jueves, 23 de febrero de 2017

EL MISTERIOSO RESTAURANTE DE LOS CISNES EN COPIAPÓ

Coordenadas: 27°22'9.62"S 70°20'1.03"W
No tiene un nombre colocado en su exterior y su fachada aparenta ser sólo una casa; además, suele abrir en dos tandas cada día: de 11 a 16 horas y de 19 a 22:30 horas, de lunes a domingo. Sin embargo, quienes conocen el restaurante "El Cisne" de la ciudad de Copiapó, lo recomiendan, muy convencidamente, como uno de los mejores boliches de su tipo en la ciudad atacameña.
En nuestra visita, confirmo la reputación de este curioso local y aprendo algo de su misterio nominal.
Ubicado en calle Chañarcillo 721, el establecimiento de tradicional toque en menú y mobiliario, se encuentra en el barrio de los terminales de buses de Copiapó, en la cuadra ubicada entre las vías José Joaquín Vallejos y Colipi, a poca distancia de la Plaza de Armas y la fastuosa fuente de mármol de la ciudad.
Los iconos tenantes de dos cisnes de cuello negro enfrentados, son todo lo que sugiere, sobre la estrecha puerta, algo sobre la identidad de este singular sitio culinario.
Propietado por don Hugo Ávalos Araya, "El Cisne" es, en efecto, una espaciosa casona antigua en el barrio popular, reconvertida en comedores y sala con un mostrador de gaseosas. También se ha ido ampliando hacia el patio, para los comensales que gustan más del saludable y soleado clima copiapino, además de ese ambiente exterior más parecido al de un quincho.
Nos atiende Luis, don Lucho, excelente anfitrión y atento informante para los preguntones. Cuenta que el local existe "hace como 20 o 25 años, o más yo creo", y que su clientela ha sido fiel por todas estas décadas. Curiosamente, sólo la carta y el ambiente los atrae, pues acá no hay parrandeo de bar y trasnoche.
La especialidad de este club es la comida tradicional costera: pescados y mariscos. Todo fresco y todo bien tratado en la cocina. Por razones técnicas, sólo los ostiones se llegan congelados. Estos platos tienden a ser suficientemente contundentes y variados; nada que observar al respecto. Destacan los pescados fritos, picantes de marisco, pailas marinas, caldillos, chupes, mariscales, etc.
¿Y por qué este restaurante no aparece con nombre, siendo reconocible sólo por sus cisnes decorativos exteriores? La historia de este detalle, es más o menos así: hasta hace unos años, el boliche se encontraba en otro local situado "casi a la vuelta" (en calle Colipi 220), según me informa don Luis. Por alguna razón, sin embargo, tras el traslado jamás fueron a rescatar el cartel con el nombre de "El Cisne" en la fachada de esa anterior dirección, por lo que su nueva y actual casa nunca pudo ostentar el título. Esta característica, a la larga, se ha convertido accidentalmente en una especie de impronta o sello para el restaurante.
En definitiva, con o sin nombre a la vista, "El Cisne" es un recomendable buen sitio para comer bien en la ciudad, además de resultar sencillo y acogedor: de esos restaurantes tradicionales y conservadores con pan, mantequilla y ají pebre esperando en cada mesa.
La calidad se paga, por supuesto, por lo que en este santuario de cisnes no encontrará esos precios populares al estilo de picada antigua o de barriada. Mas, vale la pena por completo cada desembolso acá, considerando que se trata de la quizás mejor cocinería especializada en pescados y mariscos de la minera urbe de Copiapó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook