jueves, 24 de diciembre de 2015

PASEANDO SOBRE LA HISTORIA Y BAJO LA SOMBRA DEL PARQUE SAN BORJA

Iglesia y Parque San Borja (aún árido) hacia 1970. Atrás, las torres de la Remodelación y a la izquierda arriba el ex convento y mercado, hoy Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Imagen de la colección fotográfica del Archivo del Instituto de Historia y Patrimonio de la FAU y del Archivo Personal del Profesor de la FAU don Ignacio Salinas (Fuente: uchile.cl/u86147). Coordenadas:  33°26'26.31"S 70°38'15.49"W
El Parque San Borja de Santiago se constituye como el único terreno de este tipo en tal sector de céntricas cuadras. Si bien el barrio está próximo también a otros pulmones verdes centrales, se halla un tanto segregado de los mismos por las características del plano urbano de la capital chilena. En el caso del Cerro Santa Lucía y del Parque Forestal, por ejemplo, los separa la Alameda Bernardo O'Higgins; en el caso de Plaza Baquedano (a sólo una cuadra y media), hace lo propio la aislación de este punto y la propia configuración del tráfico vehicular que lo ha convertido en isla; y para el caso del Parque Bustamante, éste se encuentra en el sector Norte de Vicuña Mackenna, más distante. De esta manera, el Parque San Borja es un ojo verde principal y muy propio del sector de la Remodelación del mismo nombre y de sus inmediatos.
Ubicado así a pocos metros de la Alameda y rodeado de torres y edificios históricos, desde hace unos años está cercado con rejas metálicas, por las mismas razones de seguridad llevaron a hacer lo propio en el Cerro Santa Lucía. Su perímetro está contorneado por las calles Marcoleta, Barón Pierre de Coubertin, Jaime Eyzaguirre y Carabineros de Chile, esta última antes llamada José Alfonso y rebautizada tras la construcción de la Plaza y el Monumento a los Mártires de Carabineros. De alguna manera, es el corazón de la Remodelación San Borja.
A su vez, al San Borja se lo encuentra también en una ubicación un tanto aislada y "oculta" dentro de la geografía urbana, a pesar de su proximidad a los grandes puntos neurálgicos de la actividad y movimiento en la urbe. No es de extrañar el vínculo estrecho que los residentes del sector sienten con él, por lo tanto, rasgo que se ha ido traduciendo también en pasiones, recientemente: es este parque el que se planifica intervenir y transformar en el Museo Humano o Museo de la Humanidad, del escultor nacional Mario Irarrázabal, generando una controversia que ha persistido por varios meses y pasado ya a fuertes colores de conflicto.
La ejecución del Museo Humano necesariamente alterará el aspecto y diseño del parque, que resultó de un concurso realizado hace 35 años y que es, básicamente, el que aún mantiene.
Esquema de los enterramientos encontrados en el sector de Marcoleta-Portugal en 1970, según croquis publicado por la revista "En Viaje".
Esquicio sobre el proyecto de construcción de la Remodelación San Borja, basado en un folleto del proyecto CORMU. No tengo la fuente original de este documento pero sí parece coincidir con la maqueta del proyecto de la Remodelación. Se observa la forma romboide originalmente trazada para el Parque San Borja: en la parte inferior derecha, el "pozo profundo y estanque" cuyos restos aún se distinguen allí; arriba a la izquierda, parte de la remodelación que se integraba al parque pero que nunca fue concluida, incluyendo un pequeño museo. Este último detalle ha sido utilizado bastante por los defensores del proyecto Museo Humano, pero tengo mis observaciones al respecto: además de una proporción muy menor al actual proyecto, sospecho que el recinto pudo haber sido incluido en el plan luego de los hallazgos arriba señalados y para exhibirlos, por lo que su carácter era de museo arqueológico localista, propio de la identidad e historia del vecindario, concepto muy lejano al del museo artístico e individualizado en un autor en particular que se ejecutará en el parque.
ANTES DE SER ÁREA VERDE
Toda la gran área verde del parque colinda con la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad de Chile, ubicada a su vez en los antiguos terrenos religiosos coloniales luego usados para fines militares ya en tiempos de la lucha por la Independencia. Desde la maestranza del Ejército que allí existió, además, tuvo lugar el primer despegue exitoso en Chile de un globo aerostático tripulado, en 1839; pasó a ser después, el cuartel del Regimiento de Caballería N° 2 "Cazadores" ocupado para estas funciones entre 1893 y 1933, tras lo cual fueron utilizadas sus dependencias por un mercado capitalino, antes de convertirse en la importante casa de estudios actual.
La historia conocida del terreno donde hoy está el parque comienza en tiempos de la Colonia, en el histórico sector de la ex calle de la Ollería y luego calle de la Maestranza, hoy avenida Portugal, por el sector Marcoleta. Estos terrenos eran viñas, chacras y una hacienda que a fines del siglo XVI fueron donadas a los recién llegados sacerdotes de la Compañía de Jesús por su propietario español, el Capitán de Guerra don Agustín Briceño, el 16 de octubre de 1595. Fue en su ex chacra donde se instaló, de hecho, la famosa Ollería de los religiosos que dio su nombre colonial a la actual avenida Portugal.
Posteriormente, fundado en 1772 por el sector de Alameda de las Delicias y San Ignacio, el Hospital San Francisco de Borja se traslada en 1847 a otro lugar de la misma Alameda pero entre la ex calle de la Ollería y la actual avenida Vicuña Mackenna. Ocupaba un gran edificio con fachada hacia Alameda, con capacidad para 600 camas y con 5 pabellones quirúrgicos. Importantes figuras de la historia de la medicina en Chile pasaron por sus salas durante toda su historia hasta que, en 1976, la institución fue trasladada al actual sector de avenida Manuel Antonio Matta y fusionado con el Hospital Manuel Arriarán, pasando a ser llamado Hospital Paula Jaraquemada. Sin embargo, la denominación informal de Hospital San Borja-Arriarán debió serle reconocida al complejo como la oficial, en 1990.
A pesar de que en 1962 se habían hecho grandes trabajos de restauración y mejoramientos del edificio hospitalario de Alameda, éste sería demolido en 1977, ni bien se produjo es traslado. Su inmenso terreno llegaba hasta las inmediaciones de la calle Marcoleta incluyendo gran parte del actual Parque y la Parroquia de San Francisco de Borja, que era parte del complejo funcionando como la capilla interior del hospital.
Justo tras de sí y en esos ex terrenos del hospital, la Remodelación San Borja daba origen ya entonces a las torres situadas en las cuadras del sector de calles de Alameda, Portugal, Ramón Corvalán, Diagonal Paraguay y alrededores. Esta enorme obra urbanística fue concebida tempranamente en 1967, con cierta influencia de la escuela de Le Corbusier y la unidad residencial de Marsella. Nace en los años del Gobierno de Eduardo Frei Montalva para solución habitacional de las clases medias y es iniciada su construcción al año siguiente, aunque las expropiaciones y desalojos necesarias para iniciar las obras causaron cierto alboroto en aquellos años y demoraron un poco en consumarse en su totalidad. En los archivos de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU), el Proyecto Remodelación San Borja aparece encargado a los arquitectos Sergio Miranda Rodríguez, Carlos Buchholtz Galigniana y Eugenio Salvi Rosende, participando en el directorio Gastón Saint-Jean Bate, Patricio Gross Fuentes y Ernesto Labbé Achondo, entre otros.
Los primeros edificios de la Remodelación, por el lado que se inclina hacia la Alameda, pertenecieron a los tableros de los arquitectos Carlos Bresciani y Carlos García Huidobro, con participación inicial de Fernando Castillo Velasco. Ya entonces se veía en las maquetas la gran área verde ocupada hoy por el parque. En el plan original iban a ser unas 40 las torres a levantar, pero la suspensión y modificación del proyecto sólo permitió construir cerca de la mitad. También se anunciaron estacionamientos subterráneos en la mayoría de las torres y muchas más pasarelas de las que hoy existen, ya mustias y en parcial desuso aunque con un plan de recuperación encima.
Como dato curioso, se recuerda que durante los trabajos de construcción de estos conjuntos aparecieron vestigios de enterramientos precolombinos en dichos suelos, especialmente en el sector de Marcoleta y Portugal. Estos hallazgos podrían estar relacionados con la adición al proyecto de un teórico pequeño museo con dependencias educativas, que aparece señalado en algunas publicaciones de la CORMU. Este museo fue proyectado para estar dentro del futuro parque, hacia 1970, aunque nunca fue construido.
La enorme obra se cambió para siempre la fisonomía de tales barrios, trayéndolos a una nueva etapa donde se combinaría la vida vecinal en pleno Centro de Santiago con la influencia institucional universitaria y criterios modernos de funcionalidad en barrios residenciales, a pesar de la detención del proyecto por la crisis económica de principios de los setenta y luego el cambio de planes decidido en pleno Régimen Militar.
Maqueta del Proyecto  Remodelación San Borja en folleto de la CORMU, hacia fines de los sesenta. Si interpretamos bien lo que muestra la imagen, parece ser que el proyecto original incluía convertir en áreas verdes incluso el sector de los viejos claustros usados por el mercado y actualmente por la FAU de la Universidad de Chile.
Calle Marcoleta mirando hacia Portugal, en fotografía de J. Alsina, hacia 1970, actualmente perteneciente a los archivos fotográficos del Museo Histórico Nacional. Se observan, a la izquierda, los antiguos edificios hoy ocupados por la FAU de la Universidad de Chile; y a la derecha, los terrenos que hoy pertenecen al Parque San Borja. Atrás se ven las torres aún en construcción. Desconozco si los microbuses estacionados en la cuadra la usaban por paradero-terminal de la línea o como parte del recorrido de la locomoción colectiva de esos años (Marcoleta conectó directamente Portugal con Vicuña Mackenna por largo tiempo, hasta la construcción del parque).
ORIGEN DEL PARQUE
Parte de los que fueron los terrenos del demolido hospital, sus patios, pasillos, jardines y sus dependencias secundarias, serían vendidos a privados surgiendo de estas ventas, por ejemplo, el conjunto hotelero y comercial Holiday Inn Crowne Plaza. Otros se mantuvieron como propiedad pública, siendo utilizados para la apertura de la Plaza de los Mártires de Carabineros de Chile. En el desaparecido callejón El Pedregal, vecino al hospital y más o menos donde ahora está la explanada de acceso al Metro Estación Universidad Católica, se levantó la hoy llamada Plaza del Pedregal, a los pies de las torres de la Remodelación ubicadas entre el Parque San Borja y la casa central de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la cuadra entre las calles Marcoleta y Carabineros de Chile. La existencia de napas de subsuelo en los terrenos, en tanto, permitió los abastecimientos de aguas en los edificios y de las áreas verdes a través de un sistema de potabilización que había sido donado por Francia.
El parque como tal fue construido ya en las etapas finales de la Remodelación, sobre un terreno de 24.600 metros cuadrados que quedó disponible tras el levantamiento de los conjuntos residenciales y la demolición del viejo hospital, siendo cedido en 1978 a comodato de "Área Verde Central" por el Servicio de Vivienda y Urbanismo (SERVIU) a la Ilustre Municipalidad de Santiago. De acuerdo a los planos disponibles de la ciudad santiaguina previos a la transformación del barrio, dicha propiedad era, en gran parte, restos del patio y de los jardines interiores del hospital más algunos de sitios colindantes, como los terrenos parroquiales de la Iglesia de San Borja.
Hasta poco antes del traspaso, la propietaria de los terrenos había sido la mencionada CORMU, que operó de 1965 a 1976 y que fuera sucedida por el SERVIU hasta que éste lo traspasara a la Municipalidad. El comodato se hizo por tiempo indeterminado, quedando la misma Municipalidad de Santiago a cargo de su administración y mantención. Así, se llamó a licitación de proyectos para diseño y ejecución del "Parque Central Remodelación San Borja" sobre dicho terreno, ganando la propuesta de los paisajistas Ximena Oliva Ureta y Fernando Vallejo Martínez. El contrato de término del comodato de 1978 se firmó en 1980 entre el SERVIU y la Municipalidad de Santiago para dar inicio a la ejecución de las obras, siendo concluidas en 1982 aunque el parque ya estaba abierto al público desde el año anterior.
Me parece necesario hacer una observación en este punto, sobre el vínculo esencial entre el Parque San Borja y la Remodelación San Borja, a propósito de ciertas aseveraciones que se han formulado con relación a la oposición de los vecinos sobre el actual proyecto del Museo Humano que se ha trazado sobre el mismo. No es mi afán tomar posiciones aquí al respecto, advierto, pero de acuerdo a lo que tengo a la vista, el contenido de la propia licitación lanzada en esos años exaltaba este vínculo, llamando a propuestas de diseño y ejecución para el "Parque Central Remodelación San Borja"; así fue entendido por los concursantes y así fue confirmado en la propuesta ganadora. La prensa de la época, además, informaba que la iniciativa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo de crear el parque, surgía precisamente de las necesidades de contar con un lugar de esparcimiento para los residentes de las 18 torres de la Remodelación, de modo que no es impreciso señalar que este espacio verde surgió considerando a los vecinos como principales usuarios y motivadores del proyecto. Quizás hayan influido en esta necesidad, además, los cambios que se hicieron al plan de la Remodelación después del Golpe Militar de 1973 vendiendo terrenos a proyectos particulares, y que significaron la reducción de espacios abiertos, el aumento de la densidad y la limitación de jardines en el conjunto residencial.
En 1983, el SERVIU establece que el recinto es un Parque Central en categoría de Bien Nacional de Uso Público, con la que se ha mantenido hasta ahora. Esto ha servido de argumento a quienes defienden el mismo proyecto del Museo Humano como un bien cuyo destino quedará en manos de la Municipalidad más que del vecindario, aunque debe insistirse en que, desde su origen, el parque fue concebido como un área verde para el esparcimiento de los residentes de la Remodelación San Borja como principales usuarios y complacidos por el mismo.
A los pocos años después de ser inaugurado, el Parque San Borja comenzó a ser conocido cariñosamente como el "Jardín Secreto" y "El Oasis" entre los mismos vecinos, por su ubicación casi escondida entre la urbanidad y la arquitectura céntrica, que lo hace tan particular dentro de los planos capitalinos. Y otra curiosidad es que casi apenas se inauguró -y dada su curiosa ubicación oculta- el Parque San Borja se volvió uno de los sitios favoritos de algunos chiquillos para hacer la cimarra y escapar de los varios colegios que se encuentran a este lado de la ciudad, por toda aquella década y de la misma manera que antes lo era el Cerro Santa Lucía. Hacia fines de los ochenta además, la explanada central de las torres también fue un lugar de reunión de jóvenes relacionados con tribus urbanas.
Felizmente, por el lado nor-oriente del parque junto a su primer acceso, se mantiene gallardo el templo de tinte neogótico que fuera la capilla del desaparecido hospital, como dijimos. Construido en 1876 bajo la inspiración directa de la parisina Sacre Chapelle de los Reyes de Francia, esta Parroquia de San Francisco de Borja es la iglesia institucional de Carabineros de Chile desde 1976. Y detrás de este edificio, por el sector interior del parque (dividido por rejas del recinto religioso), se puede observar todavía un hermoso kiosco glorieta de jardín con aire victoriano, hecho de metal forjado y que se remonta a la misma época del hospital. De enormes y añosas parras durmiéndole encima su peso, la glorieta tiene ocho arcos longitudinales en su parte principal y tres laterales por una prolongación que sale hacia el lado de la iglesia justo hacia su ábside, como si alguna vez hubiesen estado conectadas por un ya inexistente sendero.
Sin embargo, el plan original de áreas verdes consideraba que el parque rodeara al templo por atrás y por los costados, situación que quedó medianamente cumplida, como puede observarse hoy. La razón de esto es un poco oscura y nunca ha sido bien explicada, motivando suspicacias que hasta ahora persisten: sucedió que, hacia fines de los años noventa, todo el enorme terreno del sector situado en Carabineros de Chile con Ramón Corvalán Melgarejo y que era de la última etapa pendiente del las mismas áreas verdes del barrio, fue vendido por el SERVIU (su propietaria, pues no lo había traspasado a la Municipalidad) a un proyecto inmobiliario particular, levantándose así la torre residencial que hoy existe al lado del templo. La transacción habría sido "por una insignificante suma de dinero", según denunciaría Patricio Herman años después, y se la llevó a efectos atropellando las disposiciones del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica, que exigía preservar este terreno como área verde.
Acceso al parque por el lado de Marcoleta, junto a la FAU.
Entrada por Barón Pierre de Coubertin.
Acceso por Jaime Eyzaguirre, directo a la multicancha.
Acceso por el sector de calle Carabineros de Chile.
SU ASPECTO ACTUAL
Algunos de los árboles y palmeras del parque se presumen de los tiempos del hospital, aunque se sabe con mas certidumbre que ciertos ejemplares tendrían unos 50 años allí. Mucha de la labor de mantención del césped, matorrales y árboles es ejecutada por los propios vecinos, además de limpiar los infaltables malos intentos de grafitis con pintura aerosol y los rupestres rayados tags de la incorregible infracultura urbana. Al extremo del lado oriente del parque, hacia el fondo del callejón Barón Pierre de Coubertin (que es, en teoría, la continuación de Marcoleta al otro lado del parque y hasta tenía antes este mismo nombre), está el recinto del Huerto Urbano, que desarrolla actividades especialmente los días sábados y domingo, cuando es más visitado especialmente por niños.
El parque ha sido intervenido varias veces en los últimos 20 ó 30 años. Ha habido mejoramientos en los accesos, la adición del enrejado metálico, mayor definición de sus senderos interiores de maicillo, kioscos, escalinatas luego de la remodelación de las aceras del lado de Marcoleta, juegos de niños, la garita techada, casetas de vigilancia, adoquinados y empedrados, mejores bancas, monumentos y nuevas incorporaciones de jardinería en el recinto. Tanta intervención y arreglos se justifican por la diaria actividad que se concentra en el parque, y que va desde prácticas recreativas o paseos de mascotas hasta lugar de estudios y de exposiciones.
Al centro del parque, destaca la pista de patinaje circular, muy concurrida, con una alta garita lateral techada y de madera que es utilizada como odeón para presentaciones y cobijo para ensayos de grupos de baile, generalmente adolescentes. Por el lado poniente está el círculo de la multicancha usada preferentemente para práctica de básquetbol, con acceso directo desde la calle Jaime Eyzaguirre y con camarines subterráneos. En sus espacios también hay lugar para el baby fútbol, ciclismo, el skateboard y máquinas de ejercitación. Súmese a todos esto la concentración de juegos infantiles en distintos puntos del parque, que parecen estar ocupados la mayor parte del día, además de las bancas con aleros de enredaderas y flor de la pluma que están dispuestos a los costados de los senderos, favoritos de las muchas parejas que lo visitan.
Los monumentos y obras artísticas que actualmente están en el Parque San Borja, son los siguientes:
  • Un monolito a la memoria de don Manuel Fernández Díaz, ex alcalde de Santiago (1964-1970), según declara en su placa: "En reconocimiento a su destacada labor como impulsor del desarrollo urbano de la ciudad, custodio de su patrimonio histórico y factor trascendente en la extensión cultural de todos los niveles de la comunidad". Fernández Díaz fue, precisamente, el alcalde bajo cuya administración comenzaría la construcción de la Remodelación y el despeje del terreno que pertenecerá después al Parque San Borja. Este monolito de buena altura le fue erigido por la Municipalidad de Santiago en 1992.
  • Un busto del historiador Nicolae Bălcescu (1819-1852), dirigente de la Revolución Rumana de 1848, hecho por el escultor rumano Gheorghe Adoc. Fue instalado por la Municipalidad de Santiago en agosto de 1993, poco después del aniversario de su fallecimiento.
  • Una obra de siete figuras de hierro titulada "Danza", llamada popularmente también "Los danzantes de hierro", de Paola Vezzani G. Está ubicada en la entrada poniente del parque y fue la ganadora del primer lugar en el concurso "Escultura Joven Chilgener" de 1996, siendo inaugurada en el lugar el 24 de septiembre de ese año. Es un típico punto referente para concertar encuentros entre residentes y estudiantes del sector.
  • La más recientemente agregada, es una placa de recuerdo al muchacho Daniel Zamudio Vera (1987-2012), fallecido en la cercana Posta Central tras un cruel ataque perpetrado allí en el parque, en lo que se creyó en principio era una pandilla neonazi, pero que resultó ser finalmente un grupo de violentos delincuentes juveniles. La placa está situada sobre el terreno donde se levantó una animita en su memoria y lleva inscrita la frase de Juan Goytisolo: "Tu destino está en los demás. Tu dignidad es la de todos". Fue colocada por la Municipalidad y sus familiares.
Volviendo a la controversia por el proyecto del Museo Humano, cabe recordar que los terrenos del sector de la Remodelación San Borja son de inmenso valor y hervidero de intereses lucrativos por su ubicación de privilegio dentro del centro santiaguino, a pesar de las verdaderas liquidaciones con que algunos fueron cedidos en otros años a proyectos inmobiliarios. Prueba de su importancia estratégica es que, en el año 2009, durante la alcaldía de Pablo Zalaquett, ya hubo otra controversia entre los vecinos por un proyecto de apertura de la calle Marcoleta por el costado entre el parque y la FAU, para unirla otra vez con Barón Pierre de Coubertin. Este plan fue señalado en aquel momento como un inminente paso a la construcción de estacionamientos subterráneos que solicitaban importantes instituciones del barrio y proyectos residenciales, y los vecinos reaccionaron agrupándose en torno al Comité Ciudadano San Borja Transparente, para resguardar sus intereses.
El actual proyecto del Museo Humano, en cambio, nace de una iniciativa compartida entre el Municipio de Santiago y la propuesta de la Fundación Piedra Viva de Peñalolén, de Mario Irarrázabal, con colaboración directa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, aprobada por los concejales el 12 de marzo de 2014. Se requería de la construcción de un gran recinto en algún lugar de la comuna, con paseos y espacio suficiente para unas 238 esculturas que serían pasadas a comodato por 25 años por el connotado y distinguido artista. A su vez, la elección del parque como el lugar apropiado para esto se hizo por una evaluación general, para identificar un buen lugar donde colocar las obras, combinada con la necesidad de hacer mejoramientos y remodelaciones generales en este sector del vecindario, desde la iluminación a la configuración de calles.
Resultaría de Perogrullo insistir en que el parque es público, pertenece a toda la ciudad y no sólo al entorno de vecinos que lo encajona, argumentos esgrimidos por los defensores del proyecto del museo. Nadie pretendería pasarlo por propiedad de los residentes de las torres que allí se hallan. Sin embargo, también es un hecho incontestable, como vimos, que el parque fue concebido desde su origen principalmente para ellos y como parte de la unidad barrial, de modo que sus intereses en calidad de residentes y sobre el futuro del mismo, son bastante válidos de estimar como los más directos, participativos y relacionados con dicho espacio que ha sido mantenido en gran medida por ellos. Es evidente que hay un choque incompatible de objetivos, entonces, entre la Municipalidad y los residentes del sector cuyo parque será radicalmente intervenido.
Quizás trate de abordar, a futuro, algo más sobre proyecto del Museo Humano de inminente ejecución, que ciertamente va a cambiar por completo el aspecto y las posibilidades de uso del Parque San Borja, mismas que acá le hemos reconocido y descrito.
PARQUE SAN BORJA, SANTIAGO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (77) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)