domingo, 25 de diciembre de 2011

SE ACABÓ EL MISTERIO: CÓMO Y CUÁNDO LLEGÓ EL VIEJITO PASCUERO (Diario "Las Últimas Noticias", domingo 25 de diciembre de 2011)

Nota "Se acabó el misterio: cómo y cuándo llegó el Viejito Pascuero", del artículo "Viejos siniestros y saunas familiares: las más absurdas navidades del mundo", publicado en la Revista de Reportajes del diario "Las Últimas Noticias" del domingo 25 de diciembre de 2011. Link al artículo original: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2011-12-25&PaginaId=13&SupplementId=2&bodyid=0 (Clic sobre la imagen para ampliarla).
Durante esta semana, programas de TV y expertos costumbristas han repetido la misma cantinela de todos los años: el Viejito Pascuero arribó a territorio chileno a mediados de la década del treinta a través de las afamadas ilustraciones encargadas por la Coca-Cola al pintor Habdon Sundblom (quien estandarizó a nivel mundial la estampa del personaje, consagrando su figura rechoncha y el color institucional de su traje rojo).
Esta versión, sin embargo, no pasa de ser un mito. El Viejo de Pascua está entre nosotros desde mucho antes y hay pruebas palmarias.
Un par de años atrás, Cristián Salazar quedó de una pieza al contemplar una curiosa fotografía del archivo de Chilectra. La imagen mostraba a un grupo de compatriotas reunidos en la Plaza de Armas santiaguina en torno a un tipo con gorro blanco y largas barbas. La lectura de foto no dejaba lugar a dudas: “Celebrando la Navidad en la Plaza de Armas. Stand de la compañía con juguetes para los niños pobres. Diciembre 24 de 1930”. Algo no calzaba si nos ateníamos a la historia oficial de que el “Viejito” era entonces un desconocido en este rincón del mundo.
Con una paciencia admirable, el investigador histórico se propuso rastrear con precisión desde cuándo los chilenos conocíamos a Santa Claus. Tras revisar montones de diarios en la Biblioteca Nacional, llegó a fechar con bastante exactitud el momento en que Papá Noel aterrizó en Santiago.
En su blog “Urbatorium” revela que en los albores del siglo pasado una juguetería del centro fue responsable de “importarlo” de Alemania: existen anuncios comerciales de la época que lo refrendan. Cristián Salazar explica que desde entonces -y de manera paulatina- otras tiendas capitalinas adoptaron al “Viejito” como ícono para sus campañas publicitarias de diciembre. Antes, las promociones navideñas se ilustraban con imágenes de juguetes.
¿Cuándo exactamente llega a Chile el Viejo Pascuero?
El concepto como tal surge a principios del siglo XX, cuando comienza a ser utilizado como atractivo de ciertas casas comerciales. Nadie conocía bien ni identificaba al personaje navideño que apareció en la juguetería alemana del “Bazar Krauss”, en pleno centro de Santiago, que lo hizo popular en la época de Navidad a partir de 1903, según se verifica en sus avisos publicitarios. Este personaje se hizo popular rápidamente y conservó el mote al ser adoptado por otras famosas tiendas comerciales.
¿Y por qué lo bautizamos con un nombre que no usa ningún otro país del mundo?
A estas fiestas tradicionalmente las hemos llamado en Chile como la Pascua de Navidad; el nombre le fue dado porque quien saludaba a los clientes de la juguetería y sus hijos era un actor disfrazado de anciano, con barbas blancas y sacos de regalos. Con la llegada del cine y la influencia norteamericana -como las campañas de la Coca-Cola y las fiestas navideñas para empleados de Chilectra- la sociedad chilena pudo recién confirmar que nuestro popular "Viejito Pascuero" correspondía a la figura de San Nicolás, Papá Noel o Santa Claus.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook