martes, 30 de abril de 2013

MANOS MAESTRAS DEL DISEÑO GRÁFICO: CELESTINO PIATTI (1922-2007)

Publicidad para Rolex, por Piatti
Nacido en Wangen-Brüttisellen, Suiza, el 5 de enero de 1922, Celestino Piatti pasó gran parte de su vida en Dietlikon, donde creció y descubrió su pasión por las artes aplicadas.
Siguiendo su instinto adolescente, entre 1938 y 1942 entró como aprendiz en el estudio de Gebrüder Fretz, y después tomó clases con Ernst y Max Gubler en el Kunstgewerbeschule, titulándose de profesor de gráfica. Fue un integrante destacado de esta Escuela de Artes Aplicadas de Zürich, donde formó parte del grupo de trabajo del maestro Fritz Bühler, en cuyo estudio trabajó entre 1945 y 1948, año en que se independiza fundando su primera agencia de gráfica y publicidad a los 26 años, en Duggingen cerca de Basel, ciudad de la que nunca más se separaría.
Destacó ya entonces por el estilo tan propio que aplicó en la gráfica de cubiertas de libros y piezas publicitarias, en especial de la Editorial Deutscher Taschenbuch Verlag (DTV) de Munich, a la que se incorporó desde que ésta fue fundada en 1961. Toda la imagen corporativa de la compañía fue a merced de su talento, pues también produjo sus tipografías, timbres, papelería, membretes, publicidad y afiches.

lunes, 29 de abril de 2013

MÚSICOS Y CALLEJEROS: ALGO SOBRE LOS ARTISTAS DE LA CANTINA, LA PLAZA Y LA VEREDA

Ilustración de un guitarrero popular publicada en "La Lira Chilena" en 1904.
En la segunda cuadra de avenida San Diego, exactamente en la entrada de la tienda de artículos musicales "Casa Amarilla", por cerca de 30 años se colocó un señor de pelo cano y ojos secos, totalmente ciegos y cerrados, tocando tristes melodías populares y canciones sureñas con una vieja guitarra maltratada. Casi nadie sabía su nombre, pues aunque resultaba alguien afable hacia los años ochenta, era de difícil comunicación: el Cieguito de la Casa Amarilla, le decían quienes lo conocieron. Su aporreado instrumento estaba lleno de parches, y le adosó una armónica fija que sólo ocasionalmente tocaba y que fue abandonando hacia sus últimos años.
Por triste conjura, la cabeza del personaje ya no andaba bien: allí, siempre tirado en el mismo lugar, vestido con su terno roñoso, cantando y envejeciendo por monedas sobre unas baldosas frías en verano o invierno, la escasa luz de la razón se le empezó a apagar, al mismo ritmo que lo hacían también su voz y el sonido de sus viejas cuerdas opacas. Su pobre guitarra parecía una momia envuelta en kilos de cinta adhesiva, informe, cerrando toda una vida de daños o trizaduras hasta quedarse casi totalmente muda como quien la tocaba. Y un día de esos, en esta penosa decadencia, el famoso Cieguito de la Casa Amarilla ya sin capacidades de ofrecer su canto ni relacionarse otra vez con el mundo, totalmente inconexo con la realidad, desapareció de allí, no recuerdo con exactitud ya cuándo.

jueves, 25 de abril de 2013

VENTANAS AL PASADO: UNA EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA SOBRE LOS AÑOS ROMÁNTICOS DE SANTIAGO

Imagen en exposición: Hotel Colón en calle Santa Rosa, hacia 1870.
Coordenadas: 33°26'18.44"S 70°39'1.38"W
Estoy acostumbrado a oír acá en la capital, cada vez que estoy de vuelta y de los mismos santiaguinos, que en esta ciudad no tenemos instancias culturales a la vista o que la difusión patrimonial prácticamente tiene que llegar a golpear las puertas de nuestras casas para que sea efectiva, visible o auténtica. De hecho, algunos aburridores profesionales adictos a hacer discursos transponiendo sus propios complejos de inferioridad o frustraciones identitarias hacia toda la sociedad que debe soportarlos, han hecho un verdadero deporte de esta cantaleta cursi.
La verdad me parece un poco distinta,  sin embargo... O bastante distinta, debería decir, sin llegar a caer en falsos optimismos ni exageración positiva.
Santiago está plagado de pequeños y grandes esfuerzos de difusión de cultura y saber. Que el ritmo delirante de la propia ciudad nos tenga programados para no poder verlos y pasarlos de largo, es otro problema, pero las pruebas está allí (o al menos lo están para el que padezca baja inhibición latente): placas explicativas en las calles, cada vez más paneles de información histórica en iglesias o edificios institucionales, recorridos y visitas guiadas, pequeñas exposiciones en las vitrinas del Metro, etc. Una reseña histórica se ha impreso, por ejemplo, en los bimbos de cierre que rodean actualmente al Monumento al General Bulnes que se halla en reparaciones y mantención en la Alameda, frente a La Moneda, con detalles sobre la propia obra y su homenajeado. Esto habría toda una extravagancia hace 10 ó 15 años; ahora, en cambio, se vuelve algo necesario.

miércoles, 24 de abril de 2013

DON ANDRÉS BELLO: EL "EXPANSIONISTA CHILENO"

"La ley de 31 de octubre de 1842, en cuya redacción y estudio de los antecedentes participó activamente el ilustre sabio Andrés Bello que desempeñaba el cargo de Oficial Mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores, declaraba propiedad del Estado las guaneras del litoral del desierto de Atacama y de las islas e islotes adyacentes y autorizaba al Gobierno para imponer derechos de importación al guano y para vender o contratar este artículo". (Guillermo Lagos Carmona, en "Historia de las Fronteras de Chile", 1966, página 28)
El 31 de octubre de 1842, en pleno Gobierno de don Manuel Bulnes y cuando despertaba ya la fiebre por la explotación del guano en las covaderas de la costa pacífica, la República de Chile promulgó la ley que consideraba suyo el territorio que va desde la península de Mejillones hacia el Sur, incluyendo todo el Desierto de Atacama, en lo que sería la simiente de la controversia territorial Chile-Bolivia por dicho territorio, que ahora sumará un capítulo nuevo a su larga, larga historia, con la llegada de la demanda altiplánica a la Corte Internacional de La Haya.
Para quienes dudan de que esta ley -que Bolivia estima como una agresión contra sus pretendidos derechos en esos mismas regiones- se elaboró y se promulgó en el convencimiento de que ese territorio efectivamente le pertenecía a la República de Chile como herencia colonial (principio del Uti Possidetis Juris de 1810), cabe señalar que uno de los principales redactores de esta ley fue nada menos que don Andrés Bello López, el ilustre venezolano nacionalizado chileno primero por gracia y, tras un retraso en la promulgación, por su propia petición a la autoridad nacional.

UN FOLCLÓRICO ANIVERSARIO EN IQUIQUE: LA LONGEVA JUVENTUD DEL CLUB DE RAYUELA "JOSÉ MIGUEL CARRERA"

Emblema del club, en el tablero de su sede.
Coordenadas: 20°13'32.06"S 70° 8'43.02"W
El próximo 1° de mayo, coincidente con el Día del Trabajador, será el aniversario 78° del Club de Rayuela José Miguel Carrera en Iquique, cuya sede se encuentra desde 1975 en una sencilla pero añosa casona de estilo británico y balcones en el segundo piso, en calle Libertad 1067 cerca de Juan Martínez. Un sector de Iquique acorde a la naturaleza popular de este tradicional juego venido desde la Europa Mediterránea, alguna vez favorito de soldados, milicianos y el bajo pueblo de estos lares.
Fundado en 1935 por un grupo de vecinos iquiqueños de este mismo sector popular hacia el Sur la ciudad, a espaldas de la costanera y de la Playa Cavancha, el grupo deportivo atrajo la atención de muchos jóvenes residentes en estos barrios, constituyendo su primera directiva con los nombres de Alfredo Aguirre en la presidencia del club y como directores a Juan Valencia, Luis Graniffo, Luis Rivera, Edmundo Hormazábal e incluso una mujer en esta misma mesa de un juego tradicionalmente más asociado a hombres: doña Clara Riquelme, quien -por cierto- no ha sido la única fémina relacionada con el club.
Los socios tuvieron una sede anterior hacia la cuadra de Juan Martínez, cerca de las calles Libertad y José Miguel Carrera, asumiendo el nombre de éste último como referencia y homenaje al prócer de la Independencia de Chile. Desde los setenta y tras adquirir una nueva propiedad bajo la presidencia de Juan Cordero Díaz, está en la señalada dirección de Libertad, que cuenta con un cómodo salón central dotado de mesas y un pequeño mesón como bar, con viejas pinturas murales de paisajes urbanos y naturales que se han conservado en las blancas paredes, más un largo patio trasero donde está montada la pista lineal de rayuela con las pizarras de anotaciones y graderías para los presentes. No sé si es casual o intencional el que este patio esté destacado por los mismos colores de la Primera Bandera Nacional, precisamente el estandarte carrerino: azul amarill0 y blanco. El segundo piso es ocupado para las oficinas y archivos.

martes, 23 de abril de 2013

EL EXTRAÑO MUNDO DE LO FEMENINO EN LOS FILMES DE DAVID CRONENBERG

Desconozco si alguien habrá notado ya la extraña pero intrigante torsión que el director canadiense David Cronenberg, icono del género terror y suspenso, suele hacer de la imagen femenina en sus célebres filmes, por eso aquí he querido dedicarle algunas observaciones a este mismo asuntillo.
Es verdad que su historial creativo ha variado desde el cine terror explícito y la ciencia ficción hasta el drama de perturbación más subjetiva, pero parte de lo que ha sido tan propio y característico de su estilo parece estar en la representación deprimente y destructiva que a veces hace de la imagen femenina, como queda claro en los siguientes ejemplos que recuerdo en este momento, a riesgo de parecer ocioso:
  • “Rabid” (“Rabia”, 1977): La protagonista es Marilyn Chambers, una de las primeras celebridades del cine pornográfico, aquí en el papel de Rose, una muchacha que tras sufrir un accidente motociclístico y ser sometida a una cirujía experimental, desarrolla una extraño mal consistente en una especie de muñón con una púa, que sale de un pliegue bajo su brazo izquierdo. Con él bebe sangre y de paso contamina a otros sujetos tras pincharlos con el extraño espolón cuando intiman con ella, convirtiéndolos en algo como zombies rabiosos que, a su vez, continúan expandiendo la infección con mordiscos. El grotesco órgano venenoso que sale del cuerpo de Rose es muy parecido a un diminuto pene. Esta obra, escrita y dirigida por Cronenberg, a pesar de ser muy simple y de bajo presupuesto, marcó ciertas líneas sobre el tipo de cine que caracterizaría su mano, además de la visión perturbada sobre el género femenino que he comentado.

lunes, 22 de abril de 2013

CÉSPEDES Y GONZÁLEZ: HISTORIA DE UNA CALLE Y DE UNA TRAGEDIA EN LA CIUDAD IQUIQUEÑA

Primera placa conmemorativa que fue puesta en el lugar de la tragedia.
Coordenadas: 20°13'27.68"S 70° 9'0.81"W (Inicio) 20°13'30.14"S 70° 7'59.16"W (Fin) 20°13'27.38"S 70° 8'54.84"W (Lugar de la tragedia)
La calle Céspedes y González está situada hacia el Sur de la ciudad de Iquique, naciendo frente a las playas de Cavancha para internarse hacia el Este casi hasta los barrios del borde oriente de la metrópolis, aunque por muchos años, hace cerca de un siglo o más, llegaba sólo a la proximidad del sector que ahora llamamos avenida Héroes de la Concepción, por entonces en el límite urbano.
Surgida en tiempos de urbanización posteriores a la Guerra del Pacífico y ya en dominio chileno, esta arteria era llamada originalmente como Calle de la Unión, y después calle Unión a secas. Nace con la prolongación de las urbanizaciones avanzando hacia el Sur de la ciudad y que quedan en el circuito cubierto por el tranvía que iba y volvía a la Península de Cavancha.
Tengo distintos y contradictorios datos sobre la referencia que le dio este título a la calle, sin embargo, sin haber podido precisar hasta ahora cuál es el exacto: desde la marca de un edificio religioso que se encontraba casi en la entrada de la misma por el poniente, donde está ahora el Don Bosco, hasta la explicación de que el nombre aludía a la unión de los rieles del ferrocarril urbano, que tenía lugar cerca de allí y a una cuadra más al Sur, donde estaban también las instalaciones de la estación de tranvías. Dejaré para el futuro algún artículo para precisar cuál es la razón concreta de esta denominación y sus alcances, entre otros el del nombre del célebre Club Unión, así llamado -según algunos- porque fue fundado por vecinos de esta misma calle.

LA ÚLTIMA SONRISA DEL TONY COLIGÜE

Héctor Aguilera Campos, el tony Coligüe (1918-2013)
Coordenadas: 33°27'10.97"S 70°38'48.53"W (su residencia en Barrio 10 de Julio)
Hace pocos días, el viernes 5 de abril, falleció en Santiago a los 95 años de edad don Héctor Manuel Aguilera Campos, el mismo hombre que encarnó por décadas al célebre tony Coligüe en los principales circos chilenos. Casi sin cobertura periodística ni interés de la prensa, su deceso se produjo encontrándose totalmente retirado y afectado por la cruel enfermedad de Alzheimer y una diabetes que, hacía poco tiempo, le había significado la amputación de ambas piernas, combinación que lo mantuvo postrado gran parte de sus últimos días en una clínica de la comuna de La Florida, siendo alcanzado por la muerte en este estado.
Coligüe fue uno de los payasos chilenos más conocidos de las artes circenses nacionales, perteneciente a una generación privilegiada de talentos entre los artistas de estos escenarios, con otros exponentes como los tonys Caluga, Zanahoria, Piripipi, Chicharra, Zapatín, Cascarita o el gran clown Pollito Pérez, y precursores de esta forma de espectáculo como el internacional Montes de Oca o el tony Chalupa. Ya he comentado algo sobre esta interesante historia circense, tal como se la retrató en la exposición "Circo Chileno" en la Biblioteca Nacional, el año 2011, en cuya inauguración apareció quizás por última vez en forma pública el ya anciano y marchito señor Aguilera, para admiración de todos los presentes.

viernes, 19 de abril de 2013

LUCES CON HISTORIA: EL FARO DE LA EX ISLA SERRANO

Ilustración del faro en 1880, por el Capitán Vidal Gormaz.
Coordenadas: 20°12'27.43"S 70° 9'37.44"W
Llamado también Faro Serrano, Faro Antiguo, Faro de Iquique y Faro Peruano, la alta estructura de módulos cilíndricos en colores rojos y blancos es uno de los símbolos más potentes del Iquique visto desde el mar, a mirada de marinero, además de ser una marca inconfundible de sus principales instalaciones portuarias. Infelizmente, esta estilizada lámpara de 22 metros se encuentra totalmente marginada de la posibilidad de que hombres comunes y corrientes puedan visitarla y admirarla de cerca, secuestrada entre instalaciones estatales y particulares del servicio de puerto.
Por singular ironía de la historia, los peruanos prácticamente terminaron construyendo el faro para los chilenos, quienes quedamos en poder de Iquique en la Guerra del Pacífico al poco tiempo después de inaugurado. De hecho, fue en los primeros días de abril de 1880, cuando Iquique ya estaba en manos de Chile, que el faro comenzó a ser encendido de manera regular, aunque por su construcción en los tiempos del Perú y quizás también por sus actuales colores rojo-blancos, es llamado por algunos como el Faro Peruano, como vimos más arriba. En su época, tuvo un importante papel haciendo más segura la navegación de los cargueros vinculados a la industria salitrera de aquellos años.

jueves, 18 de abril de 2013

MIRIM DAJO: EL HOMBRE CON UN TALENTO IMPOSIBLE

Se llamaba en realidad Arnold Gerrit Henskes, ciudadano de origen holandés nacido el 6 de agosto 1912. No le gustaba ser presentado como fakir, a pesar de que así se le recuerda hasta ahora. Él prefería ser asociado a un místico, pues aseveraba que sus poderes eran un regalo de Dios y que era protegido por ángeles invisibles, predicando el antimaterialismo convencido de que este desprendimiento del mundo físico era la base de su poder. Su pseudónimo de Mirin Dajos lo adoptó de la expresión en lenguaje esperando "mirindaĵo", que significa "maravilloso"... Y las razones que tenía para adoptar tan ostentoso título le sobraron.
En sus macabras y traumáticas exhibiciones, Dajo era capaz de provocar desmayos y ataques de histeria entre los presentes. Su impresionante show, que dejó boquiabiertos a médicos y anatomistas de gran reputación científica en su época, no era recomendado para gente susceptible o con problemas cardíacos. ¡Cómo no!, si consistía en ver al flaco y tonificado Dajo siendo atravesado por puntiagudos floretes y gruesos cuchillos afilados no esterilizados, en una grotesca y oscura demostración que jamás se vio antes ni se ha vuelto a ver después. Y si el descubrimiento internacional de su increíble espectáculo hubiese sido en otro tiempo distinto al de las tensiones y parcialidades de la post Segunda Guerra, o bien si su existencia no hubiese sido apagada prematuramente, quizás su caso llenaría hoy los libros de ciencia y los estudios serios sobre las capacidades extremas del cuerpo humano.

lunes, 15 de abril de 2013

"LA UNIÓN CHICA": BAR POÉTICO Y REFUGIO SIN TIEMPO

La famosa imagen del poeta Jorge Teillier en las puertas del restaurante "La Unión Chica", con la lista de ofertas y platillos (fuente: Flickr de Santiago Nostálgico).
Coordenadas: 33°26'36.05"S 70°39'3.80"W
Sé que se tiende a exagerar y abusar del uso de la metáfora de los lugares "donde el tiempo parece detenido", cuando se habla de patrimonio vivo y de aleros que aún cobijan a la vieja bohemia de inclinación intelectual que existía en el clásico Santiago de Chile. Sin embargo, en este caso específico de "La Unión Chica", se justifica plenamente volver a echar mano a tan insistido concepto, pues su validez  se hace plena y totalmente verificable.
Ubicado en calle Nueva York 11, en pleno sector del Santiago Centro financiero (Barrio La Bolsa), su nombre real ha sido "Bar Restaurant Unión", pero la vecindad del restaurante con el fastuoso y aristocrático Club de la Unión le ha valido el mote de "La Unión Chica", que lo ha acompañado por todos estos años alegrando la vida de toda una línea histórica de grandes escritores, poetas y personajes nacionales, a cuya memoria Jaime Miguel Gómez, o Jonás, dedicó los siguientes versos libres, titulados "Poetas en la Unión Chica" ("La voz del agua", 2005):

PATITO "EL MÍSTICO": RETRATO DE UNA AUSENCIA EN EL PASEO BAQUEDANO DE IQUIQUE

Patito frente a Plaza Prat, en imagen que le tomé en julio de 2011.
Coordenadas: 20°12'53.55"S 70° 9'7.20"W (Lugar donde tenía su puesto)
Conocí a Patricio Maldonado, llamado Patito "El Místico" por sus amigos, allí en el camping de Pica, cerca del sector de El Resbaladero y hacia donde están las dos de las cochas más conocidas de este hermoso caserío tarapaqueño al interior de la Pampa del Tamarugal. Hicimos buenas migas casi al instante, cuando me vio colocando una bandera chilena sobre mi carpa, en esos días inmediatamente posteriores a los de la Fiesta de la Virgen de La Tirana.
Recuerdo estar conversando con él hasta muy tarde en las noches, casi de amanecida, al calor de las fogatas y comprendiendo así que una profunda espiritualidad ígnea que inspiraba a esa personalidad más bien introvertida y contemplativa, con algo de loco y algo también de iluso. Ésta era la razón de su apodo "El Místico".
Uno de esos mismos días allí en Pica fue el de su cumpleaños, rondando las cuatro décadas de vida aunque aparentaba bastante menos con su larga cabellera y su vestimenta influida por el estilo "artesa" que, para mi gusto, no representaba mucho su auténtica individualidad. Una de esas tardes, encontré una gran cantidad de ramas de árboles frutales que habían sido podadas y apiladas afuera de un fundo piqueño, llenas de jugosas guayabas y especialmente naranjas, que metí en un enorme saco para arrastrarlo hasta nuestro campamento. Allí, junto a su inseparable amigo de correrías Julio, un maduro aventurero de aspecto vikingo y larga cabellera rubia, repasamos historias de nuestras memorias viajeras mientras devorábamos las suculentas frutas, intercambiando naranjas y aventuras personales casi como en un juego de naipes, mientras la noche fulguraba en torno a nosotros con los reflejos cálidos del baile de las llamas sobre las carpas, bajo la inmensidad estelar tarapaqueña.

sábado, 13 de abril de 2013

PREMIO "LLAVE DE ORO"... SITIO RECOMENDADO DE HOY: "PALABRA DE CHILE"

  • Autor: Pedro Vázquez
  • Categoría: Blog (servicio Blogspot)
  • Año: 2012
  • Temáticas: Dialecto chileno, lingüística, dichos chilenos, lenguaje popular
Ya he comentado lo entretenido y aportativo que resulta, por alguna razón, cuando ciudadanos de origen extranjero o chilenos por adopción se aventuran en el desafío de interpretar aspectos de este pueblo a veces tan sencillo y otras veces tan incomprensible, frustrando quizás a los enemigos del concepto de la identidad nacional. En este caso, el valioso favor nos lo hace un español casado con chilena.
Tras algunos viajes a la tierra natal de su esposa, Pedro Vázquez tuvo ocasión de conversar con su familia y amigos, advirtiendo algo que motivó su deseo de crear el blog: el uso de expresiones y modismos, comparándolos con el significado o las analogías que emplean entre los españoles. Sucedía así que, cuando hablaban con amigos en Chile o en España, muchas veces comentaron las diferencias lingüísticas, las anécdotas sobre palabras, algo sobre canciones infantiles y los cambios de letras, los malentendidos, los dichos, etc.

jueves, 11 de abril de 2013

"LA IBERIA": CATRES PARA EL SUEÑO DEL RECUERDO EN SAN DIEGO

Vista del interior de la fábrica, a fines de la década del '20.
Coordenadas: 33°27'42.63"S 70°38'56.98"W
La altura de calle San Diego con sus dos cuadras al Sur del cruce con avenida Manuel Antonio Matta, carga con el peso de una larga aunque ya vaporosa historia dentro de la ciudad de Santiago, compartiendo episodios de las crónicas de la bohemia con las del comercio popular en nuestra urbe: el café "Volga", en donde se desató la tragedia del escritor Héctor Barreto, mártir de la Generación del '38, caído en una pelea callejera por cuestiones de la política; al frente, el Teatro Imperial y su época de revista y vodevil; y más allá, cerca de Matta, el célebre "Club Comercio Atlético", fundado en 1932.
Allí, en medio de la época y la geografía de aquellos sitios nocherniegos y aventureros, existía una compañía cuyo edificio con estilo de los años veinte aún se mantiene en pie entre las calles cortas de Santiago y Santiaguillo, registrando tan próspero pasado en la inscripción alta de su fachada de toques art decó y dos pisos: FÁBRICA DE CATRES "LA IBERIA". Ocupaba originalmente los números 1245 a 1249 de San Diego, cuyos bajos ahora pertenecen a pequeñas tiendas comerciales y a un restaurante.

martes, 9 de abril de 2013

MONASTERIO DE LA VERÓNICA: EL BEATERÍO QUE HA DESAPARECIDO EN INDEPENDENCIA

El convento y una parte de la iglesia del Monasterio de La Verónica, vistas desde el lago de calle López. Imagen publicada por Lavín en "La Chimba", en 1947.
Coordenadas: 33°25'37.68"S 70°39'26.94"W (ex ubicación)
En la cuadra de calle Aníbal Pinto con Coronel Agustín López de Alcázar, frente a la sede de la popular fábrica de empanadas y pequenes "Nilo" de la esquina opuesta, se encontraba hasta hace poco un antiguo complejo monasterial que albergó por gran cantidad de años al Beaterío de las Monjas Verónicas en el Barrio de La Chimba, en la actual comuna de Independencia. La pala y la picota ya pasaron con fiereza por ahí, haciéndolo desaparecer hasta lo profundo para abrirle espacio a un nuevo proyecto inmobiliario.
Las monjas que ocuparon largamente estas instalaciones y le dieron su nombre eran de la Congregación Franciscana de las Hermanas Verónicas, alusiva a Santa Verónica Giuliani, una célebre abadesa y estigmada italiana de la Orden de las Clarisas Capuchina de los siglos XVII y XVIII, canonizada en 1839. Las hermanas que profesaron en su nombre se caracterizaban por realizar labores sociales por los desposeídos y los sufrientes.
La sentencia final para este añoso complejo fue el terremoto del año 2010, pero el deterioro y el olvido ya venían acosándolo desde hacía mucho tiempo antes, inmisericordes. Como en varios otros casos del patrimonio perdido en Chile, la catástrofe y la naturaleza trágica de nuestro país sólo vinieron a finiquitar un destino o inminencia que ya estaba escrita.

DOS MONUMENTOS EN UNO: LA CAPILLA Y LA GLORIETA DEL HOSPITAL DE IQUIQUE

Reconstrucción del aspecto que tenía la Capilla antes de su última restauración.
Coordenadas: 20°12'55.31"S 70° 8'17.66"W (Capilla) 20°12'48.80"S 70° 8'18.97"W (Glorieta)
El Decreto Supremo N° 771 del Ministerio de Educación del 18 de marzo de 1982, tuvo la particularidad de proporcionar al Hospital Dr. Ernesto Torres Galdames dos Monumentos Históricos Nacionales simultáneamente: la Capilla y la Glorieta, ambos del siglo XIX.
Por alguna razón que desconozco, la dirección y ubicación de estos dos pequeños edificios no aparece correcta en la ficha del Consejo de Monumentos Nacionales: el de la Capilla del servicio religioso del hospital no se indica, por lo que aclaro acá que está del lado de calle Thompson frente a Luis Cruz Martínez, cerca de la esquina con Héroes de la Concepción. Mientras, la elegante Glorieta de esta misma calle aparece señalada sólo "entre Tarapacá y Serrano", pero su actual y correcta posición es cerca de hacer frente con calle Serrano, casi en la esquina con Piloto Pardo.
Ambos inmuebles de pino de Oregón pero de tan distintas funciones dentro del mismo recinto de salud, están separados por cerca de 200 metros y se remontan a la época del Hospital de la Beneficencia, que fuera demolido para construir, hacia 1940, el nuevo edificio del también llamado Hospital de San Luis, en lo que por entonces era el borde de la ciudad de Iquique hacia el lado oriente.

lunes, 8 de abril de 2013

TRIBUNAL DE LA HAYA: LAS SUTILEZAS QUE NO HAN SIDO CAPACES DE VER LOS POLÍTICOS EN CHILE

“Vivimos en un mundo lleno de conflictos entre Estados, lo cual es una amenaza para la paz y la seguridad internacional. La ONU es el foro mundial permanente para debatir y analizar estos asuntos entre los gobiernos”.
(Definición de las funciones de la ONU en la página web de su Centro de Información)
Aunque suene a descalificación cliché y gratuita, debo admitir que soy un convencido de que pocas castas políticas generacionales en el mundo quizás puedan tener el mérito de alcanzar la ineptitud e inoperancia de sus colegas acá en Chile, con el beneficio de contar -además- con una masa votante en gran porcentaje poco ilustrada, adicta a las bajas pasiones de la ideología sin ideas y domesticada en la comodidad de que otros piensen y generen opiniones por ella. Es un escenario tenebroso, en el que mucha de la bonanza y del actual crecimiento chileno parecen favores de alguna buena estrella que nos ha acompañado desde los orígenes, más que al esfuerzo concreto de prohombres buscando grandes y trascendentales objetivos nacionales.
Sin embargo, la falta de visión estratégica y de anticipación inteligente de este mismo rebaño político ya casi benemérito podría estar haciendo tambalear con sus dislates el flujo benigno de aquella buena estrella nacional, particularmente en el caso que nos distrae en la Corte Internacional de Justicia de La Haya a causa de la demanda interpuesta por Perú en contra nuestra y la calentada de motores que está pegándose ahora Bolivia, de la mano de un Evo Morales obsesionado con la idea de ingresar a la historia como el caudillo del buceo en el Pacífico.

viernes, 5 de abril de 2013

UN BOLICHE IQUIQUEÑO CON ENCANTO: EL BAR Y RESTAURANTE "SPLENDID"

Coordenadas: 20°12'56.80"S 70° 8'55.31"W
Ubicado frente a un conocido supermercado del sector entre la Plaza Condell y el barrio del Mercado Centenario de Iquique, más específicamente en Vivar 795, el conocido restaurante, bar y cafetería "Splendid" lleva cerca de 30 años ofreciendo sus menús de oferta, jarras de schops y comida rápida para el público de este sector de calles claramente influidas y modeladas por el comercio popular.
Con precios convenientes y buen tiempo ya en la historia de Iquique, el "Splendid" usa como isotipo corporativo la imagen de una curvilínea muchacha vestida en algo así como la combinación de prendas de una bailarina de morenada y una camarera. No creo que sea coincidencia, pues el boliche es atendido por simpáticas jovencitas vestidas con uniforme negro, de gran cordialidad y buen servicio, corresponde decirlo.
Propietado actualmente por don Pablo Bravo, el restaurante ofrece tres ambientes bastante diferenciados, aunque la ley sobre consumo de cigarrillos en espacios públicos y locales comerciales, que ha entrado en vigencia recientemente, cambiará el sentido original en la distribución de los mismos dentro del boliche.

jueves, 4 de abril de 2013

LA CAPILLA DE LA VICTORIA: EL PRIMER TEMPLO PATRIOTA DE MAIPÚ

La Capilla de la Victoria en 1968, en imagen de la revista "VEA".
Coordenadas: 33°30'38.85"S 70°45'50.32"W
El 5 de abril es el día de la tradicional efeméride de la Batalla de Maipú de 1818, entre los patriotas del Ejército Unido al mando de José de San Martín y los realistas del Ejército Real de Mariano Osorio. Quienes visiten ahora el lugar donde tuvo escenario esta decisiva aunque no última batalla por la lucha independentista del territorio chileno, se encontrarán con las ruinas de lo que fuera un antiguo edificio, allí en el actual Santuario del Templo Votivo de Maipú, antecediendo a la gran basílica y frente a la avenida 5 de Abril, hacia donde comenzaba el llamado Camino a la Rinconada.
Como se sabe, estos restos de murallones corresponden al templo que los patriotas hicieron erigir como promesa a la Virgen del Carmen, jurándole levantar una iglesia en donde quedara sellada la libertad de Chile luego del desastre de Cancha Rayada, que aguó provisoriamente el buen ánimo ganado en la justa de Chacabuco. El General Bernardo O'Higgins habría proclamado a la Virgen del Carmen o de Monte Carmelo como la Generalísima de las Armas y Patrona de Chile en febrero de 1817, poco antes de asumir como Director Supremo. Un año después, el 14 de marzo de 1818, se reunieron en la Catedral de Santiago las fuerzas civiles, militares y políticas, ocasión en la que a proposición de O'Higgins se realiza el siguiente compromiso ante el pueblo santiaguino:

miércoles, 3 de abril de 2013

EL FIN DE UNA ERA: LOS CONVENTILLOS (Diario "Las Últimas Noticias, miércoles 3 de abril de 2013)

Nota "El fin de una era: los conventillos", publicada como parte del artículo "Secos para el celular, lentos para internet" de Paulina Barriga, publicado en el diario "Las Últimas Noticias" del miércoles 3 de abril de 2013. Link al artículo original y completo: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-04-03&PaginaId=4&bodyid=0 (Clic sobre la imagen para ampliarla).

lunes, 1 de abril de 2013

LA BALLENERA DE IQUIQUE: ¿AMENAZADA POR EL OLVIDO, EL PESO DE LA CONCIENCIA O LA SIMPLE DESIDIA?

Enormes cachalotes listos para ser faenados en la planta de la Ballenera Indus de Iquique en 1960, en imagen publicada por la revista "En Viaje" ese mismo año.
Coordenadas: 20°17'52.12"S 70° 7'57.13"W
El tema de los derechos marítimos de Chile frente a la controversia que actualmente se litiga a causa de los reclamos de Perú en el Tribunal Internacional de La Haya, se cruza con el contexto de una época que tuvo inmensa importancia en un país eminentemente vinculado al Pacífico como el nuestro: la industria ballenera chilena, una gran epopeya que -para bien y para mal- marcó un profundo impacto en todas las instancias de nuestra relación con el mar.
En efecto, tanto la Declaración de Soberanía Marítima de Chile de 1947 como la posterior de Perú emitida ese mismo año, fueron motivadas originalmente por el interés de las repúblicas en informar urbi et orbi cuáles eran los límites que consideraba propios en el océano adyacente y proteger para sí recursos como las ballenas, cuya caza estaba generando una gran competencia internacional que a veces no sabía mucho de respeto a espacios soberanos. Desde ahí se gesta la base de los Acuerdos de 1952 y 1954, además de la teoría base sobre la soberanía marítima de las naciones y del concepto de las 200 millas de exclusividad.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook