viernes, 29 de agosto de 2008

DOS CARTAS SOBRE LOS ADOQUINES DE LA CIUDAD

Adoquines de la Alameda de las Delicias, frente a la Iglesia de San Francisco, hacia 1890.
La siguiente carta fue publicada en el diario "El Mercurio" del miércoles 27 de agosto de 2008, con el título "Respeto a los adoquines":
Señor Director:
Parece ser que nadie ha reparado que los adoquines que realzan por su belleza algunas calles y avenidas de Santiago y otras regiones son verdaderos monumentos. En efecto, bajo el asfalto que en mala forma ha pretendido servirnos, yacen los adoquines, mudos testigos de más de un siglo. Se dice que bajo los adoquines está la historia.
En el gobierno de don Federico Errázuriz Zañartu (1871-1876) se iniciaron las obras, y por iniciativa del gran urbanista e intendente de Santiago de entonces, don Benjamín Vicuña Mackenna, se comienza a pavimentar con adoquines.

MONSEÑOR JOSÉ FAGNANO: UN PEQUEÑO PASAJE CON EL NOMBRE DE UN GRAN MISIONERO

Coordenadas: 33°27'3.51"S 70°38'34.99"W
Situado en calle San Isidro hacia la atura del número 500, en la cuadra ubicada entre Eyzaguirre y Santa Isabel, el pasaje Monseñor José Fagnano alude al nombre del religioso italiano que fundara en la Isla Dawson la Misión de San Rafael, misma que intentó desesperadamente y en vano salvar dar refugio a los últimos sobrevivientes de las etnias alacalufes y onas o selknams, que alguna vez dominaron los canales y llanuras de la Tierra del Fuego, respectivamente.
El pasaje nació con la urbanización de la antigua propiedad del Patrocinio de San José, complejo educacional que ocupaba toda la manzana cuadrada entre Santa Rosa y San Isidro, cercana a la Parroquia de San Isidro Labrador y cuando el tramo de calle Santa Isabel era llamado Santa Cruz, desde el cruce con Carmen hacia el Poniente. Este Colegio había sido fundado por Blas Cañas en 1873, por autorización de Miguel Rúa, sucesor del famoso sacerdote Giovanni Melchiorre Bosco, más conocido como Don Bosco.

jueves, 28 de agosto de 2008

EL ESCALOFRIANTE CRIMEN DE LAS “CAJITAS DE AGUA”

La pierna del descuartizado, en fotografía de archivos periodísticos (Revista "Vea", 1973)
Coordenadas: 33°26'11.53"S 70°38'4.99"W (ubicación aprox. sector cajitas de agua) 33°26'57.18"S 70°38'41.72"W (sector donde estaba el cité con la casa del asesinado)
En junio de 1923, Santiago de Chile era muy distinto a lo que es hoy. Su esplendor arquitectónico se reducía a los remanentes que había dejado la explotación salitrera y algunos de los edificios que hoy le dan su aspecto característico en el centro de la capital, recién comenzaban a ser levantados. El régimen parlamentario y el Estado convertido en la menos decorosa servidumbre de la aristocracia, estaban en decadencia y cerca de llegar a su fin. Con sólo medio millón de habitantes, la ciudad conocía muy poco de industrialización y los problemas sociales generados por la migración del elemento campesino hacia la urbe se notaban: miseria, marginalidad, analfabetismo, incultura.
El día miércoles 6 de ese mes otoñal, a las 16:00 horas, la Segunda Comisaría de la Policía Fiscal dio aviso urgente a la Sección de Seguridad, futura Policía de Investigaciones, sobre un siniestro hallazgo realizado por el trabajador Ismael Gatica Labbé en las llamadas “cajitas de agua” del río Mapocho, a la altura de la actual Plaza Baquedano, por entonces Plaza Italia.

miércoles, 27 de agosto de 2008

LA PRIMERA BASÍLICA DEL MUNDO CONSAGRADA AL CORAZÓN DE MARÍA

Imagen desde el otro ángulo, tomada en los años veintes.
Coordenadas: 33°27'19.48"S 70°39'3.86"W
En la muy discontinua calle Zenteno, particularmente en el tramo que hay entre las calles 10 de Julio Huamachuco y Copiapó (en la esquina con esta última), se encuentra la esplendorosa Basílica del Corazón de María, que levanta sus dos torres campanarios por encima de la altura de la mayoría de los viejos edificios de este sector de la ciudad, aledaño al Barrio San Diego y al Barrio Nataniel Cox, y a pocas cuadras del Barrio Matadero de Avenida Matta.
La bella construcción, de tres imponentes naves, está relacionada desde su origen a los sacerdotes claretianos, es decir, a los miembros de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, que nacen en el Seminario de Vic en 1849 alrededor de un pequeño grupo liderado por el Padre Antonio María Claret, futuro Santo.

lunes, 25 de agosto de 2008

LA MEMORIA FINAL DEL "CAFÉ PAULA"

Histórico letrero del desaparecido Café Paula (San Antonio con Agustinas)
Coordenadas: 33°26'24.95"S 70°38'53.58"W
El siguiente texto fue publicado por el diario "La Tercera" del 10 de septiembre de 2001, titulado "Café Paula, con 55 años en el mercado". Irónicamente y a pesar de su optimismo, aparece sólo un par de años antes del cierre final del "Café Paula".
Desde 1946 este salón de té se hizo espacio en el centro de Santiago. Ya son varias las generaciones que han llegado hasta allá para disfrutar de los clásicos ave palta, las tortas de merengue y los helados caseros. "Las personas que han querido hacer negocios con nosotros nos consideran los más fuertes de Plaza Italia para abajo". CRISTIAN CÁCERES, GERENTE GENERAL DEL CAFÉ PAULA.
El tradicional sándwich de ave palta; las clásicas tortas de selva negra y merengue; los strudell; los helados artesanales y los café helados no se encuentran en otro lugar más que en pleno centro de Santiago. Con sólo cinco locales distribuidos en un cuadrante muy pequeño dan vida a uno de los más antiguos café: El Paula.

LA ILUSIÓN COLONIAL DE LA ANTÁRTICA: ¿UN PUENTE POLAR ENTRE AMÉRICA Y OCEANÍA?

Escrita por el jurista y cronista español Juan de Solórzano Pereira (1575-1655), la obra “Política Indiana”, junto con aportar uno de los párrafos coloniales más explícitos a los derechos antárticos que por entonces se adjudicaban a la Capitanía de Chile, hace una extraña pero entonces comprensible relación sobre un supuesto puente continental que la Antártica habría constituido entre el Sur de América y de Oceanía, casi restaurando la geografía de los tiempos del megacontinente de Gondwana.
Escribe el autor hacia 1647, en su citada obra:
"Por el Polo Antártico o del Sur, no se sabe hasta dónde corre la tierra que llaman de Patagones, y Estrecho de Magallanes; pero tiénese por cierto que, por frías que sean estas regiones, se han de hallar pobladas y continuadas como las que caen en el otro debajo de la frígida zona. Y por aquí dicen Henrico Martínez, Ortelio y otros, que se junta con la Nueva Guinea e islas Salomón, fronterizas del Perú y reino de Chile".

domingo, 24 de agosto de 2008

“DONDE GOLPEA EL MONITO”, LA CASA NACIONAL DEL SOMBRERO

Imagen de la vitrina de la tienda, publicada por Manuel Peña Muñoz en "Chile, memorial de la tierra larga". Fotografía de Alfonso Palacios.
Coordenadas: 33°26'5.65"S 70°39'0.56"W
En dos o tres ocasiones he comprado un sombrero en la tienda “Donde Golpea el Monito”, ubicada en calle 21 de Mayo 707, exactamente donde empieza la calle Rosas, hacia el barrio Mapocho. Al cliente le miden la cabeza y rápidamente los amables vendedores aparecen con un sobrero o gorro a la medida exacta. Esto es casi una garantía.
No sé si esas compras las he hecho porque realmente necesitaba un sombrero o porque quería tener en la cabeza esa mágica etiqueta del conserje símbolo de la tienda, en lo más parecido a un frenesí consumista que haya tenido mi bastante económica (o economista) vida. Mi favorito no sólo es de "Donde Golpea el Monito", sino que lleva también el sello de la célebre fábrica nacional "Girardi".

sábado, 23 de agosto de 2008

HÉCTOR BARRETO Y LAS MEMORIAS DE UN PASAJERO DEL SUEÑO



Héctor Barreto (1917 - 1936).
Coordenadas: 33°27'29.69"S 70°38'46.98"W (lugar de su muerte)
Hace pocos días, hicimos una pequeña semblanza sobre la vida y la muerte del poeta Jaime Rayo. Hoy recibí un mail del joven escritor e historiador Rafael Videla, recordando que este 23 de agosto se cumple el aniversario 72 de la trágica muerte de otro exponente de la prolífica generación literaria del ’38, también prematuramente desaparecido: Héctor Barreto, “El Pasajero del Sueño”, como lo define Miguel Serrano en alusión a uno de sus cuentos, en la “Revista de Libros” (“El Mercurio”, 26 de agosto de 2005).
Héctor Francisco Barreto Ibáñez nació el 10 de febrero de 1917. Desde joven vivió fascinado con la historia y la mitología del mundo clásico, explotando su altísima cultura y su nivel extraordinario de conocimientos sobre literatura e historia, pues leía hasta altas horas de la madrugada y con gran rapidez. Incluso recitaba partes completas de “El Quijote” de Cervantes.

jueves, 21 de agosto de 2008

RECUERDOS SOBRE EL “CLUB SOCIAL” DE CHILECTRA

Algunas revistas institucionales "Chispazos", de las que siempre andaban volando dentro del Club Social de Chilectra, en Mac-Iver con Agustinas.
Coordenadas: 33°26'25.17"S 70°38'48.75"W
El cómodo y espacioso “Club Social”, vinculado al Sindicato de la Compañía Chilena de Electricidad (Chilectra), se ubicó hasta fines de los años ochenta en el 8º piso (9º si contamos el entrepiso) del edificio situado en Agustinas 715, esquina Mac Iver, a escasa distancia del Teatro Municipal.
La gente le llama Edificio Contalent (pese a que su nombre es Comunidad Agustinas) por la publicidad de una casa óptica en su fachada. En su primer piso y subterráneo se encuentran los locales del “Nuria” y el “Palacio Oriental Lung Fung”. Hace pocos años, se sumó al grupo de atractivo también el “Ali Babá”, uno de los más conocidos café con piernas de Santiago, en la ex sede del desaparecido “Barón Rojo”, pionero en este tipo de locales.

miércoles, 20 de agosto de 2008

LA HISTORIA DE LA ALAMEDA DE LAS DELICIAS DE SANTIAGO, HASTA MEDIADOS DEL SIGLO XX

Aspecto primitivo, en los tiempos en que aún era La Cañada.
Coordenadas: 33°26'13.68"S 70°38'7.11"W (inicio) / 33°27'30.42"S 70°42'46.64"W (final actual)
El siguiente texto pertenece al destacado estudioso del folclore y costumbrismo nacional Oreste Plath, y fue publicado en la revista “En Viaje”, edición Nº 183 del mes de enero de 1949, en la sección “Guía Espiritual de Santiago”. A futuro completaremos en otro posteo la historia de la Alameda Bernardo O’Higgins, con la segunda parte del siglo XX y lo que va del XXI, aunque debemos anticipar desde ya, lamentablemente, que este segundo período que Plath no alcanza a abordar, no fue precisamente positivo para ella ni para la ciudad.
La Alameda fue lecho de un brazo del río Mapocho, delineada por un capitán y construida por los muchos prisioneros de Burgos. Su primer nombre fue Cañada. El tiempo transcurrió y por entre tapiales o cercas que fijaban el ancho de esta vía pública, envueltos en nubes de polvo, iban los viajeros montados en mulas, o circulaba la pequeña producción en carretas.
Aquí se levantó la primera casa de Dios y luego se convirtió en cierto sector “de la ciudad de Dios”, por los numerosos templos que se fueron disponiendo en su techo.

lunes, 18 de agosto de 2008

DAVID RODRÍGUEZ PEÑA, EL FOTÓGRAFO DE LA VIEJA BOHEMIA Y DEL CABARET

Hace unas cuantas entradas atrás, subimos un posteo relacionado con la colección del fotógrafo Alfredo Molina La Hitte, que inmortalizara a las principales figuras de la revista chilena en los años cincuenta y sesenta.
Coincidentemente, el sábado recién pasado comenzó a exhibirse en el Centro Cultural Matucana 100 y en el marco del Día Internacional de la Fotografía, parte de la colección de otro gran retratista de vedettes y de artistas de la desaparecida bohemia santiaguina: David Rodríguez Peña. No cabe duda, entonces, de que hay un redescubrimiento de este episodio de la historia nacional por tantos años olvidado y escondido casi como un secreto vergonzoso.
Rodríguez Peña nació en Santiago en 1930. Su padre fue un inmigrante español que formó familia en Chile, pero que murió cuando David era muy niño. Interesado en las comunicaciones, trabajó como locutor de la Radio Universidad de Chile dedicándose después a la fotografía de forma aficionada, pese a que este oficio se convertiría en la pasión de su vida.

LA NUMEROSA Y DISTINGUIDA ESTIRPE DE LOS RATONES SANTIAGUINOS

Ratones en la sección de humor de la revista "Lira Chilena" (1900)
Hace poco tuve una rata viviendo en el techo. La sentía jugando o haciendo acrobacias noctámbulas, precisamente en la hora en que uno quisiera dormir más que cualquier otra cosa. Un día de esos, apareció muerta en el jardín: uno de los perros de la casa la masacró a mordiscos.
Me pregunto hasta qué punto la ciudad le pertenece más a las ratas que a nosotros. En el Centro de Santiago no es difícil verlas paseando por las sombras nocturnas del corazón mismo de la capital, moviendo sus bigotes nerviosamente junto a los desagües de la Plaza de Armas. En una oportunidad, por calle Carmen, vi una rata de tamaño descomunal: al ponerse de pie, en dos patas, pasaba la altura del neumático de un vehículo. Pero era tímida, porque cuando preparé mi cámara para registrar semejante monstruo, escapó despavorida.

“BIERSTUBE”… DAS GUTE BIER!

Coordenadas: 33°26'13.08"S 70°38'15.26"W
Crudos de carne, chucrut, mostaza picante y cerveza, mucha cerveza y variada. Algunos platillos muy exclusivos de Alemania, además. En todas sus mejores variedades y, ¡oh milagro capitalino!, a precios sumamente convenientes. Ideal para los reencuentros nostálgicos onda facebook, como el que viví por allí hace un par de semanas, hasta que la abundante bier comenzó a liquidarme la memoria inmediata.
El “Bierstube” (algo así como Bar Cervecero en alemán) nació como un club de bar y restaurant de amigos alemanes en Chile, el 5 de agosto del año sesenta, siempre alojado en el sector del Parque Forestal aunque pasando por dos sedes. Inicialmente, estaba en Merced en la cuadra del 300, frente a Barrio Lastarria y a pocas cuadras del Teatro La Comedia. El teutónico negocio fue adquirido al año siguiente por Enrique Nugent, de profesión actor, y su esposa Lilo Klestadt, luego que la pareja comprara la totalidad de aquella primera sociedad formada por camaradas alemanes, para hacer su vida bohemia y degustar de la rica carta de cervezas y comidas de su patria natal.

FEDERICO ALBERT TAUPP: UN VIAJERO QUE LLEGÓ A REVOLUCIONAR LA CONSERVACIÓN Y EL NATURALISMO CHILENSIS

Coordenadas: 33°26'30.84"S 70°40'54.37"W
Aunque las colecciones encargadas a instituciones y la conservación científica ya existían desde antaño en Chile, incluso entre particulares y algunas órdenes religiosas, no fue sino hasta el arribo del insigne naturalista francés Claude Gay que la museología, propiamente dicha, se instaló en el país, al fundar el Museo Nacional de Historia Natural en septiembre de 1830, cambiándose después desde dependencias de calle Catedral con Bandera hasta la Quinta Normal de Santiago, en 1876. Y el año 1889, ya en el Gobierno de José Manuel Balmaceda, se inicia la clasificación general de las colecciones de acuerdo a temas científicos concretos (botánica, zoología, arqueología y paleontología). Esto significó ampliar la cantidad de sus funcionarios y establecer un personal de planta estable.
Coincidió, entonces, que llegaba a Chile por ese mismo año un prodigioso naturalista alemán con título de bachiller en Botánica: don Federico Albert Taupp (o Faupp, según la transcripción de este apellido). Venía tras haber obtenido su doctorado en Ciencias Naturales y haber trabajado en el Jardín Botánico de Berlín. El propio Presidente Balmaceda, siempre preocupado del crecimiento cultural y científico de la sociedad chilena, había solicitado a su ministro representante Domingo Gana, ubicar a Albert en Berlín y convencerle de participar en el cuerpo docente del Instituto Pedagógico de Santiago.

domingo, 17 de agosto de 2008

FRESIA: LA MASCOTA QUE TUVO TODA UNA CIUDAD

La elefanta Fresia en 1958, en imagen de lar revista "En Viaje".
Coordenadas: 33°25'48.37"S 70°38'1.86"W (Parque Zoológico de Santiago)
Los que fuimos niños todavía hasta los años ochenta no podríamos dejar de recordar la emoción que causaba Fresia, la elefanta símbolo del Parque Zoológico de Santiago, cuando con su trompa tibia y diestra nos tomaba de las manos con precisión de joyero las zanahorias, pepinos o la porquería que fuera que tentara a la noble gigante, habitante del Cerro San Cristóbal.
Fresia fue una especie de mascota para todo Santiago, y un icono para los niños, durante más de cuatro décadas. Era un elefante asiático o indio, un Elephas maximus en términos científicos. Llegó al Parque Zoológico en el período 1940-1941, traída desde Río de Janeiro, su ciudad natal. Se convirtió casi de inmediato en un símbolo para los niños, aunque nos parece que el parque había tenido una pareja de estos ejemplares, a juzgar de antiguas fotografías de la revista "En Viaje".

sábado, 16 de agosto de 2008

JAIME RAYO: UN EFÍMERO RELÁMPAGO DE LA POESÍA SOMBRÍA

Quizás, si no fuera por las menciones que un puñado de escritores y poetas de las mismas generaciones le han rendido a su colega Jaime Rayo, el nombre de esta extraordinaria pero efímera llama de creatividad de las letras nacionales se habría perdido para siempre, junto a su única obra publicada: “Sombra y Sujeto”, libro de 1939 prácticamente imposible de conseguir hoy en día.
Uno de ellos es Miguel Serrano, el principal sin duda, en su hermosa obra “Ni por mar, ni por tierra” de 1950:
“Hubo también otro poeta, que en la época más oscura fue fiel a sus fantasmas. Se desplazaba con lentitud, era alto y sonreía suavemente; su cuerpo reposaba con languidez”.

viernes, 15 de agosto de 2008

“EL NEGRO BUENO” DE LA ALAMEDA DE LAS DELICIAS

Alameda de las Delicias con Ahumada, hacia el 1900.
Coordenadas: 33°26'37.34"S 70°39'3.49"W (aprox.)
En los tiempos en que aún existía en la Alameda de las Delicias la recordada Pérgola de las Flores, había un salón de té situado casi enfrente de la Casa Central de la Universidad de Chile, hacia el costado Norte de la primera cuadra con Ahumada, y que llegó a ser famoso por la calidad de su pastelería y de sus encuentros. Inaugurado por el año 1940, se llamaba “El Negro Bueno”, y su propietario era Miguel Ramis Clar Mascaró, el mismo dueño del local “La Isleña”.
Ambos establecimientos, junto a otros centros de reunión como “Il Bosco”, enseñorearon por largo tiempo este sector la vereda Norte de la Alameda entre Bandera y Ahumada. Según Oreste Plath, pasaba lleno de día y hasta muy avanzada la noche, ya de amanecida, cuando cerraba sus puertas. Manuel Peña Muñoz lo describe "con hermosos decorados, mesas de hierro con cubierta de mármol y fina pastelería".

LA CAPITAL DE LOS “HOMBRES DE NEGRO”

¿Posibles influencias árabes, acaso? Nótese la curiosa vestimenta de las mujeres chilenas heredada de la época de las "tapadas", retratadas por el reportero gráfico Melton Prior en este dibujo publicado por "The Illustrated London News", el 5 de octubre de 1889. La sobria oscuridad de las ropas chilenas siempre llamó la atención de los visitantes, aunque guardaría cierta semejanza con la de antiguos y conservadores pueblos mediterráneos.
Recuerdo que, cuando trabajaba en una productora de eventos musicales hacia fines de la década pasada, cierto músico de una conocida banda rock metal internacional me hacía notar sorprendido la pulcritud gris y oscura de nuestras vestimentas citadinas, sólo unas horas después de poner pie en Chile y mientras lo conducía a su hotel.
Hoy lo comprendo mejor: para alguien acostumbrado a un público internacional en tonalidades arco iris, Santiago debe parecerle la única ciudad increíblemente sombría, donde hasta los punks se ven en blanco y negro, sin duda.

LOS ALCANCES ANTÁRTICOS DE LA BULA "INTER CAETERA"

El 4 de mayo de 1493, el Papa Alejandro VI concedió los Reyes Católicos de Castilla y León, Isabel y Fernando, por la famosa bula Inter Caetera (menor), derechos exclusivos sobre todas las islas y continentes no poseídos por otros príncipes. Este instrumento tendrá sorprendentes alcances sobre la comprensión del territorio antártico, como pasaremos a ver ahora.
Decía textualmente el documento papal, que el dominio de los soberanos se extendía sobre:
"...todas las islas y tierra firme descubiertas o por descubrir, halladas o por hallar, hacia el occidente y el mediodía, haciendo y estableciendo una línea desde el Polo Ártico, en el septentrión, hasta el Polo Antártico, en el mediodía, que estén tanto en tierra firme como en islas descubiertas o por descubrir hacia la India o hacia cualquier otra parte, la dicha línea diste de cualquiera de las islas que son llamadas vulgarmente de las Azores y Cabo Verde a cien leguas hacia occidente y el mediodía, que no estuviesen actualmente poseídas por otro rey o príncipe cristiano, con anterioridad al día de la Navidad de Nuestro Señor Jesucristo próximo pasado, con el cual comienza el presente año de mil cuatrocientos noventa y tres."

EL “EMPORIO LA ROSA”: EL LUGAR DONDE SE TOMA HELADO DE FLORES

Coordenadas: 33°26'13.04"S 70°38'26.37"W
Una de nuestras mejores características nacionales es la de consumir helados en invierno, incluso en los días de lluvia. Es un distintivo del consumidor chileno que no deja de sorprender a publicistas y mercadotécnicos extranjeros. Ayer hice lo propio, por ahí por el Barrio Lastarria pese a no ser un visitante regular de sus locales, pues su ambiente de intelectualidad cliché ciertamente no es el de un atorrante como el que escribe.
Tuvo algo especial mi última experiencia con el helado de invierno, sin embargo: conocí simultáneamente el local “Emporio La Rosa”, del que tanto me habían hablado, y probé uno de sus helados de sabores más curiosos: crema de rosas (pétalos, supongo).

jueves, 14 de agosto de 2008

“EL ÚLTIMO DE LOS MOHICANOS” VIVÍA EN ALAMEDA CON SAN FRANCISCO

Coordenadas: 33°26'35.97"S 70°38'51.43"W
Quizás haya quienes se pregunten qué hace una extraña figura de cabeza rapada al estilo punk en una maqueta diorama del conocido artista y tallador Rodolfo Gutiérrez, más conocido como Zerreitug, que reproduce un paisaje de la Alameda y la Iglesia del Convento de San Francisco a principios del siglo XX, en una vitrina de la Estación Metro Universidad de Chile, en pleno centro de la capital y a escasa distancia del escenario reconstruido por el talento del autor.
Mi muy observador amigo, Pancho Hardcore, me lo hizo notar hace varios años. No muchos advierten el detalle, sin embargo, y hoy los más jóvenes de entre quienes lo hacen, seguramente caen atrapados en el remolino del misterio.
Si se fijan bien, la figura aparece sentada contra la pared Norte de la iglesia que da hacia la Alameda de las Delicias. Tiene un perfecto corte de pelo al estilo “mohicano”, cortito, como el popularizado por el famoso y perturbado personaje de Robert de Niro en “Taxi Driver”. La verdad es que Zerreitug está jugando a hacer un nudo entre la memoria histórica y la memoria urbana más reciente. Cuando confeccionó este diorama, en 1987, la presencia del personaje allí retratado estaba en su “apogeo” de popularidad.

EL MÍSTICO ORIGEN DEL NOMBRE DE LA CIUDAD: UNA MILAGROSA INTERVENCIÓN DEL APÓSTOL SANTIAGO

Óleo del Apóstol Santiago, de José de Ribera.
El nombre de Santiago, su evocación al Apóstol e indirectamente a la ciudad de Santiago de Compostela, se repite constantemente en la toponimia que los castellanos legaron a los territorios de América: Santiago de Guayaquil, Santiago del Estero, Santiago de Cuba, Santiago de Cali, Santiago de los Caballeros, Santiago de Montevideo, Santiago de Managua, Santiago de Misiones, Santiago de Surco, etc.
Existe un enlace especial entre el Santiago de Chile, otrora Santiago del Nuevo Extremo o de la Nueva Extremadura, que parece profundamente ligado al origen de la figura del Apóstol Santiago y a su intervención especial a favor de los hombres de armas entregados a Cristo, según veremos. Alguna especie de conexión con el mito original ha quedado instalada acá en este tránsito.
El camino iniciático y la tradición jacobea de España parecen tener un origen tan antiguo vinculado al paganismo, que se pierde por completo en la oscuridad retrospectiva del tiempo. Según la tradición cristiana, todo comenzó en el siglo IX, cuando un viajero llamado Pelayo descubrió la tumba del Apóstol Santiago el Mayor en territorio de la Península, motivando una serie de peregrinaciones desde toda Europa por el Camino de Santiago hasta la hoy ciudad de Compostela. El Apóstol había sido decapitado en Cesárea (Jerusalén) antes de llegar a predicar a Iberia. Su cuerpo fue echado en una balsa con dos de sus discípulos y ésta, extrañamente, navegó a la deriva sobrepasando los Pilares de Hércules, hoy Gibraltar, hasta tocar tierra en Galicia, en la desembocadura del río Ulla, un día de agosto.

miércoles, 13 de agosto de 2008

EL SANTIAGO QUE NO DORMÍA: ALFREDO MOLINA LA HITTE Y SU PRECIOSO LEGADO SOBRE LA VIEJA REVISTA NOCTURNA CHILENA

Las vedettes fueron sólo una de las vetas del fotógrafo, que también retrató a los artistas chilenos más famosos de su época, Alejandro Jodorowsky, Matilde Urrutia, Antonio Prieto o Ana González.
“Santiago que no dormía” se llama el libro que reúne la obra del fotógrafo
Fotos de Alfredo Molina La Hitte reviven a vedettes del Bim Bam Bum
La silueta en blanco y negro de una belleza del pasado, donde se roza lo fantástico y la perfección, es lo que se puede apreciar en la recopilación de fotos que lanzó Lom en “Santiago que no dormía”; del fotógrafo y pintor Alfredo Molina La Hitte.

martes, 12 de agosto de 2008

EL DESAPARECIDO ANTRO DE “EL PANAMEÑO”

Coordenadas: 33°27'4.56"S 70°39'11.43"W
Hace poco, integré acá un posteo especial para la calle Nataniel Cox y el distinguido Doctor que le dio su nombre. Esto me ha traído a la memoria algunos recuerdos que ya creía perdidos en el saco mental, particularmente sobre un sitio ya desaparecido de esta calle, que fuera en su tiempo de lo más “flaite” imaginable en el entorno inmediato de la capital. Flaite diríamos ahora, aunque este término peyorativo ya existía -con menos popularidad que hoy- en los años que describiré.
Por el número 600 de Nataniel Cox esquina Mencia de los Nidos, junto al Parque Almagro, existía en los años ochenta y noventa un deslucido local de jolgorio rasca llamado “El Panameño”, apenas reconocible por algunas palmeras y otros tropicalismos mal dibujados en su fachada, junto a la estrecha puerta de acceso. Pese a su opacidad y a su escaso atractivo visual, el sitio era concurrido por comensales muy modestos que, con frecuencia, terminaban los encuentros en ruidosas fiestas de mucha cumbia de radio (cuando había cassette, era con rancheras) y vino tinto.

lunes, 11 de agosto de 2008

LOS MARAVILLOSOS CITÉS CENTENARIOS DE ESTACION CENTRAL

Coordenadas: sector 33°27'5.48"S 70°41'4.71"W hasta 33°27'5.02"S 70°40'56.09"W
En la punta de diamante que se arma en la Alameda Bernardo O’Higgins con la calle Ecuador, cerca de la entrada principal de la Universidad de Santiago y hacia el poniente del frontis de la Estación Central, se encuentra una secuencia de extraordinarios cités que, según investigadores Marcela Pizzi Kirschbaum y María Paz Valenzuela, ambas del Departamento de Historia y Teoría de la Arquitectura de Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, se encontrarían entre los conjuntos de este tipo más antiguos que sobreviven en la capital, remontándose a inicios del siglo XX.
La historia de estos rincones de la ex Alameda de las Delicias es notable, aunque acá sólo intentaré dejar registro de apenas una parte de la misma.

EL ABUELO DE LORD BYRON Y SU DESVENTURA EN CHILE

EL ABUELO DE LORD BYRON.- Los náufragos llegaron a Chiloé después de horribles penalidades. Entre ellos el abuelo de Lord Byron, famoso marino que años más tarde dio una vuelta al mundo y visitó nuevamente al país que le brindó hospitalidad.
El siguiente es un artículo publicado en la obra "Episodios Nacionales", editado bajo dirección de A. Silva Campos (Editorial O’Higgins, Biblioteca de los Anales de Chile, 1941) con las ilustraciones del conocido dibujante y periodista Luis Fernando Rojas, que también reproducimos aquí.
Envuelto en una trágica circunstancia pisó la tierra chilena el abuelo de Lord Byron, el célebre bardo inglés. Venía de la expedición del Comodoro Anson, como guardia marina de la fragata “Wager”, que era una de las naves de la escuadra, y que por temporales se separó de su almirante, extraviándose en los mares del sur, el año 1741.

sábado, 9 de agosto de 2008

LA HISTORIA DEL SANDWICH EN SANTIAGO

"¡¡¡A lo de potito, a los de potito...!!!"
El contundente "Chacarero" (fuente imagen base: gentileza de R. Pérez).
Este excelente texto pertenece de la edición de agosto 2006 de la Revista "La Cav" y que fuera reproducido en internet en el interesante blog "UnoCome" (unocome.blogspot.com), desde donde lo hemos tomado, a pesar de ser una síntesis del reportaje original. Para ver este artículo en su sitio de publicación en el blog, clic aquí. Las imágenes y pies de fotos no corresponden al original. Recordamos, además, que hemos abordado la historia del "completo" (hotdog) y de sus adopción en la cocina popular chilena en otro posteo.
¿Qué no tenemos identidad culinaria? Por favor siéntese en cualquier fuente de soda que se precie de serlo y pida un Chacarero, un Lomo completo, un Barros luco o un Ave pimiento en pan de molde. O mejor, dé una vuelta por cualquier estadio o hipódromo sólo para sentir el inefable aroma del Sándwich de potito o en un carro callejero probar un Az, el último hit santiaguino. Los emparedados son, quizá, el más poderoso icono culinario del siglo XX en el mundo y por acá se adoptaron más que alegremente. Lo mejor, es que el interés por comerlos y crearlos goza de buena salud.

LOS NEONES DE LA CIUDAD

Puente de los Obeliscos, en Mapocho, cuando ya estaba siendo retirado de servicio, hacia 1968. Atrás se observa el histórico cartel de neones de "Aluminio el Mono", quizás el más famoso que haya tenido Santiago. Imagen de Josep Alsina, hoy en el archivo fotográfico del Museo Histórico Nacional.
He buscado y rebuscado información relativa al famoso cartel de neones animados de “Aluminio El Mono” que existió hasta los años ochenta y parte de los noventas en el sector de La Vega Central de Santiago, pleno Barrio de la Chimba, y que por décadas tiñó de colores ácidos este sector de la ciudad. Aunque la empresa fundada por los Fantuzzi era de Maipú, su enorme luminaria instalada junto al río Mapocho fue todo un símbolo del centro de la capital, siendo visible desde varios puntos de la misma y a veces a gran distancia, dadas sus generosamente enormes proporciones. Estaba en el tercer piso de un edificio de la calle Artesanos 871.

viernes, 8 de agosto de 2008

“ZAMORANO Y CAPERÁN”: LA PERDIDA SEDE NACIONAL DEL LIBRO

Actualización: imagen publicada en los álbumes Flickr de "Santiago Nostálgico", con la cuadra de Compañía llegando a la Plaza de Armas. Se observa la fachada del edificio con los locales de la "Relojería Tic-Tac" y, al lado, el cartel colgante de la Librería "Zamorano y Caperán", lamentablemente tapada por el microbus que circula por la calle.
Coordenadas: 33°26'18.80"S 70°39'5.37"W
Hasta principios del presente siglo XXI -que tan infausto ha sido para la historia patrimonial de Santiago de Chile en lo escaso que ya va de él-, una importante y prestigiosa librería se encontraba a un lado de la Plaza de Armas, en Compañía 1015: la inolvidable e hispanísima “Zamorano y Caperán”.
Casi compartiendo sus dependencias con las del solar parroquial de la Catedral de Santiago, esta librería y antes también casa editorial, fue fundada como por libreros de origen peninsular de apellidos Zamorano y Caperán a principios de la pasada centuria, y creo que ampliada ediciones de libros propios hacia los años veinte cuando ya era propietada por el empresario Fernando Zamorano o poco antes, convirtiéndose en una de las más importantes del país, junto a “Nascimento” y “Zig Zag”. Importantes libros de época fueron producidos bajo su sello, muchos de ellos en los talleres de la Imprenta Cervantes, en Agustinas 1354.

jueves, 7 de agosto de 2008

LA IGLESIA DE LA VERA CRUZ: UNA PEQUEÑA GIGANTE DE LA HISTORIA CAPITALINA

"Casa de Pedro de Valdivia y capilla Vera Cruz", según grabado de Recaredo S. Tornero para "Chile Ilustrado", 1872.
Coordenadas: 33°26'19.53"S 70°38'28.57"W
La historia de la parroquia roja ubicada en el corazón del bohemio y recreativo barrio de calle Lastarria, esquina Padre Luis de Valdivia, comienza en 1847, cuando llegó a Chile el representante de su Majestad Católica Isabel II de España, el Encargado de Negocios y Cónsul de la península, don Salvador de Tavira y Acosta. Con su arribo, inició de inmediato un plan de acercamiento y amistad con la ex colonia y dando pie a una nueva etapa en las relaciones exteriores de Santiago.
Antes de que los chilenos perdieran totalmente su sentido diplomático y estratégico, las relaciones entre Chile y España habían mejorado considerablemente con el reconocimiento hispano a la Independencia del país, el 25 de abril de 1844, y luego con la llegada del Cónsul Tavira y Acosta, quien traía en su maletín el tratado de amistad entre ambas naciones firmado por la Reina II y el representante chileno General Borgoño.

martes, 5 de agosto de 2008

NOTA SOBRE EL TESORO ARQUEOLÓGICO DESENTERRADO FRENTE AL TEATRO MUNICIPAL

Actualización: Imágenes tomadas por Tagua Tagua Constructores con los hallazgos durante los trabajos, actualmente en las vitrinas de los estacionamientos. Corresponden a los caños cerámicos del sistema de acueductos encontrado. Se observa a los operarios trabajando sobre una cobertura protectora de ladrillo que tenían estos ductos, y un decantador cerámico con protección de ladrillos, destinado a filtrar el agua.
Coordenadas: 33°26'25.76"S 70°38'50.39"W
Un fenomenal tesoro arqueológico emerge desde un costado del Teatro Municipal
Las excavaciones de un estacionamiento subterráneo se toparon con restos de la antigua Universidad de San Felipe.
Desde los cimientos del Teatro Municipal suenan ecos de un Santiago olvidado.
Lo hacen en la forma de fragmentos de cerámica indígena y de loza fina, como restos de un acueducto y a través del piso de huevillo de lo que muy probablemente fue el frontis de la Universidad de San Felipe, que funcionó allí entre 1764 y 1842.

MITOS Y REALIDADES SOBRE LOS CAÑONES DE LA MONEDA Y SUS “HERMANOS” EN LEBU

El "Furioso" en su ensillado original, en fotografía publicada por la revista "En Viaje" de 1964. Además de su montura perdida, se observa que el antiguo lugar de los cañones era en el patio de fondo de La Moneda.
Coordenadas: 33°26'33.99"S 70°39'14.00"W
En el Palacio de La Moneda existen dos viejos cañones coloniales de  tipo culebrina que le dan el nombre al sector del edificio: Patio de los Cañones, por el lado Norte. Están situados ambos lados de la entrada que da, a su vez, hacia el patio Sur. Lamentablemente, existen al menos dos mitos negativos sobre su presencia en este lugar, que correspondería abordar y desmentir para dormirle la lengua a algunos mitómamos muy poco responsables en el ejercicio de sus profesiones en la comunicación pública.
De bronce y de grandes dimensiones (tres metros de longitud), fueron bautizados "El Furioso" y "El Relámpago". Como sucede otros casos conocidos de esta clase de piezas, habían sido confeccionados por Johannes Espinossa en Lima por orden del Virrey del Perú don Manuel de Amat y Juniet, en 1772. Las inscripciones de la estructura señalan su procedencia. Originalmente, se los hizo para reforzar los fuertes hispanos que habían sido levantados en el Sur de Chile, pero después fueron incorporados al Ejército de Chile durante la Independencia e incluso utilizados en la defensa de Lebu en 1879, cuyo surtidor principal era vital para el abastecimiento de carbón.

LA CALLE PARA/DEL DOCTOR NATANIEL COX

Un microbus pasa frente al Teatro Continental por Nataniel Cox hacia la Alameda, en los años 60, cuando la dirección del tránsito en la arteria era inversa a la que se observa ahora. Imagen de los archivos de revista "Life".
Coordenadas: 33°26'42.30"S 70°39'14.92"W (inicio) 33°28'34.96"S 70°38'56.83"W (final)
Para la mayoría de los santiaguinos, el nombre del Doctor Agustín Nataniel Cox no evoca más que la prolongada vía de un sentido que se extiende desde la Alameda Bernardo O’Higgins hasta los deslindes con barrios de la zona Sur de la ciudad, cual continuación de Teatinos. Sin embargo, poco se dice del destacado médico que aportara su nombre a la misma arteria.
La vida me ha unido varias veces a esta misma gran calle, donde antaño se encontraba la antigua sede de la quinta de “Las Tejas”, según algunos viejos parroquianos del barrio. La lujuria estaba a cargo del extinto “Bar Ronnie” que, según dicen los que le conocieron hasta su desaparición hacia fines de los ochenta, era custodiado por un legendario enano guardia. El local que hoy ocupa el sitio del “Bar Ronnie” es igual de pecador, lleno de chiquillas felices, pero tiene otro nombre. Había por allí otro antro disfrazado de restaurante: “El Panameño”, junto a Parque Almagro, y al que tuve el infortunio de caer accidentalmente con unos compañeros universitarios en una hora de colación de 1990. Local hoy desaparecido, creo que tras un incendio ocurrido tiempo después de su cierre. Atendía en condiciones insalubres un cojo con la nariz tan quebrada, que casi la traía por una oreja más que al centro de su cara huesuda y asimétrica.

sábado, 2 de agosto de 2008

CAFÉ "EL OLIMPIA" DESCRITO EN UN PEQUEÑO TEXTO DE ORESTE PLATH

Calle Huérfanos, hacia los años veintes. El "Olimpia" se encontraba en Huérfanos 1045, en la cuadra entre Bandera y Ahumada, sector de la ciudad donde había otros célebres salones de té. En 1915, contaba ya con un Grill Room, salón de billar y cancha de palitroques (Guía "Turismo en Chile" de Fernando Valdivieso, Soc. Imprenta y Litografia Universo, 1915).
Coordenadas: 33°26'23.11"S 70°39'5.63"W
En la calle Huérfanos abría sus puertas un salón con una gran pista de baile. Tenía un horario en la tarde y en la noche, hasta la madrugada. Otra novedad que ofrecía a la hora del té era la proyección de películas mudas; fue el primer café con biógrafo (hoy cine), en que se exhibían las Aventuras de Saturnino Farandolas o de Maciste, de la industria italiana.

EL TERRORÍFICO CASO DE CARMEN PÉREZ PINOCHET, "LA MODELO MUTILADA"

Texto del periodista Sebastián Foncea M., tomado de la sección de especiales del diario "La Cuarta" (06 de diciembre de 2006), cuya publicación en internet sobre este famoso caso de la criminología santiaguina conocido para la posteridad como "La Modelo Descuartizada", puede ser vista haciendo clic aquí.
LA HISTORIA
En 1984 Patricia del Carmen Pérez Pinochet (24) compartía su tiempo entre el modelaje y la atención de un Rent a Car ubicado en el Hotel Carrera, donde conoció a un camarógrafo argentino que trabajaba de corresponsal para la cadena NBC en nuestro país. Los jóvenes simpatizaron e iniciaron una relación amorosa que tendría un dramático final. Con el correr de los meses la pareja se afiató y comenzó a viajar continuamente entre Santiago y Buenos Aires, pero todo se derrumbó cuando en agosto la mujer quedó embarazada. Luego de pensarlo detenidamente decidieron que la criatura que estaba en gestación no podía nacer, así que el 20 de noviembre viajaron desde la capital argentina a Santiago con la intención de interrumpir el embarazo.

EL MISTERIO DE LOS SUBTERRÁNEOS PERDIDOS BAJO LA CIUDAD

La leyenda de los cientos de pasadizos subterráneos atravesando la ciudad de Santiago por el subsuelo, ha sobrevivido a los siglos no sólo manteniendo su vigencia, sino también cobrando mayor fuera en el colectivo de los mitos urbanos, resistiéndose a morir con sus visos de realidad y sus exageraciones.
De existir, algunos de estos extraños túneles serían anteriores a los tiempos hispánicos, según reza el folclore probablemente inspirado en parte por casos célebres e internacionales, como el de las cavernas de Hércules en Toledo o la misteriosa ciudad subterránea turca de Derinkuyu. Otros semejarían a las famosas catacumbas de Roma o las galerías mortuorias de la ciudad de París, según la creencia. La mayoría de ellos, además, estarían ligados a la actividad de las órdenes religiosas, como las catacumbas de los primeros años del cristianismo, con la diferencia de que éstas se habrían construido como supuestos pasadizos subterráneos para comunicar secretamente los centros de los conventos, en especial los miembros de la orden de la Compañía de Jesús.

viernes, 1 de agosto de 2008

1909: LA CREACIÓN DE LA SOCIEDAD FOLCLÓRICA DE CHILE

El siguiente es un artículo originalmente fue publicado por el investigador Juan Bragassi Hurtado en la "Revista Centenario" el 25 de septiembre de 2007, y que puede ser observado en este link.
Hacia 1900, se aprecia un creciente cuestionamiento de los conceptos tradicionales, que orientaron y modelaron el funcionamiento interno de nuestro país.
Ello fue encabezado por un movimiento generacional, que reaccionó frente a los paradigmas oficiales afrancesados, adoptados con mayor o menor énfasis, por las variadas administraciones, que siguieron al período de la independencia nacional.
Dichos modelos, eran percibidos como artificiales y ajenos a nuestra realidad; así también, inútiles como solución a las necesidades de nuestro pueblo. Esto motivó en ellos, la búsqueda de los elementos que conforman nuestra identidad colectiva, explorando paralelamente, en la obra de personalidades, que demostraron un similar interés en décadas anteriores. Algunos de ellos fueron: Diego Barros Arana, José Victorino Lastarria, José Joaquín Vallejos (Jotabeche), Juan Francisco González, Benjamín Vicuña Mackenna y Nicolás Palacios.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook