domingo, 28 de febrero de 2010

EL TERREMOTO DEL 3 DE MARZO DE 1985... 25 AÑOS DESPUÉS, Y OTRA VEZ

Tres portadas del mismo diario, separadas por 25 años entre cada una: 1960, 1985 y 2010. La recurrencia quizás no sea casual.
"Así sentiría yo, si fuese chileno, la desventura que en estos días renueva trágicamente una de las facciones más dolorosas de vuestro destino. Porque tiene este Chile florido algo de Sísifo, ya que como él, vive junto a una alta serranía y, como él, parece condenado a que se le venga abajo cien veces lo que con su esfuerzo cien veces creó". (Escritor y filósofo español José Ortega y Gasset).
Las ironías del destino nos han colocado un nuevo terremoto en el camino del aniversario número 25 de aquel otro sismo que muchos santiaguinos, creímos, sería el último de nuestras vidas. Este texto dedicado a él, estaba preparado para ese encuentro con las efemérides del calendario, pero lo que acaba de suceder el recién pasado 27 de febrero, a las 3:34 A.M., nos devolvió al ranking de los países con los megaterremotos más grandes de la historia, en el quinto o sexto lugar de los peores registrados en el mundo.

jueves, 25 de febrero de 2010

SERRANO Y EL MISTERIO DE CHILE

El 28 de febrero se cumplirá un año de la muerte del escritor, poeta y ex diplomático chileno Miguel Serrano Fernández, uno de los últimos representantes de la elogiada Generación del '38. En su memoria, quisiéramos recordar el homenaje que Cristián Warnken le dedicada el 3 de marzo de 2009, en las páginas de "El Mercurio", titulado "Serrano y el misterio de Chile":
Con Miguel Serrano se acaba una época, una generación y un Chile que, mirado desde nuestra actualidad, nos parece irreal, mítico, casi inexistente. Esta última cualidad era para Serrano -por lo demás- garantía de verdadera realidad. Él fue el que habló siempre "de la flor inexistente, por la que vale la pena dar la vida, porque no existe". Creo que esa frase, que le oí muchas veces decir, resume, mejor que nada, su poética surrealista "sui generis", vivida al pie de la letra y no como manifiesto retórico, como terminó sucediendo con los surrealistas europeos. Artaud, cuando llegó a México escribió que el surrealismo que ellos creían haber inventado en el Viejo Continente, ya existía en la realidad, en las calles, en América. Por eso el poeta Armando Uribe ha dicho que Serrano es el único surrealista de estos lares, un surrealista auténtico, de verdad.
No hay ni habrá otro Miguel Serrano. Tal vez en otra galaxia, u otro mundo paralelo, como esos por los cuales él tenía particular devoción. Es la flor literaria más extraña e inclasificable de la historia literaria del Chile del siglo XX, salvo que queramos usar el cómodo recurso de la caricatura y la simplificación. Pero al mismo tiempo es tal vez el más chileno de los escritores de Chile, aquel que vivió a Chile como misterio y como enigma por descifrar a través de la poesía.

sábado, 20 de febrero de 2010

LOS 200 AÑOS DE LA HERMOSA CASA DEL PILAR DE LA CHIMBA

Vista antigua en imagen del Archivo Fotográfico Sala Medina, cuando el estado de la casa-pilar de Recoleta aún era considerado como "bueno".
Coordenadas: 33°25'52.24"S 70°38'50.77"W
No sé bien cómo empezar este posteo: si criticando la política chilena de la declaración de monumentos nacionales que lo convierte en una especie de salpicadura de oleos sagrados sobre sitios históricos (condición que, desde allí, a veces demanda más de lo que garantiza en la mantención de los mismos) o bien comentando algún prólogo sobre los pilares de esquina que abundaron en las más antiguas casonas de Santiago de Chile y que hoy son, sin embargo, una rareza arquitectónica.
Próximente, abordamos el tema de las casas-pilares de Santiago, así que mejor me arrojo de lleno a esta hermosa casa colonial roja ubicada en Avenida Recoleta 181, esquina de la ex Calle del Cequión, hoy Antonia López de Bello, casi al frente de la plazuela de la iglesia recoletana. Es ocupada en su primer piso por locales comerciales y el segundo es de residencias (parece haber sido diseñada así, con estos usos distintos para sus dos plantas), pero destaca especialmente esa maravillosa columna de piedra de granito, de como dos metros y medio de altura, de sencillez dórica, lisa y montada en una gran base cuadrada.

lunes, 15 de febrero de 2010

LOS CERRILLOS: HISTORIA DE UN AEROPUERTO Y DE UN INFELIZ DESPOJO (PARTE II)

Aviones del servicio de vuelos a Juan Fernández (fuente: tairc.cl)
Coordenadas: 33°29'41.81"S 70°42'15.44"W
(Continuación de la entrada anterior)
ANUNCIO DEL DESMANTELAMIENTO
A pesar de los incontestables argumentos históricos y jurídicos sobre la pertenencia del aeropuerto a la aviación civil chilena y la vigencia de un compromiso irrenunciable con la voluntad de Güggenheim, luego del primer año de su período presidencial, el Gobierno de Ricardo Lagos Escobar anunció con bombos y platillos el cierre de estos terrenos para ser entregados a millonarias concesionarias de un proyecto inmobiliario llamado Ciudad Portal Bicentenario, profanando el compromiso jurado al filántropo estadounidense y decorando estos planes como un gran paso hacia el progreso y el desarrollo de la metrópoli.
Uno de los primeros anuncios del recién asumido gobierno, el año 2000, anticipaba un gran plan de reforma urbanística destinado a mejorar la calidad de las ciudades y modernizarlas. Entre otras perlas, el Transantiago terminaría siendo un engendro de este mismo laboratorio de improvisaciones, aunque en aquel momento ni siquiera se pensaba en reestructurar el sistema de locomoción pública. El desastroso y frustrado tren del Sur, también formó parte de esta maraña de buenas intenciones. En mayo del año siguiente, se anunció la intención de construir un enorme parque residencial en el marco de la conmemoración del Bicentenario 2010. El lugar escogido para el proyecto residencial era desde temprano, sin embargo, el Aeropuerto de los Cerrillos, y se llamó a concurso público de ideas para armar el proyecto ante la sorpresa de los organismos y agrupaciones que se valían del servicio de este histórico recinto.

LOS CERRILLOS: HISTORIA DE UN AEROPUERTO Y DE UN INFELIZ DESPOJO (PARTE I)

Vista del edificio del aeropuerto, las salas de pasajeros y su restaurante (1948).
Coordenadas: 33°29'41.81"S 70°42'15.44"W
El siguiente artículo está basado en un estudio que ayudé a redactar en su mayor parte, hace algunos años, para ser presentado durante las campañas que se realizaron intentando salvar al Aeropuerto de los Cerrillos de la inminente destrucción de la que fue objeto, finalmente, a causa de monstruosos intereses empresariales detrás del proyecto inmobiliario Ciudad Parque Bicentenario.
El Aeropuerto de los Cerrillos solía ser llamado Aeródromo por haber conservado su antigua denominación y luego por su reducción de operaciones a servicio de cabotaje interno, a pesar de que cierta autoridad alguna vez pretendió establecer este título como una suerte de diferencia de importancia y capacidades, en sus declaraciones para justificar la destrucción del mismo. Estaba ubicado en un gran terreno de forma triangular entre las avenidas Pedro Aguirre Cerda, Departamental, General Velásquez y la Autopista Central, ocupando unas 250 hectáreas en la comuna de Los Cerrillos.

miércoles, 10 de febrero de 2010

“LA GUILLERMINA”: OTRO PROSTÍBULO LEGENDARIO DEL SANTIAGO CLÁSICO

"El Salón de la Rue de Moulins", de Henri de Toulouse-Lautrec.
Hemos visto en artículos anteriores las historias de algunos famosos prostíbulos chilenos, de mediados del siglo XX aproximadamente, como “La Nena del Banjo” y "La Lechuguina". Hoy recordaremos otro: La Guillermina, un centro de placeres que llegó a ser tan famoso, que su femenino nombre se hizo sinónimo de puta en el lenguaje coloquial chileno, incluso entre generaciones que no podrían haber alcanzado a conocer su leyenda, si no es por la tradición oral urbana que ha permitido rescatar las páginas que no son del interés pulcro y sobrio del escritorio de los historiadores “serios”.
Como sucedía con la mayoría de los principales lupanares nacionales, el lugar recibía el nombre de su regenta, la tía Guillermina o Guille, que según decían algunos era una huasa o porteña que llegó a Santiago para establecer su negocio de placeres prohibidos.

viernes, 5 de febrero de 2010

CUANDO SAN IGNACIO TENÍA BIGOTE

"El Bigote" se encontraba en la zona donde se observan los estacionamientos de edificio, en la imagen, allí donde están los vehículos. El aspecto de la casa que lo acogía no era muy distinta del estilo que alcanza a observarse en la parte de la fachada de la casona que aparece al lado izquierdo de la foto, y que antes correspondía a la residencia vecina al local ya demolido.
Coordenadas: 33°27'4.42"S 70°39'22.53"W
Quizás los más interesados en el contenido de un artículo como éste, debiesen ser las generaciones de estudiantes de la Universidad Central, allí al final del Parque Almagro, en el barrio viejo del sector San Diego-Cousiño. Y es que la pequeña parte de esta historia de la comunidad universitaria probablemente haya sido olvidada para siempre y desconocida ya incluso entre las primeras canas de quienes participaron de ella.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook