domingo, 17 de junio de 2007

APODOS CURIOSOS E INGENIOSOS QUE SE DA EN CHILE A ALGUNOS EMPLEOS Y OFICIOS

"Palomitas", vendedoras de dulces típicos chilenos en la estación de ferrocarriles, en 1951. Imagen de Marcos Chamudes Reitich, perteneciente a las colecciones fotográficas del Museo Histórico Nacional.
Estos son algunos de los motes ingeniosos y algo burlescos que han recibido en Chile algunos trabajos pintorescos vigentes y otros desaparecidos:
  • AFILADOR: En realidad se refiere al cada vez más escaso afilador de cuchillos, con su clásico carrito de esmeril accionado por el pie, pero se le llama afilador a secas por una picardía de connotación sexual, aludiendo a la asociación malvada que se hace en Chile del verbo afilar. El mito dice que cuando pasa el afilador hay que poner urgentemente "el poto para el lado de la muralla".
  • BAILARÍN DEL MAR: Son los buscadores y recolectores de machas (Mesodesma donacium) o alternativamente hacia el Sur de navajuelas o huepos (Ensis macha), todos ellos en la orilla de las playas. Así llamados porque parecen "bailar" un twist con los pies en las arenas mojadas escarbando en ellas para encontrar los moluscos, fueron muy populares especialmente hacia el Norte del país en alguna época, y había familias completas que se dedicaban a esto todavía en los años ochenta. Sin embargo la progresiva escasez del recurso ha ido sacando de la costa chilena a los bailarines del mar.

sábado, 16 de junio de 2007

EL PICARÓN: LA DULCE Y ESPONJOSA ROSQUILLA FRITA DE LA INDEPENDENCIA

Fuente imagen: nestle.cl
Por estos días próximos, tendrá lugar el Solsticio de Invierno, que marca en nuestro Hemisferio Sur el inicio de la estación de las lluvias y, en la cultura nacional, también la estación de los sabrosos "picarones". Buena ocasión para que hablemos algo sobre ellos.
Se lo bautizó tempranamente picarón, en tiempos que ya nadie recuerda. Nació entre las clases populares del Virreinato del Perú; según parece, basándose en la adaptación de la receta de los buñuelos españoles, traídos a América por los conquistadores. Su característica forma redonda y perforada era propia y probablemente única por estas latitudes, hasta el arribo de la internacional rosquilla americana o dona por estos mismos lares.
En los tiempos coloniales tenía algo especial que lo hacía distinto a los demás postres y pasteles: era algo así como el equivalente a las galletitas del té de la tarde en la tradición inglesa. No cuesta entender por qué penetró tanto en la sociedad chilena, entonces, acostumbrada desde antaño a la hora de la “once”, entre el almuerzo y la cena o comida final del día.

martes, 12 de junio de 2007

¿UNA CUARTA BANDERA CHILENA HA SIDO OLVIDADA POR LA HISTORIA?

En la época de Fiestas Patrias, es común ver algunas reproducciones de las banderas históricas de Chile, entre la Patria Vieja y la Patria Nueva, pues el largo y doloroso proceso de la Independencia nos dio tiempo de revisar nuestros propios símbolos nacionales varias veces y dejar las etapas del proceso plasmadas en ellas. Estas representaciones cumplen con lo que usualmente se enseña sobre el tema; es decir, que las banderas chilenas han sido sólo estas tres: la de la Patria Vieja, la de Transición y la actual de la Patria Nueva.
Sin embargo, para algunos historiadores habría existido una cuarta bandera, previa a la definitiva de la República en la Patria Nueva, cuyo uso quizás marginal y efímero ha llevado a muchos autores a desconocer su existencia o minimizar su valor como símbolo patrio e histórico. La mayoría de ellas no la considera auténticamente un heraldo relevante en la cadena de pabellones patrios de la historia chilena, e incluso se discute sobre si existió o sólo fue una intención jamás materializada, pues hay quienes llegan a ponerla en duda, cuando no la desconocen por completo.

miércoles, 6 de junio de 2007

EL CORVO CHILENO: HERRAMIENTA, ARMA Y SÍMBOLO HISTÓRICO

Corvos de la Guerra del Pacífico (Colección de Marcelo Villalba Solanas).
Por largo tiempo, el cuchillo corvo chileno ha sido una sólida alegoría del minero, del roto e incluso del huaso, permanentemente asociado al folklore y criollismo. Fueron sus mejores manipuladores quienes, haciéndose acompañar de tan fiel herramienta de trabajo y arma de combate a un lado del cuerpo -quizás desde la Independencia en adelante-, lo fueron convirtiendo también en un emblema militar, aunque este vínculo fue difuminando su ligazón ancestral e íntima con el trabajador chileno, desde mucho antes que éste se hiciera "milico" a razón de las circunstancias históricas.
Y aun antes de ponerse el uniforme de la doctrina franco-legionaria previo a la famosa prusianización del Ejército, el criollo usó el corvo también para investirse de esa misma imagen temible del rufián engañosamente romántico: el que se ha encarnado en las identidades de personajes tales como el bandolero-héroe Vicente Neira, el mismo que asistiera a Manuel Rodríguez, o el temido Benavides del Sur indómito, y la infame jauría de Los Pincheira o el "Brujo" Liberona de La Chimba, dando una inagotable batería de inspiración a la narrativa, la poesía y las canciones costumbristas. Así se refleja en la letra del "Bandido" de Patricio Manns, su tema debut de 1959 que ha sido grabado también por "Los Cuatro Cuartos" y por los argentinos "Los Trovadores del Norte":

domingo, 3 de junio de 2007

¿LA BIOGRAFÍA DE PORTALES QUE FUE SEPULTADA CON SUS PROPIOS RESTOS?

Esta memoria sobre el Ministro Diego Portales Palazuelos, fue encargada por el propio Gobierno de Chile a don Fernando Urízar Garfias, el día en que se trasladaron sus restos hasta la Catedral Metropolitana de Santiago. Por lo tanto, podría corresponder al manuscrito contenido en el pergamino que fuera colocado dentro de una envase junto al cuerpo del ilustre personaje, hallados hace sólo un par de años. Aunque el texto fue conocido desde entonces y figuraba en algunas publicaciones, habría sido casi olvidado y eventualmente "redescubierto" por analistas e investigadores, si acaso fuera tal, tras dar de manera accidental con la ubicación precisa del cuerpo dentro de la iglesia, durante marzo del año 2005. En estos momentos, el manuscrito está siendo investigado. Por si acaso, republico acá la señalada biografía, actualizando la ortografía pero sin alterar la redacción original, en la proximidad de un nuevo aniversario del asesinato del ilustre ministro señalado como el forjador del Estado en Forma de Chile. Las copias del original del texto que trascriboy que incluyen un grabado con el retrato del ministro, se encuentran en propiedad de don Jacinto Pavez, investigador y presidente del Centro de Estudios Históricos Lircay, además de entusiasta portaliano.
Don Diego José Víctor Portales, hijo legítimo de don José Santiago Portales y doña María Fernández de Palazuelos, nació en Santiago de Chile el 16 de junio de 1793.
Estudió en el colegio de San Carlos gramática latina, filosofía, teología, bellas artes y algo de jurisprudencia; y con estos elementos desplegó el talento extraordinario, las grandes virtudes y la fuerza de carácter que le condujeron después a los puestos más elevados, con que encadenó la fortuna y se hizo el hombre más importante, más célebre y más popular de Chile.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook