lunes, 28 de noviembre de 2011

"JAZZ A LA VEGA": COMENZÓ UNA NUEVA ÉPOCA PARA LA MÚSICA EN LA CIUDAD

Coordenadas: 33°25'43.60"S 70°38'57.63"W
La Vega Central y sus barrios adyacentes fueron semillero y escenarios de grandes artistas nacionales, como el Guatón Zamora, Mario Catalán, Roberto Parra, Hirohito y su conjunto de cumbias, entre muchos otros ejemplos. El tiempo fue haciendo que esta característica del gran mercado de abastos de La Chimba se fuera perdiendo, pero en años recientes se ha producido un enorme y sorprendente regreso de la antigua tendencia, cuya última manifestación ha sido recién en el fin de semana, con el exitoso festival "Jazz a la Vega", realizado los días 25 y 26 de noviembre, a partir de las 19:00 horas y hasta pasadas las 22:00 de la noche.
Con entrada liberada para un escenario montado frente a la Plaza de Remates del recinto veguino, este extraordinario encuentro pretende ser el primero de una nueva tradición jazzística que comienza desde ahora en La Vega Central. Se inauguró con un coctel, brindis de honor y visitas de autoridades como la Alcaldesa de Recoleta doña Sol Letelier, además de los presidentes de los sectores y locatarios que conforman la Comunidad de la Vega Central.

lunes, 21 de noviembre de 2011

SIGUIÉNDOLE LA HUELLA A CUATRO IMPORTANTES JARRONES DE SANTIAGO: ¿DE DÓNDE PROVIENEN? ¿EN DÓNDE ESTÁN AHORA?

Uno de los dos únicos jarrones "caprinos" que quedan en el Santa Lucía.
Coordenadas: 33°26'15.79"S 70°39'2.41"W (primera ubicación) 33°26'30.13"S 70°38'38.16"W (segunda) 33°26'28.43"S 70°38'1.55"W (actual)
Calculo que los jarrones de los que hablaré, deben encontrarse entre las piezas de ornamentación pública y de naturaleza artística más antiguas de Santiago, remontándose a mediados del siglo XIX, aproximadamente. Aparecen en fotografías de la Plaza de Armas tomadas luego de la remodelación que dejó un jardín circular alrededor de la Fuente de la Libertad Americana, la que ya estaba allí, a su vez, desde los tiempos de don Diego Portales.
Estos modelos eran jarrones de mármol que llamaremos "caprinos", porque a cada lado tienen cabezas cabrías o capricornios con miradas en sentidos opuestos, pero conectadas por guirnaldas de motivos florales también talladas delicadamente sobre el material, que cruzan la pieza por sus dos costados. Tengo entendido que se trata de piezas italianas, probablemente de mármol de Carrara, aunque me han sugerido que pueden ser de origen francés, según otras referencias informales que he consultado y que no me convencen mucho. Además de las cabezas de cabras y las orlas de flores, se distinguen por tener una boca estrecha y una base estilizada, que les da aspecto de cántaro o copa. Sus medidas son de unos 120 cm. de altura, una base cuadrada con cerca de 55 x 55 cm. y la boca del jarro con 45 cm. de diámetro, aproximadamente.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

OSCAR ESPINOSA MORAGA: EL HISTORIADOR "MALDITO"

Oscar Espinosa Moraga en los años sesenta (retratado en uno de sus libros).
Coordenadas: 33°26'41.83"S 70°39'5.88"W (ex residencia) 33°24'40.22"S 70°38'51.39"W (sepultura)
El 20 de noviembre de 2010, hace un año ya, falleció el historiador, investigador y genealogista Oscar Espinosa Moraga, cerca de los 83 años. Como era esperable, su muerte no fue comunicada en ningún diario; no apareció en ningún noticiario y, de hecho, muchos de los que le conocimos en vida no nos enteramos de esta partida sino hasta en el transcurso de ese año 2011, lo que evidencia el total retiro en que se encontraba viviendo sus últimos ánimos, especialmente tras abandonar su departamento en la entrada de calle San Diego, allí detrás del característico edificio cilíndrico Reval de la esquina con la Alameda. Tampoco supe de algún círculo histórico que haya hecho mención de su partida.
No es difícil presumir desde dónde proviene tanta desidia emocional (o pasional, más bien dicho): don Oscar fue controvertido toda su vida y jamás, jamás de los jamases, fue políticamente correcto. No tuvo pelos en la lengua ni reparos para provocar y echarse encima a todos lo que le reprocharan su lenguaje directo e inquisitivo contra quienes consideraba gente que obedecía a intereses internacionalistas opuestos al bien nacional, particularmente en asuntos de territorio, soberanía y diplomacia. Despreciaba profunda y explícitamente al entreguismo y, por eso, recibió sólo un puñadito de reconocimientos por su enorme trabajo como historiador, pues su actitud desafiante y enfática tocaba las fibras sensibles de la mayoría de la casta política chilena y sus sectas, tradicionalmente viciadas de desidia, cobardía e ignominia en temas de soberanía y diplomacia.

martes, 15 de noviembre de 2011

FRAGMENTOS DE LA ÉPOCA DORADA DEL VIDEOJUEGO (Capítulo 8): "GALAGA"

"Galaga" fue concebido desde un principio como juego de extraterrestres y disparos al cielo ("matamarcianos") al estilo introducido por "Space Invaders". Sería en 1981 que salió al mercado este videogame de temática espacial y ciencia ficción, famoso por sus moscas-alienígenas que atacaban a la nave modular de tiros controlada por el jugador en la base de la pantalla.
Creado por un equipo de programadores y desarrolladores de Nobuyuki Ohnogi, para la firma Namco con el nombre original nipón "Gyaraga", este juego de bichos espaciales nació como secuela o continuación de uno anterior llamado "Galaxian", que en 1979 había sido presentado al mundo en el mencionado estilo de "Space Invaders" pero con el aditivo de que los invasores podían salirse de sus rígidas formaciones lineales y atacar al jugador en una acción suicida, como lo hacían los pilotos kamikaze de la Segunda Guerra Mundial.

viernes, 11 de noviembre de 2011

UNA GARITA LLAMADA "MAPOCHO"

Imagen de 1920 del archivo fotográfico Chilectra, con la histórica Garita Mapocho.
Coordenadas:  33°25'57.20"S 70°39'10.27"W (ex ubicación)
Artículo del autor de este blog, publicado en la Revista "La Nueva Aurora de Chile" N° 16 del Instituto de Investigaciones Históricas General José Miguel Carrera (Nov. 2011).
Románticos tiempos aquellos: el tranvía recorría la ciudad y atravesaba el río Mapocho por el Puente de los Carros, frente al Mercado Central. Tal como la Plaza Argentina de Estación Central, Plaza Venezuela frente a la Estación Mapocho era un punto central en el intercambio y la conectividad de aquellos viejos carros, cuyas versiones eléctricas comenzaron con el propio siglo XX a ser utilizados para el transporte de la creciente ciudad de Santiago.
La Compañía del Ferrocarril Urbano estableció corrales y talleres para sus tranvías al otro lado del río, frente al mencionado puente, en dos largos galpones paralelos ubicados en calle Artesanos; los mismos que, en 1948, pasaron a ser sede del mercado de La Vega Chica. Tras la canalización del río Mapocho y la destrucción del Puente de Cal y Canto, además, la antigua versión del Puente de los Carros había sido reemplazada por el actual del mismo nombre, pero de sistema mecano. Un intenso paso de tranvías tenía lugar en él durante esos años.

¿DÓNDE QUEDABA EL BAR "ROXY"?

Vista del antiguo "Roxy Bar" cuando estaba hacia calle Ahumada, en fotografía que creo perteneciente a la revista Life.
Coordenadas: 33°26'31.29"S 70°39'4.13"W (primer local, aprox.)
Algunas memorias nostálgicas han citado al "Roxy Bar" entre intelectuales, escritores y artistas que alcanzaron a conocer el Santiago de mediados del siglo XX. La cantidad de anécdotas y episodios que allí se tejieron, además, hacen imposible explicarse cómo se olvidó tan fácilmente su nombre y su ubicación en la ciudad, apenas señalada por ahí por las proximidades de donde otrora funcionara la casa comercial "Hombo", también desaparecida, en la conjunción de las calles Ahumada, Moneda y Nueva York, a espaldas del Edificio Ariztía y del ex hotel "La Mundial", del Barrio La Bolsa.
No era tan festivo y popular como algunos parecen creer; o al menos no en un principio. Empero, Eduardo Balmaceda Valdés sí apuesta por él en "Un mundo que se fue", como "el más alegre, simpático y de tono en la ciudad". Creemnos, sin embargo, que más bien tenía cierta elegancia y atractivo para jarana un poco más reservada y menos bulliciosa que otros sitios de la ciudad, como podrían ser por ejemplo los de calle Bandera, pues sus precios no estaban al alcance de todos los bolsillos, según recuerdan quienes alcanzaron a conocerle. Era "como un pequeño y aristocrático club", al decir del mismo autor.

PREMIO "LLAVE DE ORO"... SITIO RECOMENDADO DE HOY: "FOLKLORE Y CULTURA CHILENA"

  • Autor: Carlos Fernandois Olivares
  • Categoría: blog (servicio Bligoo)
  • Inicio: Año 2009
  • Temáticas: folclore, cultura, música tradicional, patrimonio inmaterial, chilenidad
Hago debutar este modesto reconocimiento de "La Llave de Oro" para los sitios de la internet dedicados a dar espacio a la cultura y al patrimonio chilenos, con un destacado de lujo: "Folclore y Cultura Chilena", de Carlos Fernandois Olivares.
Sin duda, "Folclore y Cultura Chilena" corresponde a uno de los blogs más importantes e interesantes de todos los disponibles en el territorio de internet conquistado por creadores chilenos: independiente, prolijo y, por qué no decirlo también, entretenido, arrasando con el dogma academicista de que toda buena biblioteca debe ser aburrida.
Hace tiempo ya que don Carlos Fernandois ha destacado en los círculos de gestores y difusores culturales vía internet, pero por volumen y cantidad de documentación, "Folclore y Cultura Chilena" nos parecen constituye una visita obligada y necesaria. Su blog es un verdadero homenaje al costumbrismo, la tradición, el patrimonio tangible e intangible, con una amplitud que le permite abordar el folclore y la cultura pasando por toda la gama disponible al conocimiento: popular, tradicional, innovadora, conservadora, participativa, nuevas corrientes, revisiones, urbanidad, ruralidad, celebraciones, conmemoraciones, carnavales, rescates de memoria, etc. Pocos sitios llegan a ser tan completos, convirtiéndose, en este caso también, en una estupenda guía o cartelera de actividades y eventos relacionados.

lunes, 7 de noviembre de 2011

A PROPÓSITO DE UNOS JARRONES SUSTRAÍDOS DESDE EL SANTA LUCÍA... UNA CARTA A LAS AUTORIDADES POLÍTICAS DE ESTACIÓN CENTRAL

Ayer domingo 6 de noviembre de 2011, el periodista Darío Zambra publicó un interesante reportaje en el diario "La Tercera", sobre un tema que hemos abordado varias veces en este blog: la desaparición misteriosa de las piezas ornamentales del Cerro Santa Lucía.
En dicho artículo se menciona la situación de los jarrones franceses de la fundición francesa Val d'Osné, sacados del cerro y colocados en la Alameda Bernardo O'Higgins hacia el lado de Estación Central cuando esta comuna todavía pertenecía a la Municipalidad de Santiago, lo que me recuerda uno de los tantos episodios con sabor a salmuera que pude acumular haciendo vanos esfuerzos por revertir el penoso estado y la progresiva desaparición de los mismos ornamentos, que se encontraban en pésima situación ya hace dos años y que ahora han de estar peores.
El siguiente es un correo electrónico que dirigí a las autoridades señaladas al inicio, el lunes 19 de abril de 2010, con las imágenes que aquí se adjuntan:

jueves, 3 de noviembre de 2011

UNA HISTÓRICA ESQUINA DEL CENTRO DE SANTIAGO, PARTE I: LA LARGA ÉPOCA DE LA DESAPARECIDA POSADA DE SANTO DOMINGO

Antigua imagen del portalón de acceso a la Posada de Santo Domingo, hacia el cambio de siglo, con su decoración barroco-criolla. La ausencia de símbolos heráldicos familiares sobre la puerta, a diferencia de otras casas coloniales parecidas (como la Sánchez Fotecilla, de Agustinas), quizás se deba a las medidas decretadas durante el Gobierno de O'Higgins que obligaron a remover muchos de estos emblemas.
Coordenadas: 33°26'10.22"S 70°39'0.96"W
La esquina de calle 21 de Mayo con Santo Domingo arrastra sobre el recuerdo urbano una historia mucho más interesante de lo que podría pensarse hoy en día, mirando esa pequeña plazoleta con fuente de aguas al centro, opacada por la majestuosidad de la antigua iglesia dominicana que se yergue al frente. La verdad es que este rincón capitalino ha crecido con la propia ciudad, desde sus orígenes, siendo uno de los primeros puntos que se precisaron dentro del mapa de planta del pequeño campamento semi-militar del siglo XVI, que en nuestros días conocemos como Santiago de Chile.

martes, 1 de noviembre de 2011

LA PLAZA IQUIQUEÑA DE LOS CROATAS Y LOS AJEDRECISTAS



Aspecto de la plaza en 2005, en la obra "Los croatas, el salitre y Tarapacá" de Vjera Zlatar Montan.
Coordenadas: 20°14'19.45"S 70° 8'31.15"W
Muchos visitantes de Iquique confunden la Plaza Croacia con la más ostentosa y espectacular Plaza Slava de la Costanera, recientemente habilitada luego décadas de ausencia. La verdad es que la Plaza Croacia se encuentra más al Sur y al poniente, frente al cuartel de bomberos en el Parque Balmaceda, en en la punta de diamante que se forma con la avenida Tadeo Haenke y la proximidad a la ex avenida Aeropuerto (así llamada porque se trazó sobre el acceso al antiguo aeropuerto iquiqueño), que en algún  arranque creativo de la municipalidad fue rebautizada en homenaje a don Luis Emilio Recabarren con su nombre pero produciendo -según constato- grandes confusiones y disonancias con el uso, al igual que ha sucedido con el cambio de título de varias otras calles de la ciudad y habiendo otras con nombres que tendría bastante más mérito revisar, me parece.
Como se detalla en la obra "Los croatas, el salitre y Tarapacá" de Vjera Zlatar Montan, estos inmigrantes fueron un gran aporte y una presencia fundamental en las regiones extremas del Norte de Chile, curiosamente como sucede también en el Sur austral, en la región magallánica. Como comerciantes, inversionistas o trabajadores, participaron de prácticamente todo el desarrollo industrial de Tarapacá: en el mineral de Huantajaya, en las covaderas, en la fiebre del salitre y después en la extracción cuprífera. Los apellidos de este origen abundan en algunos barrios, registrados pulcramente en la columna de la principal figura del mencionado conjunto conmemorativo reinaugurado en la Plaza Slava.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook