viernes, 5 de febrero de 2010

CUANDO SAN IGNACIO TENÍA BIGOTE

"El Bigote" se encontraba en la zona donde se observan los estacionamientos de edificio, en la imagen, allí donde están los vehículos. El aspecto de la casa que lo acogía no era muy distinta del estilo que alcanza a observarse en la parte de la fachada de la casona que aparece al lado izquierdo de la foto, y que antes correspondía a la residencia vecina al local ya demolido.
Coordenadas: 33°27'4.42"S 70°39'22.53"W
Quizás los más interesados en el contenido de un artículo como éste, debiesen ser las generaciones de estudiantes de la Universidad Central, allí al final del Parque Almagro, en el barrio viejo del sector San Diego-Cousiño. Y es que la pequeña parte de esta historia de la comunidad universitaria probablemente haya sido olvidada para siempre y desconocida ya incluso entre las primeras canas de quienes participaron de ella.
Existió exactamente al lado de la Casa Central de la Universidad de Chile, en calle San Ignacio (hoy más especificada como San Ignacio de Loyola), entre Mencía de los Nidos y Eleuterio Ramírez, un pequeño restaurante de comidas rápidas que los estudiantes de aquellos años apodamos con el mote extraño de "El Bigote", en honor a su regente: un tipo gordito y bajo de estatura, que usaba un bigotillo tipo chevron como el de los personajes que salen en las fotografías blanco y negro de época. Habrá tenido unos 40 ó 45 años para entonces, según calculo.
No habría pasado más que por cualquier otro local rasca del barrio universitario, si no fuera porque "El Bigote" fue el primer restaurante-cafetería particular del sector que se abrió especialmente dirigido a los alumnos de la Universidad Central, algo del todo positivo para aquellos que no participábamos mucho de las dudosas delicadezas culinarias del casino universitario, ubicado en el subterráneo del edificio principal. De hecho, en los baños de la universidad, entre los cientos de rayados que aparecían a diario en las divisiones (incluso me culparon a mí de algunos pintarrajeos "anarcas", pues los asociaban con mi estilo de pensar y vestir en esos días), habían algunos que decían repetidamente "Aquí se come vianda y arroz con habichuelas (todos los días, en el casino)", parafraseando la canción rap-pop "Mi Abuela" que en esos días estaba de moda.
Se comprenderá, entonces, cuánta alegría provocó la aparición de "El Bigote" y el fin del monopolio de la oferta de comidas dentro del radio de la universidad.
Existían otros restaurantes y expendios de alimentos en el entorno, algunos incluso al frente; pero ninguno que apostara especialmente a la clientela estudiantil, con precios módicos y oferta a la medida de ellos. Muchas veces, antes de su debut, íbamos durante la hora de colación más hacia el lado de la Alameda, hasta un restaurante árabe que también ofrecía chatarra en su menú; o bien hasta el casino de Club Naval, que solía estar lleno. Sin embargo, el nuevo negocio quedaba al lado, a sólo unos pasos, por lo que la comodidad y rapidez permitían optimizar la breve hora de almuerzo, entre una clase aburrida y otra aún más latera.
"El Bigote" abrió hacia principios de 1990, en una casona antigua de un piso adaptada como expendio de alimentos acompañados con gaseosas. Inauguró en medio de un gran acontecimiento, para curiosidad de algunos. Los alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Administrativas fuimos, acaso, su primera y más leal clientela. Los precios eran baratísimos y creímos, de hecho, que se trataba de promociones para período de rodaje del local. Sin embargo, estos precios altamente convenientes se mantuvieron siempre, convirtiéndose en el más solicitado sitio de comidas rápidas que tuvo el estudiantado de la universidad fuera del casino, y con la ventaja de estar exactamente al lado de ella.
El local era pequeño, no obstante su buena demanda. No tenía más que un puñado de bancas en el interior, al menos durante los dos años en que estuve visitándolo. En su lugar, se extendía una especie de repisa o mesón que recorría longitudinalmente las paredes del negocio.
De alguna manera, Don Bigote se las arregló para colocar después algunas mesitas con sillas afuera, dando la vuelta del local. Al fondo del negocio, la cocina estaba a la vista y el maestro chef cortaba ante los propios clientes los grandes trozos de carne congelada que compraban al por mayor para los pedidos. La comida chatarra era la más solicitada, por supuesto: hamburguesas, completos y lomitos. Nada de sofisticaciones ni comidas de casa; nada que no llevara mayonesa y otros infartos en salsa; y nada que no pudiese quedar preparado en sólo un par de minutos. Las hamburguesas eran mis favoritas: el cocinero las armaba en el pan frica con pepinillos y salsas agridulces que resultaban bastante sabrosas, para tratarse de comida tan económica. Me parece que su valor rondaba los $300 en esos días.
Fue grande la popularidad de "El Bigote" entre la comunidad universitaria, por consiguiente. Con mis compañeros y amigos de entonces, Nicolás, Pedro y Boris, solíamos pasar hasta dos veces al día. Incluso, se nos permitió abrir una hoja de cuentas para pedir y pagar más tarde, lujo que sólo tenía la clientela VIP del local.
Cuando vino a Chile el Presidente de los Estados Unidos, George Bush (padre), a principios de diciembre de 1990, la prensa anunció que sería recibido por Patricio Aylwin en un fastuoso banquete, que el mandatario chileno, finalmente, se encargaría de aguar con un larguísimo e hipócrita discurso sobre la transición democrática en el que, por supuesto, no mencionó ni de pasada su apoyo al alzamiento militar de 1973. Sin embargo, antes de realizarse tal evento, mi compañero de clases Boris, que era más comunista que el propio Fidel Castro, hizo correr maliciosamente el rumor de que Bush iba a pasar a almorzar a "El Bigote" durante su recorrido por la ciudad de Santiago. Todos esperaban con jocosa y burlesca paciencia en "El Bigote" la ficticia "visita", esa tarde, mientras le recomendaban al dueño, a modo de broma, barrer las baratas y lavarse la mugre de las uñas para dignificar su espacio ante tan ilustre parroquiano.
En 1991, se inauguró otro edificio adjunto de la Universidad Central, esta vez del lado de Lord Cochrane. La entrada principal del recinto se trasladó hasta este lado de la cuadra. También aumentó considerablemente la cantidad de alumnos de la casa de estudios superiores. Sólo entonces, comenzaron a aparecer otras cafeterías y restaurantes de comida rápida en todo el entorno, aunque la fidelidad hacia "El Bigote" seguía siendo mayor a la novedad, dado que todos lo sentían como parte del propio conjunto de esta casa de estudios.
Pero "El Bigote" no resistió al tiempo. Nunca supe qué llevó al cierre del local, además de lo que podría esperarse de la competencia con otros establecimientos. Quizás fue la venta de la casona a la constructora que levantó el edificio que hoy se halla allí. Como sea, Don Bigote, de un momento a otro, cambió su personalidad bonachona y comenzó a ponerse cobrador, exigiendo que le cancelaran las cuentas cuando aún no estaban demasiado abultadas. Quizás esto minó la confianza con sus clientes. Recuerdo que una vez, de hecho, lo sorprendí en los pasillos dentro de la universidad, mirando puerta por puerta dónde se encontraban algunos de sus deudores. En otra ocasión, mientras estaba en su local, recibí un mochilazo por la espalda de parte de un travieso compañero que salió corriendo. Cuando partí detrás de él para devolverle un puntapié a cambio, Don Bigote corrió afuera siguiéndonos con cara de primate atormentado, como si temiera que intentáramos hacerle un "perro muerto". Fue la última vez que entré a su local.
La Universidad Central creció aún más y, prácticamente, convirtió todo el sector de Parque Almagro en su propio barrio universitario. En la actualidad, no existe la casa antigua que acogía a "El Bigote". El propio edificio de la Universidad Central ha cambiado notablemente, por lo que se me hace difícil reconocer sus formas y adivinar dónde estaban las cosas. La parte antigua, donde alojaban los patios y los estacionamientos de vehículos, ha sido abrazada por el crecimiento de las dependencias de la casa universitaria. Y en donde estaba "El Bigote", se han demolido las construcciones antiguas y se alza ahora un edificio residencial.
Las cuadras del barrio universitario se llenaron de nuevos expendios de alimentos infinitamente mejores y más cómodos que el pequeño local que abriera la oferta de comida chatarra para todos los alumnos de esta casa de estudios. De "El Bigote" de San Ignacio, entonces, no quedó ni un pelo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (78) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)