domingo, 30 de mayo de 2010

"EL PENECA" VS. "MAD": ¿ACASO ALFRED E. NEUMAN ERA CHILENO?

Me confieso fanático de la revista estadounidense "MAD", quizás la más famosa de la caricatura humorística internacional, fundada en 1952 por William M. Gaines. Aun cuando se trate de un cómic fuertemente ligado a la cultura norteamericana, en nuestra época de la globalización comunicacional y en donde casi todos entienden el contenido de los chistes de "Los Simpsons" o "Padre de Familia", no es para nada raro que "MAD" también tenga fieles lectores entre el público hispanoparlante.
"MAD" tiene una inconfundible mascota-icono, que ha ocupado por largo tiempo muchas de sus portadas y páginas interiores. Se trata del personaje Alfred E. Neuman, conocido también como Alfred N. y que se distingue como un niño pecoso, colorín y de grandes orejas, con rasgos casi simiescos y la formalidad de chiquillo antiguo.
Esta figura es un fuerte referente gráfico en la sociedad norteamericana y es todo un emblema de la revista. Fue creado por el caricaturista Harvey Kurztman y en la edición 21ª de la revista, de 1955, cuando el muchachín de ojos risueños y un diente menos ocupó su primera portada. Fue entonces que el público lo bautizó Alfred E. Neuman, de ahí en adelante.
La historia del origen de Alfred N. está llena de mitos y leyendas que el propio Kurtzman intentó despejar en 1975. Actualmente, existe en circulación un libro muy atesorado por los fans de "MAD", en donde Craig Joe recopila una gran cantidad de imágenes e informaciones sobre los posibles personajes que inspiraron a Kurtzman en la creación de Alfred N., y que reunió con el título "Modern Arf" (Fantagraphics, 2005).
Alfred E. Neuman, símbolo de "MAD".
(Fuente: revista MAD).
Su primera aparición en "MAD", entre las "máscaras" de Stalin y Marilyn.
(Fuente: revista MAD).
De entre todas las imágenes expuestas -unas más parecidas y otras menos-, Kurtzman había reconocido como su inspiración directa a una caricatura publicitaria de los años veintes, aproximadamente, en las tarjetas de una campaña titulada "What, Me Worry?", relacionada con ofertas turísticas del Times Square. La imagen reaparecía en un boletín del Ballantine Paperback Books, que editaba las recopilaciones de "MAD", siendo publicada en la contratapa de "The Mad Rider", una edición especial de los dos primeros años de la revista. Allí se veían al chiquillo entre una colección de avisos publicitarios de contenido humorístico, en 1954.
Kurtzman, a la sazón empleado de los editores, reconoció el rostro del personaje y lo convirtió en una entidad propia dentro de la revista, en la mencionada publicación del año siguiente, desde donde escaló importancia hasta convertirse en un icono cultural internacional y sinónimo inequívoco del nombre de la revista "MAD".
Sin embargo, los admiradores de la publicación (cuyo culto es casi una religión) han insistido en investigar qué figuras hubo previas a la campaña de "What, Me Worry?", que hayan podido inspirar tanto a Kurztman como a los creadores originales del rostro que después tomó "MAD" para sí. Han llegado a casos interesantes, sin duda, identificando algunos rostros de caricaturas orejonas bastante parecidas a Alfred N., aunque la semejanza se va perdiendo conforme se retrocede en el tiempo.
Una de las láminas con las figuras que originalmente inspiraron a Alfred N.
El "Alfred" del calendario de Antikamnia Tablet de 1908.
Al parecer, la más antigua que presenta semejanzas consideradas válidas con Alfred N., es el muchacho de una portada del calendario publicitario de la compañía de laboratorios químicos Antikamnia Tablet, correspondiente al año 1908 (lo suponemos diseñado el año anterior, por lo tanto), donde se observa un niño orejudo y risueño que, a decir verdad, semeja más un híbrido entre el personae-icono de "MAD" y el terrible monstruo Gollum de la versión cinematográfica de "El Señor de los Anillos". Podría servir como antecedente para ambos, de hecho.
Por esta razón, se comprenderá cuánto nos ha llamado la atención una portada de la antigua e histórica revista chilena para niños "El Peneca" producida semanalmente por Editorial Zig-Zag de Santiago, a partir de 1908, y que perduró hasta fines de los años cincuentas. La joya para coleccionistas que hemos consultado, aunque en formato de microfilmes, data del año siguiente a la fundación de "El Peneca", período en que seguía bajo el mando de su primer director, don Enrique Blanchard-Chessi.
La portada aludida muestra a un personaje bautizado como el "Nieto Bondadoso", que, a espaldas de su abuelo dormido y sentado, le prepara una ruidosa sirena de vapor para despertarlo de modo infartante desde su plácido sueño.
El misterioso ancestro de Alfred N. en "El Peneca".
Vista de la portada de "El Peneca" con el "Nieto Bondadoso", en 1909.
Si se pone atención en las características físicas del travieso nieto, se podrá observar con asombro que PRÁCTICAMENTE ES IDÉNTICO A ALFRED E. NEUMAN, tanto en su cabello peinado al lado, sus reveladoras orejas, su mentón filoso, pómulos marcados, cara de mono, ojos, nariz chata, risa y ropas de chiquillo de principios de siglo.
Pero tanto o más increíble es la fecha de la revista: Edición Nº 39 del 16 de agosto de 1909. Puede ser, por consiguiente, el antecedente de mayor semejanza con Alfred N. del que se pueda tener registro, dado que su parecido con el personaje es mucho mayor y más reconocible que en el caso del calendario de Antikamnia Table que, aunque sea anterior, no tiene más que una asociación visual más bien vaga, si la comparamos con la del "Nieto Bondadoso".
¿Acaso "MAD" le plagió a Chile alguna de sus innumerables creaciones en estos siglos de cómics nacional? ¿Alfred N. tuvo nacionalidad chilena antes de sacar visa en la escuela de revista "MAD"? ¡Cómo quisiéramos, acomplejados!
Hablemos en serio: Harvey Kurtzman, al igual que los principales miembros del prodigioso equipo de "MAD", marcaron la característica del caricaturismo de la revista deformando deliberadamente rostros humanos y dándole ciertos rasgos grotescos, burlones, exagerando detalles como las orejas y los gestos. De hecho, los editores de "MAD" fueron también creadores de los chocantes personajes conocidos como "Garbages", y que en Hispanoamérica se vendían como colecciones de láminas tituladas "Basuritas", con seres bastante grotescos y detalles de mal gusto. En nuestra época, esta estilización grotesca de un niño no difiere mucho, por ejemplo, de la animación canadiense "Ángela Anaconda", creada en 1999 y con una versión femenina de las proporciones que comentamos.
La abstracción caricaturesca de rostros de niños puede dar resultados parecidos a los que hemos revisado, en algunos casos sorprendentes, como fue Alfred N. y nuestro "Nieto Bondadoso". Como ejemplo, esta ilustración para el libro "Papelucho" de Marcela Paz en 1947, donde -también antes que MAD- ya se ve un niño orejón, sonriente, con menos dientes, mejillas regordetas, nariz respingada y risa en los ojos.
Bajo esta técnica, el procedimiento más limpio para deformar graciosamente el rostro de un niño en una caricatura sería agrandarle las orejas (recordar las caricaturas que acá se han hecho también de "Papelucho", de Marcela Paz), exagerándole los pómulos, grabándoles a fuego una sonrisa con dientes de leche menos, nariz respingada y fijarle una mirada traviesa que se aprieta con la risa. Una camisa de cuello de aletas cerrado por un corbatín de cinta completan el efecto.
Así pues, no es raro que Alfred N. y su inspirador en "What, Me Worry?", ni sus antecesores del calendario Antikamnia Tablet y otros, además de nuestro humilde "Nieto Bondadoso" de "El Peneca" de 1909, sean el resultado de una misma forma de manipulación de la caricatura de un chiquillo pecoso y de sonrisa locuaz, con resultados parecidos entre sí.
Al menos tenemos la certeza de haber contado con nuestro propio Alfred N. (o equivalente), nacido acá en Santiago y registrado en las páginas de la historia del cómic chileno.

1 comentario:

  1. Hola sólo quería mencionar que me impresiono este artículo.
    Fue de bastante colaboración, justo estaba averiguando acerca de el tema y halle tu pagina por medio de mi hermano.
    Continúa publicando y exito!

    Feel free to surf to my blog: que camara de seguridad comprar

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook