domingo, 12 de octubre de 2008

LA PRIMERA CASA DEL COLEGIO “LA MAISONNETTE”

Alcalde Ravinet inaugurando la placa, el 13 de agosto de 1997 (imagen: Copesa)
Coordenadas: 33°26'33.32"S 70°38'27.26"W
Está en Marcoleta 387, entre Portugal y Lira. Casi no se la advierte entre las grandes construcciones del Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile, institución a la que hoy pertenece la casona, funcionando en ella el Centro de Otorrinolaringología. Una placa colocada en 1997 por la Municipalidad de Santiago señala el importante pedazo de historia que sobrevive en este sitio, en ese barrio de profesionales y universitarios que caminan nerviosos esquivando los vehículos de la estrecha calle.
Allí, precisamente, fue fundado el prestigioso Colegio La Maisonnette por la educadora y escritora Gabriela Yáñez de Figueroa, el 1º de abril de 1936. Inicialmente, era un proyecto para alumnado mixto, de características revolucionarias, con un plan de instrucción educativa que mezclaba ambientes de desarrollo personal para los niños con ciertos toques lúdicos que resultaban toda una innovación en la época, en especial dentro de un colegio de orientación cristiana. Tenía apenas 10 alumnos repartidos en sólo dos salas, con doña Gabriela como única profesora.

Egresó su primera generación de alumnas en 1947. En el año anterior, además, había aparecido el primer ejemplar de la revista propia del colegio: "La Voz de La Maisonnette", que se publica hasta nuestros días.
El éxito y el crecimiento obligaron a la casa educacional a trasladarse al año siguiente de su fundación hasta Bellavista y, al poco tiempo, La Concepción, desde donde emigró a Pedro de Valdivia. Al crecimiento del colegio influyó la llegada de muchos niños refugiados provenientes desde Europa, tras comenzar la Segunda Guerra Mundial, como españoles y judíos. También abrió sus puertas a hijos de familias separadas, que no eran acogidos en los rígidos colegios católicos tradicionales de entonces. Finalmente, en 1964, llega a su sede actual en Luis Pasteur, en Vitacura.Sin embargo, el recuerdo de sus inicios en esa vieja casona de Marcoleta sobrevive hasta nuestros días como una bella nostalgia histórica de la ciudad.
Doña Gabriela Yáñez, o Madame Gabriela como le llamaban sus alumnas, falleció el 13 de agosto de 1996, tras 92 prolíficos años. Al cumplirse el primer aniversario de su partida, y con el Colegio de La Maisonnette celebrando sus 61 años de vida, la Ilustre Municipalidad de Santiago decidió inmortalizar la memoria histórica de la casona con la inauguración de una placa conmemorativa. A su descubrimiento oficial asistieron el entonces Alcalde Jaime Ravinet y su señora Ximena Lyon, ex alumna de La Maisonnette, además de Gonzalo Figueroa Yáñez, hijo de Madame Gabriela.
Durante la inauguración de la placa, el Alcalde Ravinet declaró emocionado pero en tono humorístico:
“Estoy casado con una alumna de La Maisonnette, mis hijas estudiaron en La Maisonnette y muchas niñas que me gustaron también eran de allí. Creo que si hubiera sido mujer me habría encantado estudiar en La Maisonnette”.
La placa estaba originalmente colocada junto a su puerta, pero en una remodelación posterior fue trasladada hasta otro lugar de la fachada de la casona, un poco más alta y por encima de las ventanas del primero de sus tres niveles.
El año 2007, el diario “El Mercurio” hizo un ranking con las mujeres más importantes de la actualidad chilena. De las cien elegidas, ocho eran ex alumnas de La Maisonnette: Andrea Eluchans, Marcela Cubillos, Andrea Tokman, Mercedes Ducci, Cecilia García Huidobro, María Paz Ojeda, Bernardita Ojeda y Natalia del Campo.
Esto respalda la plena vigencia de la tradición y la eficacia educacional iniciada en esa casona de Marcoleta 387.
La placa conmemorativa en su actual posición.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook