miércoles, 21 de diciembre de 2011

GUÍA TÉCNICA DEL BUEN BORRACHO: GALERÍA DE LOS MÁS COTIZADOS "TERREMOTOS" DE LA CIUDAD (CUARTA PARTE)

Bien, ya conocen este paréntesis sobre el trago "terremoto" en el blog, cuyas tres partes anteriores pueden ser vistas y repasadas a continuación:
Me han preguntado, con algo de maldad, si acaso encuentro todos los "terremotos" buenos y por eso le hago buena crítica en estas "Guías Técnicas"... Bueno, tengo una respuesta: modestia al lado, creo saber del tema, creo haber hecho mi humilde aporte a la difusión del trago y, lo que es más importante, como no soy crítico enológico DE LOS MALOS "TERREMOTOS", SIMPLEMENTE NO HABLO. No merecen mi atención, no distraen mi preocupación y, de hecho, espero que nadie se entere que son expendidos "terremotos" en algún local que no sabe prepararlos, para que así se acaben por muerte natural.
Los malos "terremotos" aparecen en los lugares donde menos se esperaría que los hubiese, y cuando no se tiene algo bueno que decir de ellos, mejor no decir nada. Me he reservado el nombre de conocidos lugares, algunos bastante snobistas o de moda, por lo mismo; de los onda chic ir pa'llá. Además, creo que la popularidad y masificación de la receta debe ser resguardada de vicios tales como la baja calidad de los "terremotos" o las preparaciones al lote donde no se tiene ni el más mínimo respeto con algo tan básico como contar con un buen vino pipeño, garantía de buen resultado en la mezcla. Aunque no lo crean, me han servido "terremotos" hasta con pipeño adulterado, ese con sabor a sacarina y olores químicos. ¿Merece ser llamado "terremoto" algo así, como aparecer acá incluso con una mala crítica?
El problema de reconocer esto es que me pongo solo en un predicamento: debo seguir incluyendo tantos "terremotos" y locales como sea posible, para que no parezca que todo aquel que no figura aquí sea sospechoso de algo malo e innombrable, así que acepto el desafío y por eso retomo las "Guías Técnicas" para estos calurosos días de fin de año, donde a todos nos viene tan bien un pipeño frío con rico helado de piña.
Todo este repaso de "terremotos" se ajusta a los precios y características que tenían los respectivos tragos en un período coincidente con fines del primer semestre y todo el segundo de este año 2011, por lo que las referencias numéricas pueden haber cambiado y sugiero tomarlas sólo por aproximadas.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°27'9.48"S 70°40'39.90"W
  • LUGAR: "Tropezón"
  • DIRECCIÓN: Exposición 112, Estación Central y a un costado de la terminal ferroviaria.
  • VALOR: $ 1.600
  • CARACTERÍSTICAS: Vino pipeño dulce, muy sabroso y de color un tanto oscuro, con el correspondiente helado de piña cremoso y en proporciones muy generosas. El fernet completa la receta. Se sirve en vaso de medio con bombillita y platillo. Es una de las ofertas más atractivas del barrio y goza de gran popularidad aunque nos llama la atención de que no sea tan conocida entre los amantes del "terremoto". Como gran parte de la venta terremotil de Estación Central se concentra hacia el lado de la Pila del Ganso y hacia la avenida Blanco Encalada, como hemos visto en las guías anteriores, bien puede ser que este "terremoto" ofrecido por el bar-restaurante "Tropezón" sea el más importante y gustoso que pueda encontrarse en las primeras cuadras del complejo comercial y ferroviario del barrio, para nuestro gusto, por lo que conocerlo me ha vuelto un cliente más o menos regular del mismo.
  • HISTORIA: Dicen los dueños y administradores de la barra que la venta de terremotos en el "Tropezón" se remonta al tiempo en que este restaurante tenía su sede exactamente al lado, en el local que se encuentra más hacia la esquina. Con el nivel aristocráticamente plebeyo del público que lo frecuenta (desde funcionarios de la cercana USACH hasta abuelos del Hogar de Cristo), se hizo tan popular como sus cervezas y cañas de chicha. Acá ofrecen también una delicadeza que hemos visto en otros lados pero que ha cobrado especial popularidad después del terremoto con tsunami que barrió nuestro país en febrero 2010: el "maremoto", básicamente la misma receta del "terremoto" pero con el refrescante toque de la menta en lugar de fernet. A este trago, dicho sea de paso, otros le llaman también "kriptonita", por su color verdoso.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°26'4.19"S 70°39'21.74"W
  • LUGAR: "Villorca"
  • DIRECCIÓN: Teatinos 798, esquina San Pablo, Barrio Mapocho.
  • VALOR: $ 1.800
  • CARACTERÍSTICAS: Este "terremoto" es otra de las curiosidades entre las recetas sísmicas que ofrece el comercio santiaguino, pues además del pipeño rojizo que sirve de base a la mezcla, en vaso de unos 350 ó 400 c.c. aproximadamente (el cliente puede decidir si lo quiere de cristal o plástico), se agrega no sólo fernet sino también un poco de cherry, lo que le da un toque muy particular y propio, diría que acaso el sello del local, pues no he visto este ingrediente en ningún otro "terremoto" de Santiago y, contra lo que hubiese creído, funciona, aunque sólo en una medida bastante precisa (ponerle mucho, al parecer, alteraría el dulzor natural del pipeño). De hecho, en el "Villorca" tienen a una camarera especializada en hacer estos tragos, "maestra" en su oficio sísmico.
  • HISTORIA: Hará unos cuatro años que el bar y fuente de soda "Villorca" comenzó a ofrecer con éxito su receta, necesariamente particular para competir con otros locales del sector de Barrio Mapocho que también tienen fama de cantinas "terremoteras", como "La Piojera" y el "Touring". Este boliche es, además, una suerte de fuente de soda convertida ya en bar ocupando un clásico local de esquina que se remonta a los años más clásicos de la bohemia del ex barrio chino (hacia los años veinte o treinta), de modo que el haber incorporado en su oferta el "terremoto" fue una decisión casi inducida por la popularidad de este sitio. Comenzó a aparecer tímidamente algunos días, con un pendón anunciando su venta, y con el tiempo se ha vuelto ya algo estable dentro de la oferta permanente del restaurante.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°25'52.71"S 70°39'3.49"W
  • LUGAR:"Rupanco"
  • DIRECCIÓN: Artesanos 835, frente al Mercado Tirso de Molina, Recoleta.
  • VALOR: $ 1.800 (garza) $ 2.200 (medio)
  • CARACTERÍSTICAS: Lo pedí en vaso de garza, aproximadamente de un tercio, la famosa caña para vino. Estaba tan bueno que me arrepentí al primer sorbo de quedarme con la unidad más chica, así que recomiendo pedir altiro el grande y, si las tercianas piden más, pasar de ahí a la garza. El pipeño del "Rupanco" es conocido en todo Mapocho y su barrio veguino por su buena calidad, y por eso ha sido ofrecido históricamente en este lugar desde mucho antes de comenzar a vender su "terremoto": es claro, con tendencia ser seco y menos dulzón que otros que he probado en el sector. Acá también lo preparan a la vista del cliente, en la barra: con algo de fuerte si así lo quiere, más fernet aunque con moderación, onda así como para "el tinte". El helado es bueno, cremoso y compacto, casi cayéndose del vaso, y su dulzor combina bien con el sabor del vino. Se sirve sólo con la bombilla, así que cuidado con los chorreos.
  • HISTORIA: El "Rupanco" es un clásico de la comunidad veguina, muy frecuentado por pergoleros y comerciantes del Mercado Tirso de Molina, muchos de los cuales tenían desde antaño la costumbre de arrancarse un minuto a este local para pegarse un trago rápido y volver a sus puestos. Me consta que, por algún capricho, el negocio no vendía "terremotos" hace dos años, cosa extrañísima pues mucha gente asomó alguna vez por allí preguntando si lo vendía. Era cosa de tiempo para que incorporara el "terremoto" a sus cartas, entonces, considerando también que el pipeño ya lo tenía en venta desde hace muchos años y que tiene fama de muy bueno por acá en estos viejos barrios que tanto se han transformado en el último tiempo. Así pues, la decisión de vender "terremoto" allí es reciente, pero todo indica que será definitiva... Bienvenido al club, entonces.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°25'56.25"S 70°39'27.38"W
  • LUGAR: "Turismo"
  • DIRECCIÓN: Amunátegui 1052 llegando a Mapocho, límites del Barrio Mapocho, Santiago Centro.
  • VALOR: $ 1.600
  • CARACTERÍSTICAS: Aunque su receta sea la tradicional, sorprende que un "terremoto" tan bueno y gustoso no figure entre los más famosos de Santiago, quizás eclipsado por la popularidad de otros famosos locales del mismo barrio. Me lo prepararon en vaso de medio con un poco de ron para potenciarlo, pero con un pipeño base muy rico, otro de los más apropiados para hacer esta receta, según mi opinión, de ese mismo de color oscuro y opaco que se usa en varios de los más reputados expendios terremotiles de la ciudad, muy dulce y grueso. Según la jefaza, es del mismo proveedor del local más famoso de venta de "terremotos" en Mapocho, y apostaría a que así es. Helado de piña en abundancia, aunque no en trozos grandes, sino más compactados para hacerlos permanecer a todos dentro de la piscina de pipeño sin producir chorreos. Un poquito de fernet si el cliente así lo quiere, completa la receta del "Turismo". Se sirve en un plato y con cuchara. Simple y trascendente.
  • HISTORIA: El bar nació en las dependencias de otro más antiguo y surge con la generación de cantinas del Barrio Mapocho que completan el circuito de aventura etílica que muchos señalan con inicio en "La Piojera". De hecho, tiene los mismos proveedores que importantes restaurantes populares y famosos. Por esta razón, la dueña del "Turismo", que nos prestó algunos minutos para hablarnos de la historia del local y de sus menús, cuenta que su negocio nace ofreciendo inmediatamente el "terremoto", algo que ya parece un requisito para todo boliche que se instale en este barrio donde otrora estuvieron la Cárcel Pública y el Mercado Persa. Como en el caso de "Donde Piñita" y el "Touring", también en el vecindario, se trata de una picada casi familiar y hogareña, de esas cuyos clientes se vuelven amigos leales, por lo que es indispensable la presencia de este buen "terremoto" allí en sus mesas de colores.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°24'50.94"S 70°38'35.42"W
  • LUGAR: "La Carmencita 2"
  • DIRECCIÓN: Arzobispo Valdivieso 594-A, casi al frente del Cementerio Católico, Recoleta.
  • VALOR: $ 1.400
  • CARACTERÍSTICAS: Me resulta curioso que una mezcla tan simple de tres ingredientes bases (pipeño, helado de piña y fernet) pueda ofrecer tantas diferencias entre un estilo y otro, pero aquí lo confirmo: en "La Carmencita 2" hay grandes proporciones de helado pero ajustadas al dulzor del vino, grueso y oscuro, en parte por su naturaleza y en otra por el fernet. Viene en partes enteras pero también mezclan un poco con el pipeño antes de servirlo, supongo que con un breve batido en la parte superior. A menos que me estén engañando y también sugestionando, parece que este "terremoto" tiene ingredientes "secretos", además: alguna triquiñuela que lo hace más sabroso y que permite proponerlo con diferencias notorias respecto de las recetas de los demás "terremotos" del barrio. Probablemente lleva también un poco de fuerte, me parece que ron como principal sospechoso. Se sirve aquí en abundancia y destajo: en jarra de esas usadas para schops, con capacidad aproximada al medio y chorreando helado por sus costados. Me gusta el formato: es un verdadero cuadro de naturaleza muerta sobre la mesa, con una bombilla y una cuchara ahogándose en la mezcla, todo sobre un plato... Alegoría de la beoda riqueza.
  • HISTORIA: Lleva tiempo la dueña ofreciéndolo, cosa loable considerando que compite con la hegemonía de "El Quita Penas" instalado sólo unos metros más allá y con fama de tener uno de los mejores "terremotos" de todo Santiago. Ella no recuerda exactamente desde cuándo lo tiene incorporado en su recetario, pero recuerdo haberlo visto hace cerca de cinco años, así que se trata de otra presencia ya demostrada. "La Carmencita 2" pasa totalmente la prueba: terremoto generoso, grande, sabroso y con todas las características de un típico trago histórico, mezclado en el ambiente de estos negocios antiguos y casi familiares, con mesas cojas y un televisor encendido todo el día. Perla del barrio de los Cementerios, el trago de su barra es, sin duda, otro símbolo más para los tradicionales placeres de La Chimba.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°25'46.59"S 70°39'13.06"W
 
  • LUGAR: "Wonder Restaurant"
  • DIRECCIÓN: Avenida Independencia 216, Independencia (Frente al ex Monasterio de las Carmelitas)
  • VALOR: $ 1.600
  • CARACTERÍSTICAS: Es acaso la misma receta tradicional de local hermano "Wonder Bar", con ese afamado pipeño color ámbar de la cadena, de suave pero sofisticado sabor, se me ocurre que algo así como para el "terremoto" para caballeros, muy gustoso y aromático, aunque como hemos dicho ya alguna vez, cada local e incluso cada cantinero tienen su propia mano en este negocio. Helado cremoso y en trozos compactos que flotan sobre un vaso de medio, exigiendo la destreza del consumidor para clavar la bombilla sin botarlos ni derramarlos, pues la soma divina llega casi al borde. El barman tiene un talento especial para dejar el fernet flotando cerca de la superficie, dándole matices estéticos al color del trago, como la obra efímera de un artista culinario japonés. Si el cliente lo pide, se agrega un poco de fuerte, de granadina o incluso menta, pero en este caso recomiendo irse por la fiesta de sabores del buen pipeño y el helado, en la receta simplecita. Servido en plato, y voilá!
  • HISTORIA: Hace un año o dos llegó este restaurante al local que antes ocupaba el clásico "Continental", otro de los negocios más antiguos que quedaban en el barrio de la avenida Independencia y que cerró cerca de nuestros días. Y llegó con el "terremoto" de inmediato. Pero no hay que engañarse, porque la tradición es antigua y muy consagrada: sucede que el "Wonder Restaurante" es otro local de los mismos dueños del "Wonder Bar", que se halla al otro lado del río en General Mackenna, de modo que su famosa receta ya viene con garantía de éxito. Más encima, el simpático barman que lo prepara también trabajaba en el "Wonder" N° 1, así que no hay duda de que uno se enfrenta aquí con otro de los más históricos y comprobadamente buenos "terremotos" disponibles en el comercio. Por eso se ofrece también la variante con menta en lugar de fernet, misma que, hemos visto, es llamada en otros lados como "maremoto" o "kriptonita".
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°26'16.13"S 70°38'57.62"W
  • LUGAR: "El Santo"
  • DIRECCIÓN: Pasaje Phillips 435, local 11 de la Galería Presidente, Santiago Centro.
  • VALOR: $ 1.700
  • CARACTERÍSTICAS: Honestamente, pensé que se bajaría puntos por usar helado corriente de piña (lo preparan a la vista), pero me equivoqué de manera rotunda, pues acá tienen un secreto: la doña de la barra trabaja con un vino pipeño de notables características, que también se vende solo y en caña a los clientes que llegan y que parecen ser todos conocidos. He probado ya este vino, muy parecido al que comenté sobre el "Wonder Restaurante" y el "Wonder Bar". Se vende en otros lados, pero desconozco de donde procede y cuál es su marca, pues al final del último sorbo suelo olvidar preguntar cuál es (entre varias otras cosas más que también olvido): se trata de un pipeño suave pero muy deleitoso, más claro que opaco y perfumado, realmente sabroso y diría que uno de los mejores para conseguir "terremotos" de buena calidad y de aprobación segura. Acá se sirve en caña tipo garza, con un poco de coñac y, previa consulta al cliente, una tapita de fernet. Una bombilla y listo. Si van con amigos, hay "terremoto" en jarra grande y a precios bastante buenos, más convenientes incluso que el "terremoto" individual. Disfrútenlo y cuidado con el síndrome de la guata vacía.
  • HISTORIA: Este pequeño pero cómodo sitio de don Rubén Bouzo, cantina y fuente de soda, es casi una excepción a la regla urbanística y sociológica del barrio... Por un lado, es un bar clásico, un cantina en medio de grandes edificios de pretensiones magnánimas y residentes ilustres, a tan poca distancia de la Plaza de Armas; y por otro, es una alternativa de comida casera entre locales de almuerzo rápido que son los principales de toda esta cuadra. Su "terremoto" es, además, el más cercano que conocemos al simbólico Kilómetro 0 de la capital chilena, por lo que no debe haber otro boliche tan céntrico como "El Santo" con el trago a la venta. La presencia de esta ambrosía nos refuerza la percepción de verdadero oasis o enclave de cocina y coctelería popular chilena en el centro del centro, así que me prometo a mí mismo regresar por otro.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°27'0.87"S 70°40'44.97"W
  • LUGAR: "El Burro Alemán"
  • DIRECCIÓN: Avenida Matucana 22-C, Estación Central.
  • VALOR: $ 1.500
  • CARACTERÍSTICAS: Un vaso de medio con todo lo necesario. Aquí apuestan todo al pipeño dulce y el helado cremoso, aunque de una consistencia que retarda un poco el diluirse, resultando bastante bueno para la época de incipientes calores y sed de algo refrescante. Se lo puede pedir con fernet, con granadina o simple. Recomiendo el de fernet para aquellos que no gusten mucho del sabor dulce en los "terremotos", y la granadina para quienes no tienen problemas con estos sabores azucarados. Se sirve sólo con bombilla. No me quisieron decir si lleva algo de fuerte, aunque me parece que no o bien tiene muy poco. Valoro principalmente este dulce pipeño aunque advierto que esconde un engañoso poderío embriagante.
  • HISTORIA: Este es otro de los locales del barrio que se entregaron, en los últimos años, a la tentación y necesidad de ofrecer "terremoto", allí alrededor de la Estación Central de Santiago, en cuya comuna se adjudica el nacimiento de este trago, como es sabido (en el bar "El Hoyo"). Como muchas fuentes de soda y schoperías tradicionales de la ciudad, ésta se fue convirtiendo gradualmente en restaurante, bar y cantina, de esas frecuentadas por obreros, trabajadores y universitarios que intercambian miradas entre sus respectivos tragos de copete y las pantallas de los televisores en las paredes. Material para la jornada completa.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:


Coordenadas: 33°26'56.47"S 70°40'23.17"W
  • LUGAR: "José Antonio"
  • DIRECCIÓN: Alameda Bernardo O'Higgins 2803, esquina Libertad, Estación Central. A la salida del Metro Unión Latinoamericana.
  • VALOR: $ 1.800
  • CARACTERÍSTICAS: Es el mismo pipeñito claro, traslúcido y de gusto suave pero muy rico, que he descrito presente en otros "terremotos" en venta en Santiago. Aquí no le ponen nada más como fuerte: sólo el helado y el fernet. Bueno y sencillo, servido en jarra cervecera de medio litro, con bombillita. No sé si está demás la reiterativa advertencia a estas alturas, pero recordar que la mezcla de vino suave con helado es peligrosa para los que no tengan mucha resistencia etílica o anden medios débiles de alimentación. Recordemos que también hay quienes reclaman que el "terremoto" les cae pesado, por la cantidad de azúcar o el grosor del pipeño: para ellos, aquí en el "Juan Antonio" no tienen más excusas para hacerle el quite al trago.
  • HISTORIA: Seguramente, llegó a oferta también por la influencia de la Estación Central, que es un gran refugio del "terremoto" en la ciudad y punto de dispersión por todos los barrios de alrededor. Este barrio está profundamente influido por el "Chilenazo" y el "Huaso Carlos", entre otros emblemáticos sitios, pero el "José Antonio", que se presenta como cervecería y restaurante, tiene una tradición propia ofertando pipeño, borgoña y, desde hace algunos años, también el "terremoto", que parece producir cierta atracción al público universitario que abunda por este sector de la gran ciudad.
:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:_:

Coordenadas: 33°31'21.60"S 70°35'57.39"W
  • LUGAR: "El Negro Bueno"
  • DIRECCIÓN: Vicuña Mackenna Poniente 7499, Paradero 14, La Florida, Metro Bellavista de La Florida.
  • VALOR: $ 1.500
  • CARACTERÍSTICAS: Aquí se usa un feliz pipeño fuerte y moderadamente ácido, de color amarillo un tanto opaco, que es deleite de poetas y artistas. Como suele suceder con los "terremotos" hechos con vino de no gran dulzor, esto se compensa con la adición de bastante helado de piña, con la magnífica consistencia cremosa de aquellos de buena calidad. La receta del "Negro Bueno" adiciona un poco de fernet y de manzanilla a la pócima de alegría, ingrediente este último que lo aproxima a la forma en que se lo prepara también en el famoso local de "Las Pipas" de calle Serrano y la mencionada "Picá del Huaso Carlos" en Romero. Vaso de medio frente al cliente, se sirve con bombilla y listo.
  • HISTORIA: La Quinta de Recreo "El Negro Bueno" es una de las más antiguas y tradicionales de La Florida, ubicada en esta conjunción de dos importantes avenidas desde los tiempos del tren hacia Puente Alto y del paso de viajeros hacia el Cajón del Maipo. Su fama ha trascendido a esta comuna que fuera considerada por tanto tiempo como área residencial suburbana y luego ciudad-dormitorio, hasta que el crecimiento de Santiago la fagocitó con el célebre local adentro. Los "terremotos" acá son parte de la carta tradicional a la vista del cliente, incluyendo chichas, pipeños varios, borgoñas y en estos días también el reputado "cola de mono" de la casa, además de sus platillos típicos. Forma parte también de una progresiva masificación del "terremoto" en varios bares de esta pobladísima comuna de la ciudad, que han ido agregando al trago en sus pizarras. Experiencia imperdible, en consecuencia.
Concluye aquí nuestra cuarta guía técnica con los mejores "terremotos" de la ciudad, y nos veremos entonces en la quinta, sexta y las que sigan. Larga vida al trago nacional, entonces, y larga vida a los que dejan el automóvil en la casa cuando se entregan a la aventura de la sismología de bares.
Veritas et terraemotus.

5 comentarios:

  1. demasiado bueno tu blog... son tuyos todos los reportajes? si es así... has pensado en sacar un libro con todo esto? he pasado horas de horas leyendo y he quedado gratamente sorprendido

    pd: hay algun reportaje del palacio Undurraga? y hay alguno del palacio que existía donde está esa asquerosidad del portal Edwards? muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Saludos... Sí, son míos, salvo algunos que ocasionalmente tomo de medios regulares y señalo con su origen, aunque eso lo hacía más bien al principio. La verdad es que creo que los libros son sólo para escritores (no me considero tal), por eso publiqué sólo en formato digital algo sobre barrio Mapocho (ver en el blog elbarriomapocho.blogspot.com, abajo de la página de inicio)... Aún no tengo algo sobre el Palacio Undurraga, pero sí sobre el Portal Edwards: http://urbatorium.blogspot.com/2008/09/los-dos-portales-edwards-el-del.html. Muchas gracias por todos sus comentarios!

    ResponderEliminar
  3. maravillosa guía ,,saludos compadre.
    @akillerzone

    ResponderEliminar
  4. Saludos a ti pues AKiller... lo echaba de menos, compadre.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu paciencia y sabiduría etílica. Gran rescate de memoria urbana.

    Salud.

    Eduardo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook