viernes, 8 de febrero de 2013

"RESTOBAR ESTACIÓN ADUANA": UN SALÓN QUE SE PERDIÓ EN LA HISTORIA IQUIQUEÑA

Coordenadas: 20°12'43.86"S 70° 9'9.88"W
Iquique tiene varios buenos lugares para la oferta de jugos naturales o mezclas de leche con sabrosas frutas tropicales producidas principalmente en Pica. La mayoría de estos expendios están en el lado del centro comercial y en los bajos exteriores del Mercado Centenario, pero había uno un poco más retirado que era mi favorito en cada visita a la ciudad: el "Restobar Estación Aduana", aunque su oferta abarcaba bastante más que esas cremosas y blancas copas de lácteos con frutas que solía pedir allí.
Además de la buena carta de comidas y tragos, de su ambiente propio interior y de la cordialidad de quienes allí trabajaron, me gustaba de este boliche su ubicación y la fusión que le procura a su identidad con la historia de la misma zona baja de Iquique en que se halla, a escasos metros de la ex Aduana, del acceso al puerto y de los muelles. El mismo nombre del local aludía a esta relación con el sector, donde estaba la parada por la antigua estación del puerto que hacía el viejo ferrocarril que pasaba junto al edificio de la Aduana, cerca también de la fantasmal central ferroviaria que constituye la ex Estación del Ferrocarril. Las vías casi totalmente desaparecidas ascendían por la avenida Centenario y, tiempo después, ingresaban por el terraplén hasta las instalaciones portuarias de la ex Isla Serrano, frente a las cuadras donde está el local.
Otro aspecto interesante del "Restobar Estación Aduana" y de su encastre formal con la historia de la ciudad de Iquique, era el propio espacio que ocupaba: un antiguo caserón de esquina, de sugerencia georgiana, justo en la conjunción de las calles Aníbal Pinto con Bolívar y frente a la plazoleta donde está el homenaje a Charles Darwin. Probablemente remontada al período del cambio de siglo, esta casona de dos pisos es de madera hoy pintada de color verde y parece haber tenido cierta suntuosidad en su época, incluyendo una ventana con balconete en los altos, encajando claramente en el mismo estilo de las demás casas de la cuadra, especialmente las del lado de calle Pinto. Su forma "poligonal" y con acceso justo en la cara del vértice, hace sospechar que podría haber estado destinada desde su origen a ser un edificio de carácter comercial, al menos en sus bajos, ya que el restobar ocupaba también la parte alta a la que se accede por una escala interior, aunque se trata de sólo una parte del segundo piso de toda esta construcción.
La dirección precisa del "Estación Aduana", como era llamado, es Bolívar 201. Figuraba registrado como salón de té, restaurante comercial, bar con venta de alcohol y de confites, además de pub, rasgo este último que comienza a hacerse notorio más cerca de las horas que siguen a la caída del Sol. Sin embargo, cuando el negocio nació hacia 1999, no estaba exactamente aquí en la esquina, sino una cuantas casas más arriba por calle Pinto, cambiándose hace unos cinco o seis años hasta su último cuartel en la esquina de Bolívar, según recordaba su dueña doña Carolina Torres, quien trabajaba y atendía en el mesón durante el día.
Interiormente, el negocio tenía una decoración con toques de vanguardia artística contrastados con iconografía pop clásica, como imágenes de estrellas de cine blanco y negro o collages con divas y galanes de las viejas candilejas. Diría que la mayoría de los concurrentes parecían coincidir con el perfil de profesionales jóvenes. La barra con repisas de botellas para tragos aparece desde el costado mismo de la entrada, extendiéndose hacia el fondo con asientos individuales. Hacia atrás de ellas, justamente, pasaban las jóvenes camareras llevando y trayendo platos desde la cocina.
En la hora de almuerzo, destacaban los productos marinos con garantía de frescura, pues en las pizarras exteriores se enfatizaba que todo es "pescado del día": albacora, atún, pescado frito y hasta exotismos como el ceviche Nikkei y tablas de sushi. Para carnívoros estaban platos típicos como el pollo, el bife y el lomo a lo pobres, además de lomo vetado y sándwiches clásicos. También existía una llamada "tabla aduanera" para los hambrientos, que llevaba papas fritas, trozos de carne  de ave y/o vacuno, salteada con pimentón y cebollín. Para vegetarianos, ensalada César y papas fritas, junto con sabrosuras como la ensalada andina y las papas al merkén, además de una especialidad de sándwich estrictamente vegetariano. El restobar ofrecía también un menú especial para niños de hasta 12 años. Para postres, "ensaladas" de frutas y copas con helados de la casa.
Más tarde, comenzaban a aparecer por el local sobre todo los que iban directamente a poner el dedo sobre alguna de las ofertas de su bar internacional. Figuran en la carta las cervezas y vinos, pero los piscos sour y mango sour tenían fama de excelentes en este sitio. El sour era ofrecido ofrecido con receta chilena o peruana si se la pedía, pero la casa tuvo por estrella una exclusiva de "fusión" con goma y clara de huevo llamada "pisco sour a la aduana"; como sospecho de que no me dieron todos los detalles de su receta, no la detallaré. Famoso atractivo fue también la venta de copas verdosas de la extótica absenta, uno de los contados bares que lo ofrecían regularmente en el país. Me dicen que también existieron otras particularidades del bar como cierto licor llamado "Hipnotik" de New York, hecho con vodka, cognac francés, maracuyá, naranja y arándanos, además de un tal "Jagermeister" (o algo así), correspondiente a un conocido destilado alemán de varias hierbas.
A estas horas de copas y botellas que se extiendían hasta la madrugada, el público se volvía más ecléctico y la fauna ocupando las mesas parecía calzar menos con clasificaciones por edad o aspecto. Es la etapa de cada jornada en que se encendían las luces del ya retirado gran cartel luminoso con el nombre del local y que colgaba sobre el acceso, mostrando una colorida imagen con la silueta de una vieja locomotora pasando junto a una cruz de San Andrés con un atardecer de fondo, en otra evocación a los tiempos fantasmales señalados por el título que ostentaba el boliche.
Finalmente, no puedo dejar de repasar los buenos jugos naturales de este local, que -debo insistir- se encontraban entre los mejores de la ciudad, para mi gusto: mango, guayaba, piña, frutilla o maracuyá, al agua o mezclados con leche, servidos en una refrescante y dulce copa fría.
Pero ser bueno, bonito y barato no salvó al "Restobar Estación Aduana" de los devenires comerciales, cerrando recientemente, a fines de 2012. Un nuevo local ocupa esa casona verde, ahora: el "Regional Cantina y Bristó", interesante negocio de un atento y gentil compadre joven llamado Cristián, que parece conservar bastante del extinto "Estación Aduana", aunque con elementos jóvenes y debutantes que me gustaron bastante y que ayudan -en parte- a aminorar la pena de la pérdida, por lo que también recomiendo visitarlo a todo aquel que se encuentre en Iquique y pase por el corazón de este histórico lugar de la ciudad señalado por la ex Aduana, el acceso al puerto y el muelle junto a la Gobernación Marítima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (77) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)