Miguel Carrera, además de descendiente directo del mismo héroe de la Independencia.
Para quienes fuimos sus amigos fue un hecho tan triste como esperable, sin embargo, pues su último tiempo los había pasado con dificultades de salud y ya condenado a una silla de ruedas, a pesar de haber concluido en este mismo período una importante obra que lo colocara merecidamente en las bibliotecas y librerías nacionales.
Nacido el 25 de marzo de 1921, don Benjamín siempre fue un hombre disponible para asistir a generaciones nuevas de investigadores, sin altanerías ni intereses políticos, pues nunca hizo distinciones entre la gente que se lo solicitara. Un gran hombre y un gran patriota pero, sobre todo, un gran amigo.

LA "GRAN MUESTRA MAQUETA SALITRERA" DE DON OSCAR MATURANA ZAMBRA

Don Oscar Maturana Zambra expone orgulloso su enorme maqueta de una salitrera tipo, que armó pacientemente hace unos seis o cinco años. Este veterano iquiqueño de corazón pero nacido en Coquimbo, de 81 años de edad, ha conseguido exponerla desde los establecimientos del Mall Zofri (donde pude conocerla, el año pasado) hasta el Museo Regional de Iquique y la Municipalidad de Pica, paseándola por varios otros sitios del Norte Grande de Chile y con intenciones de llevarla aún más lejos.
Con 6.30 metros de largo por 2.45 metros de ancho, don Oscar la monta en una mesa de baja altura y dispone de un tablero para controlar las animaciones con electricidad en su enorme diorama. Como hombre crecido y formado en las calicheras de la zona desde la tierna infancia, además de haber trabajado después como chofer en Arica, conoce bien las etapas de la industria del salitre en cada oficina y las recuerda con una memoria extraordinaria: la extracción, el lavado, la molienda, la carga, etc.

sábado, 13 de octubre de 2012

TRES ALICIENTES REALES PARA LA LEYENDA DE "EL CALEUCHE"

 
"El Caleuche" en óleo de O. Ferrari.
Con frecuencia se puede oír a personas no vinculadas al estudio del folklore ni la mitología en Chile, declarando con ignorancia y algo de esa típica arrogancia centralista hacia la cultura regional, que el famoso barco fantasma "El Caleuche" de Chiloé sólo es un versión copiada y nacionalizada del mito europeo del "Holandés Errante", originalmente apodado "Holandés Volador". Pero esta creencia fue desmentida hace tiempo por Mariano Latorre en sus "Memorias y otras confidencias".
Aunque hay claras analogías y nexos entre ambos mitos de barcos terroríficos -además de una posible inspiración-, esta creencia (una vez repetida incluso por un conocido locutor de música de la era hippie) desconoce por completo que en el mito ha estado fomentado por al menos tres casos reales de barcos que han navegado por aguas australes chilenas y que han servido de incentivo o impulso a la leyenda del terrorífico barco, generando sus propios mitos y enredándose con otras de las tantas piezas del rico legendario de la zona insular. Más aún, existen otras leyendas en nuestras vastas costas que involucran también a distintos barcos espectrales, como el caso del "Oriflama", el terrorífico navío de los muertos, o el gigantesco "Lucerna", barco tan grande que abarca todo el horizonte chilote y que ocuparía toda la vida de un hombre para ir desde la popa a la proa. Se ha hablado también de barcos espectrales naufragados en Matanzas y de legendarios submarinos del III Reich en costas del Sur. "El Caleuche" es, así, sólo el principal y más extendido de estos míticos navíos fantasmas navegando por las costas chilenas.

viernes, 12 de octubre de 2012

EL ENORME GALPÓN DE LA ESTACIÓN DE SERVICIO SUR DE SANTIAGO

Coordenadas: 33°28'6.75"S 70°37'44.75"W

En estas coordenadas puede verse, desde servicios de fotografía aérea o registro satelital, un enorme galpón oscuro situado en calle Padre Orellana 1876, entre las calles Ñuble y General Gana, en medio de este clásico barrio santiaguino. Calculo que debe tener 10 metros de altura, 70 de largo y unos 27 de ancho, proporciones que lo hacen parecer un verdadero hangar enclavado en plena ciudad, dentro de un terreno todavía más grande y que pertenece a la Dirección de Mantenimiento de la Municipalidad de Santiago.

Es una curiosidad que una estructura de tales dimensiones sea tan poco conocida y advertida en la ciudad, perdiéndose entre cuadras antiguas y nuestra inclinación citadina a transitar por la metrópoli casi sin mirarla. Sólo el tránsito de camiones amarillos con sellos municipales que entran y salen desde ella, si es que también alguien los nota, puede motivar quizás la curiosidad de algún santiaguino para preguntarse a qué corresponde este gran espacio techado, del que brotan además los ruidos de motores en marcha y potentes chorros de mangueras de limpieza.

COMIENDO LAS "TORTUGAS" DE ARICA

1345748564411-PIC_0177.jpg
Desconozco el origen de este popular sándwich que se oferta en las cafeterías y restaurantes de Arica, especialmente en el sector de la calle Maipú por los cruces con Lynch y Baquedano, aunque los comerciantes me cuentan que la "tortuga" ya lleva sus años en el mercado de la región más extrema del Norte Grande chileno.
No creo haber visto algo parecido en el Sur del Perú, por si acaso proviniera desde allá como sí ha sucedido con otros productos en Arica. Sé que existe en el vecino país algo llamado "tortuga caliente", que podría ser el origen de la versión ariqueña (o al menos de su nombre), aunque corresponde a un pan que allá lleva otros ingredientes como queso, tocino, aceitunas. Sí se conoce la "tortuga" también en Iquique, Alto Hospicio y Pozo Almonte, pero no en el comercio regular de bocadillos, sino más bien en el consumo doméstico y entre los niños en los colegios. Al parecer, sólo en Arica se lo vende de esta manera.
La denominación del sándwich "tortuga" se debe a su aspecto: un pan de hallulla o frica de buen tamaño, abierto por su centro y con salchichas o vienesas cortadas a lo largo, dispuestas dentro con tal distribución que semejan las cuatro patas de un quelónido saliendo de su concha blanca de pan. Algunos comerciantes también le colocan la "cabeza" de salchicha al sándwich, completando su semejanza con los nobles reptiles.

VESTIGIO DE UN DRAMA EN CALLE SOTOMAYOR DE ARICA

Don Eloy, cruzando la esquina justo por el lado de la animita.
Coordenadas: 18°29'1.38"S 70°18'52.18"W
En calle Rafael Sotomayor de Arica, justo en la esquina frente al empalme con Vicuña Mackenna, en donde las vías siguen las sinuosidades por la base del Cerro La Cruz donde está la Virgen, se encuentra una destartalada animita de cuyas razones para estar allí recién he podido enterarme este año, al encontrar a un vecino con la edad, el tiempo de residente y la buena memoria necesarias para recopilar una versión verosímil sobre el drama que dicha estructura de madera y techos de calamina esconde.
La animita ha tenido varias presentaciones y ha sido destruida alguna vez. Tiene sólo unas flores secas al interior y alguien ha colocado un peluche, me parece que de un perrito. Se ve algo abandonada en estos días, pero me aseguran que recibe visitantes en forma constante y de cuando en cuando le prenden velas. Llama la atención su ubicación en este peligroso cruce y al final de la pendiente de calle Sotomayor, lo que haría creer que podía tratarse de un atropellado. Sin embargo, la esquina donde se encuentra está reforzada con barreras metálicas para proteger a los peatones, detalle que también hace imaginar otra posible razón de la muerte de la persona allí recordada con la animita. Antes, estaba en otro lugar, más cerca del vértice de la esquina, pero en algún momento fue cambiada un poco mas al Norte de la misma por Vicuña Mackenna, donde permanece hasta ahora.

miércoles, 3 de octubre de 2012

EL ORIGEN "ANTÁRTICO" DEL INCA GARCILASO DE LA VEGA

Hace un par de años, recibí una curiosa e interesante carta del ciudadano argentino F. G. Bordese, de Córdoba, quien me hizo notar cómo la escritora e investigadora Marta Blanco enfatizó en el cronista indígena Inca Garcilaso de la Vega el aspecto de haberse autodefinido como "un indio antártico". En su nota también me recuerda que el poeta español Diego Mexía de Fernangil publicó en Perú un trabajo titulado "Parnaso Antártico" a principios del siglo XVII, muy cerca de la misma época en que el Inca Garcilaso de la Vega hacía lo propio.
El trabajo de doña Marta Blanco actualmente está disponible en el internet en esta dirección, con el título "EL INCA GARCILASO, UN INDIO ANTÁRTICO (1539-1616)". No se trata exactamente de un estudio dedicado a este punto específico de los vínculos "antárticos" declarados por el historiador y escritor peruano, pero sí de su contexto de tiempo y del reflejo de los mismos en su obra, especialmente de sus famosos "Comentarios Reales de los Incas", publicado en Lisboa el año 1609. Por mi parte, ha he dicho algo sobre la referencia que hace don Alonso de Ercilla a la "región antártica famosa" para referirse a Chile, y que anticipó incluso a Garcilaso y a Mexia, al tratarse de un poema épico producido en el siglo XVI. En los mapas de Ortelius y Mercator, además, se observa que en el imaginario europeo América del Sur se separaba apenas del continente polar por el Estrecho de Magallanes, de modo que toda la masa austral del continente era una periferia o vecindario antártico, según esta idea. Quizás esto haya sido otra razón para pensar en la estrechez "antártica" del Sur del Nuevo Mundo.

LOS DÍAS TIRANOS DE LA ÑUSTA HUILLAC EN LA PAMPA DEL TAMARUGAL

La Ñusta Huillac, en estatua de la explanada de La Tirana.
Coordenadas: 20°20'9.77"S 69°39'23.11"W (plaza de La Tirana, donde está la estatua de la Ñusta) 20°20'26.08"S 69°39'3.50"W (lugar de la Iglesia antigua, donde se encontró la cruz)
Esta historia es bien conocida, pues es la base de la tradición del culto a la Virgen del Carmen de La Tirana.
Cuentan que en perdidas tierras de bosques ancestrales y refugios secretos, gobernó en el pasado y por toda la Pampa del Tamarugal una tiránica princesa inca, extendiendo con crueldad su poder sobre los territorios que alcanzaban el vasto territorio de Tarapacá .
Llamada la Ñusta Huillac, esta legendaria princesa habría sido hija de un sumo sacerdote incásico llamado Huillac Huma, quien junto al príncipe Paullo Tupac acompañó al conquistador Diego de Almagro en su viaje desde el Cuzco hacia Chile, en 1535. Sin embargo, hacia la llegada al actual poblado de San Andrés de Pica, Huillac Huma desertó de la expedición y, con objeto de huir para provocar una rebelión contra los mismo castellanos con los que había salido desde el Perú, se marchó rumbo a la frontera de Liper.

lunes, 1 de octubre de 2012

¿¿¿Y LES LLAMAN "PALOMAS"???

Fuente imagen: encuestafacil.com
Ni los varios años que trabajé en publicidad me permitieron saber quién fue el patudo que bautizó como “palomas” a esos adefesios de comunicación comercial y propagandística compuestos de dos paneles con una unión articulada en su parte superior, y que ahora están siendo colocados de a miles por todo el país. Les hubiese quedado mucho mejor la denominación de “buitre”, “jote” o “gallinazo”, si se trataba sólo de comparar su forma con la de un ave. Los colgantes, en cambio, quedarían bien motejados como “murciélagos”, por razones obvias.
La publicidad de las campañas políticas ya tiene sus propios mártires, por cierto. Hace unos cinco años, por ejemplo, un brigadista del comando electoral de un comediante que quiso vivir la experiencia de ser alcalde en La Florida, falleció electrocutado mientras ponía esos carteles colgantes estrictamente prohibidos por la Ley 18.700, Artículo 32. El finado era un padre de familia y tenía 44 años, probablemente rebajándose a trabajar en la propaganda política más por necesidad económica que por convicciones, que ya muy pocos sustentan aún entre la (justificadamente) apática y decepcionada sociedad chilena.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook