lunes, 5 de abril de 2010

LOS "BEAT 4"... A CUATRO DÉCADAS DEL "BEAT"

Fuente imagen: musicapopular.cl
El 15 de agosto del año pasado, falleció en La Serena y tras una larga agonía provocada por la inclemente esclerosis múltiple, el músico nacional Rhino González, cerrando con ello una de las vidas-epopeyas del rock chileno. Como suele suceder con esta clase de decesos, una tajada de nuestra historia popular fue arrebatada irremediablemente, arrastrada a la cripta como una inhalación soberbia, brava e inmisericorde, obligando a los pocos que aún recuerden su historia a tratar de aferrarse a ese registro, como si la desesperación obligara a probar con el intento de desgarrar y retener algún retazo del mismo siquiera.
La historia de uno de los más influyentes grupos nacionales de música moderna prendió motores hacia 1965, cuando cuatro amigos adolescentes se reunieron para comenzar a tocar influidos por la música de "The Beatles", por entonces en el clímax de la popularidad.

El grupo era conformado por los hermanos Mario y Willy Benítez, en batería y bajo eléctrico respectivamente, junto a Reinaldo "Rhino" González en guitarra y voz (además de su fetiche: un gorrito que usaba con frecuencia), y Johnny Paniagua en guitarra principal. La mayor parte de las composiciones quedó en manos de González y Paniagua, generalmente tomando la letra el primero y la música el segundo. Aunque en un principio sólo hacían covers de la música anglo, destacaron por ser una de las primeras bandas rock nacionales que cantaron en castellano, una vez que se aventuraron en tocar temas propios.
La banda de pop beat debutó en 1966 con el nombre de "Electrones", en medio de la Nueva Ola. Como sus influencias de la banda de Liverpool eran obvias, sin embargo, no tardaron rebautizarse "Beat 4", acierto que facilitó la extraordinaria popularidad que alcanzarían en el breve período de actividades. Aunque usaban ropa colorida y psicodélica, inicialmente mantuvieron su pelo corto y sin demasiada extravagancia, pues la mayoría de sus integrantes todavía estaba en edad escolar cuando comenzaron a tocar juntos. Sus presentaciones primeras eran en ferias estudiantiles, quintas y locales de reunión de aquellos años, llenando de canciones pegajosas los rincones que la juventud tenía como refugio en la ciudad de Santiago.
Los contenidos de sus temas también tenían vinculación con temáticas juveniles mezcladas con romanticismo cándido e ingenuo. En lo musical, junto a "The Beatles", la influencia provenía también de "Rolling Stones", "The Kinks", "The Animals" y "The Beach Boys". Había algo de blues, jazz, garaje y progresivo en los arreglos instrumentales.
El salto de los "Beat 4" a los medios de comunicación se produjo durante una transmisión de la recordada Radio Minería. Su primera presentación en vivo y masiva, ocurre en una versión de la Feria Internacional de Santiago, la FISA, que se realizaba año a año en el Parque de los Cerrillos.
El primer LP es publicado en 1967 con el nombre de "Llora Conmigo", bajo el sello de la RCA/Ues, logrando un éxito prácticamente inédito hasta entonces en la producción discográfica nacional. Había algunos covers de "The Beatles" más canciones propias en él, pero el tema que daba nombre al disco era la versión en castellano de una canción italiana del grupo "The Rokes", y fue tocada profusamente en las radio.
En octubre de ese año aparecen pomposamente en la revista "Ritmo". En vista del logro y la popularidad alcanzadas, se organizó una extenuante gira que los llevó a presentarse en vivo por casi todo Chile, especialmente por los balnearios costeros. Al año siguiente, lanzaron nuevos trabajos: "Boots A Go Go" y "Juegos Prohibidos", otra vez por RCA/Ues. También verá la luz "Había una vez", bajo sello RCA. Y, acercándose ya el 1970, publican el single "El Bananino", con sello de Arena, con un tema producido originalmente por ellos como jingle de un comercial de helados.
La Enciclopedia del Rock Chileno de la revista "El Carrete" destaca que, por entonces, la banda también participó de parte de la creación y las presentaciones de la obra musical satírica "El Degenéresis", aunque casi todos los temas fueron compuestos por el músico Jorge Rebel. Sabemos que esta obra fue montada por Eduardo Villarroel en el Instituto de Teatro de la Universidad de Chile, pero como la publicación del LP con la música de la obra tiene lugar hacia 1971, por la RCA-Víctor, suponemos que ésta habrá sido una de las últimas actividades de los "Beat 4" y, con toda seguridad, su última aparición en un disco.
Con el advenimiento de la fama y la temprana consagración, vinieron también los problemas, los proyectos más personales y la inestabilidad del line up fundador de la banda, siendo reemplazado Willy Benítez en el bajo por Tilo Mandiola, durante las últimas presentaciones en vivo.
Cuando aún sonaban repetidamente en las radios sus temas "Ta Ta Ta", "El Sábado Llegó", "No Pisen las Flores" y "Dame un Bananino", los "Beat 4" deciden su separación y marchan a hacer carreras desligándose entre sí. Rhino González fundará la agrupación "Frutos del País", otra de las bandas históricas del rock chileno aunque sospechosamente parecida a "Procol Harum", por entonces de moda. Willy Benítez, por su parte, se dedicó a la actuación y optó por la carrera de comediante que le hiciera especialmente conocido en las siguientes décadas. Los demás también siguieron planes propios e independientes.
En años más recientes, la revisión retrospectiva de la historia musical chilena ha vuelto a poner en la mesa del reconocimiento a "Beat 4", convirtiéndose en una banda revalorada y admirada por generaciones nuevas. El año 2000, los sellos discográficos Arci y Warner remasterizaron "Boots A Go Go" para la colección "Pioneros del rock chileno". Hacia el año 2003, los hermanos Benítez se reunieron con Paniagua para volver a hacer presentaciones con el nombre de "Beat 4" en el Parque O'Higgins, para el festival de la celebración de los 40 años del rock chileno. Se les sumaría Mandiola en la guitarra, y el tecladista Germán Silva. Rhino González, por estar residiendo en La Serena y afectado de la complicada enfermedad que lo llevaría a la tumba, lamentablemente no pudo participar de estos reencuentros. En 2004, volvieron a reunirse para tocar en la presentación del libro "Se oyen los pasos", del músico y periodista Gonzalo Planet. Durante el año 2008, se presentaron en el pub "Café, Pan y Agua" más tarde en el bar "Entre Paréntesis", ambos en Ñuñoa, celebrados acontecimientos que coinciden con el aniversario 42 del grupo.
El regreso de "Beat 4" a los escenarios en esos encuentros, revitalizó el interés por la banda entre un nuevo público. Tras anunciarse la muerte de Rhino, el grupo ha vuelto a hacer conciertos, esta vez en su honor, acompañado por grupos más jóvenes de la escena nacional.
Es el final casi feliz, entonces, para uno de los grupos pioneros de la música rock y pop chilena.

1 comentario:

Gustavo Leni dijo...

Excelente artículo. Los Beat 4 es mi banda de rock chilena favorita; tengo el vinilo "Había una vez", que era de mi viejo y que ahora es mío. Sus canciones tienen una energía especial y es casi imposible no cantar y seguir el ritmo al escuchar sus temas.

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook