martes, 30 de agosto de 2011

LA MAGIA DE ALFREDO MOLINA LA HITTE EN UNA VITRINA DEL METRO

Autorretrato de Alfredo Molina La Hitte, hacia 1942, con fotografías de actores del filme chileno "Bar Antofagasta" a su espalda (Fuente imagen: Exposición DIBAM en Metro Santa Lucía, agosto-septiembre 2011).
Coordenadas: 33°26'34.50"S 70°38'42.35"W (Estación Santa Lucía)
Estoy tratando de aprovechar mis días de regreso en Santiago resucitando este blog y, a poco de arribar, ya encontré una muestra maravillosa en el Metro de Santiago, particularmente en la Estación Santa Lucía: una vitrina con cerca de 30 imágenes tomadas por el fotógrafo y verdadero retratista de la vieja bohemia chilena, Alfredo Molina La Hitte, a quien ya había dedicado una entrada hace tres años, con relación al lanzamiento del trabajo "El Santiago que no dormía" con una selección de sus trabajos (para verla, clic aquí).
Dejé ir por lo menos tres pasadas del tren concentrado en estas fotografías; bellas, cautivantes y de una estética única... Es sorprendente la intensidad de esta sencilla experiencia en tan pocos metros cuadrados de vitrina, convertidos en una verdadera ventana poética hacia el pasado; casi un vórtice hacia la luz de las candilejas desaparecidas de las artes escénicas chilenas. Época de plumas, lentejuelas y glamour; de músicos uniformados en el terno y la corbata humita, impecables, con carreras sostenidas sólo del talento y cuando no había prensa de farándula, ni siliconas, ni liposucciones, ni líos de cremallera.

sábado, 20 de agosto de 2011

CENTENARIO DE RAÚL MORALES ÁLVAREZ: PLUMA Y PASIÓN EN LA CRÓNICA DEL VIGÉSIMO SIGLO

Raúl Morales Álvarez, en fotografía publicada en el sitio web de "El Funye".
Una prodigiosa genialidad como la del cronista y reportero Raúl Morales Álvarez, tiene una virtud ventajosa sobre la de los maestros de otras disciplinas escritas: al vincularse y expresarse directamente a través de las comunicaciones que conforman la mass media, de los soportes de información social, necesariamente debe ser compartida con el resto, por su propia naturaleza y vía de existencia. Todos, de alguna manera, quedamos al alcance de ese fervor luminoso y casi cegador del talento; todos participamos y somos tocados por su brillo, y terminamos cubiertos por el fulgor de sus dotes excepcionales. A su vez, la luz de esta misma genialidad perdurará más allá de la vida física de quienes la encendieron, dándole acceso a esas instancias de perpetuidad de obra que sólo los talentosos son capaces de alcanzar.
Se cumplirá un siglo desde que Raúl Morales Álvarez nació en Quito, un 24 de agosto de 1911. Aunque su familia era chilena, su llegada al mundo tuvo lugar en el país ecuatoriano porque su padre, el Almirante Rubén Morales Feronne, casado con doña Amalia Álvarez Saavedra (dueña de la Hacienda "La Boca" de Talagante), se hallaba por aquellas tierras en misión diplomática.

viernes, 12 de agosto de 2011

FRAGMENTOS DE LA ÉPOCA DORADA DEL VIDEOJUEGO (Capítulo 5): "PONG"

Cabina de los primeros "Pong", en lo que marcó el origen de los juegos arcade y de los centros de videogames. Fuente imagen: www.gamereactor.dk
El inicio de una gran revolución en las tecnologías recreativas tuvo lugar en noviembre del año 1972, cuando salió al mercado el alguna vez famosísimo game electrónico "Pong", que -en muchos aspectos- diera el paso fundacional hacia los modernos sistemas y productos del mercado de los videojuegos, aunque su éxito se basó más en la conquista comercial que en la estricta originaliad, como veremos.
Nacido como juego de destreza y simulación deportiva, particularmente del ping-pong o tenis de mesa, consistía en una representación de un partido donde dos simples líneas o barras blancas eran las paletas de los jugadores y un punto rebotaba por la pantalla como una pelotita. Bastaba una línea segmentada en el eje central para señalar la posición de la red. El juego simulaba la posición de un tablero visto en forma horizontal, y podía usarse con uno o dos jugadores.
Su creador fue el ingeniero Nolan Bushnell, asistido por su colega y socio Ralph Baer, a quien muchos señalan como principal impulsor del proyecto, desarrollándose en la Syzygy Engineering para su célebre compañía Atari, la creadora de las populares consolas con su nombre, mismas que alegraron las navidades de tantos niños de entonces. De hecho, llamado también "Tele-Pong" en su época, el videogame marca el inicio de los juegos de la consola en Atari, que incluso produjo un joystick especial para sus jugadores, que contaba con una perilla de rueda además del botón, para los movimientos duros y rectos del cursor que hacía la representación de la paleta.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook