domingo, 8 de marzo de 2009

UN PECADO IMPERDONABLE: EL EDIFICIO DEL BAZAR ALEMÁN KRAUSS

Vista del edificio y la juguetería, hacia 1930.
Lo peor de las pérdidas irreparables es que son eso, justamente: pérdidas, e irreparables. Aún la muerte puede darle a algunos la esperanza de una vida posterior, de una residencia mejor que la terrenal, incluso. Pero la destrucción de un patrimonio, de algo que engalanó un rincón de la ciudad y creció con su historia, no tiene esta chance. Peor cuando fue una destrucción deliberada, fruto de la indolencia y el sectarismo, y no de la naturaleza sísmica de nuestro terruño. Simplemente, el patrimonio se fue, para siempre, sin posibilidad alguna de recuperar algo más que una foto apolillada o el relato quejumbroso de algún viejo que tuvo la dicha de conocer lo que uno está condenado a sólo imaginar.
Las pérdidas irreparables castigan, sin embargo: dejan una eterna cicatriz en el lugar desde donde fueron extraídas. Es la revancha de la historia para contra una ciudad ingrata que permitió tamaño pecado en su urbanística y su cultura patrimonial. Por esa razón hoy, frente a la esquina noroeste de la Plaza de Armas, casi como una impostura o una farsa enclavada en el vértice entre la Catedral de Santiago y el Correo Central, se eleva una mole de metal y espejos que sólo afea a esta metrópoli, como lo haría una quemadura en el rostro de una sirena. Un edificio estéril, neutro, probablemente uno de los peores que nos haya regalado la modernidad en la ciudad... ¡Y tenía que ser justo allí!
Varias veces hemos expresado nuestra posición derrotista sobre la realidad urbanística de Santiago: creemos haber llegado a un punto sin retorno con respecto a lo que se ha perdido, que ya supera por paliza a lo que escasamente queda. El edificio de cristales de los deslindes de la Plaza de Armas (ya obsoleto, por cierto, con sus líneas setenteras de diseño) es un caso dramático de esta desgracia. Y pensar que, para levantar semejante cosa en nuestro centro, Santiago sacrificó con vil irresponsabilidad una de sus joyas arquitectónicas más valiosas, más bellas: el Bazar Alemán, espectacular edificio que databa de alrededores del Primer Centenario y que fuera una de las construcciones más importantes de toda la urbe, sede de la histórica juguetería Krauss Hermanos. En otras palabras, invunchismo arquitectónico, en su más infame y morbosa expresión.
De la hermosa construcción de aspecto neoclásico y cupular, con cierto detallismo en su decoración, me parece que neogótica en sus arcos y estructuras más altas de líneas verticales (influencia Tudor, y me atrevería a decir que con cierta dosis de art nouveau, aunque sospecho que más de un arquitecto me mandaría a la cresta por ello), sólo sobreviven algunas viejas fotografías testimoniando la hermosura de esta esquina de Santiago Centro, antes que la convirtieran en el rincón con aspecto de baño público que es hoy. Por desgracia, algunos ciudadanos extranjeros y también ciertos connacionales que por ahí vegetaban en las regadas noches de Santiago, se encargaron de reforzarle a este engendro y a su entorno las características de toilette abierto en sus faldas, incluyendo los característicos aromas amoniacales en sus respectivas baldosas y espejitos sucios de tanta "modernidad". En ciertas noches, el hedor allí llegó a ser insoportable, a solo pasos de la Plaza de Armas y la Municipalidad. Nada peor; aunque también nada más apropiado para este atentado criminal contra la historia urbana.
Volante publicitario del Bazar Alemán de Krauss Hermanos.
Aviso del Bazar Alemán de 1910 (los avisos de años anteriores daban la dirección de Ahumada con Moneda). Nótese que, ya entonces, aparecía en su publicidad la imagen del Viejo Pascuero o San Nicolás, lo que pone en duda el mito de que también habría llegado a Chile con la campaña de la Coca-Cola que internacionalizó al personaje navideño más de veinte años después (más información sobre esto, aquí).
Fundado por los hermanos Krauss en 1875, el Bazar Alemán llegó a ser la juguetería y tienda comercial más importante de Santiago y quizás de todo Chile, dato confirmado entre otros, por Alfonso Calderón en su "Memorial del Santiago Viejo". En sus primeros años, se ubicaba en Ahumada con Moneda y ya gozaba entonces de gran popularidad entre los niños. Eduardo Balmaceda Cortés, en "Un mundo que se fue", cuenta que el bazar tenía ventas de juguetes "a vil precio" y con "magnífica factura alemana". Al edificarse su nueva casa y trasladarse a Catedral con Puente, en 1910, competía con otras grandes casas jugueteras, como las tiendas Gleisner. Pero el Bazar Alemán parece haber tenido mayor relevancia comercial e importancia que todas las otras. Era el favorito de los peques hacia los años treintas, según las impresiones de visistantes extranjeros como Patrick Barr-Melej, en "Reforming Chile: Cultural, Politics Nationalism, and the Rise of the Middle Class".
Desde la época en que fueron introducidos los tranvías eléctricos en Chile, los niños iban en masa hasta la tienda, esperando que fueran abiertas sus grandes puertas. En el interior, se encontraban con cuatro pisos llenos de hileras de juguetes de todo tipo y origen, además de otros productos más atractivos para el hogar en general, casi todos importados desde Europa y algunos totalmente novedosos para su época. También tenía en venta artículos para dormitorios de niños y accesorios de mascotería, según comenta Manuel Peña Muñoz en "Chile: Memorial de la Tierra Larga". El gran panorama de los infantes chilenos de la primera mitad del siglo XX era visitar este lugar, sin duda, esquema de atracción a "sitios entretenidos" que después intentaron imitar otras grandes jugueterías posteriores como "El Castillo del juguete Rochet", "La Casa Azul" o la famosa "Juguetería Otto Kraus", que nada tenía que ver con los Krauss del Bazar Alemán.
Pero los años pasaron y los comportamientos del mercado cambiaron. El esquema del viejo y nostálgico bazar se vio superado por tiendas más modernas o por secciones de juguetes de otras casas comerciales. Tras cerrar la juguetería, el edificio comenzó a quedar progresivamente despoblado y sin uso, parcialmente utilizado sólo por algunas firmas que lo arrendaron en sus pisos más bajos. Un enorme proyecto inmobiliario se fraguó en los años setentas sobre esta valiosa esquina de la capital y así empezaría el desmantelamiento: los arquitectos Echeñique, Boisier y Cruz planificaron una enorme torre con pinta de refrigerador de vidrios espejados, para levantarlo allí como edificio de oficinas sin ninguna clase de coincidencia o armonía con el entorno histórico de todo el barrio. Al parecer, la creativa decisión de los ingenieros para poder encajar este impostor entre dos de los edificios más representativos de la historia capitalina, fue colocándole a la mole espejos que los reflejaran... ¡Notable!
El crimen en proceso: demolición del edificio, en imagen publicada en 1980. Fotografía de la prensa de la época.
Vista actual del edificio levantado en la esquina de Catedral con Puente.
Hasta 1980, tras comenzar la demolición del hermoso ex Bazar Alemán, se desoyeron todas las protestas de quienes denunciaron este crimen contra la arquitectura y el patrimonio nacional. Había bastado cerca de un año o un poco más para levantar la torre triple con aspecto de transbordador espacial cuadrado, que está ahora en su lugar y con el nombre de "Edificio Plaza de Armas". Que nos perdonen los profesionales involucrados, pero este fue un Columbia que nunca despegó, sin embargo, convirtiéndose hasta hoy en un elefante blanco del barrio central e histórico, que sólo espera su muerte natural.
Por supuesto que millonarios intereses estuvieron siempre presentes, detrás de este espanto urbanístico, favorecidos, además, por la ignorancia de la sociedad chilena de entonces sobre su patrimonio y distraída por las controversias políticas que, por esos días, concentraban la mayor parte de la atención pública (aunque cueste creerlo, los chilenos de entonces éramos más ignorantes que los de ahora... ¡En serio!). No se puede culpar de todo a los artífices de esta obra, por lo tanto.
Hemos sabido informalmente que, en años posteriores, al menos uno de los arquitectos responsables del proyecto que significara la pérdida del Bazar Alemán, ha manifestado tímidamente su arrepentimiento por haber participado en esta blasfemia contra la historia y la cultura de Santiago. Quizás sea cierto, pero poco importan ya las emociones al respecto: como hemos dicho, estas son pérdidas irreparables, y no podremos esperar más que ver al Edificio Krauss pixelado y tieso en la simulación animada de algún diseñador o artista gráfico capo en programas como el Autocad y el 3D StudioMax para que, por alguna paga, desahogue en algo nuestras nostalgias.
Edificio que actualmente ocupa su espacio.

9 comentarios:

  1. definitivamente un crimen brutal, pero entendible para los que "se supone" se creían adelantados ¬¬
    qué daño!
    y qué asco el edificio actual, el peor ubicado de santiago.

    ResponderEliminar
  2. Mira, soy un descendiente de German Krauss que junto a Oscar Krauss eran los dueños del bazar aleman, ni en mi familia habían fotos del bazar, primera vez que lo veo. Una verdadera lástima lo del edificio, pero es algo normal de la cultura chilena, no respetar lo antiguo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, soy egresada de turismo y estoy haciendo mi seminario sobre este Bazar , cualquier información sobre su familia, estaría enormemente agradecida , saludos
      Atte
      Claudia Rodriguez

      Eliminar
  3. Don Jorge: la imagen corresponde a una postal, pero me parece que fue hecha de una fotografía que pertenecía al Archivo Chilectra y que ahora debería estar en el banco fotográfico del Museo Histórico Nacional.

    ResponderEliminar
  4. ¡MALDITOS! ¡Malditos! ¡Mil veces malditos los desgraciados que se atrevieron a desguazar aquel noble coloso! Siento una indignación tan grande por todos estos crímenes contra el patrimonio arquitectónico nacional, que pienso que ya sería hora de irles pasando la cuenta de alguna manera lícita (o de las otras) a estos mierdas que por acción, obra u omisión han tolerado, permitido y autorizado esta masacre cultural. Hay que organizarnos los vecinos de Santiago para alzar nuestra voz en contra de la desidia de los asesinos urbanísticos de nuestra ciudad. Zalaquett: ¡te exigimos que hagas algo YA para recuperar NUESTRA Plaza de Armas! No basta con erradicar los desperdicios humanos que pululan a todas horas por ahí. Queremos de vuelta NUESTRA antigua Plaza de Armas, con sus verdes prados, hermosos espejos de agua y ese añorado odeón que cobijó las melodías de nuestros mejores años. ¡A rescatar el Palacio Elguín! ¡A recuperar el Palacio Pereira! ¿Cuál será la próxima víctima del invunchismo urbanístico? ¿El Parque Forestal? ¿El Cerro Santa Lucía?

    ResponderEliminar
  5. Hola, soy egresada de turismo y estoy haciendo mi seminario de titulo y necesito encontrar mas información del Bazar alemán Krauss , cualquier ayuda o sugerencia estaré enormemente agradecida, saludos

    Atte
    Claudia Rodriguez

    ResponderEliminar
  6. Estoy pintando un cuadro del Correo Central basado en una foto de 1925 que vi en el Restaurant Nuria de la Plaza de Armas (No la he podido encontrar en la red). Desgraciadamente en esa foto malamente se ve el edificio Klauss y estaba pintando en mi cuadro algo na' que ver. Felizmente en este sitio vengo a encontrar lo que me faltaba, una hermosa foto de esa verdadera joya arquitectónica que ni me la imaginaba. Si alguien pudiera informarme del color que tenía ese edificio estaría mas que agredecido.

    ResponderEliminar
  7. Alguien sabe que había antes en el lugar del horripilante edificio que ahora existe en Monjitas con 21 de Mayo ?

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el artículo. Además transmite en distintos momentos todo el sabor de una época que se fue.. pero que yo creo que puede volver mejorada. Yo también trabajo en cosas del estilo. Por si les interesa echar un vistazo: https://www.facebook.com/cuando.chile.sonaba/

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (78) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)