martes, 14 de abril de 2009

LA CASA DE LAS GÁRGOLAS: EL MONUMENTO DE TODOS LOS MONUMENTOS



La casona, hacia 1930 (Fuente imagen: monumentos.cl)
Coordenadas: 33°26'26.76"S 70°38'2.05"W
La Casa de las Gárgolas, en Avenida Vicuña Mackenna 84 esquina calle Viña del Mar, no ostenta por nada ser la sede del Consejo de Monumentos Nacionales: el monumento de todos los monumentos, en otras palabras.
La casa fue diseñada en 1929 por el arquitecto nacional Eduardo Costabal Zégers, por encargo del empresario agrícola de Curicó, don Melitón Moreno. Su obra fue concebida dentro de patrones estilísticos neogóticos y estética Tudor. Su autor fue el arquitecto, además, de la Clínica Santa María y la Basílica de Lourdes, según la ficha del Consejo de Monumentos Nacionales relativos a la casa. Se ubica en la vereda oriente de la avenida, en el límite de la Comuna de Providencia y a poca distancia de la Plaza Baquedano.

El inmueble se destacó de inmediato por las sugerentes gárgolas y grifos que decoran las hermosas formas de sus muros exteriores, de estilos ingleses y franceses típicamente medievales, lo que le hace única y capaz de encontrar competencia sólo en otras magníficas obras tales como la Casona de Cienfuegos y el Hotel Apolo, este último ubicada a escasa distancia del lugar que atendemos. Por esta razón, comenzó a ser llamada Casa de las Gárgolas, nombre con el que ha mantenido hasta hoy.
Fotografía de Christian Matzner, 2003 (fuente: monumentos.cl)
Foto perteneciente a la familia Costabal, con imagen interior de la casona hacia 1930 (fuente: monumentos.cl)


Imágenes interiores (fuente: monumentos.cl)
No faltaron recursos al adinerado señor Moreno para financiar esta maravilla. La fachada, es un hermoso rompecabezas de piedras y estucos, simulando el ensamble de rectángulos en distintos tamaños pero de calce perfecto, con una gran cantidad de ventanales arqueados y ojivales, y un balcón compuestos en un extraordinariamente armónico diseño, sin recargas ni excesos. Dominan las nervaduras y trazados propios del arte gótico.
Por el lado de calle Viña del Mar se encontraban los garajes, donde el segundo piso queda distribuido entre una fachada simple que nace de la prolongación de la casa hacia la vuelta de la esquina, y por otra extensión de diseño tipo inglés, estilo Tudor, exactamente encima del arco de entrada a la cochera. Una veleta con la silueta de una bruja congeló su vuelo sobre la chimenea.
En el interior del inmueble dominan los arcos góticos de puertas y falsas ventanas, los pisos de parquet y la exquisitas estructuras de madera, además de pilares, columnas y baldosas con diseños alusivos a la Edad Media. Los cielos, en cambio, están envigados y varios de los muros poseen molduras. Los dos pisos de la casona están conectados por una gran escalera de madera finamente tallada.
Don Eduardo Costabal, el arquitecto, en la época del treinta.
Todo el conjunto incluye, además, tallados de piedras naturales sobre los capiteles de las columnas y otras sintéticas pero con aspecto de las naturales que usaban en la antigua construcción gótica. Además, existen piezas de fierro fundido y forjado, y ventanas con vitrales. Algunas de las puertas lucen un minuciosos trabajo de carpintería y tallado artístico.
Antes de pasar a manos del Estado, la casona había sido utilizada por un médico, que también la había convertido en su consulta. Hubo que hacer muchas reparaciones en salas interiores, especialmente en el segundo piso, pues los cielos de tela y yeso estaban sumamente dañados al momento de comenzar las restauraciones.
El camino hacia el reconocimiento del valor histórico y arquitectónico de la casa fue tardío, pero vertiginoso y veloz. Primero, el barrio de calle Viña del Mar fue declarado Zona Típica o Pintoresca, por Decreto Especial Nº 1.043 del 15 de octubre de 1997.
Cabe recordar que este sector de la ciudad está conformado por casas al estilo de las que predominaban en la ciudad de Viña del Mar a inicios del siglo XX (de ahí el nombre, suponemos), y esa es la principal divisa estética del barrio.
Para la época de la declaración, la casa estaba en manos de particulares. Algunos amantes del patrimonio urbano comenzaron a proponer que la Casa de las Gárgolas fuera declarada Monumento. Gran importancia en este interés parece haber tenido un trabajo entregado por don Christian Matzner al Consejo, titulado "Solicitud de Declaratoria de la Casa de Vicuña Mackenna 84 como Monumento Nacional".
El año 2000, se realizó una permuta entre su propietario y el Consejo de Monumentos Nacionales, finalmente, la declaró Monumento Histórico por Decreto Nº 858 del 29 de octubre del año siguiente, constituyéndola en su casa central. Los descendientes del arquitecto Cóstobal han manifestado públicamente su satisfacción por estas decisiones.
Desde entonces, se le ha garantizado la mantención y se proyectan planes de restauración que aseguren la permanencia de tan valiosa joya arquitectónica en la ciudad de Santiago.

11 comentarios:

  1. El apellido del arquitecto es Costabal, no Costobal. Aun así, interesantísimo el blog...

    ResponderEliminar
  2. Ja... gracias, pifia de tipeo (conozco el trabajo de Costabal y hasta estoy preparando un registro de sus principales obras)... Eso pasa por escribir con una cerveza al lado. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Estimado si "la cerveza al lado" hace que escribas como lo haces (con fluidez, seriedad, compromiso, amenidad, etcs) porfavor...NO LA DEJES!
    Tu Blog es genial, de verdad se agradece y ojalá vuelvas a retomarlo pronto.

    ResponderEliminar
  4. Hola tienes INFORMACION de la casona de vicuña mackena 44. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Hola muy bueno tu blog. Quisiera preguntarte si conoces la historia de la casona de Huérfanos 539 , diseñado por Costabal en 1929.Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, yo naci ahi. fue construido por orden de Ana Zegers de Pacheco, quien encargó a su sobrino Eduardo Costabal Zegers la construccion. el edificio de 3 pisos y 12 departamentos fue repartdi a sus nietos Pacheco Wicks, una de ellas mi madre Raquel Pacheco de Ovalle. siempre fue una Comunidad solo de la familia. Este sitio era una parte de la gran mansion que tenia doña Ana Zegers que ocupaba todo Santa Lucia, hasta calle Huerfanos, y ese terreno era parte de las cocheras.

      Eliminar
    2. Hola, yo naci ahi. fue construido por orden de Ana Zegers de Pacheco, quien encargó a su sobrino Eduardo Costabal Zegers la construccion. el edificio de 3 pisos y 12 departamentos fue repartdi a sus nietos Pacheco Wicks, una de ellas mi madre Raquel Pacheco de Ovalle. siempre fue una Comunidad solo de la familia. Este sitio era una parte de la gran mansion que tenia doña Ana Zegers que ocupaba todo Santa Lucia, hasta calle Huerfanos, y ese terreno era parte de las cocheras.

      Eliminar
    3. el Edificio de 3 pisos y 12 Departamentos, pertenecian familia Pacheco Wicks, quienes fueron los unicos ocupantes todos familiares, hasta su venta en 2009.

      Eliminar
  6. Hola, nosotros limpiamos la fachada de la Casa de las Gárgolas el año pasado y este año limpieza la casona de Huérfanos 539. Justamente me tope con este blog buscando información de esta ultima que esta muy poco documentada, se que los dueños tienen los planos originales, voy a ver si los puedo conseguir y compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los dueños ORIGINALES FAMILIA OVALLE PACHECO, tienen los planos, cuyas copias fueron dados a actuales dueños, qu harán un Hotel Boutique de lujo

      Eliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook