miércoles, 20 de enero de 2010

UN HERMOSO CUADRO CASI DESCONOCIDO DE LA SARGENTO CANDELARIA PÉREZ

Coordenadas: 33°26'58.24"S 70°39'8.40"W
Es curioso: la más bella y expresiva de las representaciones de la heroína chilena Candelaria Pérez (1810-1870), es la menos conocida de las que existen y de las que están publicadas regularmente en las fuentes históricas. De hecho, la imagen de este hermoso cuadro ni siquiera existe en la Internet, según nos parece.
Se trata de un enorme óleo ubicado en el primer piso de las dependencias de la Caja Previsional de la Defensa Nacional (CAPREDENA), servicio de salud pública ubicado en el edificio de Paseo Bulnes con la esquina de Eleuterio Ramírez, homenajeando a la cantinera héroe que alcanzó ribetes de leyenda en la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana (1836-1839), y cuya victoria en Yungay que hoy se celebra con la propia institución del Día del Roto Chileno.
El autor de esta extraordinaria obra épica es el insigne pintor Héctor Robles Acuña (1919-2007). Realizó el gran cuadro en 1984, precisamente el año en que CAPREDENA (hoy CapreSalud) cambió sus principales instalaciones desde la dirección de Bulnes 120 hasta su actual recinto, más cerca del Parque Almagro, al final del paseo. Supongo, por lo tanto, que la obra fue parte de las inauguraciones de estas nueva dependencia, pues éstas se llaman Centro de Salud Sangento 2º Cantinera Candelaria Pérez. Robles Acuña estaba en la cima de su reconocimiento, en aquel momento, por cierto.
La obra es de una elocuencia notable: el rostro de la Sargento Candelaria es el típico de una mujer chilena. También son típicas las caras de los rotos que acompañan a la heroína, uno a cada lado de la misma. Por lo visto, Robles Acuña no idealizó a Candelaria Pérez soñándola como una ninfa o un hada, vicio al que se recurre con frecuencia en la escuela de la representación heroica de la pintura. En lugar de ello, simplemente la presentó tal cual se podría esperar que fuera una bella mujer chilena pero de extracción modesta, hija de artesanos que había trabajado como asesora de hogar y cocinera, más cercana a la figura del roto nacional que de las Afroditas de algún álbum de las glorias y epopeyas.
Hay cierta sensualidad en la figura de la heroína allí retratada, además, que no compite con los rasgos épicos. Diestramente, el maestro Robles Acuña no castra a su mujer sargento disfrazándola de virgen inmaculada ni, en el otro lado del diámetro, como figura andrógina. Por el contrario, resalta delicadamente su feminidad incluso en un contexto tan machista como es la guerra. Le desabrocha discretamente un botón del pecho, asomando parte de sus formas de mujer.
Junto al cuadro, una placa de mármol atornillada sobre el muro ofrece una pequeña semblanza de esta gran chilena:
"SARGENTO 2º CANTINERA CANDELARIA PÉREZ
NACIÓ EN EL BARRIO DE LA CHIMBA EN LOS ALBORES DE LA PATRIA VIEJA.
EN SU NIÑEZ APLAUDIÓ EL PASO DEL EJÉRCITO LIBERTADOR DE LOS ANDES DESPUÉS DE LA VICTORIA DE CHACABUCO.
JOVEN AÚN SE RADICÓ EN LIMA Y MÁS TARDE EN EL CALLAO DONDE FUE DETENIDA ACUSADA DE SER ESPÍA CHILENA.
LIBERADA POR EL EJÉRCITO RESTAURADOR DEL PERÚ, INGRESA COMO CANTINERA AL BATALLÓN CARAMPANGUE. PARTICIPA EN LA BATALLA DE YUNGAY (20 DE ENERO DE 1839) EN LA TOMA DEL CERRO PAN DE AZÚCAR.
POR SU VALENTÍA ES ASCENDIDA EN EL CAMPO DE BATALLA A SARGENTO 2º CANTINERA.
ES ASCENDIDA POR LEY DE LA REPÚBLICA AL GRADO DE ALFÉREZ, POCO ANTES DE SU MUERTE. SU NOMBRE LO RECUERDA LA HISTORIA Y LAS FUERZAS ARMADAS NO LA OLVIDAN"
Creo detectar algún parecido entre este cuadro y la famosa obra de Eugène Delacroix titulada "La Libertad guiando al pueblo", que alegoriza la revolución parisina de 1830. Aunque la sensualidad del personaje femenino es mucho más explícita en esta última pintura, la distribución de algunos elementos y ciertos detalles del conjunto son de relativa semejanza. Probablemente se trata sólo de coincidencias, sin embargo, por cuanto se emplean elementos de significación simbólica para una alegorización del heroísmo y la libertad encarnados en la figura de una mujer.
Imagen completa del cuadro de Robles Acuña, de gran "heroización" femenina.
El cuadro de Delacroix, una de las mejores alegorizaciones heroicas femeninas.
Cabe indicar que este cuadro es un casi sobreviviente de la decoración que originalmente lucía este edificio del servicio de salud, antes ornamentado con más obras de arte inspiradas en historia militar y algunas reliquias. Cuando llegó la democracia a partir de 1990, se hizo una verdadera "barrida" en la institución y se eliminaron del servicio de salud todos los elementos ornamentales que tuviesen olor a milico.
Bajo la excusa de responder a esta virtual alergia antimilitar de esos momentos históricos, el "blanqueo" se convirtió en un cuasi desmantelamiento paulatino, desapareciendo desde allí algunas piezas que decoraban los ocho pisos del servicio, dejando apenas unos cuantos pósters enmarcados. Al parecer, el cuadro de la Sargento Candelaria jamás pudo ser reubicado por su gran tamaño, según se rumoreó en el servicio, aunque probablemente sintieron que habría sido demasiado car'e palo quitarlo de allí siendo que es el emblema del nombre que tiene este centro de salud.
Así pues, en la proximidad de un nuevo aniversario de la gloriosa Batalla de Yungay y de su significado en la construcción del ideario nacional, esperamos cumplir con el deber de dar algo de publicidad a esta valiosísima pieza artística refugiada (o escondida) en el edificio de Capresalud de Bulnes, con el retrato de una de las más grandes heroínas de nuestra historia, por los pinceles de un maestro como fue Héctor Robles Acuña.

14 comentarios:

Carla Elisa dijo...

Verdaderamente es un cuadro desconocido por la mayoría de los chilenos.
Se trabajó muy duro en esta obra puesto que era, como bién se explica en la nota, una obra realizada para engalanar un lugar que llevaría el nombre de la sargento Candelaria Perez.

Esta obra fue inaugurada por el presidente de la república de la época, General Augusto Pinochet Ugarte.

Se hace mensión en la nota que muchas obras fueron sacadas por adornar a los milicos, bueno me cabe mencionar que en este mismo edificio debe haber otra obra similar al cuadro de la Candelaria, que era representando a Irene Morales, ella estaba plasmada montando un caballo.

La información que entrego es de primera fuente, ya que quien pintó ambas obras era mi padre.
Si necesitas más información puedes contactarme a mi mail.

Criss Salazar dijo...

Pero encantado! ¿Me puede enviar su correo al mío, argotikum(arroba)gmail.com? Le aseguro que si el cuadro del que Ud. habla se encuentra en el recinto, no está a la vista del público.

marroqui dijo...

Comienza con una apreciación de la Carrera del Maestro Robles Acuña y ciertamente que es una hermosa representación de Nuestra Heroína Nacional,en la cual le aseguro el Maestro dedico mucho tiempo y dedicación en preparar su composición Artística y Valoración Tonal,mucho esfuerzo,para comenzar a comparar posibles "parecidos" y mas aun acercarlas para jugar a busque su semejanza.
después de la introducción del tema esperaba mas seriedad en su trabajo.

Administrador Grupo facebook Robles Acuña

Criss Salazar dijo...

"Marroquí": me parece increíble que una persona que ostenta como presentación la administración de un grupo de redes comunicacionales, no entienda lo que lee... Mi comparación es a nivel de la narrativa simbólica de las imágenes, licencia que me puedo permitir con toda la arrogancia que me proporciona mi título de diseñador gráfico y comunicador visual. Si le parece insultante comparar la composición de la obra de Robles Acuña con la de Delacroix, honestamente, no creo ser el que está de cabeza.

marroqui dijo...

"Criss" :Efectivamente y sin ostentaciones soy el Administrador de este Grupo en Facebook ,quise dar mi opinion con respecto al tema como cualquier otra persona que ingresa a este sitio la podria dar,opinion que dice relacion a lo que usted escribio :"Creo detectar algún parecido entre este cuadro y la famosa obra de Eugène Delacroix Aunque la sensualidad del personaje femenino es mucho más explícita en esta última pintura, la distribución de algunos elementos y ciertos detalles del conjunto son de relativa semejanza.
Probablemente se trata sólo de coincidencias".

Al parecer las criticas no son de su agrado,las que mantengo por cierto.

Lo de arrogancia bien lo dice Usted

Criss Salazar dijo...

Sr: Cuando algo no es coincidencia, puede ser inspiración sobre otra base... Una comparación sólo puede ser sugerencia de copia o plagio en una interpretación tendenciosa. Si va a hacerle copy-paste al párrafo, hágalo completo, porque faltan las líneas donde dice: "...por cuanto se emplean elementos de significación simbólica para una alegorización del heroísmo y la libertad encarnados en la figura de una mujer". Salvo, por supuesto, que Ud. sólo vea lo que quiere ver, por alguna sobreexcitación personal con el tema. Creo que en el fondo sabe que se equivocó al hacer un juicio precipitado y poco meditado, pero el instinto de tozudez le impedirá admitirlo. Saludos.

marroqui dijo...

Finalmente por mi parte, creo que la exhibición de ambas fotografías una debajo de la otra junto al párrafo que les acompaña, estaban de mas en su estudio y aprovecho de decirle que mal cree usted cuando piensa que en el fondo yo me e de sentir equivocado por mis juicios a parte de su investigación, en lo absoluto y mantengo mi postura, es usted que no acepta criticas de un lector que a encontrado no estar de acuerdo con parte de su trabajo.
No responderé más en este sitio, por email lo que guste.

Saludos Cordiales
marruecos1956@hotmail.com

Criss Salazar dijo...

Gracias por la invitación, pero para mí los debates de impresiones o ideas sobre un material publicado también deben ser públicos, no privados como un chisme. Si acepté éste, fue sólo porque me habría interesado conocer los argumentos de un juicio como el que hizo sobre mi nota, pero bueno, ahora confirmo en estas últimas palabras suyas que toda la falta de seriedad que Ud. adjudica a mi texto y el berrinche por "jugar a buscar semejanzas" se reducía apenas a la nimiedad de haber puesto una imagen parecida al cuadro original en el documento. Con esta confesión, realmente no veo qué más quede para poder discutir. Saludos cordiales, otra vez.

marroqui dijo...

Si Usted chismea (como dice)a través de los correos electrónicos le debo decir que ese no es mi caso,como el de muchas personas mas ,de todas maneras le invito a aprender desde ahora a conversar por este medio si usted dice que le interesa conocer mis argumentos de juicio a su nota ,y bajar el nivel de agresividad con el que trata a sus lectores,motivo por el que me desligo de esta pagina.

Criss Salazar dijo...

Con todo respeto, le recuerdo que quien debutó descalificando en este foro no fui yo. Le agradezco su interés en aportarme información, pero partimos mal y creo tener contactada ya a una persona que puede aportarme todo lo que realmente necesito saber por ahora sobre este maestro. Buenas noches.

marroqui dijo...

Mi “debut”, como usted indica fue una critica e impresión sobre su investigación, comentario sobre su trabajo que se nota de sobremanera no fue de su agrado, la que nuevamente reitero y no por esto se cae en una descalificación. Se equivoca nuevamente si usted piensa que e tenido u o tengo algún remoto interés en aportarle información, lo del mail viene por lo que usted menciono sobre querer conocer los argumentos de un juicio que yo hice sobre su nota, así es que le digo que no hemos partido ni mal ni bien, la verdad es que no se con quien iba a partir usted, por que conmigo no.
Por ultimo, le menciono que tampoco e tenido ni tengo interés en debatir, voy a ser majadero en esto, yo ya estoy satisfecho con haberle entregado mi opinión con respecto a parte de su trabajo, la que también por cierto le he comentado personalmente a esta persona a la que conozco extremadamente muy bien y a la que usted indica el haber contactado.

Saludos y que este bien.

Criss Salazar dijo...

Estimado, sólo he tratado de recibir una argumentación explícita y directa para su juicio de que éste es un trabajo "poco serio"; pero en lugar de eso Ud. sólo ha paseado entre alusiones a mi comparación pictórica, luego un pequeño fragmento de texto y, finalmente, la presencia de una fotografía como eje de la incomodidad. Realmente no me complicaría si encuentra todo este blog una porquería, pero al menos hay quienes me han dicho concretamente por qué (puede revisar comentarios mucho más apasionados contra mi blog en otros artículos). En ningún momento he puesto en duda su conocimiento y erudición sobre Robles Acuña, pero no me cabe duda de que pasearse con la lupa descalificadora, tratando de ver bajo el agua lo que no existe, no parece la mejor forma de hacerle relaciones públicas a su memoria. Dejémoslo en que Ud. tiene una filosofía de comunicación con la gente a través de la internet, que es distinta a la mía. Saludos, esta vez de mañana.

Rocío L'Amar dijo...

y para vuestro conocimiento, La Saegento Candelaria, su rostro, es el rostro de la 5a. esposa de Robles Acuña, Rebeca Cortez Orrego... lo sé porque tuve el privilegio de conocer a Robles Acuña, quién hizo la portada de mi 1er libro de poesía, y Rebeca, "la beky" fue mi amiga desde antes de conocer al pintor...

sorpresas de la vida, no?

Anónimo dijo...

Vaya! hace años esperando por unas compras en la farmacia del recinto me quedé viendo el cuadro y me llamó mucho la atención por su belleza y también por el lugar en que se ubica, habría pensado que tal vez podría estar en un museo donde mas personas puedan disfrutarlo, pero dado que el centro lleva el nombre de la sargento Candelaria, se entiende su presencia en ese lugar.

También me recuerda un poco la obra de Delacroix y cada vez que paso a hacer compras al edificio, aprovecho de verlo un rato.

Gustavo.

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook