miércoles, 14 de marzo de 2012

EL TEATRO BALMACEDA: LA SECRETA HISTORIA DE BUTACAS Y CANDILEJAS A ORILLAS DEL MAPOCHO

Teatro Balmaceda hacia 1960. Imagen del archivo fotográfico del Museo Histórico Nacional, A la izquierda, alcanza a verse parte del aspecto que tenía el antiguo edificio del Hotel Luna Park.
Coordenadas: 33°25'52.27"S 70°39'4.17"W
En la calle Artesanos 841, casi llegando a Avenida La Paz y justo al frente de la Pérgola de las Flores Santa María y del nuevo Mercado Tirso de Molina, se encuentra un edificio con la forma de una cabina de un navío, que antaño fuera todo un símbolo de la intensa vida nocturna que tuvo alguna vez este viejo sector de Santiago, al "otro lado" del río Mapocho. Ronda el rumor de que podría ser demolido; y aunque ha resistido terremotos e incendios, no hay duda de que el tiempo ya dejado también su huella inexorable sobre el mismo.
El nombre de este teatro de variedades y centro de espectáculos aún se distingue en dos caras de una cornisa vertical con forma de prisma, que se levanta en su fachada, entre esas ventanas redondas que parecen las escotillas de un crucero: "Balmaceda", nombre que a una mayoría no inspirará más que curiosidad e intriga, mientras que a la minoría que supo de su leyenda, remontará a la época dorada de las candilejas chilenas de los años treintas, más algunas de las primeras experiencias de "destape" en el espectáculo nacional ante la mirada escandalizada de los conservadores y tradicionalistas, mismos que no podían guardar silencio ante el triunfo de los bajos instintos de la plebe, que allí se reunía a disfrutar de las presentaciones.
Pero no sólo hubo shows subidos de tono en sus escenarios: también hubo presentaciones de grupos universitarios, compañías emergentes de teatro y hasta grandes concentraciones políticas, de modo que se constituyó en un sitio de encuentro y alcance con los sectores populares habitantes de los barrios de Mapocho o los que no tenían problemas para atravesar el río e ir a ver esta clase de espectáculos humorísticos en sus jornadas vermut o noche, en el vecindario de La Vega Central.
El edificio es de fines de los años treintas, entrando en plenas operaciones hacia 1935, según calculo por las publicaciones de su cartelera. Fue levantado sobre el territorio y popular del ex Hipódromo Circo y junto al Luna Park, famosos centros mapochinos que, a principios de siglo, concentraban grandes espectáculos musicales, exhibiciones de domadura, circos e inolvidables jornadas de boxeo durante los fines de semana. Originalmente, iba a ser llamado Teatro Reina Victoria, pero en una acertada decisión, su célebre dueño el empresario Enrique Venturino, fundador de la Compañía Cóndor y posterior dueño del Teatro Caupolicán (entre muchos otros méritos), decidió finalmente bautizarlo sólo como Teatro de Variedades Balmaceda.
(Fuente imagen base: proyectocabaret.cl)
Don Enrique "Cóndor" Venturino Soto, célebre dueño del Circo de las Águilas Humanas y del Teatro Caupolicán. Fue el fundador del Teatro Balmaceda, además de un hombre importantísimo en el desarrollo del espectáculo circense chileno y del show revisteril. Imagen de los archivos de la Biblioteca Nacional.
En el período de apogeo del "Balmaceda", fue escenario de compañías extranjeras que habían visitado el país sembrando una semilla de espectáculo artístico y bataclánico que acá casi se desconocía, hasta entonces. Maximiliano Salinas recuerda que el diario "El Mercurio" del 29 de junio de 1938, llegaba a hablar en los siguientes términos del teatro:
"...económico y chilenizador Balmaceda, teatro que ha impuesto rumbos artísticos en Chile y que por la modicidad de sus precios ha conquistado generales simpatías entre todos los sectores del público santiaguino".
Pese a la gran sencillez de su fachada, casi de estilo estructuralista muy despejado y funcional, el "Balmaceda" estaba concebido desde su origen como un sitio en el patrón del espectáculo artístico francés, pero trasladado al escenario popular criollo. Por eso, no se desgasta mucho la arquitectura o buscando decoraciones ostentosas ni evocaciones artísticas grandilocuentes, como otros teatros más refinados de la ciudad. También fue de fuerte influencia francesa el tipo de encuentros que se realizaron allí en ese bataclán, muchos de ellos inspirados en cabarets parisinos y los shows del famoso Moulin Rouge. Era una "versión subdesarrollada, al Follies Bergére de París", según palabras de Martín Ruiz.
Fue en sus escenarios que tuvieron lugar, además, las famosas presentaciones bataclánicas nacionales, madres de la posterior revista nocturna moderna, más o menos de desde 1931. La Gran Compañía de Revistas de Chile, dirigida por Pepe Harold y cuya primera vedette era la mítica Carmen Thalia, hará lo propio allí. Otras estrellas que se presentaron en sus escenarios fueron el Maestro Contardo, Gabriela Ubilla, Blanca Arce y Alejandra Díaz.
Las vedettes del "Balmaceda" no llegaban al principio al striptease completo; era parcial a lo sumo, bajo la vigilancia de las restricciones de las autoridades. Otros dicen que esto se debía al frío reinante en el interior del edificio, pues carecía de sistemas de calefacción. Si las rutinas de humor eran igual de cuidadosas con los censores, entonces podemos concluir en que la mayoría de los chistes "pícaros" del cómico Pepe Rojas (otro de los artistas que se identificaron con este teatro) podrían ser contados en nuestros días hasta en un jardín infantil, pese a que en aquellos años se los tomaba por subidos de tono.
Una de sus primeras temporadas célebres que le darían la característica a sus espectáculos, comienza con el período de presentaciones humorísticas realizadas desde su inauguración en 1934 y hasta 1941, con personajes como los hermanos Retes: Los comediantes Rogel y Eugenio, acompañados de Roberto en el piano y Rodolfo en el violín, todos venidos desde Lima a hacer carrera en Chile. He aquí algunos de los principales acontecimientos de sus escenarios en aquella época dorada, recordados en el trabajo "El teatro cómico de los años treinta y las representaciones de Topaze y Juan Verdejo en los escenarios de Chile", de Salinas:
  • En 1934, debutó allí la Compañía de Revistas Bataclánicas Cóndor, grupo chileno humorístico dirigido por Rogel Retes y principalmente orientado al público popular. Sus presentaciones se extendieron hasta el año 1941, aproximadamente, abarcando toda esta época dorada del teatro.
  • A partir del año siguiente, la misma compañía comenzó a presentar su revista "El bataclán en copa larga".
  • En 1935, la actriz y comediante Anita González se presentó en los llamados "conjuntos obreros" que actuaron en el teatro. Ella y su famoso personaje La Desideria se hicieron estables en el "Balmaceda".
  • En 1936, tras la presentación del Coro de los Niños Cantores de Viena en Chile, se creó una parodia chilena llamada "Los Niños Cantores de Carrascal", que se presentó en el Teatro Balmaceda con el actor Orlando Castillo.
  • En 1936, la Compañía de Revistas Bataclánicas Cóndor donde Rogel Retes hizo debutar la obra "Yo no pago impuestos", con música de Roberto Retes. El show incluía un cuadro humorístico central interpretado por los comediantes Orlando Castillo, Eugenio Retes, Romilio Romo, Teresa Molina y Pilar Serra.
  • Ese mismo año se presenta en el teatro Alberto Díaz, más conocido como el Tony Chalupa, junto a una compañía de bailarinas.
  • Se organizó en mayo un concurso de "tallas chilenas" patrocinado por la Revista Ercilla. El jurado que evaluó a los concursantes estaba compuesto por Eugenio Retes, Olga Donoso, Manuel Seoane, Alberto Romero, Armando Donoso y Mariano Latorre.
  • En 1937 se presentó en su escenario la compañía del dueño, don Enrique Venturino. Por una sabia decisión del empresario Romilio Romo, participó de este show el entonces debutante bolerista Arturo Gatica, quien alcanzaría desde allí velozmente la luz de la fama.
  • En 1938, se presentó con tremendo éxito el comediante Pepe Rojas junto a un grupo de músicos mexicanos, con la revista "Tú ya no soplas".
  • También en 1938 debutó "Márqueme la cruz, córteme la cola", otra revista humorística.
  • Luego vino "Estoy queriendo una negra", revista con participación de Orlando Castillo, Eugenio Retes, Romilio Romo y Olga Donoso.
  • En 1938 se presentó también la revista chileno-cubana "Siboney", dirigida por el famoso empresario del espectáculo Carlos Cariola.
  • En junio, Cariola presentó con Eugenio Retes la obra de sátira política "Si las estatuas hablaran". Actuaron en ella Eugenio Retes, Romilio Romo, Olga Donoso, Blanca Arce, Pilar Serra y Pepe Harold, entre otros.
  • Seguidamente, se presenta "Corazón chileno", donde participó también el elenco de bailarinas de la Compañía Bataclánica.
  • Ese mismo año, se presentó en el teatro la actriz cómica Olga Donoso y su compañía Sainetes & Variedades, ganándose entonces el apodo de "Mae West chilena".
  • Rogel Retes y su Compañía Bataclánica vuelven a presentarse en 1938 con la revista "Mujeres buenas en casas malas".
  • En julio de 1938 se presentó el ballet ruso de Los Cosacos del Kremlin, con la obra "Alma Rusa".
  • Luego vino la revista "El Cambio de Gobierno", de Eugenio Retes.
  • Eugenio Retes presenta, también en 1938, la revista chileno-mexicana "¿Qué será, qué será?".
  • En las Fiestas Patrias de 1938, la Compañía Bataclánica presentó "Aló, aló Chile, ¿estás despierto o dormido?", donde participaron los Huasos de Chincolco.
  • Luego tuvo lugar "El cantor del puerto nuevo", conducido y animado por el humorista Pepe Olivares, quien se haría conocido interpretando al personaje Juan Verdejo.
  • Al mes siguiente, se presentó "El Embrujo del Mapocho" de Orlando Castillo y Eugenio Retes, también conducido por el animador Olivares y con la participación de la show-woman Fanny Bulnes y la cantante Ángela Miralles, acompañada de músicos acordeonistas argentinos.
  • En el ambiente político de las elecciones de 1938, también se presentó la obra "Yo prefiero el tinto" de Eugenio Retes y Orlando Castillo, en alusión al candidato del Frente Popular y futuro presidente Pedro Aguirre Cerda, apodado "Don Tinto". Participan otra vez las bailarinas de la Compañía Bataclánica.
  • Pepe Olivares estrena en octubre "Las nuevas tallas de Juan Verdejo". Participó allí el famoso músico de aquellos años Enrique Motto, más conocido por su seudónimo Chito Faró y su canción "Si vas para Chile".
  • Ese año se presenta también la comedia "A ningún pobre se le niega un alce", donde participó el maestro cubano Alberto O'Farril, hombre de raza negra que era toda una novedad y exotismo en la sociedad santiaguina de aquellos años.
  • En 1940 se realizó un concurso de baile español en el escenario del teatro. La ganadora de este certamen fue la entonces debutante y joven cantante Violeta Parra.
  • En 1941, Anita González protagonizaba la presentación "Las Locuras de la Desideria", revista de Amadeo González y Roberto Retes.
  • Ese año debuta también "Verdejo tiene mil novias", protagonizada por Olivares. La revista era de Matías Soto Aguilar y la música de Roberto Retes. Actuaban Alejandro Lira, Blanca Arce y Olga Donoso.
  • Otro sucedo de 1941 fue la presentación de "El Huaso Speaker", espectáculo cómico de humor musical.
Dicen que la famosa "Pitica" Ubilla, pionera del movimiento moderno de las vedettes chilenas, pasó también por estas tablas en años posteriores. Y que cuando la bailarina internacional Tongolele estuvo en Chile paseando sus movedizas caderas y su coqueto mechón blanco de cabello, se habría presentado en este escenario, aunque no he podido confirmar este dato. La renombrada actriz y comediante Anita González fue otra de las estrellas del mundo del teatro que comenzaron en los escenarios del "Balmaceda", donde trabajó como parte del elenco de artistas hasta 1947, cuando emigró a la compañía del Teatro de la Universidad Católica.
Este carácter popular del Teatro Balmaceda atrajo a los activistas de algunos partidos hacia la idea de instalar podios en sus escenarios, especialmente los de izquierda y los sindicalistas. A principios de 1950, por ejemplo, la Asociación Nacional de Empleados Fiscales se reunió en un encuentro realizado para exigir medidas de control inflacionario, en el que dieron discursos Clotario Blest, Oscar Waiss y Eduardo Maas. En agosto de 1955, se realizó la Conferencia por las Libertades, donde oficiaron como oradores esta vez Pablo Neruda, Olga Poblete y Juan Vargas. Luego, en 1960, se realizó en su interior el Congreso de las Juventudes Comunistas, en aquellos años en que este partido político podía jactarse de llegar un teatro como el Balmaceda sólo con sus miembros más jóvenes.
Pero la decadencia del "Balmaceda" fue a la par de la decadencia del alma chilena: la caída de la época de oro de la revista nacional lo dejó paulatinamente abandonado y olvidado. Tras haber sido vendido por Venturino, el teatro peregrinó por una larga agonía, pasando por distintas manos. Los esfuerzos por restituir su importancia sólo fueron efectivos por cortos períodos, condenándolo cada vez más a la oscuridad.
El fantasma de la corrosión siempre amenazó al teatro, sin embargo, dada la orientación popular de su público. Su cercanía con el mercado de La Vega permitía que muchos revoltosos se armaran con lechugas, tomates y huevos para lanzar a los artistas cuando estaban pasados de copa, cuando el show no es gustaba o, simplemente, cuando querían provocar escaramuzas. La obesa y corpulenta Olga Donoso los enfrentó varias veces, haciéndolos callar o detener sus agresiones. Lo propio debió hacer también Pepe Rojas, Eugenio Retes, Orlando Castillo y Pepe Harold, cada vez que la chusma e volvía burda y debía ser intimidada para devolverla al buen comportamiento. El "Balmaceda" era uno de los escenarios más temidos de todo el país, por lo mismo.
El paso de las compañías que siguen ocupando sus tablas en esos días, sólo dejaron pérdidas y alejaron más aún al público que, además de tener que lidiar con los malos elementos que compartían las butacas, debía soportar desaboridos cómicos y shows francamente decadentes, según denunciaban los críticos. Deficientes montajes, la asignación de papeles principales a actores desconocidos o de escaso talento, además del lenguaje excesivamente procaz de las presentaciones luego del relajo de la antigua censura, terminaron por agravar el problema.
Y fue en este estado condicional que pasó a manos del empresario Dante Betteo Golini y su grupo asociado, quien poco antes había participado también de la fundación de la Organización Teatral Chilena S.A., además de haber pertenecido a varias otras firmas que administraron importantes teatros chilenos.
"A lo mejor –comentaba con sorna el crítico de la revista 'En Viaje' eb 1945- se dice el señor Betteo: '¡Qué espectáculos vivos! Para vivos, nosotros' pone películas y los pobres cómicos se quedan con tres cuartas de sus narices y más corridos… que los que cantan en México".
Vista desde abajo del fierro donde colgaba el cartel luminoso.
Aún se lee su nombre en la ruinosa fachada...
Vista del acceso al bar que actualmente funciona en el edificio.
Pepe Harold seguía presentándose en sus escenarios, pese a todo, levantando parte de la alicaída reputación del local con el elenco reunido por Pepe Landaeta y las presentaciones musicales del célebre grupo femenino 'Trío Moreno', famosas en la bohemia de esos años. Destacaron en esta etapa actores como Alejandro Lira, Rolando Calcedo y el argentino Germán Vega, en la compañía "Rum-Bam-Bú", además de otras revistas de Harold que fueron rápidamente instaladas en cartelera reemplazando a una de Pedro J. Malbrán, que no gustó al exigente (o más bien porfiado) público del teatro.
Las presentaciones se sucedían unas detrás de otras durante toda la jornada, aunque algunos deslenguados comentaban por entonces que era Lucho del Real quien concebía los shows y que Harold sólo ponía la firma, al tiempo que "Los cómicos de este teatro se baten con los sábados y domingos y apenas cobran un sueldo de hambre por esos días", según la mencionada publicación de "En Viaje".
Pero ésta fue, solamente, parte de una mediana y muy relativa revitalización del popular "Balmaceda", a fines de los cuarenta y parte de las décadas siguientes, de manera inconstante. El proceso de degradación no se detuvo, y si en todos sus años el teatro acumuló una cantidad asombrosa de presentaciones que se hicieron en su sala, éstas estaban aglomeradas sólo en las páginas de su mejor época del espectáculo, por lo que -se podrá comprender- su destino último de todos modos estaba escrito a esas alturas.
"El viejo teatro Balmaceda –diría David Ojeda Leveque en 1959-, próximo a la Vega Central, tiene tal vez la galería más brava de Santiago. No cualquiera concurre allí por mucha atracción que ejerzan algunos de sus espectáculos, y hasta notabilidades artísticas han manifestado sus temores de actuar".
Los espectáculos de humor comenzaron a quedar progresivamente atrás y vinieron así los permanentes rotativos de películas. Además, el teatro empezó a ser arrendado otra vez para esa clase de encuentros a veces tan libreteados y cómicos como los de la época revisteril: la política.
La progresiva baja calidad-cantidad del público comenzó a liquidar la tradición del Teatro Balmaceda. Se dice casi con vergüenza que algunos de sus últimos espectáculos eran de escaso glamour... O, más bien dicho, cercanos al patético derrumbe de lo que alguna vez fuera. De las bellas vedettes ligeras de ropa se pasó a presentaciones de moral relajada y negocios oscuros, convirtiéndose ya no en el lugar popular de antes, sino en un antro siniestro y peligroso, no apto para visitantes ajenos a la huerta de cardos del ambiente.
Fue así que cerró su cartelera hacia los años setenta, abriendo sus puertas sólo para uno que otro encuentro ocasional en sus cada vez más destruidas instalaciones.
Romántico y melancólico reportaje sobre el Teatro Balmaceda, del célebre periodista Luis Fuenzalida para el diario "La Tercera" del domingo 19 de junio de 1988. Clic sobre la imagen para ampliar.
Virtualmente abandonado y empobrecido, la falta de mantención comenzó a destruir tanto el sitio que ya ni siquiera servía de refugio para pecadores. Tras reparaciones realizadas hacia los años ochentas sobre el semi-abandonado edificio con aspecto náutico, sus dependencias se convirtieron en un puesto de hortalizas. ¡Sucia ironía!: terminar siendo un lugar para la venta de las mismas verduras y frutas que les arrojaban antes a los actores desde el insolente público. Sólo el cartel de neón de "Aluminio el Mono", en el vecino ex edificio del Hotel Luna Park, daba algo de luminaria y colorido a este sombrío sector de la capital.
A mediados de marzo del año 2000, un incendio desatado en Artesanos con avenida La Paz por una falla eléctrica, consumió una parte del antiguo edificio del ex Teatro de Variedades Balmaceda y su vecino recinto. La destrucción se oculta tras la destartalada fachada de la construcción. Los pisos inferiores fueron convertidos en salones de pool, fuentes de soda y una droguería. Actualmente, funciona en parte de su interior un bar-restaurante y schopería, que permite al menos conocer cómo era el aspecto general y las proporciones de las salas del desaparecido teatro, antes de que la arena del reloj de la historia termine de sepultarle y erosionarle por completo.
Si los rumores del vecindario sobre que podría ser demolido próximamente son ciertos, tal como lo fueron en el caso de la Mansión Montt destruida recientemente una cuadra más al Poniente, entonces éstas serán las historias que se perderán tras esa fachada polvorienta y en ruinas, de lo que alguna vez fue el gran teatro de revistas casi a orillas del río Mapocho.

2 comentarios:

  1. Interesante documento sobre algunos aspectos desconocidos del Teatro Popular Chileno y del Teatro de Revistas. Está bueno que se haya colocado el nombre de varios artistas nacionales, importantísimos en su época y que hoy son totalmente desconocidos, ¡ni una calle con sus nombres!, excepto el de Olga Donoso, que fue homenajeada en la Población La Victoria.

    ResponderEliminar
  2. Un suceso importante fue el protagonizado por el cantante argentino Hugo del Carril que, amedrentado por lo que contaron del publico: su calidad y su fiereza, decidió no actuar y salio al escenario para dar explicaciones aduciendo que estaba afónico...fue "pa pior"... tuvo que salir con resguardo de Carabineros en medio de un a gran toletole.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (77) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)