jueves, 14 de julio de 2011

FRAGMENTOS DE LA ÉPOCA DORADA DEL VIDEOJUEGO (Capítulo 4): "GHOSTS'N GOBLINS"

En 1985, el mundo conoció uno de los videogames más famosos y revolucionarios de su época, hito en el creciente desarrollo de los juegos electrónicos de presentación arcade que había entonces: "Ghosts'n Goblins".
Originalmente titulado "Makaimura", que se traduce del nipón en algo así como "Pueblo-mundo de demonios", este extraordinario juego del género de aventuras y terror como temática y destreza estratégica como exigencia para el usuario, fue obra de una creación colectiva dispuesta para los fabricantes de la célebre compañía Capcom, aunque su éxito fue tal que se lo adaptó rápidamente a distintos soportes y consolas, con algunas versiones adicionales en el comercio que, en algunos casos, no eran legales.
Recordado como otro de los mejores videojuegos de la historia y destacando por sus gráficas, escenarios complejos y acompañamientos de audio (música y sonidos), según la cultura de los adictos al arcade su popularidad se extendió hasta inicios de los años noventa y marcó muchas pautas que después serían utilizadas ya en la generación de consolas avanzadas y más modernas. Todavía existe un culto alrededor del videojuego, a pesar de la cantidad de años transcurridos desde su debut y apogeo.
"Ghosts'n Goblins" tenía una gran cantidad de etapas, sub-etapas y una enorme variedad de personajes que aparecían atacando al protagonista, presentado como un caballero llamado Arthur (¿El Rey Arturo? nunca lo supe con seguridad) cuya novia-princesa había sido secuestrada por demonios y que viaja al inframundo a darle rescate. Era un juego de gran dificultad, donde la buena memoria permitía anticipar los desafíos de cada etapa y facilitar la tarea de lograr superar las difíciles pruebas.
La odisea de lucha y combate con mucha presencia de armas (antorchas, hachas, dagas, espadas, etc.) y magia con conjuros varios, comienza con una etapa con un cementerio plagado de zombies que intentan darle muerte y bosques siniestros llenos de seres atroces. Continúa en un palacio de hielo al que se accede después a un pueblo fantasma. Desde ahí, se pasa a peligrosas cavernas dentro de una montaña maldita. Sigue la aventura por un extraño mundo interior de rocas flotantes y puentes en ruinas sobre lava volcánica, como una aproximación al propio infierno. Se llega a una etapa desarrollada en los subterráneos de un castillo demoniaco. De ahí, al castillo en su parte superior tanto o más condenado. Finalmente, se termina en el palacio del rey de los demonios, Astaroth, donde se debe rescatar a la princesa dando muerte al Príncipe de las Tinieblas.
Enormemente cotizado en su época, si bien "Ghosts'n Goblins" aparece a mitad de los años ochenta, en la práctica perteneció al período final de la primera generación de grandes videogames (algo que se nota, por ejemplo, en que todavía dependía mucho de las dos dimensiones gráficas) y tuvo también varias secuelas en juegos posteriores, algunos oficiales y otros no. Incluso hubo tres adaptaciones formales que se presentaban como las siguientes partes de las aventuras del caballero barbado protagonista de la trama del juego:  "Ghouls'n Ghosts", "Super Ghouls'n Ghosts" y "Ultimate Ghosts'n Goblins".
Aquí adjunto un excelente emulador de la primera etapa del juego, que encontré esculcando sitios en la internet.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook