_____________________

_____________________

domingo, 22 de noviembre de 2015

UNA VISITA AL MUSEO DE AUTOS ANTIGUOS DE CHILE EN QUILICURA

Coordenadas: 33°19'38.12"S 70°43'45.43"W
Don Gabriel Lira es un personaje en todos sus aspectos y manifiestos. Tiene ese aire de los antiguos patrones de campo en sus formas y su lenguaje con cargas de picardía. Hospitalario, atento y con una velocidad asombrosa para responder con chistes improvisados o distender situaciones sacando risas mientras finge hablar con seriedad, no sabe exactamente cuál es su inclinación profesional: responde que es "algo así como arquitecto agrícola", para decir que un poco de todo y a la vez nada. Es que sus padres lo obligaron a entrar a la Escuela Militar para rectificar su desordenado estilo de vida, cuando joven, escalando varios grados antes de retirarse "justo a tiempo", según acota aludiendo a aquella contingencia histórica.
Desde entonces, el Sr. Lira se dedicó a la gerencia de empresas, la minería, y también a los estudios históricos y la investigación de su onerosa pero gratificante pasión: el coleccionismo de automóviles.
Una vida como viajero, coleccionista y hombre de mundo ha llenado su agenda de nombres ilustres y de personajes notables de la historia chilena, además de innumerables contactos que le han servido para enterarse de la existencia e ir adquiriendo nuevos ejemplares para su exposición. Es de esas personas que siempre conocen alguien en el lugar, ciudad o ambiente que uno mencione. Además, su encanto con las tuercas y las bujías es mucho más profundo que sólo comprar y poseer: con la misma energía repara sus piezas, las devuelve a la vida con sus mecánicos expertos, a la vez que indaga, clasifica y recolecta información tanto a nivel técnico e histórico sobre cada modelo, como también sobre la historia particular de cada ejemplar conseguido.
Hace unos años, en 2003, viendo don Gabriel que sus joyitas se acumulaban atrayendo a los curiosos mientras su participación en el negocio minero se reducía, comenzó a imaginar la posibilidad de establecer un lugar propio para mostrarlas al público involucrándose así en labores de corte más cultural y social. Así decidió crear su propia Fundación Lira para respaldar la exhibición de automóviles en un amplio galpón de Quilicura: su Museo de Autos Antiguos de Chile.
Edificio del museo, visto desde los jardines.
Acceso al edificio y jardines.
Vista lateral del edificio.
Exterior, con automóviles en exposición.
Carrocería demostrativa del "antes" y "después" de las restauraciones.
La aceptación fue inmediata y comenzó a recibir incluso visitantes del extranjero, llamando la atención de algunos reporteros y periodistas. Más del 30% de sus visitas son turistas, de hecho, muchos de ellos llegados en cruceros desde Valparaíso y llevados por agencias. Además, don Gabriel tiene algunas piezas tan exclusivas que le han permitido acceder a selectos clubes internacionales de coleccionistas de vehículos en general o de algunas marcas y modelos en específico. Su colección podría estar entre las más grandes de Sudamérica y del Hemisferio Sur, según parece.
Uno de los grandes méritos del museo es que cerca del 80% de de los 300 ejemplares, está en estado operativo y "andando", haciendo a veces algunos recorridos demostrativos a bordo de ellos.
Entre otras maravillas, se puede observar uno de los cuatro únicos Mercedes-Benz de la línea 130H de 1930, que diseñó Ferdinard Porsche y que luce muy parecido a su magna obra el Volkswagen "escarabajo" de 1938, diseñado para el III Reich. También está el Armstrong Sideley de 1948  que llegó como una "indemnización" británica a Valparaíso por el retraso de varios años en la entrega de una partida de cañones de la misma marca del auto, que habían sido adquiridos para la Armada de Chile. No llama menos la atención el elegante Oldsmobile 98 de 1969, que con sus 5.7 metros de longitud fue un hito en la historia de los automóviles más largos que se hayan lanzando al mercado.
Otro vehículo interesante y de alto valor patrimonial más relacionado con nuestro país, es un carro contra incendios Ford AA de 1927, preciosa reliquia que perteneció al Cuerpo de Bomberos de Malihue, aunque su tambor cisterna de madera se perdió para siemre, debiendo ser reemplazado por una gran barrica.
También hay un ejemplar modelo Nobel 1962, una de las pocas experiencias de automóviles fabricados en Chile al ser el único casi enteramente armado acá, pero que no podría ser considerado esencialmente "chileno" como sucedió con el caso del Yagán a principios de los setenta, por corresponder a un vehículo desarrollado en Alemania. Existe cierto debate de los amantes de las tuercas sobre estos puntos, por cierto.
Don Gabriel Lira, Presidente de la Fundación Lira y Director del Museo.
Vista interior del galpón principal.
Otra vista interior del galpón principal. Imágenes históricas al fondo.
La colección de la Sala Principal vista desde el segundo nivel.
Vista interior del galpón principal, pasillo.
Creciendo rápidamente la muestra, en marzo 2011 inauguró la llamada Exposición de la Moda, correspondiente a la ampliación y presentación formal de trajes originales de época y maniquíes vestidos que acompañan a los automóviles en exhibición.
La ambientación consta también de imágenes históricas ampliadas, reproducciones de publicidad relacionada con la industria automotriz y banderas de los países fabricantes de vehículos allí mostrados. Justo un año después, en marzo 2012, inauguró la Sala de la Defensa en un galpón adyacente y de menores dimensiones, con vehículos pertenecientes al Ejército de Chile, incluidos tanques Sherman y M-41, que son la principal atracción de los visitantes de esta sección. En todo el recinto, están repartidos unos 22 vehículos militares.
La fundación sin fines de lucro cuenta con automóviles antiguos originales partiendo del año 1908 con un Ford Runabout; 75 marcas a la vista en total, además de exponerse algunas réplicas de vehículos precurSores en su tipo como el auto-vapor Cugnot de 1769 (que don Gabriel piensa echar a andar pronto) y la bicicleta de madera versión velocípedo diseñada por Joseph Nicéphore Niépce en 1818, a partir de las propuestas de Karl von Drais.
En sus tres galpones y jardines también tiene exhibiciones de artefactos, memorabilia, accesorios y motores (como el famoso motor Wankel), las grandes reproducciones fotográficas sobre viejas bombas surtidoras y contenedores de gasolina, una  biblioteca con la completa colección de la inolvidable revista "Mecánica Popular" y una reproducción de un taller mecánico de 1930 (basado en uno real que existió en Santiago, en Alameda de las Delicias) con un auténtico Ford A 1929 y herramientas de la época en su interior.
Vitrina de exhibición. Colección de modelos a escala.
Vitrina de exhibición. Colección de insignias corporativas.
Vista interior del galpón anexo, con más automóviles de la colección.
Interior de la sala anexa.
Vista del galpón anexo. Pasillos interiores.
Son 12 mil metros cuadrados edificados y una pista de paseo de 3.600 para una jornada completa de historia de la industria automotriz allí en el museo cuya colección es tan valiosa que, según cuenta su dueño, en una ocasión llegó hasta allí un jeque árabe de visita en Chile, acompañado de un ejecutivo de un importante banco. El magnate había quedado fascinado con la colección de vehículos y ofreció al señor Lira lo que quisiera por venderla, mostrándole la chequera. Sin embargo, el Presidente de la fundación no se tentó y respondió parco: "Disculpe, pero ni Ud. tendría el dinero suficiente para pagar lo que esto vale para mí". Hasta ahí llegaron las insistencias del multimillonario.
Hay un alcance social interesante de la Fundación Lira y su museo: ha implementado un activo plan de invitaciones para que niños en riesgo social, estudiantes de escasos recursos y ancianos vulnerables puedan hacer recorridos guiados a la muestra, ocasión en la que se les proporciona también un desayuno además de cubrirse el transporte, frecuentemente en coordinación con Carabineros de Chile. Empezaron con este servicio social primero con instituciones de Quilicura, extendiéndolas a otras lados de Santiago con el tiempo.
Para procurar mantener su autofinanciamiento, entonces, se llevan a cabo eventos para empresas, fiestas, capacitaciones, matrimonios y reuniones privadas en sus jardines y su sala con auditorio y comedores en el segundo nivel del galpón principal, llamada Salón Museo Autos Antiguos y con capacidad para unas 1.500 personas.
Contando con un equipo de eficientes empleados, mozos, mecánicos y restauradores, el Museo de Autos Antiguos de Chile de la Fundación Lira se encuentra en calle Cañaveral 200, Quilicura, en el sector de Panamericana Norte altura 9900. Se lo halla abierto al público de lunes a viernes de 10 a 17 horas, más los primeros sábados de cada mes de 10 a 13:30 horas, existiendo la posibilidad pasear en algunos de los automóviles expuestos. Los menores de 15 años entran gratis.
Sus sitios webs son salonmuseo.cl y museoautosantiguos.cl.
GALERÍA DE IMÁGNES:
Réplica de un coche vapor Cugnot de 1770. Considerado el primer automóvil de la historia.
Vista lateral de la réplica de un coche vapor Cugnot de 1770. Considerado el primer automóvil de la historia.
Réplica del velocípedo diseñado por Joseph Nicéphore Niépce en 1818.
Muestrario de motores.
Sala principal, vista desde el fondo.
Maqueta, patrulla Ford 1950 y un taxi Checker 1966.
Pasillo interior, con un Packard 160 de 1940 en primer plano.
Packard 160 1940, Estados Unidos.
Packard 160 1940, Estados Unidos.
Packard 160 1940, Estados Unidos Vista de la cabina y el tablero.
Skoda Felicia 1969 (Checoslovaquia) y Singer Hunter 1954 (Inglaterra).
Skoda Felicia 1969, Checoslovaquia.
Singer Hunter 1954, Inglaterra.
Checker 1966, Estados Unidos. Adaptado para taxi.
Ford 1950, Estados Unidos. Vehículo policial de Carabineros de Chile.
Dodge Coronet 1970, Estados Unidos.
Cadillac Custom 1984, Estados Unidos.
Armstrong Siddeley 1948, Inglaterra.
BMW Isetta 1960, Alemania.
Cadillac serie 62, 1949, Estados Unidos.
Cadillac serie 62, 1949, Estados Unidos. Detalle del capó y su ornamento.
Morris Ten 1946, Inglaterra.
Riley 1946, Inglaterra.
Studebacker Champion 1949, Estados Unidos.
Hudson Commodore 1947, Estados Unidos.
Pontiac Special Deluxe Sedan 1947, Estados Unidos.
Mercury 1946, Estados Unidos.
Chevrolet Fleetmaster 1947, Estados Unidos.
Chevrolet Special Deluxe Sedan 1941, Estados Unidos.
Packard 120 1942, Estados Unidos.
Packard 120 1942, Estados Unidos.
Volvo Amazon 1962, Suecia.
Fiat Balilla 1948, Italia.
Chevrolet Deluxe 1937 y Willys Clipper Coupe 1938, Estados Unidos.
Volvo V18 1962, Suecia.
Fiat Clasico 1935, Italia.
Packard Club Coupe 115 1937, Estados Unidos.
BMW 328 1938, Alemania.
DKW Audi Junior 1938, Alemania.
DKW Audi Junior 1938, Alemania. Vista de la cabina.
Ford 1935, Estados Unidos.
Ford 1935, Estados Unidos. Detalle del ornamento de capó.
Mercedes Benz 170 V Coupé 1938, Alemania.
Mercedes Benz 170 V Sedán 1938, Alemania.
Armstrong Siddeley 1936, Inglaterra.
Adler Trumpf 1938, Alemania.
DKW Audi Junior 1938, Alemania.
Ford AA 1927, Estados Unidos. Adaptado para carro de bomberos.
Ford AA 1927, Estados Unidos. Adaptado para carro de bomberos.
Mercedes Benz 130 H 1930. Diseñado por el ingeniero Porsche anticipando algo del aspecto que tendrá después su Wolkswagen T1.
Opel Super Six 1938, Alemania.
Ford A 1939, Estados Unidos.
Citroen C4 1926, Francia.
Essex Super Six 1924, Estados Unidos.
De Soto 1929, Estados Unidos.
Willys Overland 1930, Estados Unidos.
Marmon 1926, Estados Unidos.
Marmon 1926, Estados Unidos Vista del interior de la cabina.
Ford A1927, Estados Unidos.
Ford A 1927, Estados Unidos Detalle de la cajuela.
Whippet 1929, Estados Unidos.
Chevrolet 1928, Estados Unidos. Atrás, Citroen 1927, Francia.
Oakland AA6 Sport Coupé 1929, Estados Unidos.
Nash 1928, Estados Unidos.
Ford T 1926, Estados Unidos.
Ford T 1926, Estados Unidos. Vista frontal.
Oakland AA6 Sport Sedán 1929, Estados Unidos.
Oakland AA6 Sport Sedán 1929, Estados Unidos.
Oakland AA6 Sport Sedán 1929, Estados Unidos.
Playmouth 1924, Estados Unidos.
Playmouth 1924, Estados Unidos. Vista frontal.
AC 1920, Inglaterra.
Don Gabriel Lira, mostrando a sus invitados el hermoso AC de 1920.
Ford Runabout 1908, Estados Unidos.
Porsche 944 1977, Alemania.
Jaguar XJ6 1986, Inglaterra.
Jaguar XJ6 1986, Inglaterra. Detalle del ornamento de capó.
Oldsmobile 98 1959, Estados Unidos.
Oldsmobile 98 1959, Estados Unidos. 5.7 metros de longitud.
Rambler Nash 1952, Estados Unidos.
Ford V8 AT 1951, Estados Unidos.
Ford V8 AT 1951, Estados Unidos. Observado de cerca por los visitantes.
Ford V8 AT 1951, Estados Unidos. Vista del tablero e interior.
Buick Roadmaster 1947, Estados Unidos. Vista frontal.
Buick Roadmaster, 1947, Estados Unidos.
Buick Roadmaster 1947, Estados Unidos.
Standard Vanguard 1949, Inglaterra.
Standard Vanguard 1949, Inglaterra. Detalle de la paleta señalizadora.
Pontiac Special Deluxe Sedán 1947, Estados Unidos.
Playmouth 1950, Estados Unidos.
Playmouth 1950, Estados Unidos Detalle del frente y el ornamento de capó.
De Soto - Chrysler Sedán 1938, Estados Unidos.
Simca Aronde 1955, Francia.
Oldsmobile 1952, Estados Unidos.
Motor Wankel, rotativo Mazda.
Cadillac Sedán De Ville 1983, Estados Unidos.
Chevrolet Impala 1960, Estados Unidos.
Playmouth Fury 1960, Estados Unidos.
Playmouth Fury 1960, Estados Unidos.
Playmouth Fury 1960, Estados Unidos.
Edsel Pacer 1958, Estados Unidos.
Ford Galaxy 1960, Estados Unidos.
Mercedes Benz 2201969, Alemania.
Réplica de taller mecánico de 1929. Basado en un garaje real de la Alameda de las Delicias por el actual barrio universitario, Santiago.
Réplica de taller mecánico de 1929. Basado en un garaje real de la Alameda de las Delicias, Santiago
.
Réplica de taller mecánico de 1929. Basado en un garaje real de la Alameda de las Delicias, Santiago.
Extintores de incendio Ruda, Alemanes. Ampollas de agua y de tetracloruro de carbono.
Bombas surtidoras de gasolina Mobilgas 1940-1950 y Browser 1911.
Vista de garaje y la colección de artefactos de servicios automotrices. Galpón principal.
Ford Consul 1962, Inglaterra. Se observa el ángulo del vidrio trasero, que muchos consideran un error en su diseño.
Motor Wankel, modelo Mazda.
Motor Wankel, modelo Mazda.
Nobel 1962, Chile. Único automóvil armado en Chile.
Nobel 1962, Chile. Aunque su fabricación se ejecutaba en Chile, en el diseño y concepto participó Alemania.
Pontiac 1953, Estados Unidos.
Suzulight 360 TL 1957, Japón.
Mitsubishi Leo 1958, Japón.
Simca 1000 1969, Francia.
Citroen 11 Ligero Special Deluxe Sedan 1937, Francia.
Lancia Gamma 25 1979, Italia.
Chevrolet Convair 1962, Estados Unidos.
Chevrolet Deluxe Automatico Coupe 1952, Estados Unidos.
Ford Taunus 15-M Station Wagon 1955, Alemania.
BMW 700 1960, Alemania.
Opel Olympia 1955, Alemania.
Commer 1962, Inglaterra.
Fiat 500 Jardinera 1951, Italia.
Simca Topolino 1947, Francia.
Tanque M41 Walker Bulldog 1962, Estados Unidos. Ejército de Chile.
Carro Comancar. Transporte Militar.
Nash de la Agregaduría Naval USA, años 40. Embajada de los Estados Unidos.
Carro de Transporte Personal EE-11. Urutu, Brasil.
Tanque mediano M4 A1 Sherman 1974, Estados Unidos. Escuela de Blindados, sector Carrizo, Antofagasta.
Jeep Willys 1962, Estados Unidos. Jardines del Museo.
Instalación de vehículos militares. Jardines del Museo.
 Carros locomóviles, de motores de vapor. Jardines del Museo.

2 comentarios:

  1. aun existe el ford 56 stationwagons color verde ?

    ResponderBorrar
  2. hola me encanto todos yo tengo un Simca aronde 1959 cabriolet de jo mi numero 9 85861432

    ResponderBorrar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.