lunes, 8 de septiembre de 2008

MISTERIO RESUELTO: UNA PLACA PARA JOSÉ ALFONSO EN UNA CASONA DEL CENTRO



Don José Alfonso.
Coordenadas: 33°26'18.10"S 70°38'6.68"W
En la esquina de Av. Vicuña Mackenna con calle Carabineros de Chile, en la primera cuadra desde Plaza Baquedano hacia el Sur, existe una casona de tintes Tudor y de dos pisos, con el estilo del cambio de siglo y las ventanas de arcos.
En el exterior del inmueble, existe una placa del Instituto de Conmemoración Histórica en la que se homenajea al ex ministro y jurista chileno don José Alfonso, provocándome algunas confusiones sobre la razón de tal alusión en esta casona.
Efectivamente, una placa se encuentra en el muro que da a calle Carabineros de Chile, y tiene la siguiente inscripción:
1832 – 1909
JOSÉ ALFONSO
MINISTRO DE RELACIONES
EXTERIORES Y DE HACIENDA.
JUEZ. MINISTRO DE LA CORTE
SUPREMA Y JURISCONSULTO.
CONSEJERO DE ESTADO
-:-
INSTITUTO DE CONMEMORACIÓN
HISTÓRICA
1960
Para complementar y rectificar la información sobre la placa, cabe agregar que don José A. Alfonso Cavada nació en La Serena y murió en Santiago, en los años señalados al inicio de la inscripción. Tras jurar como abogado, incursionó también en la política. Tenía ideas de orientación radicalista. Pese a su escasa experiencia en estas aguas y tras trabajar como Juez de Comercio en Valparaíso, ocupó el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Presidentes Federico Errázuriz Zañartu y Aníbal Pinto. Lamentablemente, esta gestión se vio opacada por su participación en el proceso final de entrega de la Patagonia, que muchos visualizan en la Misión Barros Arana en el Plata, bajo su ejercicio en la Cancillería. Fue padre del referido Alfonso del Río (hay una errata en la información del Instituto, por lo tanto).
Alfonso también participó como Auditor de Guerra, aunque después de estas experiencias regresó a sus actividades en los altos tribunales del país, donde realmente brilló como Ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso y de la Suprema. También fue Ministro de Hacienda del Presidente Domingo Santa María, destacando en este período su ordenamiento de la hacienda pública.
En general, y a pesar de sus servicios para el Gobierno Central, la vida de Alfonso estuvo ligada principalmente al puerto de Valparaíso. Por eso nos llamó la atención la existencia de esta placa colocada en una casa de Santiago, tan cerca del Centro. Casona que fue diseñada por el arquitecto Esteban Barbieri, el mismo diseñador de la Casa García de Ñuñoa y que, según consulté a sus moradores (un tanto hostiles o desconfiados, me parecieron), actualmente está siendo utilizada por un Ministerio. El problema es que Barbieri es posterior a la época de Alfonso, de modo que nos rondaron nuevas dudas sobre la intención conmemorativa de la placa colocada en esta vieja casona.
Por esta razón, decidí enviar por e-mail una carta, dirigida al buzón de la Academia Chilena de la Historia, formulando las consultas correspondientes a la señalada placa homenaje para José Alfonso.
Existen otros caminos para resolver el asunto, pero ésta, particularmente, me resultó ser una demostrada buena y rápida idea. A los pocos días, contestó muy amablemente la Coordinadora de la Academia, en los siguientes términos:
“Estimado señor:
Le escribo en relación con su inquietud acerca de la razón por la que el Instituto de Conmemoración Histórica instaló una placa en la casa ubicada en la esquina de Vicuña Mackenna con la calle Carabineros de Chile. Consultada la publicación oficial de esta institución, el Anuario del Instituto de Conmemoración Histórica de Chile, específicamente el Número 1 del año 1996, que incluye un catastro de todas las placas y monolitos instalados por dicha entidad desde su creación se indica:
"Nº 67-. 26 de noviembre de 1960: José Alfonso del Barrio. Lápida en calle de su nombre, esq. Av. Vicuña Mackenna: José Alfonso, 1832-1909. Ministro de RR. Exteriores y de Hacienda. Juez. Ministro de la Corte Suprema y jurisconsulto. Consejero de Estado. Instituto de Conmemoración Histórica, 1960". pág. 60
Todo indica que la lápida fue instalada en ese lugar para ilustrar a los transeúntes respecto de quién fue el personaje con cuyo nombre fue bautizada la calle en cuestión. En algún momento ella fue rebautizada (llamándose ahora Carabineros de Chile) lo que ha hecho que la placa pierda su sentido en ese lugar. Esta apreciación es compartida también por el actual presidente del Instituto don Sergio Martínez Baeza.
Le saluda muy cordialmente,
Antonia Rebolledo Hernández
Coordinadora
Academia Chilena de la Historia
Almirante Montt 454, Santiago, Centro
Clasificador 245
Fono Fax 63 99 323
Página web www.institutodechile.cl/historia
Quise reproducir esta nota-respuesta como agradecimiento y reconocimiento a la eficiencia y a la disponibilidad de la Academia Chilena de la Historia para entregarme la información necesaria, en una época donde muchos cultores de la historia toman el valor de esta ciencia casi como un tesoro personal y egoísta.
Por mi parte sólo puedo agregar que, según los antecedentes que averigüé posteriormente, el nombre de la calle dedicada a don José Alfonso habría sido cambiado al de Carabineros de Chile en algún momento del Régimen Militar, cuando se hizo la plaza y el monumento a los héroes y mártires de la institución uniformada.
Misterio resuelto, entonces... Preguntando se llega Roma y a Alfonso.

2 comentarios:

Unknown dijo...

el personaje en cuestión es José Alfonso Cavada, al que se esta confundiendo con su hijo que es Alfono del Barrio.

Criss Salazar dijo...

Sí, lo sé, gracias. La biografía que presento aquí es de don José Alfonso Cavada. Lo que sucede es que, según el Instituto histórico, la calle se llamaba José Alfonso no por él, sino por su hijo (Alfonso del Barrio), aunque la placa conmemorativa allí esté edicada a su señor padre (Alfonso Cavada) y no de él.

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook