jueves, 22 de agosto de 2013

LA NOVIA DE AZAPA: LA LEYENDA ALREDEDOR DE UNA ANIMITA, UNA CARRETERA Y UNA LOCALIDAD

Coordenadas: 18°31'12.43"S 70°11'50.29"W (aprox.)
En estos momentos, me encuentro disfrutando de un apartado retiro de la localidad de Alto Ramírez, en Azapa, un lugar rodeado de vestigios ancestrales de la ocupación del territorio, grandes estancias agrícolas y un aire de convivencia entre el elemento pampino tan propio de la región, con el de la vida campesina que a los "sureños" puede resultarnos más familiar.
Azapa es un lugar extraño, lleno de curiosidades, encrucijadas y connotaciones misteriosas. Junto al archipiélago de Chiloé y el Valle de Elqui, parece ser un territorio con especial acogida e inclinación al mito en desarrollo, acumulativo, ideal para el ambiente del potencial turismo de orientación cultural que sería capaz de sostenerse aquí en el valle. Todos conocen al menos una de las supuestas historias de aparecidos, de ánimas en pena, de platillos voladores, de tesoros perdidos, de encantos y maldiciones. Hace pocos días, de hecho, mientras hablaba por teléfono creo haber visto en el cielo una intrigante figura parecida a un fugaz cinturón medianamente luminoso y dejando un barrido en el cielo nocturno, visión que habría fascinado a los amantes de los ovnis.
Acá en el viejo camino de Azapa los gallos cantan también en la medianoche, hora saturada de esas criaturas en las que pensaba Goya cuando ilustró su famoso aguafuerte "El sueño de la razón produce monstruos": búhos, murciélagos, gatos de ronco maullar. Los postes de madera de las rejas de la parcela donde me hallo son visitados en las noches por enormes lechuzas de fulgurantes ojos, creo que tucúqueres; y por la mañana son relevadas por las palomas cuculíes, con su mirada de marco azul y ese característico cantar que les da el nombre. De día y de noche, en la lejanía, se ejecutan trabajos de construcción de caminos con explosiones que sacuden la tierra con un pequeño temblor haciendo vibrar los vidrios y alertando a los perros; algunas explosiones son tan consecutivas que suenan como los pasos de algún gigante iracundo aproximándose entre esos cerros que envidian el verdor del valle. Tomás, el simpático quiltro con pretensiones de cocker inglés que vive en esta casa, constantemente está buscando a este engendro y otros fantasmas a los que ladra en el enorme patio, sin conseguir que se le revelen.
Pues bien, Azapa: y muy particularmente esta localidad de Alto Ramírez, son escenarios magníficos para la más importante de las leyendas modernas que dominan estos parajes y caminos: la Novia de Azapa, una historia trágica y espeluznante del folklore oral que me parece sospechosamente parecida a nuestro santiaguino mito de la Rubia de Kennedy, que inspirara hace varios años una mala película pero que la volvió más conocida y popular que otras leyendas urbanas.
Es un acto de justicia, entonces, referirse a este interesante caso azapino de mujeres espectrales causando escalofríos en las carreteras.
VERSIONES DE LA LEYENDA
Son muchos los países donde se alega la presencia de misteriosas mujeres abordando en el camino a los viajeros solitarios, subiendo vehículos para desparecer de súbito o dejar impresionantes indicaciones de que su morada estaría en algún cementerio. Sin embargo, la versión de una leyenda parecida acá en Azapa tiene méritos especiales: una antigüedad que se acercaría a los 60 años ya, además del registro de lo que parecen ser la tragedia real que desencadenó la creencia en la temida Novia de Azapa, señalada en la Ruta 133 hacia Alto Ramírez por una sencilla animita sigue allí, en la vera del camino.
Acá en Arica, esta historia ha sido abordada más de una vez, principalmente por el investigador y escritor Hermann Mondaca Raiteri, a quien como fuente debo mucha gratitud por la información que suelo publicar en este blog. En términos generales (e intentando unir todas las versiones), corresponde a relatos sobre una mujer misteriosa que se aparece en la carretera vestida de blanco, a veces con un velo en la cara y un ramillete de flores en las manos, causando pánico a choferes y transportistas que pasan especialmente en la noche.
Una de las más populares historias que se han difundido sobre la Novia de Azapa, asegura que en vida fue una hermosa y joven mujer que estaba lista para contraer matrimonio mientras esperaba a su prometido en una iglesia cercana al lugar de su drama final, aunque no he podido confirmar si este dato se refiere a alguno de los pequeños templitos que existen uno en el sector de Las Maitas y otro hacia el interior en Las Llosyas o Llosllas, vieja capilla reemplazada hace unos años por otra en el mismo sector, precisamente muy cerca de donde me encuentro escribiendo estas líneas.
La novia, impaciente porque su amado no llegaba a la iglesia, no habría podido soportar la angustia y salió por el entonces camino de tierra a ver si éste se aproximaba. En un descuido de ella o del conductor que le daría muerte accidentalmente, la novia falleció atropellada allí mismo, quedando su alma en pena rondando por aquella carretera.
Otra versión muy extendida entre las abuelas y trabajadores locales es que la novia debía presentarse en la Catedral de San Marcos donde la esperaba su prometido. Al pasar el rato y no llegar, el novio comenzó a preocuparse y decidió partir con familiares hacia el valle para recogerla antes de que se frustrara la boda. Fue allí cuando todos descubrirían con horror, entre un grupo de gente parada en el camino, que la muchacha había muerto en un accidente, pues había salido sola y a pie de camino a la ciudad aparentemente porque el encargado de pasar a buscarla no había llegado, pereciendo atropellada.
Una variante de esta última historia dice que la novia murió en un choque del vehículo que la conducía hacia su soñada boda, desde o hacia el Santuario de las Peñas, y bajando hacia la ciudad de Arica donde iba a tener lugar su boda. Al menos esta es la versión que más escucho en Alto Ramírez.
LA ANIMITA Y LAS APARICIONES
El lugar del fatídico atropello o choque (según la versión que se acoja) se encuentra indicado por una animita de la carretera de Alto Ramírez, en el kilómetro 11, justo afuera de los terrenos y panderetas que pertenecen a la hacienda "Il Paraiso del Piemonte", al costado Norte del camino, poco antes de llegar al desvío hacia Las Llosyas. Es un toque de realidad al mito, en un lugar suficientemente próximo al mío, como para ir a pie a observar la pequeña casuchita con cruz que señala el trágico sitio.
La animita corresponde a Gloria del R. Barrios Rivera, verdadero nombre de la Novia de Azapa, y se señala en la cruz la fecha del 5 de octubre de 1956, el mismo día viernes de su triste muerte. Siempre está con flores, y me cuentan que muchos taxistas se detienen a dejarle estas ofrendas. Curiosamente, el día de su fallecimiento allí inscrito es también el de Santa Flor y Flora en el onomástico. Hay ocasiones en que también se le encienden velas, como sucede con todas las animitas, pero acá hay más regalos florales.
Se cuenta en la habladuría popular que la muchacha de la animita fue sepultada por sus hermanos vestida con ese mismo traje de novia que pretendía usar en su boda... Y es precisamente con esas prendas que ella se aparecería en esta carretera según su mito, a veces abordando vehículos que la recogían cerca de donde se encuentra ahora esa animita, aunque desconozco si ésta existe desde la misma época del accidente o es posterior.
Aunque Alto Ramírez fue su lugar de supuestas apariciones habituales, que erizaban los pelos a los lugareños y visitantes, he escuchado otras versiones que colocan manifestaciones suyas también en el sector de los Campos de Golf, cerca del Cerro Sombrero y de una capilla consagrada a la Virgen de Fátima. Y dicen que, a veces, cuando subía a los vehículos haciéndose pasar por una joven haciendo dedo, después se desaparecía sorpresivamente del automóvil en movimiento; o bien que pedía ser llevada hasta el cementerio de su reposo, o al lugar donde debía comenzar aquella peregrinación que jamás hizo.
También relatan otras historias que, a veces, la novia aparece sin aviso en los asientos de atrás de cada vehículo o en la propia calzada de la ruta, causando escenas de pavor en los conductores. Los más detallistas hablan de tipos que llegaron histéricos a algún control  o retén policial a revelar su experiencia, tiritando de pánico y hasta con llantos a causa del pánico.
Mondaca ha recopilado parte de los testimonios sobre el accidente, que comentaré más abajo. Sin embargo, también ha recogido revelaciones de quienes aseguran haberse cruzado con la espeluznante Novia de Azapa, como la conocida vecina Julia Corvacho, vinculada a los miembros de una agrupación de afrodescendientes "Oro Negro". De acuerdo a lo que le confesó en 1990, la anciana vio en una ocasión a la mujer perfectamente vestida de blanco en la noche, cerca del sector geográfico de su muerte, haciendo dedo a varios vehículos que bajaban a Arica pero sin subirse a ninguno de los que se detuvieron salvo uno, al final y luego de un rato.
Gloria del Rosario Barrios, la auténtica Novia de Azapa (Fuente: nortemisterioso.blogspot.com).
Sector de la carretera donde se encuentra la animita.
Dibujo publicado en la prensa ariqueña con una supuesta aparición de la Novia de Azapa. Imagen disponible en los paneles informativos del Mercado Antiguo de Arica.
LA APARENTE HISTORIA DE LA FALLECIDA
Aunque nuestra atención está en la leyenda y el folklore más que en el trágico hecho germinal, a partir de la poca información disponible y supongo que incluyendo la ofrecida por la misma animita, se ha podido ir dando con lo que -en términos generales- parece ser la verdadera historia (o algo parecido) de Gloria del Rosario Barrios, conocida por algunos como Charito, y hoy como la Novia de Azapa. Obviamente, la tradición oral es confusa pero hay elementos que pueden verificarse en recortes de prensa y notas.
Sucedió que, en la señalada fecha, ella se habría preparado para viajar en su anual peregrinación a Livilcar hacia el período de celebración de la Virgen del Rosario de Las Peñas, para lo cual su familia había contratado un camión que los llevase hasta lo que era el viejo paradero desde donde partían los feligreses y devotos hacia el santuario. De acuerdo a lo que informa Mondaca, la muchacha justo se encontraba en los trámites para contraer pronto matrimonio con su novio: supuestamente un joven funcionario de Carabineros de Chile, según algunos que agregan incluso que la pareja habría tenido solicitado ya un día en la Catedral de San Marcos. Volviendo al folklore oral, dice éste que como el servicio de transporte contratado nunca llegó, la familia decidió partir a pie a la peregrinación, esperando un aventón de cualquier otro vehículo que apareciera por la ruta, y que tras un largo andar, convencieron a un chofer de camión que los transportara hasta las proximidades de la ruta a Las Peñas, ofreciéndole para ello una suma de dinero, ya que los buses como tales no existían en aquella época en esta zona nortina. Esta decisión echó la suerte de la novia, aunque otra versión dice que salieron ya arriba de un camión sin el detalle de ir a pie antes de encontrar transporte, y que se habría ido por el Camino Viejo de Alto Ramírez. El camión ya habría venido con pasajeros desde Arica, por cierto.
Como sea, Mondaca aclara lo sucedido: en el momento en que se aprestaba para tomar una de las curvas, el chofer perdió el control del vehículo y acabó volcándose o chocando de frente con otro vehículo. Tres personas fallecieron en el trágico accidente, entre ellas la joven Gloria, la novia que nunca pudo llegar al altar. Además de faltar sólo unos días para su casamiento, se recalca que iba a cumplir 23 años en sólo una semana más.
De acuerdo a la precisa versión del investigador, sin embargo, la joven viajaba en uno de los camiones donde iban sus familiares y amigos al Santuario de Las Peñas, y aparentemente, hasta allá había llegado primero su novio, con quien iba a contraer matrimonio en el mismo lugar o bien en Arica cuando regresaran desde la peregrinación. Tras esperarla de todo el día, nunca llegó, pues el camión había chocado de frente con otro vehículo (es la versión que más se da por cierta: un camión militar que venía en sentido contrario y se salió de la pista).
El investigador incluso logró dar con el chofer ariqueño del mismo fatal camión donde iba Gloria: se llamaba Félix Zegarra, quien es un gran testigo informante de lo ocurrido en 1956 por su participación directa en los hechos ocurridos, cuando él sólo tenía 18 años de edad y ya trabajaba como transportista (ver un video sobre este testimonio aquí: http://www.youtube.com/watch?v=mc_5j2p3PFY).
Zegarra y otros contemporáneos al accidente asegurarían ya más cerca de nuestra época que la muchacha llevaba, supuestamente, su vestido de novia para casarse o bendecirlo allá en Las Peñas, y que murió con otras dos personas cuando él se estrelló con el camión de un regimiento que venía descendiendo por Alto Ramírez, aunque habla de un día 6 de octubre como aquel de la tragedia, fecha que me parece una errata, quizás, porque aparece como día 5 en la animita y en la triste inscripción sobre el mármol de la lápida del nicho de la fallecida en el Cementerio Municipal de Arica, identificada también por el sagaz señor Mondaca:
GLORIA DEL ROSARIO
BARRIOS R.
11 DE OCTUBRE DE 1933
TRÁGICAMENTE, 5 DE OCTUBRE DE 1956.
Rdo. DE SU
HERMANO
FRANCISCO.
He ahí, entonces, aquella que podría ser la historia que dio origen a la leyenda de la Novia de Azapa.
LA NOVIA, POR SIEMPRE
El mito de la Novia de Azapa se ha ido expandiendo en el Norte Grande, probablemente debido al andar de los camioneros, llegando incluso a reportarse en ciudades como Calama. Se inscribe, así, en el rico legendario internacional sobre mujeres hermosas y fantasmales apareciéndose en carreteras durante las noches.
En todos estos días subiendo y bajando de Azapa hacia Arica, he tenido ocasión de hablar con varios de los taxistas cuyos vehículos abordo habitualmente en el mismo sector de la tragedia de la pobre novia. Todos conocen historias macabras y aterradoras sobre sus supuestas apariciones en el valle, pero ninguno la ha visto en forma personal. Parece ser que, hace años ya, ha desaparecido de la inmensidad de la noche. Hubo una supuesta época en que se produjo un verdadero frenesí, reportándose innumerables apariciones y hasta alguna fotografía del terrorífico espectro, que ase aparecía como si flotara sobre el suelo, con su vestido sin tocar el asfalto.
Hoy, un conductor más joven me ha dado una pista de lo que considera que ha sucedido: me cuenta que él "pasaba a ver" (dejar ofrendas y hacer rogativas) a la animita desde antes de saber que era la mismísima Novia de Azapa; pero que cuando supo la identidad de la homenajeada comenzó a indagar sobre ella y comprendió que sus apariciones ya habían terminado en el valle desde hace algún tiempo ya porque, de acuerdo a su impresión, "su alma al fin está descansando, según parece".
En fin... Muchos creen que mi pasión concreta es publicar esta clase de artículos y que por eso lo sigo haciendo donde quiera que me encuentre, pero la verdad es que mi grafomanía sólo me motiva a escribir lo que voy aprendiendo en el camino de la vida, procedimiento al que recurro por considerarlo la mejor forma de retener información y reflexionarla, según lo que aprendí desde los tiempos de la enseñanza básica y a pesar de no haber sido un gran amigo del estudio diario. Lo de publicarlo o no es sólo secundario, y a veces lo hago prácticamente para aprovechar lo que, en principio, he escrito para mí y que se perdería durmiendo el sueño de los justos en mi disco duro.
Sin embargo, en este caso me motiva también publicar para difundir la interesante leyenda de la Novia de Azapa, porque la considero una de las más curiosas de todo el imaginario moderno chileno, además del respaldo de información que se tiene sobre su origen, nombres de protagonistas y fechas, a pesar de lo desconocida que sigue siendo para muchos compatriotas en el resto del país.
Lapida de "la novia", en el Cementerio de Arica.
Vista nocturna de la carretera actual en el sector de las Llosyas, Azapa.

1 comentario:

  1. Quisiera decirle al Sr. Patricio Barrios Alday, quien dice ser sobrino de la Sra. Gloria Barrios y............. Cuál es su aporte, sólo decir que es sobrino de la sra. ???? La verdad no entiendo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook