miércoles, 17 de septiembre de 2008

GERMÁN TENDERINI, EL PRIMER HÉROE-MÁRTIR DE LOS BOMBEROS DE SANTIAGO

Germán Tenderini (1828 - 1870)
Coordenadas: 33°26'33.88"S 70°38'48.57"W (inicio) 33°26'26.15"S 70°38'50.26"W (final) 33°26'27.21"S 70°38'50.25"W (busto conmemorativo)
Todo el mundo ubica la calle que recorre paralela a Mac Iver dos cuadras desde la Alameda Bernardo O’Higgins hasta Agustinas, pasando por locales de comida rápida, tiendas de ollería, importadoras de abarrotes y una cuadra completa ocupada por el muro oriente del Teatro Municipal.
Todos saben lo que allí encontrarán, también: tarotistas, restaurantes, cafés, un monumento a W. A. Mozart, pilotes con enormes cadenas cerrándole el paso a los vehículos. Todos saben también lo que hay en los locales comerciales de la primera cuadra, por los pasajes del costado: joyerías, tiendas de antigüedades, casas de instrumentos musicales y los últimos negocios de revelado y fotografía que sobreviven en la era de la cámara digital.
Algunos personajes ilustres han vivido por acá, desde que fuera abierta la calle desde Agustinas hasta la Alameda de las Delicias a fines de los años veinte. En el departamento 40 del número 85 de la calle, por ejemplo, residía hacia los años sesenta el Diputado radical Víctor Manuel Flores Castelli. En el 127 estaba el estudio del diseñador Carlos Garretón Señoret, uno de los mueblistas más cotizados de su época. En el número 26 funcionó también una importante empresa de ingeniería: A. Montero y Cía.
Hacia Agustinas, un elegante café para intelectuales, un prestigioso restaurante de comida italiana, el ex edificio Paramount de líneas egipcias y la entrada a la Sociedad Nacional Agricultura y a sus estudios radiales… Y el busto de bronce de un bombero.
En fin, todos conocen la calle Tenderini y, sin embargo, nadie parece conocer la historia del hombre que le da nombre a la misma, ni su vinculación con el lugar, con el Teatro Municipal, con el Cuerpo de Bomberos de Santiago, o con el heroico acto de servicio que le costara la vida justo allá, al final de esta calle peatonal, ahí donde hoy se terminan los trabajos de los estacionamientos subterráneos de calle Agustinas.
Teatro municipal después del incendio de 1870.
No puede culparse a las masas por este desconocimiento, sin embargo. Aun cuando se homenajee correspondientemente a Germán Tenderini con ese busto junto al muro del teatro, existen muchos puntos nebulosos y desconocidos de su vida, que se advierten al tratar de estudiar las escasas biografías que circulan de él.
Germán Tenderini y Vacca nació en el pueblo toscano de Carrara, en 1828, poblado italiano reconocido internacionalmente por sus artesanías e industrias de trabajo en mármol. Hijo de Juan Bautista y Zenobia Tenderini (ella de apellido Vascá cuando soltera, según algunas fuentes), la familia también participaba de este oficio, por lo que trabajó en él desde niño y en duras condiciones, hasta cerca ya de su juventud.
Su vocación de servicio quedó manifiesta cuando tuvo lugar la devastadora epidemia de cólera en Italia, durante la cual trabajó como voluntario para asistir enfermos y trasladar ayuda. Destacó de tal manera en estas labores, que el Gobierno de Roma le otorgó un reconocimiento público y hasta le ofreció premiarlo con el título de Barón, distinción que el joven héroe rechazó por las tendencias progresistas de sus ideas, inspiradas por teorías sociales y románticas.
Entre muchas de las incertidumbres que rondan su vida, se desconoce la razón por la que viajó después hasta Chile con su madre y de su hermano Uldaricio, hacia 1856, probablemente por alguna situación relacionada con la reciente unificación italiana. Acá se dedicó a trabajar también el arte del mármol y se integró a la Masonería de Chile, siendo invitado a la Logia Nº 5 “Justicia y Libertad”.
Su sentido vocacional de servicio, además de su liderazgo innato, se impuso otra vez, llevándole a fundar un taller-escuela para la enseñanza de aprendizaje en técnicas manuales y artesanía. Fiel a sus ideas, se integró al Club de la Reforma y se hizo miembro de la Sociedad de Artesanos La Unión y al Club de Obreros, ambos relacionados con la masonería, y desde los cuales ayudó a organizar a trabajadores y artesanos en torno a la protección de sus derechos.
Segunda cuadra de Tenderini, donde están los bustos de bronce.
Busto de bronce de Germán Tenderini junto al teatro. Se encuentra tras unas rejas. Fue inaugurado el 17 de septiembre de 1957 y su obra artística quedó encargada a E. Montecino.
Actualización: Cripta  de  Tenderini en el Cementerio General, en fotografía que nos envía una de sus descendientes mostrando cómo lucía antes de ser vandalizada. El ángel de mármol que se observa en la misma despareció.
Estando aún viva su madre, conoce a doña Antonia Bustamante Sepúlveda, de quien se enamora perdidamente aunque sin contraer matrimonio, pues no creía en los vínculos sagrados de la Iglesia y en aquellos años no existía el matrimonio civil. Sin embargo, su mujer cayó gravemente enferma y, estando ella en peligro muerte, Tenderini decidió desposarla en ceremonia religiosa del 9 de noviembre de 1867. Para su fortuna, ella no murió.
A partir de diciembre de 1863, luego del fatídico incendio de la Iglesia de Compañía de Jesús, se había comenzado a citar a voluntarios que quisieran integrar el Cuerpo de Bomberos que estaba fundándose. Tenderini ingresó a la Compañía de Guardia de Propiedad el 13 de octubre de 1865.
En 1867, fue ascendido a Sargento Cuarto, y al año siguiente Teniente Cuarto. Sus propios compañeros le concedieron el grado de Teniente Tercero de la Cuarta Compañía “Salvadores” en julio de 1868, al quedar vacante el cargo. Fue reelegido en este grado para el período 1869-1870, en reconocimiento a su heroísmo y audacia, mismas virtudes que lo llevarían a la muerte, sin embargo.
El 8 de diciembre de 1870, se declaró un incendio en el Teatro Municipal de Santiago, por fortuna sólo poco después de concluida una presentación en sus escenarios y cuando el público acababa de retirarse.
Germán Tenderini fue el primero en llegar respondiendo a la alarma, encontrándose con el edificio en llamas que, de cundir, podrían haber provocado un desastre como el de Valparaíso en 1843. Allí se encontraría con su colega Arturo Villarroel, futuro héroe de la Guerra del Pacífico apodado "El General Dinamita". Fueron recibidos por quien trabajaba como portero del teatro, Santiago Quintanilla, quien le abrió las puertas y le acompañó al interior del infierno para detectar y atacar el foco principal del fuego.
Los demás bomberos llegaron cuando las llamas ya abrazaban la construcción por todos sus costados y el fuego bramaba exhalando humo por las ventanas del teatro. Nadie advirtió que Tenderini ya se encontraba adentro, y que por esta razón no respondía a los llamados de sus compañeros de uniforme.
Vista de la segunda cuadra de Tenderini. Perfil del busto de W. A. Mozart.
Vista del pasaje Tenderini en la primera cuadra, hacia la Alameda.
Otro busto de Germán Tenderini, en la Sexta Compañía de Bomberos (imagen tomada del sitio web de la compañía).
Cuando volvieron al Cuartel y pasaron lista, quedó clara su ausencia, y comenzó a temerse lo peor. La triste realidad quedó en evidencia durante las inspecciones realizadas dentro del edificio siniestrado, cuando se encontró el cuerpo calcinado del héroe al lado del escenario del Teatro Municipal. Quintanilla también había fallecido.
El otro de los primeros bomberos que había llegado al lugar y que alcanzó a ver con vida a Tenderini, Villaroel, sólo pudo dar su testimonio después de haberse recuperado de la asfixia. En su informe detalla los angustiantes y dramáticos últimos momentos de Tenderini y Quintanilla, antes de caer sofocados por los humos.
Germán Tenderini fue, así mucho más que el nombre homenajear en una calle del centro de Santiago, cuando ésta se abrió entre las calles Clara (Mac Iver) y San Antonio. Por algunos años, la 6ª Compañía de Bomberos de Santiago publicaba también una revista institucional con el apellido del héroe, y en el primer centenario del Teatro Municipal, la Ilustre Municipalidad de Santiago hizo levantar el 17 de septiembre de 1957 un busto de bronce en el lugar, que aún se encuentra allí recordando su sacrificio.
Tenderini correspondió al primer mártir del Cuerpo de Bomberos de Santiago, y su ejemplo ha sido espejo de rectitud y sacrificio para esta institución de voluntarios que sigue constituyendo un ejemplo elogiado en el mundo entero.

9 comentarios:

WALTER FORAL LIEBSCH dijo...

SEGUIMOS CONFUNDIENDO HEROES CON MARTIRES...
LOS MINEROS RESCATADOS EN COPIAPO NO SON HEROES NI MARTIRES.
LOS MUERTOS EN LA IGLESIA LA COMPAÑIA SON MARTIRES.
HAY CARABINEROS ASESINADOS POR MARXISTAS QUE FUERON MARTIRES, Y OTROS QUE SON HERORES, COMO EL CARABINERO FABRIZIANO GONZALEZ MUERTO EL 11 DE SEPTIEMBRE DEL 73 AL TRATAR DE RESCATAR A UN COMPAÑERO HERIDO POR LAS BALAS TERRORISTAS.
UN BOMBERO QUE MUERE EN UN INCENDIO PRODUCTO DE DERRUMBE, ASFIXIA,... NO ES UN HEROE, TAN SOLO ES UN MARTIR.
AUNQUE HAY MARTIRES Y MARTIRES. MARTIRES FUERON LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS Y ASESINADOS POR LOS ROMANOS. Y NO SON MARTIRES NI HERORES LOS TERRORISTAS MARXISTAS ASESINOS DE CARABINEROS EN CHILE NI MENOS LOS QUE MASACRARON PUEBLOS EN TODO EL MUNDO COMO MERCENARIOS INTERNACIONALISTAS.
ESTA BUENO QUE DE UNA VEZ SE CALIFIQUE COMO SE ES DEBIDO.
Walter Foral liebsch

Criss dijo...

Comprendo el punto, don Walter, pero en mi criterio el Bombero Voluntario es un héroe desde el momento en que entra en la institución sabiendo que desafía al dedo de la muerte en cada acto de servicio y por sola vocación personal. Distinto sería si fuese parte de los riesgos de accidente de trabajo o si sólo se tratase de víctimas inocentes accidentales. Como en el caso de Jeanne D'Arc, William Wallace o los hermanos Carrera, no creo que el carácter de héroe sea inverso o compita con el de mártir en un mismo personaje... Cosa muy distinta es cuando se intena construir el carácter martirial y/o heroico de alguna figura a través del mero discurso victimista o de la canonización política, por ejemplo.

Leandro tenderini dijo...

Hola que tal mi nombre es Leandro Tenderini soy Tataranieto de German Tenderi entre aquí por que quisiera contactarme con mas familia de el creo que tubo mas hijos por eso que si alguien sabe algo de su otros hijos por favor contacta con migo a tecleandro@gmail.com pn mi facebok lenadro tenderini

Joaquín dijo...

Agradezco la información del articulo. A don Leandro Tenderini: acabo de enviarle un mensaje por correo electrónico por motivo de aclaraciones genealógicas.

Joaquín dijo...

Agradezco la información del articulo. A don Leandro Tenderini: acabo de enviarle un mensaje por correo electrónico por motivo de aclaraciones genealógicas.

Leandro tenderini dijo...

Joaquín, muchas gracias por tu ayuda e interés, pero debo decir que el correo que puse anteriormente esta fuera de servicio y por ende no me llego tu información, actualizo mi correo electrónico ojala no causando molestias y pedirte si me lo puedes enviar de nuevo. tecleandro21@gmail.com o asuk2186@gmail.com.....Muchas Gracias.

Leandro tenderini dijo...

Joaquín, muchas gracias por tu ayuda e interés, pero debo decir que el correo que puse anteriormente esta fuera de servicio y por ende no me llego tu información, actualizo mi correo electrónico ojala no causando molestias y pedirte si me lo puedes enviar de nuevo. tecleandro21@gmail.com o asuk2186@gmail.com.....Muchas Gracias.

Leandro tenderini dijo...

Joaquín, muchas gracias por tu ayuda e interés, pero debo decir que el correo que puse anteriormente esta fuera de servicio y por ende no me llego tu información, actualizo mi correo electrónico ojala no causando molestias y pedirte si me lo puedes enviar de nuevo. tecleandro21@gmail.com o asuk2186@gmail.com.....Muchas Gracias.

Leandro tenderini dijo...

Joaquín, muchas gracias por tu ayuda e interés, pero debo decir que el correo que puse anteriormente esta fuera de servicio y por ende no me llego tu información, actualizo mi correo electrónico ojala no causando molestias y pedirte si me lo puedes enviar de nuevo. tecleandro21@gmail.com o asuk2186@gmail.com.....Muchas Gracias.

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook