martes, 11 de diciembre de 2012

EDIFICIO CONSISTORIAL DE LA SERENA: EL PALACIO DE LA MUNICIPALIDAD Y LOS TRIBUNALES

Imagen del edificio en 1955, publicada por revista "En Viaje".
Coordenadas: 29°54'8.25"S 71°15'2.92"W
Ubicado en la esquina de Arturo Prat con Los Carrera, a un costado de la Plaza de Armas de La Serena y en el histórico casco de seguridad de la urbe ante los ataques de corsarios y bucaneros (por su retiro de la costa), el majestuoso Palacio Consistorial de la Municipalidad y los Tribunales se eleva como uno de los edificios más bellos e interesantes del país y que los terremotos o la picota del progreso nos han dejado en pie, hasta nuestros días.
Si historia se remonta hacia mediados del siglo XX, como antecedente de lo que sería después el proyecto y marco del Plan Serena concebido entre por la presidencia de Gabriel González Videla, oriundo de esta ciudad y alguna vez representante parlamentario de la zona. Como se sabe, este plan de renovación urbana serenense también involucró la construcción del Faro Monumental, símbolo de la costanera. Durante su ejecución, se escogió para levantar el edificio del cabildo en el mismo lugar donde habían estado las anteriores dependencias de la Municipalidad de La Serena, en una antigua casona de un piso que acabó destruida casi totalmente por un incendio del año 1936, junto a los establecimientos de la Corte de Apelaciones que ya en esos años se hallaban también frente a la plaza, en el mismo sector de la cuadra que ahora.
Los planos del proyectado doble edificio quedaron entonces en manos del encargado de la Dirección de Arquitectura don Enrique Benavente, cuyo nombre es homenajeado en la ciudad otorgándoselo a una calle. El arquitecto, respetando el estilo del casco histórico de La Serena y buscando integrar su obra al entorno, trazó un magnífico diseño neocolonial con tintes de barroco -rasgo que era importante rescatar de la ciudad en el mismo Plan Serena- en tres pisos que alcanzan a tocar también el encanto neoclásico en detalles como sus grandes corridas de balaustras y acroterios de la parte más alta.
Lo que más llama la atención de la fachada son los enormes pórticos de clara inspiración en el barroco indiano, formados por columnatas, marcos decorados y balaustras ventanales del segundo piso. El portalón del lado de Los Carrera es más complejo y ancho que el de calle Prat, aunque el estilo de ambos es exactamente el mismo. Destacan también sus bellos balcones de cajón con aspecto de ajimez en el segundo piso, en otra de las varias evocaciones a la arquitectura colonial. Las ventanas y vanos se distribuyen en rectángulos, arcos de medio punto, arcos escarzados y óculos de rosa, con decorativas forjas metálicas en el abarrotado del primer piso y los tragaluces casi a ras del piso. La esquina, a su vez, está señalada por un pilar esquinero, aunque a diferencia del uso que tenían estas unidades del vértice en los tiempos de la Colonia tardía, éste se encuentra adosado al borde y sin espacio para circular por detrás del mismo.
El edificio aún en los proyectos (Fuente imagen: Flickr de SantiagoNostálgico).
Patio interior de la Municipalidad, hacia los setenta.
Levantamiento digital del edificio (Fuente imagen: Sketchup.google.com / Municipalidad de La Serena).
Vista de la fachada por calle Prat.
Placa conmemorativa, obsequio de Coquimbo (sala de acceso).
Pintura conmemorativa, obsequio de la ciudad de Talavera de la Reina (segundo piso).
El maravilloso palacio se conforma en realidad por dos recintos-edificios paralelos aunque no simétricos: es ocupado por la Ilustre Municipalidad de Santiago por el costado que da hacia calle Prat, por lo que aparece la inscripción "I. Municipalidad" dentro del alfiz sobre este acceso y con el blasón de la ciudad en lo alto; mientras, la situada frente a la plaza por Los Carrera, corresponde a dependencias de la Corte de Apelaciones que existe en la ciudad desde 1845 y que se trasladó a este lugar en 1854, por lo que ya era vecina a la Municipalidad desde antes de la construcción del actual edificio. Por eso, sobre la entrada y además de la inscripción de "Tribunales de Justicia" dentro del alfiz, hay otro blasón tallado en el remate superior del marco decorativo con la sentencia en latín "Suum cuique tribuere" ("A cada uno lo suyo"), revelando que esta parte del conjunto fue concebida desde su origen para ser ocupada por el Poder Judicial.
El interior del mismo edificio guarda también otras gratas sorpresas para quien contemple la hermosa arquitectura y ornamental. Hay un salón hall pasando ambas entradas, tras penetrar el acceso de puertas de madera en arcos y el zaguán, con decoraciones como los pilares de forma dórica. En esta sala, adosada contra un muro, existe una artística placa conmemorativa del año 1945 y regalada por la vecina Municipalidad de Coquimbo, con el escudo de la ciudad y decoración alusiva a las fortificaciones serenenses. Tengo entendido que esta pieza de bronce estaba en el anterior edificio municipal, siendo repuesta aquí tras la inauguración del nuevo edificio. Dice la misma pieza, en palabras redactadas por el escritor y diputado de Coquimbo don Roberto Flores Álvarez:
"Homenaje de La Serena en su VI Centenario:
La Ilustre Municipalidad y el pueblo de Coquimbo a su hermana gloriosa y centenaria, cuna del pensamiento y del esfuerzo y laurel de heroísmo libertario florecido en el pecho de la Patria.
Que en el cielo infinito de la fama sea tu estrella la más alta y pura, mientras el río elquino de Gabriela, te entone sus conciertos milenarios y en el clavel eterno de tu nombre evoquemos los símbolos augustos del trabajo, el honor y el patrimonio.
Roberto Flores A. - Coquimbo, diciembre de 1945"
Detrás de estas salas, existe un patio exterior cercado por un pasillo de arcadas y columnatas de pilares abalaustrados, también finamente decorados con diseños florales. En el extremo opuesto, hay un pasillo alto y de acroterios a modo de pretiles, uniendo ambos extremos del segundo piso, con un contorno de columnas adosadas y de forma espiral, muy propias del barroco. A ambos lados de este paso descubierto y sin techumbre, hay agradables patios centrales con fuente de aguas al medio, aunque el del lado de los Tribunales de Justicia se ve mucho menos verde y vivo que el de la Municipalidad, donde existen árboles, las populares tinajas (recuerdos de la intensa actividad pisquera y vinícola de la zona) y varias plantas ornamentales.
Subiendo por las crujientes escalas de madera al segundo piso del edificio, por el lado de la Municipalidad, el visitante se encuentra con otra sala de muebles que serían la fantasía de un anticuario, más una pieza artística de pintura en azulejos y de gran belleza en el mudo frontal, correspondiente al regalo de otra ilustre ciudad para La Serena. Se observa en ella un gran escudo central español con el águila base y la divisa "Una-Grande-Libre" (el de los tiempos de Franco), escoltada por el escudo de La Serena a la izquierda y el de Talavera de la Reina a la derecha. Dice en esta obra, rindiendo homenaje a la memoria del fundador Francisco de Aguirre:
"La ciudad de Talavera de la Reina (España) como cariñoso homenaje a su hijo ilustre D. Francisco de Aguirre en el VI Centenario de esta ciudad de La Serena que él fundara y donde supo inculcar las mejores virtudes españolas.- 12 de Octubre del Año del Señor de 1952".
El Edificio Consistorial de La Serena, de este modo, es una visita obligada y cautivante para los que quieran conocer el barrio central de la ciudad y admirar la irreversible y definitiva influencia colonial que domina la arquitectura y el diseño urbano de tan hermoso lugar de Chile

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook