martes, 3 de marzo de 2009

APOLOGÍA SANTIAGUINA DE LA PALMA CHILENA (PARTE II)

Palmas de Avenida Brasil, exactamente frente a la Plaza.
(Continuación de la entrada anterior)
Los principales lugares del cuadrante central y de zonas más conocidas de la ciudad de Santiago donde actualmente se encuentran ejemplares de palma chilena y en número más o menos importante, son los siguientes:
  • Alameda Bernardo O'Higgins, entre Plaza Baquedano y la proximidad de calle Namur y del Monumento de los Mártires de Carabineros. Son varios ejemplares nuevos, de bajo tamaño, que se encuentran en el bandejón central desde 1998. Fueron donadas por los propietarios de la la Hacienda las Palmas de Cocalán, histórica productora de la especie, como hemos visto. Se trata de palmas jóvenes, por lo que no lucen con su aspecto más característico, pero de aquí a algunos buenos años serán un ornamento hermoso para la ciudad, mientras a ninguna autoridad se le ocurra sacarlas para alguna nueva "remodelación" en el sector, por supuesto.
  • Plaza de Armas de Santiago. Para nuestro gusto, uno de los escasos méritos de la gran renovación-transformación de esta plaza realizada entre 1998 y 2000, fue la instalación ordenada de varios ejemplares de palmas chilenas adultas. Es, quizás, el mejor lugar de Santiago Centro para observarlas tan de cerca y admirarlas o retratarlas en su plenitud y en su aspecto adulto más propiamente característico.
  • Cerro Santa Lucía, especialmente por el lado de la entrada Norte. Son ejemplares adultos de gran belleza y algunos están señalados con carteles en el jardín botánico principal. El ejemplar más elegante, probablemente sea el que se encuentra en el camino central al lado del árbol llamado palo borracho. Aunque hoy quedan sólo algunas, originalmente eran parte de un palmar de veinte ejemplares que había en este sector llamado Camino al Restaurante, y que se creó con palmas que Vicuña Mackenna hizo traer desde Cocalán, hacia 1874. transplantadas en una pomposa ceremonia. "Es de esperarse que cuando esos árboles majestuosos adquieran un mediano desarrollo, serán ése el atractivo más poderoso del paseo, especialmente para los extranjeros", escribiría Vicuña Mackenna, dos años más tarde. No está del todo claro por qué desaparecieron tantas de estas palmas desde el aludido sector del cerro.
  • Parque Metropolitano del Cerro San Cristóbal, en el Jardín Mapulemu y otros casos transplantadas en tiempos más bien recientes. Quizás deslucen por el entorno de árboles más espesos y abundantes, pero hay algunos ejemplares de gran belleza y antigüedad.
  • Parque Forestal, por el sector de los museos.
  • Barrio Mapocho, jardines del edificio de la Policía de Investigaciones de Chile (ex Instituto de Higiene).
  • Parque los Reyes, dispersas cerca de la Estación Mapocho, por el sector de los silos y del skatepark construido hace pocos años.
  • Plaza Balmaceda, con dos ejemplares en la conjunción de las calles Balmaceda, Carrascal y Maipú cerca del barrio Yungay.
  • Interior del Santuario Padre Hurtado en el Hogar de Cristo, patio trasero sector del Museo, con cerca de 10 ejemplares.
  • Ex Avenida Norte-Sur Jorge Alessandri Rodríguez, actual Autopista Central, en algunos de los tramos de los bandejones cercanos al Centro de Justicia y al Parque O'Higgins. Se trata de ejemplares jóvenes, aunque fueron plantadas allí en 1981. Dado su lento crecimiento, lucen aún pequeñas.
  • Parque O'Higgins, ex Parque Cousiño, en los alrededores del "pueblito". Hay algunos ejemplares en la plaza de Blanco Encalada frente al acceso Norte del Parque. Como en el caso del Parque Metropolitano, quizás deslucen un poco por el espesor y la variedad del entorno verde, pero su presencia de todos modos es interesante en el paisaje.
  • Avenida Brasil, entre Alameda y Compañía. De gran belleza, fueron transplantadas en el bandejón central de la avenida en dos etapas, aproximadamente en los años 1919 y 1934. Es una de las buenas y más interesantes concentraciones de palmas de este tipo en la ciudad, además de encontrarse en uno de los sectores tradicionales e históricos, como es Barrio Brasil.
  • Cementerio General de Recoleta, dispersas por algunas cuadras del camposanto. Carlos Lavín comenta en su trabajo "La Chimba" (Editorial Zig-Zag, 1947), que las más bellas palmas del conjunto estaban entonces hacia la actual entrada frente a Avenida La Paz, "decorando en primer término el telón de fondo que presentan la capilla, los prados de exóticos arbustos y las filas de añosos y adustos cipreses".
  • Jardines de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, en Independencia.
  • Parque de la Quinta Normal, por la proximidad del Museo de Historia Natural y la laguna a pesar de que, paradójicamente, las que están colocadas exactamente frente al museo corresponden a ejemplares exóticos de palmáceas.
  • Acceso de la Ciudad Deportiva de Iván Zamorano en Las Condes, al final de la Avenida Bilbao. Debe tratarse de una de las mayores concentraciones de palmas chilenas que pueden verse en áreas urbanizadas de la ciudad.
  • Jardines y estacionamientos del Mall Plaza Tobalaba en Avenida Camilo Henríquez, en la comuna de Puente Alto.
Bellas y altas palmas chilenas en el Parque Metropolitano del Cerro San Cristóbal (fuente imagen: laspalmeras.cl).
Palmas en edificios educacionales: a la izquierda, antigua palma chilena en los jardines del Liceo Manuel Barros Borgoño, en avanida San Diego, por el alguna vez denominado Barrio Matadero de la capital; a la derecha, palma de los jardines del Liceo 7 de Niñas de Providencia.
Palma chilena del Parque Forestal, frente al Palacio de Museo de Bellas Artes.
Y por el Museo de Arte Contemporáneo, en I. Valdés Vergara con Miraflores.
Otro ejemplar en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, por las instalaciones que dan hacia el lado del Parque San Borja.  Ésta era famosa por ser residencia de ratas escaladoras.
Palma chilena en los jardines del Palacio Cousiño.
Esta debe ser la palma chilena más extraña en todo el país, ubicada en la plaza frente a la entrada Norte del Parque O'Higgins, en Blanco Encalada, en la Plaza Ercilla. Al parecer, la palma se derrumbó pero sobrevivió y siguió creciendo con el tronco torcido, como se aprecia.
Palmas chilenas de la Plaza de Armas. Al fondo, la Catedral de Santiago.
Palmas del sector Norte-Oriente de la Plaza de Armas.
Palmas del bandejón de Alameda, cerca de Plaza Baquedano.
Palma al final de Avenida Providencia, en Tobalaba.
Palma en el empalme de av. Bilbao con Latadía.
Frente al acceso norte del Parque O'Higgins (Plaza Ercilla).
Palmas del Barrio Mapocho: a la izquierda, situada en los jardines de la Dirección de la Policía de Investigaciones, en Independencia a la entrada del ex barrio de La Chimba; a la derecha, palma de la Avenida Balmaceda frente al Parque Los Reyes, junto a los edificios de Aguas Andinas (antes patios de la desaparecida Cárcel Pública).
Existen ejemplares de la palma, también, en otros lugares fuera del rango central de la capital, como la Ciudad Empresarial de Huechuraba, el Palacio Riesco, la Viña Cousiño Macul, el Club Palestino, el Liceo 7 de Niñas de Providencia, la Plaza Ñuñoa, el Parque Juan XXIII en Ñuñoa, el patio y el jardín de la Casa de la Cultura de Ñuñoa, el Parque Canal San Carlos de Tobalaba, el Hospital Sótero del Río en Puente Alto, además de varias otras palmas dispersas por plazas y esquinas de la ciudad. Lamentablemente, sin embargo, los expertos y amantes de la palma advierten un desequilibrio generacional: un visible freno en el entusiasmo por colocar palmas chilenas en los trazados urbanísticos, los que, en general, priorizan criterios de decoración con palmas extranjeras y menos elegantes que la chilena, como ha sucedido en algunos sectores de Avenida Kennedy, las Condes y Tabancura. Como dato curioso, además, cabe señalar que en un parque botánico de palmeras de calle Bolognesi en la ciudad peruana de Tacna, existen unos ejemplares de palma chilena pero rotulados impropiamente como "palma botella", no sabemos si por alguna equivocación o bien por algún resquemor patriota.
Para poder protegerla de esta depredación y de esta ignominia con relación a su valor como símbolo, fue emitido el Decreto Ley Nº 701 del 14 de octubre de 1974, que regula su tala y explotación dejando las autorizaciones y fiscalizaciones en manos de la Corporación Nacional Forestal (CONAF). Sin embargo, no se la ha declarado Monumento Nacional, como sí ocurrió, en cambio, con la Araucaria araucana y el Alerce.
Frente a estas injusticias y a la persistencia de una apatía injustificada contra ellas, en 1997 se creó la Fundación para la Recuperación de la Palma chilena por los propietarios de la Reserva Ecológica Oasis de La Campana, de Ocoa, agrupando hasta hoy a los admiradores de esta planta. El 6 de marzo del año siguiente, se le concedió la personalidad jurídica a la agrupación.
La falta de estímulo y de conocimiento es, para nuestro gusto, la razón del descenso entre la cantidad de palmas que se han colocado en la ciudad. Muchos alcaldes, además, insisten en seguir forestando plazas o bandejones con palmas como la palmera canaria (Phoenix canariensis) o la palmera abanico (Trachycarpus fortunei), entre otras. El asunto de la economía es siempre la excusa, en estos casos.
El fomento de la palma chilena, tanto por sus bellezas, propiedades y valor simbólico, se hace necesario en una urbe donde el verdor orgánico compite permanentemente con la esterilidad del concreto. Recomendamos indagar en trabajos publicados por el Doctor Juan Grau sobre las palmas en Chile, para aprender más sobre ellas y coincidir con nosotros en la vitalidad esencial de su presencia en la ciudad.
Palmas Chilenas en el parque de la Quinta Normal.
Palmas de la Plaza de Armas.
Ejemplares del Cementerio General.
Palmas chilenas en el Cerro Santa Lucía.
En los jardines y patios de la Casa de la Cultura de Ñuñoa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

en la municipalidad de pudahuel hay 16 ejemplares adultos de jubaea chilensis, incluido un mounstro de 1,55 mt de diametro de estípite.
en la entrada de la municipalidad.

Criss dijo...

Gracias... Qué buen dato. Pasé algunas veces por ahí y nunca me fijé. Le agradezco la info.

Anónimo dijo...

Vengo navegando online más de 3 horas hoy y no había encontrado ningún artículo interesante como el tuyo.
En mi opinión , si todos los propietarios de webs
y blogueros escribieran un buen contenido como éste, la red sería mucho
más útil.
Excepcionalmente bien escrito!

Here is my web site - inseminacion artificial

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook