miércoles, 7 de enero de 2009

BARRIO SAN CAMILO: LA SANTA Y PERVERSA CALLE FRAY CAMILO HENRÍQUEZ (PARTE II)

Otro hermoso cité del barrio, en Carmilo Henríquez 682, por el costado oriente.

Coordenadas: 33°26'33.78"S 70°38'11.20"W (inicio) 33°27'21.04"S 70°37'55.88"W (final)

(Continuación de la entrada anterior)

Pero de “santa”, la calle ya tenía poco. Con el desplazamiento de las familias más pudientes hacia otros puntos de la metrópoli, San Camilo se había ido convirtiendo en un barrio popular oscuro, ofertando placeres nocturnos que eran frecuentados por los sectores de clases bajas y trabajadores. Proliferaron los prostíbulos y sus bellas casonas y cités comenzaron a transformarse en rincones de amor furtivo, especialmente en el sector ubicado entre Argomedo y Santa Isabel.

La calidad de vida del vecindario, por consiguiente, tendió a decaer a pesar de la ubicación privilegiada del sector. Pese a todo, había algo de pintoresco en esta historia: Muchas de esas viejas casas que todavía quedan en pie, sobreviviendo a la picota y al martillo, fueron centros románticos de grandes pasiones pecaminosas y de poncheras lujuriosas, donde bullían los encantos de las niñas felices. En un interesante reportaje de la Revista Ya, de “El Mercurio”, publicado el martes 13 de marzo de 2001 bajo el título “San Camilo: historias a la luz del día”, una residente llamada Cecilia Cifuentes, que a la sazón llevaba sus 56 años de vida en esta calle, recordaba sobre su infancia, durante la época de apogeo de los prostíbulos en el barrio:

“Yo vivía a pocas cuadras y cuando uno pasaba esas mujeres la saludaban con mucho respeto; claro que yo no salía mucho. Mis hermanos tenían más libertad y algunos vecinos a veces iban a bailar a esos lugares…".

Otro entrevistado eras el marido de doña Cecilia, don Antonio Vásquez, que llevaba sus 59 años viviendo también allí. Recuerda parte de este aspecto pintoresco y bohemio que tenían los prostíbulos de San Camilo, ciertamente mucho más inofensivos que la posterior cara que se le vería al barrio:

"Esta calle estaba marcada por los prostíbulos, pero a pesar de eso esa gente practicaba su oficio de alguna manera digna. El impacto de verlos en la vía pública no existía. Había un sector normal por así decir que no veía esos inconvenientes. No ocurría la exhibición descarada de estos tíos vestidos de mujer. Había una bohemia de periodistas, intelectuales, profesionales que venían no sólo por el tema sexual, sino buscando el relax y por ver un salón exquisitamente decorado, con muy buen gusto".

“…El resto era un barrio como cualquier otro y los que vivíamos acá circulábamos con absoluta libertad. Teníamos actividades deportivas y eso congregaba a todos, incluidos los niños de los prostíbulos. Algunas mujeres decidían cambiar de vida y se ofrecían para hacer labores domésticas y las contrataban en las calles cercanas. Esas mujeres tenían una conducta muy respetuosa, no eran exhibicionistas. Hoy este barrio es mucho más decadente que antes. Es impactante el tema de la droga, hace tres años pululan estos enfermos, ahí hay gente de buenas familias, gente con hijos".

El empobrecimiento del barrio y de la clientela, entonces, empezaba a hacer mella en San Camilo. Los burdeles desaparecían o eran demolidos, pues la falta de mantención era tal que quedaron irrecuperables, constituyendo también verdaderos focos de insalubridad. Muchas mujeres pobres quedaron sin sustento, a consecuencia de esto. La misma entrevistada informa cómo un solidario grupo de vecinos intentó rescatar de la marginalidad a muchos niños del sector, hijos de las prostitutas o delincuentes, dándoles escolaridad y alimentación con ayuda de boy scouts y comunidades religiosas de las iglesias cercanas:

"Desgraciadamente son contados los que se salvaron. Un hijo de una prostituta quedó abandonado cuando ella murió. Tendría unos seis años cuando quedó solo y comenzó a vagar por el barrio acompañado de su perro, el Colo Colo. Por acá le daban comida, en un local le regalaban dulces y pasteles, en la carnicería le freían unos bistecs y él se sentaba en la cuneta con su perro y comían los dos. Un día le atropellaron al perro y murió. Esta criatura se sentó en la cuneta, abrazando al animal y no quería nada de nada, porque el Colo Colo era su familia. Mi marido conversó con él y le preguntó si le gustaría ir a un lugar donde estuviera protegido y pudiera crecer, formarse mejor. El niño estaba desesperado y aceptó irse a un hogar de Carabineros, donde lo recibieron muy bien”.

“Esa criatura no tenía ni papeles. Años después vino un carabinero joven aquí a la casa”.

“Cuando le abrí la puerta me dijo ¿se acuerda de mí? Soy el Colo Colo".

Pero la decadencia continuó acosando a San Camilo. La calle comenzó a ser escenario de ferias libres tres veces a la semana, por lo que pasaba sucia y maloliente. Era posible encontrar de todas las clases de desperdicios imaginables: orgánicos, industriales, áridos, metales, escombros, chatarra, etc.

Aunque es antigua la particularidad de la "oferta sexual" que caracterizaría al barrio San Camilo, fue hacia inicios de los años ochenta y a pesar de recuperar gran parte de su ornato, que empenzó a aglutinar la señalada actividad de prostitución homosexual como la principal allí ofrecida, pues antes era territorio también de prostitutas mujeres. Al parecer, esto sucedió por influencia de un clásico prostíbulo de transexuales del sector, que según algunos testimonios se encontraba por aquí. También hubo una emigración de la remolienda homosexual hacia este barrio, tras la desaparición de muchas casitas que estaban más abajo, por el lado de 10 de Julio. Conforme seguían desapareciendo las viejas y tradicionales casas de remolienda y muchas de sus casonas en peor estado seguían siendo demolidas, los travestis se tomaban paulatinamente este barrio, hasta el punto de convertirlo en su principal núcleo de oferta sexual en Santiago, durante aquellos años en que mis amigos mencionados iban a humillarlos o a perturbarlos motivados por su crueldad juvenil.

No los justifico, pero tampoco los culpo del todo, sin embargo: los homosexuales que llegaban al barrio no eran residentes y me consta, de hecho, que tenían bajo amenaza constante a varios de los vecinos. Solían protagonizar violentas riñas y bebían sin moderaciones, volviéndose agresivos con quienes vivían en el sector, seguramente por refuerzos narcóticos, mostrándose especialmente hostiles contra las mujeres jóvenes o los hombres que no accedían a sus invitaciones supuestamente "seductoras". También defecaban en la calle sin ningún pudor y, en su afán de atraer clientes, solían pasearse desnudos por el barrio, generalmente borrachos como cuba.

Con la degeneración frenética y desbordada, llegaron las drogas y la delincuencia. La esquina de San Camilo con Argomedo se convirtió en una de las más famosas en la venta de narcóticos y muchos actos criminales contra vecinos o transeúntes inocentes comenzaron a ser denunciados con cada vez más frecuencia.

La noche estaba fuera de control. La salubridad era un tema desconocido: muchos de esos travestis fallecieron de SIDA en tiempos en que ofrecían sus servicios sin ninguna prevención contra contagios. En las cuadras junto a 10 de Julio, a puras penas podía transitarse entre tanto borracho y drogadicto desplomado. Y, para poder mantener este telón de impunidad nocturna, travestis y narcotraficantes se encargaban de destruir el alumbrado público, amenazando y atacando a los residentes que solicitaran repararlo o mejorarlo. Los propios drogadictos y mendigos actuaban como sicarios. Grupos defensores de la homosexualidad, ignorantes de lo que en realidad ocurría o, acaso, cómplices de todo esto, sacaron sus garras intentando acusar a los vecinos de homofobia y otros anatemas sensacionalistas que exculparan a los travestis de la verdadera mafia en que habían sumido al sector.

Más ruinas donde quedan desnudados los antiguos adobes de las construcciones.

Esquina nororiente, cruce con 10 de Julio Huamachuco. Detalle de la fecha de construcción en la corona de la fachada: 1924.

Fachadas de ladrillos, en la esquina siguiente a 10 de Julio Huamachuco, hacia el Sur.

Un cité con aspecto de conventillo primitivo, en el mismo sector.

Pasaje residencial Buenos Aires, conservando su aspecto original de cité.

Esquina Suroriente, cruce con Porvenir.

Jardín exterior, casi llegando a Avenida Matta.

Era común que los prostíbulos tuvieran un gato. Este, sin embargo, parece tener mejor reputación.

Vista de la calle, hacia el Norte, desde su origen en Avenida Matta.

En octubre de 2000, durante la alcaldía de Jaime Ravinet de la Fuente y luego de haberse cumplido 175 años desde el nacimiento de Camilo Henríquez, la Municipalidad de Santiago le cambió formalmente el nombre a la calle San Camilo, que cumplía ya 56 años en uso, recuperando el original de Fray Camilo Henríquez. Esto se hizo previa consulta a los vecinos, en septiembre del año anterior.

A pesar de esto, ha perdurado la tendencia a seguir llamando San Camilo al barrio y a la calle. La verdad es que, en el clima de inseguridad y miedo que reinaba en la calle, la medida casi cosmética del cambio de nombre que pretendía cambiar la imagen del barrio, pasó prácticamente inadvertida por el público.

Sin poder negarse a las denuncias, el siguiente Alcalde, Joaquín Lavín, decidió poner manos a la obra contra la delincuencia en coordinación con las demás autoridades y organismos de seguridad pública. Hacia principios de 2001, se cerraron varios de los últimos prostíbulos que sobrevivían, y en marzo siguiente hizo instalar en una de las esquinas estratégicas de la calle un Centro de Seguridad e Información, más conocido como la Caseta Roja, además de intensificar la vigilancia del barrio, ya que las clausuras dejaron a más prostitutas y travestis ofreciendo sus servicios sexuales en la calle. Esto fue un impacto notable en el lugar.

Actualmente, el comercio homosexual ha descendido bastante, alojándose principalmente en el sector de Diagonal Paraguay o desplazándose hacia las avenidas Vicuña Mackenna y Portugal. Sin embargo, persiste el problema social que representa esta clase de oferta, generando una dura controversia sobre la conveniencia o perjuicio de crear un “barrio rojo” dentro de la capital, que desligue por fin a barrios como el de San Camilo del estigma que ha arrastrado hasta nuestros días y que aún se mantiene en su larga e histórica calle de casonas típicamente santiaguinas.

2 comentarios:

  1. (deberia estar entre los dos anteriores) De los dueños de prostíbulos mencionados por ANONIMO, La “Pelá Jorge” una buena persona, murió baleado por un “guapo”, por tantos años transcurridos no vale la pena nombrar, al que no quiso atende. El chico Lucho sinónimo de maldad increíble, denigrante homosexual, no mas de un metro cincuenta de estatura de pavorosa voz de pito, A sus asiladas las mantenía drogadas, maltrataba sin consideración, si no las azotaba fuerte con una fusta lo hacia con una piola de acero, no las dejaba salir a la calle por temor a que no regresaran, o por faltas menores encerradas en cuartuchos asquerosos. Mantenía un séquito de 10 secuaces cafiches que DIA Y NOCHE le prestaban protección y bien informado de lo que pasaba en su entorno. Falso que muriera ese día, desaparecería meses después por andar contando a quién lo quisiera escuchar que podía seguir atendiendo antes de las horas del toque de queda por que su amante era un teniente de Ejercito del cercano regimiento ubicado en Santa Rosa con Coquimbo. Mas aún, se mantuvo enclaustrado por largo tiempo en una propiedad que había comprado meses antes en Emiliano Figueroa esquina norponiente con Copiapó para instalar otro prostíbulo, le fue imposible por la oposición y contactos de las dos únicas poderosas madame de la cuadra en ese tiempo. Muchos años después me contarían gente de fiar, no me consta, que había aparecido por Vivaceta reclamando propiedad del que había sido el prostíbulo “Las Palmeras”. Sobre este canalla y patético individuo rechazado por los mismo gay y colegas, de increíble maldad, hay mucho que contar.

    ResponderEliminar
  2. ¿Oye porque los burdeles tenian gatos siempre? ¿Cual era la idea de tener gatos? siempre he querido saberlo. A ver si me puedes responder. Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (72) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (8) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (30) Arica (41) Armas (23) Arqueologia (76) Arquitectura en hierro (22) Art Deco (34) Art Nouveau (18) Arte (179) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (146) Barroco (53) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (9) Bohemia (162) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (37) Buenos Aires (4) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (14) Calama (2) Caldera (8) California (1) Calles (79) Campo (109) Candilejas (53) Carreteras (55) Cartagena (3) Casonas (99) Cauquenes (1) Cementerios (60) Cerros y montañas (40) Chañaral (1) Chile (1042) Chillan (5) Chiloe (13) Choapa (7) Ciencia (71) Cine (11) Cinema-Teatros (39) Circo (16) Cites-Conventillos (17) Cocina (58) Cocteleria (56) Colchagua (2) Colombia (1) Coloniaje (148) Comercio (188) Comics (30) Compañias (90) Concepcion (8) Conmemoracion (127) Copiapo (30) Coquimbo (21) Criminologia (28) Croatas (6) Cur (1) Curico (1) Curiosidades (240) Delincuencia (62) Deporte (42) Desierto de Atacama (53) Diplomacia (23) Diseño (92) Edad Media (19) Edificios historicos (174) Edificios populares (66) Educacion (72) Egipto (2) El Loa (1) El Maipo (2) El Maule (12) El Tamarugal (24) En prensa/medios (42) Errores (109) Esoterismo/Pagano (74) España (18) Estatuas-Monumentos (122) Etimologia-Toponimia (154) Eventos (47) Exposiciones-Museos (64) Fe popular (142) Flora y fauna (112) Folklore-Tradicion (212) Fontanas (39) Fotografia (24) Franceses (89) Francia (9) Frutillar (2) Gargolas-Grutescos (19) Georgiano y victoriano (25) Germanos (32) Gotico (18) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (11) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (77) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (38) Hechos historicos (127) Heraldica (29) Heroes (83) Hispanidad (117) Holanda (1) Hoteles (32) Huasco (3) Huasos (60) Humor (62) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (103) II Guerra Mundial (6) Imperio Romano (21) Independencia de America (46) Indigenas (101) Industria (74) Instituciones (167) Iquique (74) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (35) Italicos (43) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (42) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (9) Linares (2) Literatura (121) Llanquihue (1) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (213) Madrid (1) Magallanes (35) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (93) Mineria (50) Misterios (109) Mitologia (158) Mitos urbanos (121) Modernismo-racionalismo (15) Mujeres (77) Musica (68) Navegacion (45) Negros (12) Neoclasico (151) Neocolonial (22) Neorrenacentismo (1) Niños (99) Numismatica (16) Ñuble (5) Obeliscos (16) Orientalismo (12) Ornamentacion (107) Osorno (1) Ovalle (5) Palacios (24) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (120) Peñaflor (1) Periodistas (29) Personajes culturales (160) Personajes ficticios (52) Personajes historicos (181) Personajes populares (172) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Philadelphia (1) Pisagua (1) Playas (33) Plazas y parques (164) Polacos (1) Politica (59) Productos tipicos (81) Publicidad (58) Puentes (35) Puerto Montt (6) Punta Arenas (9) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (53) Rancagua (3) Ranco (1) Reliquias (154) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (44) Rio Tevere (3) Roma (33) Rotos (94) Rusia (1) San Antonio (5) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (50) Santiago (663) Semblanzas (136) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (75) Sociedad (145) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (95) Tecnologia (82) Terrores y fantasmas (94) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (199) Transportes/Estaciones (80) Tucuman (1) Tudor (28) UK (8) Uruguay (1) USA (20) Valdivia (4) Valle de Azapa (10) Valle de Elqui (15) Valparaiso (32) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (3) Websites recomendados (10)