lunes, 23 de febrero de 2009

UN PICNIC EN PLENO PASEO AHUMADA

Antigua caja de té en bolsitas "Fix" (o más exactamente "TeeFix"), en el museo de la Salitrera Humberstone, en Tarapacá. Corresponde a la misma marca de té en bolsitas que se ofrecía como novedad en el "Picnic".
Coordenadas: 33°26'28.43"S 70°39'3.80"W
Hacia fines de los años cincuentas o principios de los sesentas, existió en plena segunda cuadra del paseo Ahumada cuando aún era una calle vehicular, por ahí por el número 170, en la entrada de Bombero Ossa y sobre los primeros subterráneos de los juegos "Diana" (los famosos "bajos" del Cine York) un prestigioso restaurante, pastelería y salón de té llamado "Picnic", que llegó a gozar de gran clientela por la calidad de sus onces y su pastelería.

Era un recinto familiar, pero de especial atractivo para los niños. La costumbre era pasar después de una visita a los cines que había en la proximidad de este sector, como el York, el Nilo o el Mayo, o a los establecimientos cuyos accesos se encontraban también en la misma bajada hacia los juegos "Diana" (posteriormente mudados a la cuadra de enfrente).
Se recuerda que la calidad de su repostería, de sus confites y de sus "onces completas" era insuperable, dándole al local la fama de ser uno de los mejores del país entre sus comensales, superando a muchos otros salones de te que hoy resultan más históricos y recordados. A pesar de ello, la memoria urbana no le ha dedicado muchos guiños al recuerdo de este lugar, tal vez porque su duración fue menor que la de otros célebres cafés como el "Santos" o el "Paula".
Sector donde se encontraba el salón de té, en pasaje Bombero Ossa.
Vista de la calle corta Bombero Ossa, desde el Paseo Ahumada.
Quizás las impresiones de la calidad puedan ser demasiados subjetivas como para darle un lugar titular a este salón dentro de la historia santiaguina, pero hay un hecho concreto que no deja de ser menor para quienes le conocieron: por sobre todo, el gran atractivo del salón "Picnic" fue la novedad de las bolsitas de te en la sociedad capitalina, particularmente de marca "Tee Fix".
En los años cincuenta, todavía era toda una cosa novedosa el té en bolistas, que no se encontraba totalmente disponible aún en el mercado corriente, pese a la enorme influencia que habían tenido inmigrantes ingleses en la instalación de esta costumbre ahora nuestra, de tomar té en horas de la tarde. Aunque el producto había sido patentado por Sir Thomas Lipton a fines del siglo XIX, tardó en llegar a Chile. En el Norte de Chile, por ejemplo, las bolsitas de té sí eran conocidas en los pueblos salitreros, pero poco en Santiago.
De esta manera, el "Picnic" habría sido uno de los primeros en ofrecer comercialmente esta modalidad de té en taza, en aquellos años, lo que le hizo interesante al público de entonces.
Lamentablemente, el "Picnic" no fue ajeno a la caída de los salones de té de Santiago, víctimas de los cambios de hábitos de los consumidores y de las cuestiones económicas. Su camping fue bajado y reemplazado por una zapatería llamada "Lennox", que procedió a ocupar sus ex dependencias por varios años.
Aspecto actual de Ahumada con Bombero Ossa. Se observa el ex acceso a las galerías comerciales del subterráneo, hoy totalmente remodeladas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook