martes, 30 de abril de 2013

MANOS MAESTRAS DEL DISEÑO GRÁFICO: CELESTINO PIATTI (1922-2007)

Publicidad para Rolex, por Piatti
Nacido en Wangen-Brüttisellen, Suiza, el 5 de enero de 1922, Celestino Piatti pasó gran parte de su vida en Dietlikon, donde creció y descubrió su pasión por las artes aplicadas.
Siguiendo su instinto adolescente, entre 1938 y 1942 entró como aprendiz en el estudio de Gebrüder Fretz, y después tomó clases con Ernst y Max Gubler en el Kunstgewerbeschule, titulándose de profesor de gráfica. Fue un integrante destacado de esta Escuela de Artes Aplicadas de Zürich, donde formó parte del grupo de trabajo del maestro Fritz Bühler, en cuyo estudio trabajó entre 1945 y 1948, año en que se independiza fundando su primera agencia de gráfica y publicidad a los 26 años, en Duggingen cerca de Basel, ciudad de la que nunca más se separaría.
Destacó ya entonces por el estilo tan propio que aplicó en la gráfica de cubiertas de libros y piezas publicitarias, en especial de la Editorial Deutscher Taschenbuch Verlag (DTV) de Munich, a la que se incorporó desde que ésta fue fundada en 1961. Toda la imagen corporativa de la compañía fue a merced de su talento, pues también produjo sus tipografías, timbres, papelería, membretes, publicidad y afiches.
Comienza a exponer tras ser invitado a la sección de diseño gráfico de Documenta III en el Kassel, en 1964. Su primera gran exposición personal tiene lugar en el Museo de la Staatliche Kunstbibliothek de Berlín ese mismo año, recibiendo en esos años varios premios, como “el mejor libro” para “The Happy Owls” de 1963 y otro por su participación en el filme “Golden Feather of Plakanda” en 1970.
Su salto definitivo a la fama internacional fue precisamente en este período, sobre todo por los artísticos carteles de su autoría. Por esta razón, en 1971 el American Congress of Racial Equality (CORE) le encargó especialmente la confección del afiche oficial del cierre del State Armoury in Harlem, con la célebre e histórica pelea pugilística de Mohamed Alí y Joe Frazier en el Madison Square Garden.
Piatti tenía especial sensibilidad hacia temas sociales y humanistas, algo que se nota especialmente a partir de 1968. Si bien su gráfica parece sólo parcialmente influida por el fuerte énfasis estético de los años de la psicodelia y el ilustrismo vanguardista, gran parte de obra corresponde al final o a la posteridad de aquel período, por lo que el autor se mantiene fiel a la tendencia del diseño suizo de aquellos años, que basa gran parte de su trabajo en el arte pictórico más que fotográfico, área en que se lo considera también un gran innovador.
Su estilo es colorido, de tonalidades preferentemente planas, trazos infantiles y mucho fileteado negro y grueso, con cierta inclinación por los fondos blancos o claros, aunque esta característica no llega a ser norma. También hay mucho “personajismo” en sus representaciones: objetos-iconos, figuras humanas caricaturescas y sus famosos animales, como una conocida y casi antológica imagen de una lechuza mensajera de la buena suerte o de la desdicha, ave por la que Piatti parecía tener un gran encanto. Otras obras suyas, menos conocidas, fueron realizadas en técnicas de murales, litografías, cerámicas, vidrio y grabados en madera.
Se le recuerda como un diseñador especialmente prolífico y pleno exponente de las artes gráficas suizas, cuya firma va en miles de portadas, afiches e ilustraciones producidas por su mano. Mucho de su trabajo fue especialmente dirigido a público infantil, además. Sólo para la DTV produjo más de 6.500 cubiertas en cerca de 30 años, a lo que se suman otras obras hechas para campañas publicitarias varias, exposiciones de diseño, piezas de orientación más artística, productos comerciales, filatelia, campañas culturales, etc. Adicionalmente, se le cuentan más de 500 pósters, varios de ellos con premios internacionales y unos 30 de ellos receptores del Premio al Mejor Cartel Suizo del Año.
Piatti también fue miembro de la Swiss Federal Art Board desde 1968 a 1976. Su último gran trabajo en formato libro de ilustraciones fue ese mismo año, titulado “Barbara and the Door Mouse”.
La empresa DTV le extendió una suerte de homenaje a Celestino Piatti en 1987, publicando el libro titulado ” Celestino Piatti: Meister des graphischen Sinnbilds”. El artista comenzó a abandonar la actividad tras retirarse de la misma compañía en 1991. Falleció el 17 de diciembre del año 2007 en Basel, ya casi totalmente retirado de la actividad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook